Algunos ingenios del agua en la prehistoria y en el mundo antiguo.pdf

  • View
    219

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • 7/26/2019 Algunos ingenios del agua en la prehistoria y en el mundo antiguo.pdf

    1/8

    El agua fue el medio en el que sedesarroll el primer ger-men de vida en nuestro planeta. Debemos recor-dar, a la vez, que el agua es el contribuyente msimportante de los seres vivos y que sirve paraconservar sus propiedades. En el hombre adultose encuentra en un 6070%, llegando a alcanzar

    en otros tejidos un 85%.Desde el origen del hombre, el agua estligada a la vida de los seres humanos. Los prime-

    ros grupos tribales y hordas buscaron lugares yzonas en las que el agua fuera un bien ms omenos estable. Sin embargo este bien tan precia-do es la base para el crecimiento y desarrollo delas plantas y es la vida para los mismos animales.Por tanto, los primeros hombres tenan en la basede su ecosistema las plantas y los animales que se

    abastecan como l, del agua. Siguiendo a losanimales en sus emigraciones encontraran elagua y los acechara para abatirlos en momentos

    GAZSEHAn 1, febrero 2006.

    SOCIEDAD ESPAOLA DE HISTORIA DE LA ARQUEOLOGIA I

    Algunos ingenios del agua

    en la Prehistoria

    y en el Mundo Antiguo.

    SV

    Albofilia o noria de Crdoba

  • 7/26/2019 Algunos ingenios del agua en la prehistoria y en el mundo antiguo.pdf

    2/8

    de descuido empleando tiles o tcnicas de caza.En los alrededores de los ros, lagos y costasmarinas se generan importantes fuentes de vidaanimal y vegetal, que siguen sirviendo de ali-

    mento al hombre en la actualidad.La caza y la recoleccin no debieron produ-

    cir cambios sustanciales en el ecosistema paraencontrar suministros o abastecimientos de ali-mentos. Los primeros grupos humanos, desde elPaleoltico Inferior, empleaban el agua y los

    bebederos para cazar y sorprender a los animaleso bien los acorralaban dirigindoles hacia tierras

    pantanosas, fuertes corrientes de agua o pozos-trampa en los fondos fluviales. Adems el aguase emple como vehculo para transmitir venenoy abatir a animales o

    peces. A stos ltimos seles poda pescar tambintromando las aguas o

    desecando parte de los

    cauces.

    A partir de que elhombre, en diversas par-tes del mundo, se hicierasedentario, ser cuando

    paulatinamente se pro-duzcan los cambios pro-gresivos en el ecosiste-ma. El hombre alterarlos sistemas productivose idear los primerosingeniospara la distribu-cin de las aguas, desviando los cursos normalesde las corrientes fluviales. Tal vez imitara en los

    primeros estadios culturales a los castores paradesviar corrientes fluviales. A la vez, situ loscampamentos y las cabaas junto a las lagunas oredes fluviales.

    Los primeros cambios realizados en los cur-sos de agua que dejaron cierta huella o constan-cia proceden de Asia Turqua y Prximo Oriente.

    Las zonas frtiles cercanas a las grandescorrientes de agua promoveran las primerascanalizaciones para distribuir las aguas entre lastierras cercanas. Los poblados neolticos se asen-taran junto a estas tierras en las cercanas de los

    ros Efrates y Tigris, Nilo e Indo, dnde encon-tramos vestigios de plantas cultivadas entre el8.000 y el 1.500 aos a.C. As del ao 1.300 a.C.,se han conservado algunas tablillas en las que se

    representan los campos y la ciudad de Nippur enMesopotamia, como en Ugarit Siria se detec-taron importantes canalizaciones de agua y pisci-nas en los palacios y residencias de las Edadesdel Bronce. En Egipto se han conservado nume-rosos vestigios pintados o grabados, en los que serepresentan escenas de riego y recoleccin dediferentes frutos y plantas en los campos regados

    por el agua.En la Pennsula Ibrica no tenemos datos

    sobre elementos de riego de los periodos neolti-cos u otros datos referi-dos al origen de la agri-cultura distintos a losresultados obtenidos

    por medio de los anli-sis de flora. En Gerona,recientes excavacionesen Banyoles, hablan enLa Draga de un habitatlacustre en el Medite-rrneo [TARRS, J.CHIN-CHILLA, J. AGUST, B. yotros. 1992] formado

    por un nico recinto cir-cular con un enlosado de

    barro, adems de aguje-ros de postes, prximos

    a donde estuvo la lnea del agua. En Europa exis-tieron construcciones palafticas sobre postes quesoportaban casas de plantas cuadrangulares.

    En el calcoltico, en el yacimiento de LosMillares en Almera, se han documentado algu-nos aljibes de agua y una serie de canalizaciones

    para llevar el agua al poblado [ALMAGRO, M. yARRIBAS, A. 1963].

    Otros poblados fortificados de las edades delBronce como los de Gatas o El Oficio, pertene-cientes a la Cultura del Argar, conservan algunascisternas para la reserva del agua. Las motillas deEl Azuer o Los Palacios en Ciudad Real [MOLINA,F. yNJERA, T. 1977; y NJERA, F . et alii 1979] se

    GAZSEHAn 1, febrero ao 2006. Algunos ingenios del agua en la Prehistoria y en el Mundo Antiguo.

    SOCIEDAD ESPAOLA DE HISTORIA DE LA ARQUEOLOGIA II

    Norias de Hama, Siria

  • 7/26/2019 Algunos ingenios del agua en la prehistoria y en el mundo antiguo.pdf

    3/8

    localizan en terrenos muy prximos a corrientesde agua o zonas pantanosas y corresponden aasentamientos-torre.

    Los poblados al aire libre formados por gru-pos de cabaas circulares u ovales se asientan enlas orillas de los ros, destacando los poblados delas terrazas del ro Manzanares [VALIENTE, S. yRUBIO, I. 1982] y los excavados en la provincia de

    Valladolid [SAN MIGUEL MAT, L. y WATTENBERG,F.1959]. Los primeros fosos excavados delantede los poblados y algunos cubiertos por agua,aparecen en la I Edad del Hierro en San Antoniode Calaceite Aragn [CABR AGUIL, J.

    Kalathos 3-4 1983-84:19] y en otros ubicados enambas mesetas. Pero ser durante las II Edad delHierro, cuando los fosos se excaven, rodeando alos poblados. Destacan un gran nmero de cas-tros en Galicia y Asturias con varios fosos

    Villadonga o Fazouro Lugo; Coaa en Astu-rias y otros en la Meseta como Yecla de Yeltes

    Salamanca, El Raso de Candeleda vila. EnValencia el poblado ibrico de Ayora, conservaan en la roca las huellas de varios depsitos parael agua, as como canales de recogida junto a loscaminos de acceso [BRONCANO,S. 1986].

    Tambin destaca un pequeo poblado indi-to en Valdilecha Madrid, con restos de mura-lla, que conserva parte de un foso con presas o

    muros de contencin levantados en el mismofoso [VALIENTE,S. 1995].

    El agua llega a convertirse en lugar religioso,

    en el que se depositan objetivos votivos y ofren-das, como lo demuestran los numerosos hallaz-gos de armas de la ra del Guadalete, la ra deHuelva, o en el propio Guadalquivir [RUIZ MATA,D. y PREZ PREZ,C.. 1995: 193 y ss.].

    La Escuela de Alejandra supone un periodoimportante en el avance de la mecnica, que seaplica a diferentes campos, como los juegos y

    divertimentos, la guerra o la construccin. A lolargo de los siglos siguientes comenzarn a sur-gir aparatos reales.

    En el siglo VI a C, Eupalinosconsidera-do el primer ingeniero hidralico en el mundogriego construy el canal de Samos medianteun tnel de un km., de longitud.

    Herodoto hablaba ya de obras hidralicasempleando tneles. El ejrcito de Jerjes siglo Va.C. excav canales en el suelo. Los fenicios

    hicieron correr el agua a travs de canales. LaEscuela de Alejandra daba clases sobre hidrost-tica e hidralicas, destacando Arquitas y Hernde Alejandra. Los conocimientos matemticos yaritmticos se aplicaron intensamente en losestudios y realizaciones de las obras hidralicas

    por las escuelas de Euclides y Arqumedes.Segn Vitrubio, Ctesibio invent mquinas

    que se movan por aire, levantaban agua y pro-ducan sonidos. Apolonio de Rodas dej trata-

    dos sobre mecanismos musicales movidos porsistemas hidralicos.

    Las ciudades romanas fueron dotadas de

    GAZSEHAn 1, febrero 2006. SV

    SOCIEDAD ESPAOLA DE HISTORIA DE LA ARQUEOLOGIA III

    Atrio e impluvium de una casa de Pompeya

  • 7/26/2019 Algunos ingenios del agua en la prehistoria y en el mundo antiguo.pdf

    4/8

    importantes instalaciones hidrulicas al objeto deabastecer y satisfacer las necesidades de agua asus habitantes. En la ubicacin de las ciudades el

    agua jugaba un papel importante. Normalmentecada mansin contaba con una cisterna, dispues-ta en el centro del atrium, bajo el impluvium.Recoga la lluvia que caa desde el tejado al

    patio, aunque resultaba a todas luces insuficien-te. La ausencia de manantiales o ros prximos auna ciudad obligaba a construir grandes cisternas

    pblicas o privadas. Para llenar estos depsitos,los romanos debieron construir acueductos y sal-var importantes desniveles desde los manantiales

    o corrientes de agua hasta los aljibes o cisternasde las ciudades. Uno de los ms largos es el quesuministraba agua a Cartago, que parta delMonte Zaghouan hasta llegar a la ciudad reco-rriendo 132 km. Entre los escritores clsicos quenos relatan aspectos sobre las conducciones deagua, destacamos a Vitrubio, Plinio y Frontino.

    Se captaban las aguas que fueron clasifica-das como potables mediante fuentes o manantia-les a travs de galeras de drenajes subterrneas,

    y se las reconducan hasta la superficie. En oca-siones un muro de piedra y unos canales seemplean para conducir las aguas de ros ycorrientes hasta otros lugares.

    Siguiendo a Vitrubio, los conductos de aguason de tres clases: canales construidos, tubos de

    plomo y tubos de cermica. Primero se abra unazanja en cuyo fondo se colocaba un mortero; des-

    pus se construa un canal o specus, con murosde mampostera, cerrado por una bveda. El

    revestimiento interior se haca con opus signi-num. El perfil del canal poda ser elptico o rec-tangular y la cobertura rectilnea, triangular o tra-

    pezoidal. De trecho en trecho se abra un registrosobre las bvedas como en las canalizaciones deMrida.

    Para salvar las vaguadas y desniveles serecur