of 15/15
05 Luis Arizaleta Comajuan familias lectoras Clubs de Lectores en familia

Cuaderno 5: "Clubs de Lectores en familia"

  • View
    220

  • Download
    3

Embed Size (px)

Text of Cuaderno 5: "Clubs de Lectores en familia"

  • 05Luis Arizaleta Comajuan

    familiaslectoras

    Clubs deLectores

    en familia

  • La mediacin entre los libros y los lectores

    Clubs de Lectores en la comunidad educativa:oportunidades para ensear y aprender juntos

    Cmo y cundo surgenen Espaa y Andaluca

    Cmo se organizaun Club de Lectores

    Algunos aprendizajes esperables de un Club de Lectores

    Eplogo: Algunas lecturas recomendadas

    Objetivos de un Club de Lectores promovido por madres y padres

    Algunas sugerencias de dinamizacin

    3

    4

    6

    13

    14

    7

    8

    10

    Clubs de Lectores

    en familia

    05

    1

    3

    7

    5

    2

    4

    6

  • 33

    L os Clubs de Lectores son grupos de personas que deciden compar-tir lecturas y reunirse peridicamente para disfrutar con el intercambio de opi-niones sobre lo ledo. En la comunidad educativa, pueden formarlos madres y padres, o padres, madres, maestros y profesoras, o alumnas y alumnos, o alumnos y profesores, o alumnas, alum-nos, madres, padres, profesores y traba-jadores de administracin y servicios.

    Los Clubs de Lectores concebidos como espacios para la aproximacin a la be-lleza literaria y para el reconocimiento de los otros con quienes se comparte la experiencia, constituyen oportunida-des para una construccin de sentido que, adems, crea vnculos: cuando dos o ms personas comparten y disfrutan

    1Clubs de Lectores

    en la comunidad educativa:oportunidades para

    ensear y aprender juntos

    bellos textos se crean vnculos y se cons-truye sentido, simultneamente; por ejemplo, cuando miramos y apreciamos un lbum ilustrado junto a esos hijos/as que an no manejan el cdigo escrito pero comprenden el sentido del relato; cuando leemos en voz alta un cuento y conversamos fascinados sobre el ar-gumento y las vicisitudes de los perso-najes; o cuando formamos parte de un Club de Lectores en el que ponemos en comn las interpretaciones que hemos extrado de las lecturas, una experiencia que nos vincula a los otros tanto como a lo ledo.

  • 4

    Slo la Red Andaluza de Clubes de Lectura coordina 200 grupos

    Los Clubs de Lectores1 surgen en Espaa en el contexto de las bi-bliotecas pblicas, a finales de la dcada de 1980; su nmero se ha ido ampliando en los ltimos aos, al tiempo que han ido exten-dindose a diversos mbitos formativos y culturales: asociaciones de mujeres, escuelas de adultos, clubes de tiempo libre de jvenes, centros de formacin del profesorado y centros escolares, hasta al-canzar una masa crtica que los caracteriza como una herramienta de intervencin socio-cultural de primer orden.

    1 Para ampliar informacin: Excepciones que transforman las reglas: los clubes de lectura, ar-tculo de Blanca Calvo, en la revista Educacin y Biblioteca, n 35, marzo 1993; Los clubes de lectura. Una lectura oculta, artculo de Fernando Jimnez Guerra en Portal Iberoamericano de Gestin Cultural, 2005 - http://www.gestioncultural.org/articulos.php?id_documento=302252 - ; Leer y conversar. Una introduccin a los clubes de lectura, libro de Jess Arana y Beln Galindo, editorial Trea, 2009; y Clubs de Lectores: la palabra compartida, artculo de Luis Arizaleta en la revista Cuadernos de Pedagoga, n 388, abril de 2009 - http://www.elrapsoda.com/wp-content/uploads/2012/02/Cuadernos_Pedagogia_marzo_2009.pdf -.

    *

    Red Andaluza de Clubes de lectura

    Club Lector "I.E.S. Luis Bueno Crespo"

    2Cmo y cundo surgen

    en Espaa y Andaluca

    Tal y como se deca ms arriba, en el contexto de la Comunidad Educativa caben tantos tipos de Clubs de Lectores como elementos la componen:

    En el Club del IES Luis Bueno Crespo, de Armilla (Granada), se renen madres, padres, profesores y personal de administracin y servicios.

    http://www.gestioncultural.org/articulos.php?id_documento=302252http://www.elrapsoda.com/wp-content/uploads/2012/02/Cuadernos_Pedagogia_marzo_2009.pdfhttp://www.elrapsoda.com/wp-content/uploads/2012/02/Cuadernos_Pedagogia_marzo_2009.pdfhttp://www.juntadeandalucia.es/cultura/caletras/opencms/es/portal/fomento_de_la_lectura/clubes_de_lectura/http://www.juntadeandalucia.es/averroes/centros-tic/18000787/helvia/sitio/index.cgi?wid_seccion=2&wid_item=54

  • 5

    Vdeo: Encuentro secreto. Alumnas y alumnos participan en el Club de Lectura del IES Guadalquivir, de Lora del Ro (Sevilla) y en el del IES Pedra da Aguia, de Ponte do Porto (La Corua).

    Blog del Club de Lectura de la bibliotecadel I.E.S. "Pedra da Aguia"

    Club de Lectura "I.E.S. Guadalquivir" Madres y padres componen el de la Asociacin de padres y ma-dres del Colegio Larraona, de Pamplona, en cuya web se pueden ver un modelo de convocatoria y una revista con recomendacio-nes de lectura.

    Rincn de Familias. Escuela de Padres

    Encontro secreto

    http://clublecturaarao.blogspot.com.es/http://clublecturaarao.blogspot.com.es/http://clublecturaguadalquivir.blogspot.com.es/http://www.larraonaclaret.org/rincon_familias.php?section=rincon-familias-escuela-padreshttp://photopeach.com/album/wgophw?ref=est

  • 6

    L a iniciativa de promover un Club de Lectores formado por adul-tos puede partir de una maestra o maestro, de un grupo de pro-fesores o de la Junta Directiva de la AMPA. Para fructificar, a esa iniciativa le convendr:

    1 Conformar un grupo de referencia con las personas inicialmente interesadas en participar, en el cual sea posible dar los primeros pasos y distribuir tareas para la puesta en marcha.

    2 Definir el pblico-diana al que va a dirigirse la invitacin a par-ticipar -madres y padres; madres, padres y profesores-, y el tipo de textos que se van a leer -narrativa en general; literatu-ra publicada en colecciones para jvenes; cmic; literatura de enigma y novela negra; novela histrica; ensayo-.

    3 Compartir el impulso inicial con el equipo directivo y profesora-do del Centro, para obtener el respaldo que facilitar la divul-gacin entre las familias (por ejemplo, mediante una charla de presentacin abierta a todos), y agilizar las cuestiones organi-zativas (lugar de reunin, envo de convocatorias, circulacin de libros, etc.)2.

    3Cmo se organiza

    un Club de Lectores 4 Tejer alianzas y complicidades con las personas responsables de la biblioteca pblica municipal y la biblioteca escolar del Centro, para consultar y pedir en prstamo libros y para abrir la puerta a la inscripcin de otros posibles interesados.

    5 Establecer contacto con otros Clubs de Lectores existentes en el entorno prximo, para recabar informacin sobre el fun-cionamiento o para llegar a acuerdos de organizacin que eviten duplicidades.

    6 Contar con una persona o grupo de personas dispuestos a asumir la tarea de animacin y conduccin: esa persona o grupo de personas pueden ser los propios promotores de la iniciativa, o los componentes del Club de Lectores cuando el grupo haya cultivado un conocimiento compartido que le faculte para actuar como mediador de su propia tarea.

    7 Definir con la mayor claridad posible los objetivos de la ini-ciativa.

    2 Tanto lo dispuesto en el Artculo 30 de la Ley de Educacin de Andaluca -http://www.juntadean-dalucia.es/educacion/nav/contenido.jsp?pag=/Contenidos/TemasFuerza/nuevosTF/290108_Ley_Educacion_Andalucia/LEA -, como lo sealado en el epgrafe VII del II Plan de impulso a la lectura Andaluca, Horizonte 2013 -http://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/II_Plan_Impulso_Lectura_horizonte2013.pdf - respaldan la constitucin de Clubes de Lectura en la Comunidad Edu-cativa, formados por madres y padres, o por madres, padres y profesorado.

    *

    http://www.juntadeandalucia.es/educacion/nav/contenido.jsp?pag=/Contenidos/TemasFuerza/nuevosTF/290108_Ley_Educacion_Andalucia/LEAhttp://www.juntadeandalucia.es/educacion/nav/contenido.jsp?pag=/Contenidos/TemasFuerza/nuevosTF/290108_Ley_Educacion_Andalucia/LEAhttp://www.juntadeandalucia.es/educacion/nav/contenido.jsp?pag=/Contenidos/TemasFuerza/nuevosTF/290108_Ley_Educacion_Andalucia/LEAhttp://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/II_Plan_Impulso_Lectura_horizonte2013.pdfhttp://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/II_Plan_Impulso_Lectura_horizonte2013.pdf

  • 7

    Los adultos-mediadores que leen libros publicados en coleccio-nes para nios y jvenes, estn en disposicin de seleccionar y recomendar aquellos cuya calidad puede contribuir a la educacin literaria de los lectores en formacin, sin contravenir su libertad de lectura. Se entiende por libertad de lectura ofrecer a los lec-tores la posibilidad de elegir los tipos de texto (narrativa, cmic, poesa, libros informativos y de consulta) y gneros (novela de enigma y misterio, novela histrica, de humor, realista, poesa) que respondan a sus intereses y gustos, en la confianza de que en toda tipologa textual y gnero existen libros de calidad y ade-cuados a las competencias lectoras de personas de distintas eda-des, susceptibles de nutrir aficiones a la lectura. Libros de calidad que es preciso seleccionar de entre los miles editados cada ao, para recomendar aquellos situados en el campo de aprendizaje prximo del lector, apropiados para cultivar su imaginacin, que le descubren caminos para penetrar en la hondura de la interpre-tacin, que contribuyen a la construccin de sentido personal. El adulto-educador que ejerce como mediador entre tales libros y los lectores, los recomienda con una actitud de mediacin que nada tiene que ver con la de quien establece un determinado canon y prescribe su lectura, es decir, manda leer.

    El Club tendra un objetivo adicional:

    Conocer y disfrutar literatura de calidad publicada en coleccio-nes para nios y jvenes, elaborando criterios de seleccin que ayudan a recomendarla en familia, en la escuela y en la vida social.

    Su repertorio estara compuesto por literatura publicada en colec-ciones para jvenes y nios, sin excluir el lbum ilustrado, el cmic o libros de narrativa y poesa que, publicados en colecciones para adultos, pudieran resultar de inters para lectores jvenes, de 15 a 18 aos, a juicio de los componentes del Club.

    Los objetivos sealados pueden ampliarse en funcin de caracte-rsticas especficas del Centro o de otras circunstancias; y especifi-carse de acuerdo a los propsitos y necesidades de las/los promo-tores del Club de Lectores.

    4Objetivos de un Club

    de Lectores promovidopor madres y padres

    Un Club de Lectores en horario no lectivo constituido por madres y padres -y, en su caso, profesorado- de un Centro escolar o de varios Centros de una localidad pequea o de un barrio de una locali-dad mayor, puede estar compuesto por:

    a/ adultos convocados en su condicin de tales.b/ adultos convocados como adultos-educadores. a En el supuesto de que el Club responda a una iniciativa de adul-

    tos para adultos, estos podran ser algunos de sus objetivos ge-nerales:

    Conocer y disfrutar literatura de calidad, ampliando el reperto-rio de textos conocidos y compartidos por los participantes.

    Conversar, desarrollar la competencia comunicativa y crear un ambiente de lectura para construir vnculos de convivencia.

    El repertorio de lecturas se centrara en la narrativa publicada en colecciones para adultos, sin excluir la poesa o el cmic.

    b Los Clubs de Lectores formados por adultos-educadores que leen y seleccionan libros publicados en colecciones para nios y jvenes, son una experiencia muy grata para madres, padres y profesorado porque en ellos descubren una literatura de calidad muchas veces ignorada y experimentan una manera de acercarse a la literatura que nada tiene que ver con lo memorstico ni el academicismo.

  • 8

    5La mediacin

    entre los librosy los lectores

    L a mediacin entre los libros y los lectores participantes en un Club de Lectores es una prctica clave para el xito de la iniciativa. La me-diacin consiste en ejercer un papel de vnculo dialgico entre textos / personas / grupo para favorecer la expresin personal, dinamizar una in-teraccin fluida en las conversaciones, propiciar vivencias satisfactorias de comunicacin, aportar o ampliar referencias para la interpretacin de los textos, y crear un clima de aprendizaje compartido, significativo para quienes participan y desarrollan all su empata, autoestima y autonoma.

    Tres rasgos caracterizan la mediacin en un Club de Lectores.

    Una actitud de escucha

    Implica un concepto democrtico de la circulacin de la palabra: todo el mundo tiene derecho a intervenir y toda intervencin es valiosa en cuanto que expresin de una experiencia personal de lectura. Escuchan-do aquello que cada quien dice, podremos descubrir a la persona que se narra: por eso, el mediador se pedir y pedir a las y los participantes la mayor argumentacin posible de su opinin -sin exigir de ningn modo el uso de conceptos tcnicos propios de la crtica literaria-, y sern bienve-nidas cuantas conexiones entre textos y vinculaciones a hechos de vida y memoria las ilustren.

    3 Interpretaciones significativas: el concepto aparece en La experiencia de leer, de C.S. Lewis (Alba, 2000). http://www.albaeditorial.es/albaeditorial/Img/Productos/9788484280378_2.jpg*

    Una seleccin de lecturas de calidad y adecuadas

    Quien ejerce la labor de mediacin trabaja con el grupo y para el apren-dizaje del grupo. De nada sirve proponer las ms excelsas lecturas si las personas que componen el Club no van a poder extraer de ellas buenas lecturas3 por el motivo que fuere: inaccesibilidad del lenguaje, extensin excesiva, extraamiento respecto a la temtica o el tratamiento

    La persona que ejerce la mediacin elaborar su propuesta de lecturas tratando de combinar la adecuacin -accesibilidad, proximidad a los in-tereses de los participantes- con criterios de calidad literaria -profundi-dad y originalidad del punto de vista, capacidad evocadora del lenguaje, interpelacin al lector, reflexin del narrador sobre su papel-, buscando siempre un horizonte de progresin y mejora.

    http://www.albaeditorial.es/albaeditorial/Img/Productos/9788484280378_2.jpg

  • 9

    As aluda a este rasgo de la mediacin Alberto Manguel4, al presentar su libro El sueo del Rey Rojo (Alianza), en Madrid:

    Obviamente, hay libros mejores que otros. Mejores en el sen-tido que usaba Northon Frye5 para describir una gran obra: aquella que es duea de una visin siempre ms vasta que la de sus mejores lectores. Es decir, que permite una lectura cada vez ms profunda, cada vez ms intensa y cada vez distinta. Y que tienta a los lectores a travs de las generaciones, Pero decir que una obra tiene una importancia universal no significa que sea para todo el mundo. Yo confo en la inteligencia de los lec-tores. Si a un nio lo alimentas de McDonalds no es culpa suya no elegir la alta gastronoma. Estamos en una sociedad que ofrece valores triviales y al mismo tiempo trata de convencer a los ciudadanos de que no son lo suficientemente inteligentes como para acceder a lo que parece ms difcil. Por eso prefieren a Paulo Coelho que a San Agustn. Con qu derecho vas a decir a nadie: Te has enamorado de una mujer fea? Pero puedes de-

    Artculo sobre Alberto Manguel y su nuevo libro

    4 Entrevista a Alberto Manguel, El Pas, 12/06/2012:http://cultura.elpais.com/cultura/2012/06/11/actualidad/1339439673_197388.html5 Uno de los libros traducidos al espaol de este crtico canadiense es La imagina-cin educada (Northon Frye, Sirtes 2007).

    *6 Para ampliar informacin: Prescripcin y mediacin. Dos actitudes ante la educacin literaria, artculo de Luis Arizaleta en la revista CLIJ, n 232, diciem-bre de 2009 http://www.fundaciongsr.org/documentos/9827.pdfy Mediacin. Un propsito de ciudadana, artculo de Luis Arizaleta en el bole-tn digital Libro Abierto, n 40, junio 2010:http://www.juntadeandalucia.es/educacion/webportal/web/portal-libro-abier-to/libro-abierto-40-abril/mayo-2010/-/noticia/detalle/mediacion-un-proposito-de-ciudadania

    *

    cirle: Si lo que te gusta en Paulo Coelho es la nocin de absurdo de la vida, hay textos que te ofrecern la posibilidad de explorar ms profundamente ese tema'.

    Reconocimiento y aceptacin de la subjetividad

    Un Club de Lectores no es una ctedra de literatura, ni una pa-sarela para exhibir erudicin. Es un espacio de encuentro entre personas que conversan sobre sus experiencias como lectores, cada quien hablando de s mismo y escuchando a los otros como iguales.

    La persona que conduce el Club no es infalible, tiene sus pro-pios gustos y preferencias que no duda en reconocer y argu-mentar sin rubor por manifestar su subjetividad y animando a cada quien a expresar la suya propia: al hablar con autenticidad, invita al resto de componentes del grupo a hacer lo propio, con-tribuyendo a generar confianza. No juzga, escucha y sugiere, pregunta para profundizar en una idea, busca conexiones entre diferentes miradas sin hacer prevalecer la suya.6

    Se trata de una labor sutil que algunas personas pueden desa-rrollar porque la actitud y el conocimiento precisos estn en su carcter y trayectoria, pero que tambin se puede aprender participando en un Club de Lectores guiado por esta orienta-cin, sea a nivel individual, sea a nivel de grupo que avanza en la misma direccin acrecentando sus competencias.

    Claudio lvarez/El Pas

    http://cultura.elpais.com/cultura/2012/06/11/actualidad/1339439673_197388.htmlhttp://cultura.elpais.com/cultura/2012/06/11/actualidad/1339439673_197388.htmlhttp://www.fundaciongsr.org/documentos/9827.pdf

  • 10

    Cada mediadora, cada mediador tiene sus tcnicas y estrate-gias para la conduccin de un grupo; me permito sealar aqu algunas que a m me han funcionado bien en los distintos grupos con los que he trabajado a lo largo de los ltimos diez aos, forma-dos por madres y padres, maestros y profesoras en los que hemos ledo libros publicados en colecciones para nios y jvenes y en colecciones para adultos.

    Duracin y contenido del Club de Lectores

    Un Club puede constituirse para un nico curso o durar muchos aos consecutivos, depende de las personas que lo componen y del contexto organizativo.

    Cada curso, tengo por costumbre proponer una sesin mensual desde octubre a mayo, de 1 hora y media 2 horas de duracin cada una, para un nmero de componentes de entre 10 y 25 per-sonas. Aunque tambin se pueden hacer una programacin cua-trimestral a modo de prueba, o de carcter semestral para que el largo plazo no inhiba a los indecisos.

    Durante un curso completo leemos entre 15 y 20 ttulos, y comen-tamos 2 3 por sesin: uno de ellos puede ser una novela de 150 pginas, otro un cmic que se lee en media hora, y el tercero un l-bum ilustrado que se mira en 5 minutos. De esta manera, trato de ofrecer ms oportunidades a la diversidad de gustos lectores y se

    amplan las posibilidades de que todas, todos lo participantes vengan a la sesin con, al menos, una interpretacin significativa.

    Importante: un libro que cuesta leer, que no gusta, no hay obligacin de terminarlo, pero s de venir a la sesin con una explicacin argu-mentada de por qu no ha gustado; en su argumentacin, el lector va a dar claves sobre el tipo de textos, de lenguaje, de temticas que le atraen.

    La cuestin de la disponibilidad de los libros se resuelve de diferentes formas: hay Clubes que acuden a los ttulos y lotes ofertados por redes institucionales y de bibliotecas -como la antes nombrada de Andaluca, que gestiona el Centro Andaluz de las Letras-, mientras otros se sumi-nistran a travs de la biblioteca pblica y el prstamo interbibliotecario. Los hay tambin que piden una aportacin a las personas participantes -de, en torno a, 10 euros- y con ella compran algunos ejemplares de los libros que van pasando de un lector a otro, y, al finalizar, se reparten entre los componentes.

    6Algunas

    sugerencias dedinamizacin

    Centro Andaluz de las Letras

    http://www.juntadeandalucia.es/cultura/caletras/opencms/es/portal

  • 11

    Presentaciones de los libros: invitar a leer

    Cuando presento los libros propuestos para el curso, explico muy sint-ticamente por qu me ha gustado cada uno, cules son las razones de mi recomendacin, y voy pasando los ejemplares para que circulen de mano en mano. En estas palabras iniciales, en este primer contacto, las y los participantes pueden encontrar una primera referencia atractiva.

    Importante: cuando un grupo inicia su trayectoria, o cuando se incor-poran personas nuevas a un grupo ya constituido, conviene dar cabida a las presentaciones personales y al dilogo sobre las expectativas de cada quien, el cual permitir clarificar objetivos, metodologa de traba-jo, cuestiones de organizacin, etc.

    Lectura de fragmentos en voz alta

    En ocasiones, leo en voz alta fragmentos de los libros propuestos. La oralizacin es una magnfica manera de invitar a leerlos en privado y en pblico, que, adems, conecta con la transmisin oral, cuna en la que se nutren las actitudes iniciales favorables a la comunicacin mediada por textos.

    Los estudios internacionales indican que los nios cuyos padres leen libros con ellos, les cuentan cuentos, les ensean el alfabeto o juegan a juegos de palabras, tienen mejor nivel de lectura que aquellos nios con los que nadie realiza ese tipo de actividades en casa. Por este motivo, muchos de los programas de alfabetizacin de los pases europeos ofre-cen orientacin y formacin a los padres, la mayora de ellos subrayan-do la importancia de leer en alto a los nios.7

    En la oralizacin o lectura en voz alta disfruto con mi interpretacin del texto que he ledo y disfrutado como lector silencioso y privado, trato de hacerla elocuente pero desde una naturalidad de intermediario cer-cano, imagino las imgenes que el narrador escribe para compartirlas con quienes escuchan, combino ritmos de enunciacin y entonaciones para hacer atractivo el enunciado a los oyentes, aprendo en cada oca-sin que me brindan a respirar con el texto y a agradecer a su autor o autora su creatividad, su don.

    Ese es el motivo de que este ttulo n 5 de la coleccin Familias Lecto-ras vaya acompaado de dos grabaciones de lecturas en voz alta:

    El cuento de la isla desconocida, de Jos Saramago (Alfaguara), p-ginas 7 a 29.

    7 La enseanza de la lectura en Europa. Contextos, polticas y prcticas Programa Eurydice, Unin Europea, 2011:http://eacea.ec.europa.eu/education/eurydice/documents/thematic_reports/130ES.pdf

    *

    http://eacea.ec.europa.eu/education/eurydice/documents/thematic_reports/130ES.pdfhttp://www.programaseducativosandalucia.es/cfl/cuento.mp3

  • 12

    Libre circulacin de la palabra presencial y publicada

    Como ya se ha dicho, la escucha y la confianza han de generar un clima de libertad en el seno del Club de Lectores, en sus sesiones presenciales, que, quiz, pueda extenderse a la comunicacin a travs de las tecnologas de la informacin y la comunicacin (TICs): son cada vez ms los Clubes que cuentan con su propio blog en el que prosiguen los intercambios, incluso existen Clubs de Lectores virtuales; por ejemplo, el de la UNED:

    Los blogs sobre literatura y lectura han aumentado mucho en los ltimos aos, de la mano de las nuevas formas de acceso a los textos asociadas a las TICs, que no son enemigas de la lectura: los libros digitales, los eReaders, las plataformas de descarga legal, los blogs de recomendaciones de lectura, conforman un sistema que facilita la difusin y recepcin de textos de calidad en la medida que stos afloran al mercado a precios y condiciones asequibles tanto para bibliotecas como para libreras y usuarios particulares, y conforme los lectores se familiarizan con los procedimientos, los dispositivos y los canales de orientacin adecuados.

    Ya que estamos hablando de los Clubs de Lectores en el contexto de la Comu-nidad Educativa, no est de ms recordar que nios y jvenes muestran una predisposicin favorable al uso de tecnologas innovadoras para la informacin y comunicacin; as, aprovechar las nuevas formas de lectura para educar su aficin a leer, puede contribuir al desarrollo de sus competencias comunicativa y digital, y a la alfabetizacin informacional de sus familias.

    El camino que no iba a ninguna parte, de Gianni Rodari (SM).

    Si pedimos a los participantes en el Club de Lectores que anoten un prrafo o una frase sugerente que les pareci memorable del libro que han ledo, cuando comentemos esa lectura, podremos invitarles a leerlos en voz alta, prctica que reactiva la memoria de la lectura privada.

    El camino que no iba a ninguna parte

    Club de Lectura de la UNED

    http://www.xaviersalomo.com/llibres_rodari_cast.htmhttp://clubdelectura.uned.es/http://www.programaseducativosandalucia.es/cfl/camino.mp3

  • 13

    En este sentido conviene recordar que una actitud favorable a la lectura es educable desde la ms temprana edad en la familia y en la escuela: decir cuentos en voz alta, mirar juntos lbumes ilustrados, dialogar sobre lectu-ras son experiencias compartidas que configuran las bases orgnicas, cog-nitivas y comunicativas de la aficin a leer.

    Lectura e interpretacin personal.

    El significado que extraemos de un libro es una transaccin entre aquello que el texto trae consigo y lo que como lectores llevamos con nosotros. Una buena lectura -una interpretacin significativa- nos transforma en algu-na medida. Para que esa transformacin suceda, el protagonista del relato tambin ha de emerger transformado del periplo argumental. En conse-cuencia, quedan excluidas aquellas en las que, nada ms iniciarlas, ya sa-bemos cmo van a concluir -se trata de los libros que manipulan al lector forzando una absoluta e inmediata identificacin con el o la protagonista-.

    Manejo de recursos para la valoracin de los textos.

    Distinguiremos las distintas posiciones que el narrador ocupa respecto al relato; la verosimilitud, la veracidad y la verdad narrativas; los rasgos arque-tpicos que pueden manejarse para construir personajes; la hondura narra-tiva y la esttica del telefilm; el lbum ilustrado y el cmic y tantas y tantas cosas que facultan a las personas para elegir mejor sus lecturas.

    Incremento del gusto por el lenguaje literario.

    Aprenderemos a apreciar el valor, la fuerza, la capacidad de alusin de los lenguajes literarios evocadores, precisos, sonoros y rtmicos, connotativos, que nos exigen una atenta escucha y nos conmueven y hacen disfrutar ms y con ms profundidad que el lenguaje meramente informativo, de los me-dios de masas, tan lleno de lugares comunes, de reiteraciones de palabras y expresiones al uso, pero que, sin embargo, est presente en muchas pro-ducciones de ficcin.

    Autonoma progresiva como lectores de las y los participantes.

    Aprenderemos a ser lectores cada vez ms autnomos, con mayor capa-cidad de elegir y mejor criterio para valorar y recomendar libros a otros. Lectores que disfrutan ms con la lectura, ms crticos, e interesados en compartir su experiencia de aprendizaje, de difundir al entorno familiar, es-colar y social las claves de una experiencia que empodera a las personas.

    8 Infome PISA 2009: http://www.educacion.gob.es/dctm/ministerio/horizontales/prensa/notas/2010/20101207-pisa2009-informe-espanol.pdf?documentId=0901e72b806ea35a

    *

    7Algunos aprendizajes esperables de un Club

    de Lectores

    El aprendizaje en un Club de Lectores tiene que ver con lo relacional, con la interaccin en el seno del grupo, la escucha, la competencia comuni-cativa de los participantes, su capacidad -y autoestima- para narrar experien-cias a los otros y, tambin, aunque no sea un espacio acadmico, con la li-teratura. As mismo, se genera un conocimiento respecto a las metodologas para cultivar aficiones a la lectura, para acompaar a los lectores en forma-cin en su educacin literaria. Quiero sealar los aprendizajes que siguen.

    Placer lector y comprensin lectora van de la mano.

    Frente a determinados discursos que disocian la lectura por placer y la comprensin lectora, los Clubs de Lectores reafirman que ambas van de la mano, y que la conversacin sobre las lecturas particulares acrecienta la comprensin. En esta lnea se pronunci el Informe Pisa 20098, al analizar el compromiso personal con la lectura:

    En todos los pases, los alumnos que disfrutaban ms con la lectura tu-vieron un rendimiento significativamente ms alto que aquellos que dijeron que no les gustaba leer Leer por placer y rendimiento son, pues, factores positivamente asociados. El bajo rendimiento en comprensin lectora en los alumnos que dicen no leer por diversin parece aconsejar la difusin de me-didas de fomento de la lectura, pero animar a los alumnos a leer ms horas no significa necesariamente que mejoren su comprensin lectora. Existe un umbral que indica que la diferencia estriba en que lean diariamente por di-versin, no en la cantidad bruta de tiempo que pasan leyendo.

    http://www.educacion.gob.es/dctm/ministerio/horizontales/prensa/notas/2010/20101207-pisa2009-informe-espanol.pdf?documentId=0901e72b806ea35ahttp://www.educacion.gob.es/dctm/ministerio/horizontales/prensa/notas/2010/20101207-pisa2009-informe-espanol.pdf?documentId=0901e72b806ea35a

  • En el folleto Los gneros de la ficcin, publicado por el Departamen-to de Educacin del Gobierno de Navarra, en septiembre de 2011 apare-cen ms de 80 ttulos de narrativa publicada en colecciones para nios y jvenes, ordenados por gnero: mitos, cuentos y novela -de enigma, histrica, de amor, de aventuras, ciencia ficcin, realista-.

    En la web elrapsoda voy publicando comentarios de lectura. Puedo ci-tar Los peces no cierran los ojos, de Erri De Luca (Seix Barral),

    Concluyo con algunas recomendaciones de lectura que, quiz, puedan resultar tiles a los Clubs de Lectores.En el artculo Buenas lecturas para estimular los lenguajes de la imaginacin, publicado por el Observatorio de la Infancia de An-daluca, en diciembre de 2011

    figuran algunos textos que se pueden disfrutar junto a bebs, en la primera infancia y como adultos.

    14

    Eplogo:Algunas lecturas

    recomendadas

    Los gneros de la Ficcin

    Buenas lecturas para estimularlos lenguajes de la imaginacin

    Los peces no cierran los ojos

    www.elrapsoda.comhttp://dpto.educacion.navarra.es/publicaciones/pdf/ficcioncas.pdfhttp://www.juntadeandalucia.es/observatoriodelainfancia/oia/esp/documentos_ficha.aspx?id=3404http://www.juntadeandalucia.es/observatoriodelainfancia/oia/esp/documentos_ficha.aspx?id=3404http://www.elrapsoda.com/2012/07/los-peces-no-cierran-los-ojos/

  • Stefano, de Mara Teresa Andruetto (SM) una magnfica escritura de la voz interior con la que el protagonista rememora sus exiliadas andanzas;

    o La noche de los tiempos, de Antonio Muoz Molina (Seix Barral) mira-da compasiva y elocuente al desastre civil espaol de hace unas dcadas.

    Lecturas para lectores de distinta edad, lecturas diver-sas que, ojal, puedan resul-tarte significativas a ti que esto has ledo.

    Visin desde el fondo del mar, de Rafael Argullol (Acantilado) y Yo confieso de Jaume Cabr (Destino), tres magnficas inmersiones en la memoria personal, autnticas, conmovedoras y pregnantes.

    15

    Antonio Muoz Molina

    Los pastores de la no-che, de Jorge Amado (Lumen), donde cre per-cibir antecedentes de la prosa del siempre recor-dado Jos Saramago;

    Los pastores de la noche

    Mara Teresa Andruetto

    Jaume CabrVisin desde el fondo del mar

    http://antoniomunozmolina.net/http://www.elrapsoda.com/2012/05/los-pastores-de-la-noche/http://www.teresaandruetto.com.ar/http://jaumecabre.cat/es/node/inicihttp://www.visiondesdeelfondodelmar.com/default_esp.htm

    ndice de contenidos1. Clubs de Lectores en la comunidad educativa: oportunidades para ensear y aprender juntos2. Cmo y cundo surgen en Espaa y Andaluca3. Cmo se organiza un Club de Lectores4. Objetivos de un Club de Lectores promovido por madres y padres5. La mediacin entre los libros y los lectores6. Algunas sugerencias de dinamizacin7. Algunos aprendizajes esperables de un Club de LectoresEplogo: Algunas lecturas recomendadas