02 Midrash Shemot

  • View
    3.521

  • Download
    11

Embed Size (px)

Text of 02 Midrash Shemot

El Midrash Dice

Midrash

EL MIDRASH DICE

Shemot

El Midrash Dice

Midrash

SHEMOT

Shemot

El Midrash Dice

Midrash

El xodoEl Midrash dice

Era la maana del quince de Nisn de 2448. La tierra de Egipto estaba atestada de los muertos y de los expirantes. No todos los primognitos haban muerto inmediatamente; Hashem distribuy juicio individual a cada primognito. Algunos perecieron inmediatamente, otros permanecieron retorcindose en agona hasta la maana, y todava otros sufrieron de la Plaga por tres das y solo entonces expiraron. No habla una sola casa Egipcia en la cual no hubiera cinco o diez difuntos, porque adems del primognito, Hashem destruy aquellos depravados Egipcios que se opusieron a la redencin de los Benei Israel. No obstante, los egipcios permanecieron con sus muertos, En lugar de ello, todos ellos se apresuraron a Goshen con animales y carretas, implorando a los Benei Israel a partir porque pensaron, "Todos nosotros moriremos pronto." Antes de su partida los Benei Israel solicitaron a sus vecinos Egipcios oro, plata, y vestimentas porque recordaron bien la orden de Mosh. Mosh les haba informado a ellos que Hashem le haba dicho a l, "Por favor di al pueblo que cada uno debe pedir su vecino Egipcio oro, plata, y vasijas. As la promesa que Yo le consagr a su antepasado Abraham de que saldran fuera de Egipto con grandes riquezas ser cumplida." Por qu Hashem formul su mandamiento a Mosh como una splica, diciendo a Mosh, "Por favor di al pueblo...?" La respuesta puede ser comprendida con la ayuda de la siguiente parbola: Un hombre pas muchos aos de su vida bajo condiciones increbles en un campamento de trabajo siberiano. Finalmente le fue dicho, "Maana seris liberado! Tambin recibiris una fortuna al partir!" "pensis que yo quiero dinero?" el hombre replic. "Djenme slo experimentar el momento cuando sea realmente liberado de este lugar, y me dar prisa y partir felizmente sin siquiera un centavo." Por eso, Hashem tema que los Benei Israel, una vez concedidos su libertad, tendran prisa de huir e ignoraran el precepto de solicitar de los Egipcios dinero. El por consiguiente lo precedi con una splica especial de que su mandamiento fuera observado. Al principio, los egipcios intentaron negar que poseyeran cualquier objeto de valor. Sin embargo, los Benei Israel les describieron la ubicacin exacta, forma, y cantidad de estasShemot

El Midrash Dice

Midrash

posesiones ya que haban buscado por todas partes de las casas de los Egipcios a fondo durante los das de Oscuridad. Los Egipcios por lo tanto no slo les entregaron a ellos las cosas que demandaron, sino que entregaron dos de cada, diciendo, "Tomad el doble de cantidad, y slo vyanse!" Los Benei Israel vaciaron a Egipto de su riqueza. Ellos estaban legalmente habilitados a todo el dinero que recibieron a causa de la propiedad que dejaban tras de s tanto tambin por los doscientos diez aos de labor esclava impaga. Era parte del castigo de los egipcios el que fueran forzados regalar sus fortunas a los Benei Israel Al cocinero principal del palacio real le fue entregada una considerable suma de dinero con la que comprar un pescado para la comida del rey. El retorn con un maloliente pescado en el cual haba empleado la suma entera de dinero. Cuando el rey escucho acerca de esto, dijo, "Sers castigado por tu negligencia! Escoged entre comer este pescado, pagar por l, o ser azotado con cien azotes!" "Permitidme comer el pescado" replic el cocinero. Comenz a masticarlo pero fue tan repulsado por el mal olor que no pudo continuar "Yo preferira recibir la paliza," dijo. Los soldados del rey lo tomaron y comenzaron a azotarlo. Cuando l sinti el ltigo henderse sobre su cuerpo, grit de dolor. "Parad! Prefiero pagar!" As l pag el valor total del pescado despus de haber probado de l y haber sentido el ltigo tambin. Similarmente, el Faran y los Egipcios pagaron caramente por sus crmenes contra los Benei Israel. Primero, plagas fueron infligidas sobre sus cuerpos, y luego por aadidura, tuvieron que reembolsar a los Judos con oro y plata. Todo individuo Judo que abandon Egipto llev consigo noventa burros cargados con oro, plata y perlas. Mientras los Benei Israel se ocuparon ellos mismos con la Mitzv de llevarse la riqueza de Egipto, Mosh estaba comprometido en una mitzv diferente. El estaba preparando el atad de Iosef para llevarlo para ser enterrado en Eretz Israel (como los hijos de Iosef habian prometido hacer). Mosh se esforz l mismo por tres das intentando localizar el atad de Iosef, pero su bsqueda fue infructuosa. Finalmente, l encontr a Seraj bat Asher, una mujer anciana, quien recordaba los eventos en el tiempo de la muerte de Iosef. Ella condujo a Mosh a un cierto paraje junto al Nilo y, sealando al ro, le revel a l, "Los magos del Faran colocaron el cadver de Iosef en un atad de metal y lo hundieron en el Nilo!"

Shemot

El Midrash Dice

Midrash

La razn por la cual los magos del Faran haban enterrado a losef en el Nilo era su deseo de detener a los judos para siempre. Ellos dijeron al Faran, "Los Judos han prometido a Iosef enterrarlo un Eretz Israel. Si su atad fuera ocultado y ellos no pudieran recuperarlo, no podrn nunca partir." Ms an, los astrlogos crean que las aguas del Nilo seran bendecidas por la presencia de los restos de Iosef. Mosh, parado junto a la orilla del Nilo, llam, "Iosef, Iosef! Ha llegado el tiempo para que Hashem cumpla Su juramento de redimir a los Benei Israel, y ha llegado el tiempo de cumplir nuestro juramento para con vos. Si t te presentas nosotros llevaremos tu atad, mas si no, estamos absueltos de nuestro juramento!" Mosh lanz una placa de metal dentro del ro sobre la cual el Nombre Divino haba sido grabado. Inmediatamente, el atad se puso a flote. * *Existen varias versiones; de acuerdo con una, Mosh cort la copa de losef en cuatro partes, grabando en cada parte una imagen diferente- un len, un buey, un guila, y un ser humano. Primero arroj la lmina con la imagen del buey en el Nilo, llamando, "losef, presntate," pero el atad no apareci. El fue igualmente desafortunado con las imgenes del len y del guila. Slo cuando lanz la lmina con el ser humano sobre ella dentro del ro y exclam, "Iosef, la shejin est esperndote a ti," el atad apareci flotando (Midrash Hagadol. Vaiej). Otro Midrash aade que la imagen del buey permaneci en la mano de Mosh, y l la entreg a una mujer que ms tarde la dio a manos de los fabricantes de la Imagen de oro en el desierto. Cuando ellos lanzaron la lmina con el buey sobre ella dentro del fuego, un becerro emergi (Grunhut, Midrash Shir Hashirim 1:11). Es seguro que estos Midrshim no deben interpretados superficialmente sino son de un profundo significado espiritual. La habilidad de Mosh para hacer ascender un atad de metal a la superficie del ro no debera asombrarnos si nosotros consideramos que esta hazaa fue llevada a cabo incluso por una persona inferior a Mosh por el profeta Elish, generaciones ms tarde: Los estudiantes del profeta Elish fueron al Ro lardn (Jordn) para cortar vigas (con el propsito de construir para ellos un nuevo Beit Hamidrash). La cabeza del hacha de uno de los estudiantes cay dentro del ro. "Ay, maestro," l exclam a Elish, "es prestada!"

Shemot

El Midrash Dice

Midrash

Elish le pregunt, "Dnde cay?" El estudiante seal el lugar. Elish cort una vara, la arroj dentro del Ro lardn (Jordn) y la pieza de hierro se puso a flote. El estudiante extendi su mano y la recuper. Esta historia est relatada en el Tanaj para traer a nuestra comprensin la grandeza de los profetas. Elish fue capaz de revertir las leyes de la fsica, a su decreto, madera se hundi dentro del agua as como piedra y hierro flotaron a la superficie como madera, Mosh prepar el atad de Iosef para el viaje y tambin los restos de todos los otros hijos de Iaacov los que fueron transportados a Eretz Israel cada uno por el nas de la Tribu." Al atad de Iosef le fue conferido el honor especial de ser transportado a travs del desierto lado a lado con el arn (arca) el cual contena las lujot. Cuando transentes inquiran, "Qu arca es sta que acompaa el arca de la shejin,?" ellos eran respondidos, "Durante toda su vida, el que descansa all dentro cumpli todos los mandamientos inscriptos sobre las lujot del arn." Cmo deducimos nosotros de la Tor que Iosef observ todos los Diez Mandamientos? El demostr la creencia en "Yo soy Hashem, nuestro Di-s" porque l dijo a sus hermanos, "Estoy yo en el lugar de Di-s" (Bereshit 50:19). El no tuvo otros dioses porque afirm, "Yo temo a Di-s" (Bereshit 42:18). El no pronunci el Nombre de Hashem en vano porque cuando hizo un falso juramento, jur por la vida del Faran y no por Hashem (Bereshit 42:15). El observ Shabat, comandando que las comidas de Shabat fueran preparadas con anticipacin (Bereshit 43:16). El honr a su padre, obrando de acuerdo con su deseo de visitar a sus hermanos en Shejem a pesar del peligro que ello ocasionaba para l (Bereshit 37:13). El cumpli la prohibicin contra el asesinato, rehusando obedecer la demanda de la esposa de Potifar de asesinar a su amo. El no cometi adulterio con la esposa de Potifar.

Shemot

El Midrash Dice

Midrash

El era cauto del hurto, no robando ningn dinero de la fortuna que recolectaba durante los aos de hambruna, sino lealmente entregndola al Faran. El nunca revel a su padre que sus hermanos lo haban vendido. Si se refren de relatar una cuestin que era cierta porque consideraba su descubrimiento incorrecto, ciertamente no mentira, transgrediendo la prohibicin de dar falso testimonio. El cumpli el mandamiento, "T no codiciars!" porque l no dese a la esposa de Potifar Adems, nosotros encontramos en la Tor que Iosef no transgredi la prohibicin de odiar al hermano (Vaikr 19:17) ni la prohibicin de tomar revancha o guardar rencor (ibid. 19:18). Cuando l se revel a los herma