Desarrollo de Las Funciones Básicas. Motricidad Fina

  • View
    51

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

MOTRICIDAD

Text of Desarrollo de Las Funciones Básicas. Motricidad Fina

  • Revista Latinoamericana de PsicologaISSN: [email protected] Universitaria Konrad LorenzColombia

    Alvarez C., Angela; Orellano E., EugeniaDesarrollo de las funciones bsicas para el aprendizaje de la lectoescritura segn la teora de Piaget.

    Segunda parteRevista Latinoamericana de Psicologa, vol. 11, nm. 2, 1979, pp. 249-259

    Fundacin Universitaria Konrad LorenzBogot, Colombia

    Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=80511205

    Cmo citar el artculo

    Nmero completo

    Ms informacin del artculo

    Pgina de la revista en redalyc.org

    Sistema de Informacin CientficaRed de Revistas Cientficas de Amrica Latina, el Caribe, Espaa y Portugal

    Proyecto acadmico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto

  • REVISTA LATINOAMERICANA DE PSICOLOGIA1979 VOLUMEN 11 - NfJ 2 249-259

    DESARROLLO DE LAS FUNCIONES BASICASPARA EL APRENDIZAJE DE LA LECTO-

    ESCRITURA SEGUN LA TEORIA DE PIAGETSEGUNDA PARTE

    ANGELA ALVAREZ C.* y EUGENIA ORELLANA E.Universidad Catlica de Chile

    The basic functons requiered for reading and writing are descrbed,based on Piaget's theory. The article is a continuaton of a previous one(RLP, 1976, Vol. 7, pp. 381.390). The pre-operatonal period, the.perlodof concrete operations, and the period of formal operations are studied,The importance of considering the development of basic functions ispointed out.

    INTRODUCCION

    En la primera parte de nuestro trabajo (Alvarez y Orellana,1976) hemos visto la forma cmo surgen las funciones que se con-sideran bsicas para el aprendizaje de la lecto-escritura,

    A travs del anlisis del perodo sensorio motor se ha observa-do que las estructuras en que se apoya dicho aprendizaje se encuen-tran en proceso de integracin al trmino del tercer estadio.

    Durante los tres ltimos estadios dichas potencialidades neurof-siolgicas se elaboran y enriquecen a travs de la asimilacin de losestmulos ambientales. Estos dan al nio la posibilidad de actuary a travs de la accin conocer y modificar el ambiente.

    * Direccin: Programa de Educacin Especial, Escuela de Educacin. Un-yersidad Catlica de Chile, Santiago. Chile.

  • 250 ALVAREZ y ORELLANA

    En esta elaboracin y enriquecimiento interviene tambin laevolucin intrnseca que supone el desarrollo de la inteligencia comoexpresin de sus caractersticas orgnicas.

    Las conclusiones de la primera parte de nuestro trabajo seala-ban que la percepcin y la motricidad se establecen en relacin alas categoras fundamentales de construccin del mundo (objeto per-manente, espacio-tiempo, causalidad).

    Por otra parte se hada notar que para lograr un buen aprendizaje de la lecto-escrtura, en trminos de comprensin y recrea-cin, son indispensables los procesos del pensamiento que se iniciancon la funcin semitica y el pensamiento conceptual.

    El estudio que se presenta a continuacin describe la evolucinde las funciones, ya seleccionadas, en los perodos del pensamientopre-conceptual, intuitivo, operacional concreto y lgico formal.

    Tambin se analiza la relacin entre el nivel de pensamientoen que se encuentra el nio y el tipo de lectura que realiza.

    l. PERIODO PRE-OPERACIONAL

    (Inteligencia representativa a partir de los 2 aos)

    Segn la clasificacin de Piaget encontramos en este periododos sub-etapas con caractersticas bien definidas. Son el perodopre-conceptual que abarca ms o menos entre los 2 y los 4 aos y elperodo intuitivo entre los 4 y los 7 aos aproximadamente.

    Perodo pre-conceptual (2-4 aos)

    Este perodo est marcado por la transicin de las estructurasde la inteligencia senso-motora al pensamiento operatorio. Los inte-reses del nio en esta etapa estn en el medio inmediato y en lascoordinaciones de movimientos y percepciones para alcanzar obje-tivos a corto plazo. Ellos no pueden considerar acciones posibles,no pueden evaluar alternativas ni pueden actuar con el fin de al-canzar una meta distinta en el tiempo o en el espacio.

    En este perodo el nio empieza a ser capaz de representarseuna cosa a travs de otra. El lenguaje le ayuda en el desarrollo deestas representaciones; pero dado que ste evoluciona en formalenta el pensamiento sigue ligado en gran medida a la accin.

    A pesar de esto, la aparicin de la funcin simblica o semiticapuede observarse a travs de conductas que implican la evocacinrepresentativa de objetos o acontecimientos, y supone el uso de sig-nificantes diferenciados. Estas conductas son el juego simblico y laimagen grfica (dibujo).

  • DESARROLLO DE LAS FUNCIONES BASlCAS 25)

    A partir de estas conductas se analiza cada una de las funciones.se interpreta la forma en que stas se incrementan e integran me-diante asimilaciones y acomodaciones sucesivas.

    a) Funcin Corporal

    El juego simblico es un sistema de significantes, creado por elnio, que le permite funcionar y adaptarse a la realidad exterior.Es decir, representa con gestos realidades que no estn presentes.

    En este perodo se observa que el nio tiene un manejo sufi-ciente de su cuerpo que le permite utilizarlo como un medio deexpresin.

    El inters del nio est centrado en el uso de su cuerpo comoelemento representacional. Esto le acarrea un enriquecimiento in-directo del esquema corporal, no slo porque realiza un ejerciciosino porque en la medida que logra satisfacciones en su accin ela-bora su imagen.

    Cuando el nio comienza a representar roles ms especficos eluso de su cuerpo se hace ms discriminado. Con esto se estructuraen fonna definitiva la funcin corporal en sus aspectos de conceptoy esquema. El aspecto imagen, sin embargo, se ir desarrollando ymodificando a lo largo de toda la vida.

    Paralelamente se ve que el dibujo de la figura humana, que elnio realiza en este perodo incluso hasta los 8 o 9 aos, correspondea lo que sabe de ella y no a lo que ve. Es decir, en este momentoprima el conocimiento intelectual sobre la percepcin sensorial. Esen este perodo, que Luquet llama "realismo frustrado", cuando elsujeto dibuja, por ejemplo, los perfiles con dos ojos o dos orejas.etc., o a un hombre vestido y con ombligo. Esto alude directamentea lo que se ha definido como concepto corporal.

    A travs de las conductas recin descritas se ve que el nio quees capaz de realizarlas se est apoyando en imgenes reproductoras.

    b) Funcin Tmporo-espacial

    En este momento la funcin tmporo-espacal adquiere otra di-mensin. La mayor objetividad y descentracin alcanzada por elnio le permite considerar sucesivamente aspectos particulares dela realidad. De esta forma inicia la organizacin sistemtica del es-pacio y del tiempo.

    El espacio se estructura con base en cuatro procesos ca-ractersticos de esta edad:

  • 252 ALVAREZ y OR~LLANA

    -Nociones topolgicas-Ordenacin lineal-Representacin a nivel sensorio-motor-Transformacin espacial.

    Los procesos mencionados, que se manifiestan a travs de ac-ciones especficas, implican necesariamente tiempo. Estos factores de-espacio y tiempo se desarrollan en forma recproca a travs de laaccin del nio. Si ste pretende ir de A a B, el punto A no sloes "aqu" sino tambin "ahora".

    En el juego simblico el nio ya reconoce una organizacin-en sus actos y una regularidad en los desplazamientos de los objetosen el espacio. El nio es capaz de sacar una accin de su contextohabitual para ejecutarla en otro momento. Esto implica el recono-cimiento de una secuencia temporal y supone tambin el manejo desus propios movimientos en relacin a los objetos. As logra coor-dinarlos espacialmente hasta lograr una accin con significado, deacuerdo a lo planificado previamente.

    Se observa que el nio tiene conciencia de la estabilidad de lasrelaciones espacio-temporales y del significado permanente que stasdan a la accin. A travs de sus dibujos se ve que existe una orga-nizacin espacial dentro de los marcos topolgicos de referencia. Seestructuran as en esta etapa las primeras nociones intelectuales en.forma de pre-conceptos de las relaciones espaciales: cerca, lejos,adentro, afuera, etc.

    c) Coordinacin Viso-motora

    Los esquemas motores en esta etapa han alcanzado un nivel su-ficiente que le permite un desplazamiento seguro en su medio am-biente y la ejecucin de movimientos para llevar a cabo tareas de-cierta dificultad.

    Se vio en la primera parte de nuestro trabajo (Alvarez y Ore-llana, 1976) que la coordinacin viso-motora depende directamentede la mayor objetividad de la percepcin, ya que sta permite alnio una acomodacin ms exacta en sus movimientos. A travs deljuego simblico intenta ejecutar acciones que corresponden a losadultos. Por tanto es capaz de anticipar acciones complejas futuras,lo que le da una mayor precisin en la coordinacin de sus movi-mientas. Elimina as aquellos que no son significativos para el re-sultado final.

    En este momento los esquemas motores adquieren otra dimen-sn. No slo se explicitan a travs de la accin sino a travs de lasimgenes mentales que el nio logra de ella (anticipacin-reproduc-

  • DESARROLLO DE LAS FUNCIONES BASICAS 253-cin). Es decir, el esquema motor, aunque actuando en el presente.permanece ligado a imgenes y representaciones evocadas. Dichasimgenes enriquecen la percepcin actual y determinan que la coor--dinacin del nio se ajuste con mayor precisin al logro de los ob-jetivos que se ha planteado.

    Frente al observador las actividades que el nio desarrolla eneste perodo aparecen como una secuencia de acciones planificadaspreviamente. El nio imprime un significado y una organizacina su actividad grfica, en este caso, el dibujo. An cuando para eladulto, ste no sea claro en su expresin, para el nio queda espe-cficamente delimitado; cada trazo tiene un sentido exacto o unasimbolizacin precisa.

    Perodo Intuitivo (4-7 aos)

    Este perodo segn Piaget (1947) "seala un progreso sobre elpensamiento pre-conceptual o simblico: referido esencialmente alas configuraciones de conjunto y no ya a figuras simples, semi-individuales, semi-genricas, la intuicin lleva a un rudimento delgica, pero bajo la forma de regulaciones representativas y no ande operaciones".

    En este momento el nio coordina las relaciones representativasmantenindose en un estado pre-Igico, controlando su juicio a travs"de regulaciones intuitivas. Es as como emite juicios frente a situa-ciones reales basndose en la captacin de slo una relacin entre-distintos elementos. Sus juicios, por tanto, pueden resultar errneos,pero este error no se desprende de ilusiones perceptivas, como enetapas anteriores, sino de una construccin intelectual incompleta.Es decir, el nio se centra en diferentes aspectos sucesivamente y-es incapaz de manejarlos en forma simultnea para encontrar la solu-.cin adecuada.

    a) Funcin Corporal

    Como vimos en el perodo anterior esta funcin se encuentraintegrada.

    A travs de las experiencias y desarrollo del sujeto se van lo-grando habilidades en campos especficos: el sujeto logra un mayordominio de su cuerpo y su imagen va evolucionando en relacina la calidad de dichas experiencias.

    Esta imagen es fundamental en el aprendizaje que nos preocupaya que de ella depende el enfrentamiento que tenga el nio paralograr nuevas metas.

  • 254 ALVAREZ y ORELLANA

    b) Funcin Tmporo-espacialLa concepcin intuitiva del tiempo y del espacio lleva al nmo-

    a un rendimiento oscilante frente a las situaciones que involucranestos conceptos.

    Frente a experimentos de este tipo sus respuestas son correctas:cuando se le pide que maneje una sola variable. Sin embargo, enla medida que intervengan dos o ms la solucin es errnea. Esto-ocurre porque es incapaz de centrarse en las transformaciones suce-sivas que sufren el objeto en el experimento para llegar del estadoinicial al final.

    El tiempo implica velocidad y distancia. Para que el nio ma-neje en forma objetiva este concepto debe manejar dichas variables,lo que es imposible dadas las caractersticas de su pensamiento. Es:as como se centra en una variable que es distancia, es decir espaciorecorrido, por ser sta una variable perceptible.

    El tiempo intuitivo est ligado a los objetos y a los movimientosparticulares, sin homogeneidad ni desarrollo uniforme.

    No hay tiempo comn para las velocidades diferentes. Apareceel antes y el despus con arreglo a una sucesin espacial y no toda-va temporal.

    La lecto-escritura es un proceso que implica espacio y tiempo.Cuando el nio lee o escribe est codificando y decodificando sig-nos que estn impresos en un espacio y que aparecen sucesivamenteen el tiempo.

    Se desprende, por lo tanto, que en esta etapa el nio deber serejercitado en la relacin de estas dos variables sin pretender que leani escriba.

    c) Coordinacin Viso-motoraUna adecuada coordinacin viso-motora implica la capacidad

    de anticipar un esquema motor ajustado a las caractersticas del es-tmulo que se debe reproducir.

    Si un sujeto no logra establecer relaciones objetivas entre el es-pacio y el tiempo, su esquema motor ser poco preciso para res-ponder a las exigencias que requiere dicho estmulo.

    La escritura exige de una coordinacin viso-motora eficiente.Dado que los signos que debe reproducir el nio son complejos, sehace indispensable esperar la integracin de esta habilidad parainiciar al nio en este aprendizaje.

    En sntesis, se observa que al final del perodo intuitivo el ni-o an no est capacitado para realizar con xito la lecto-escrituraya que este proceso requiere del manejo de diferentes variables almismo tiempo.

  • DESARROLLO DE LAS FUNCIONES BASICAS 255-

    n, PERIODO DE LAS OPERACIONES CONCRETAS

    En este perodo el nio organiza sus acciones en sistemas, es:decir, cohesiona diferentes operaciones producindose un equilibriointerno que le permita compensar, aunar o combinar diferentes po--sibilidades.

    Lo caracterstico de esta etapa es que estos sistemas se dan fun-damentalmente internalizados; el nio tiene la posibilidad de ope-rar con ellos a nivel representacional. Vemos aqu que las funcionesque se han desarrollado a lo largo de los perodos anteriores se in-tegran organizadamente en lo que Piaget llama operaciones nfra-lgicas, en las cuales se incorpora el conocimiento del espacio y deltiempo. Estas operaciones suponen una mayor objetivacin del co-nocimiento en la medida en que se establecen constancias en lamedicin y cuantificacin de los elementos de la realidad.

    Los contenidos infralgicos tienen un carcter bsicamente es-pacio-temporal y permanente, en un sentido que est ausente en los-contenidos lgicos. Existe una correspondencia estructural y evolu-tiva entre cada agrupamiento lgico e infralgico. A la adicin y sus-traccin de clase corresponde la sntesis de las partes y la divisinde un todo. Ambos caracterizan la estructura cognoscitiva de la eta-pa intermedia de la niez.

    a) Funcin Tmporo-Espacial

    La concepcin tmporo-espacial y su relacin con el aprend-zaje de la lecto-escrtura puede analizarse sealando que existen tresconcepciones fundamentales respecto al espacio. Son las que consi-deran las relaciones topolgicas, las euclidianas y las proyectivas.Comprendemos el concepto del espacio que tiene el individuo a tra-vs del anlisis del orden en que aparecen los distintos tipos derelaciones que establece el sujeto.

    Igualmente la comprensin del tiempo se logra a travs delanlisis de la organizacin de las acciones del sujeto en los diferen-tes espacios en que se mueve.

    El nio de este perodo se encuentra ya en una concepcin eu-clidiana del espacio. Ello le permite el reconocimiento y reproduc-cin correctas de figuras complejas. Sin embargo, no es capaz ande distinguir diferentes puntos de vista, es decir, no puede represen-tarse el espacio desde diferentes posiciones o perspectivas. Por 10'tanto la comprensin del espacio proyectivo se encuentra en unaetapa subjetiva.

    Durante la concepcin euclidiana del espacio vemos que el niotiene tambin un concepto subjetivo frente al tiempo. Este es eva-

  • ALVAREZ y DRELLANA

    luado por l slo en relacin a sus propias acciones y est limitado.a perodos de duracin restringida. Por ejemplo un nio de mso menos 8 aos no maneja en forma objetiva el concepto de semana.0 mes; su conocimiento se centra en relacin a las actividades sis-temticas que realiza. Una semana tendr, 5 das que corresponde alperodo en que va al colegio.

    Esta concepcin subjetiva de espacio y tiempo hace suponer cier-ta incidencia en el aprendizaje de la lecto-escritura. En el perodo.anterior se vio que el nio no era capaz de establecer relaciones pre-cisas entre los elementos de un objeto, de una situacin o secuen-da. En este perodo, a travs de la concepcin euclidiana del espa-cio, aparece un conocimiento preciso de. las relaciones espaciales.Por ejemplo, el nio es capaz de distinguir los elementos que com-ponen una letra o palabra y la forma en que stos se combinanentre s.

    Aqu es importante distinguir entre la percepcin global y el.anlsis implicado en la reproduccin de cualquier smbolo grfico.

    Cualquier proceso de lectura o escritura desde el punto de vis-ta perceptivo involucra tres etapas: 1) la percepcin global directadel estmulo o la percepcin auditiva apoyada en una imagen.mental: 2) el desglosamiento de la figura en cada una de sus par-tes; y 3) la reproduccin grfica u oral del estmulo inicial conser-vando sus caractersticas propias, tanto en la organizacin espacialcomo temporal.

    De aqu entonces se desprende que no sirve como criterio de.prediccin para el aprendizaje de la lectura y la escritura el que unnio tenga xito en el reconocimiento de figuras, por complejas questas sean, como pueden ser las letras.

    Desde que se inicia el concepto euclidiano del espacio el nio..avanza en su capacidad de captacin y reproduccin de figuras. Enla medida en que el nio maneja los elementos de la realidad entres dimensiones notar la importancia de la posicin de los signosya que la variacin en este aspecto determina cambios en su signi-ficado. Al iniciarse esta concepcin del espacio (euclidiana) ser ca-paz de reproducir slo estmulos muy simples y presentados en formaaislada.

    Vemos as que dentro de este proceso alcanta un rendimientoms eficiente en el plano de la lectura. Esta presenta una organiza-cin tmporo-espacial previa, establecida por otros, que l se limita.a reproducir verbalmente utilizando el lenguaje como medio de ex-presin, el que ya ha sido ejercitado durante bastante tiempo. Anas en principio se observa lectura silabeante y arrtmica. En cambio,en la escritura es l quien debe organizar su tiempo y su espacio para.transcribir el mensaje (en el caso del dictado) utilizando adems un

  • DESARROLLO DE LAS FUNCIONES BASICAS 2&7medio de expresin en el cual se ha iniciado recientemente '1 queimplica una mayor madurez neurolgica.

    Vemos por esto que cuando al nio se le hace copiar tiene ma-yor xito ya que nuevamente se le entrega un material organizadotmporo-espacialmente para 10 cual pone en juego s610 uno de 101dos procesos descritos.

    El concepto proyectivo del espacio, an cuando complementaal concepto espacial, no tiene incidencia directa en la Iecto-escrturapor cuanto sta se realiza siempre en un plano. Es importante, s, enforma tangencial en la medida en que permite al nio una ubica-cin y desplazamiento objetivo en el ambiente que lo rodea. Estodetermina un enriquecimiento de su funcin corporal estando staen estrecha relacin con el xito de este aprendizaje.

    c) Coordinacin Viso-Motora

    A medida que el nio integra con mayor objetividad su percep-cin del mundo, logrando un anlisis y una representacin msexactos de l, elabora y anticipa con mayor precisin los movimien-tos tendientes a operar en la realidad.

    Tenemos que en esta etapa el nio ha logrado la representacineuclidiana del espacio, lo que le permite conocer las relaciones con-cretas entre los elementos de una figura y establecer reconstruccio-nes mentales de ella. Esta es la base que le permite programar lasacciones y movimientos precisos que necesita para reproducir el disea inicial. As entonces la coordinaci6n viso-motora, con el apoyode la imagen mental resulta ms elaborada lo que se traduce en unamayor eficacia en la motricidad fina. Cuando se presenta al niouna figura para su reproduccin, primero la percibe globalmente,luego analiza las partes y las relaciones exactas entre stas y se lasrepresenta, asociando luego los movimientos necesarios para lograrun resultado satisfactorio.

    lIJ. OPERACIONES FORMALES

    En este perodo el desarrollo de las funciones bsicas no pre-senta modificaciones importantes. Al encontrarse dichas funcionessuperadas e integradas a la estructura del individuo, el mecanismode la lecto-escritura se incorpora a los aprendizajes del nio.

    Con la iniciacin de este perodo se ampla el campo de comoprensin de la lectura y la capacidad de expresin a travs de laescritura. El sujeto maneja la realidad dentro del contexto de loposible. Este pensamiento tiene las caractersticas del pensamientohipottico-deductivo, En la medida que el nio de las operaciones

  • ;-----------------------------,--- , ...,.--,----,----,,---. -------

    .258 ALVAREZ y ORELLANA

    -concretas realiza experiencias con objetos, observa que muchas veceslos datos que obtiene no bastan para elaborar una solucin corree-ta al problema que se ha planteado. Esto fomenta el acercamientohacia lo no presente o potencial.

    En un primer momento este acercamiento a lo posible consiste.en generalizaciones simples hacia nuevos contenidos. Se libera deesta manera de los elementos concretos que le entregan las lecturasque realiza, utilizando paulatinamente proposiciones mentales quecontienen los datos que necesita. As, el nio organiza los diversoselementos del medio con tcnicas caractersticas de las operacionesconcretas, Estos elementos as organizados son enunciados en propo--siciones y stas combinadas entre s a travs del anlisis combinacio-nal caracterstico de las operaciones formales.

    Siendo lo hipottico-deductivo una caracterstica de esta formade pensamiento, a travs de la lectura el nio es capaz de obtenersus propias conclusiones, hacindose autnomo en relacin al adulto.Al mismo tiempo se plantea hiptesis que soluciona a partir de supropia investigacin.

    CONCLUSIONES

    Se deduce de lo hasta aqu expuesto que las funciones bsicas seinician con el nacimiento del nio, desarrollndose especialmentedurante el perodo sensorio motor.

    Este funcionamiento se encuentra a nivel de acciones concretasque realiza el nio. Si bien es cierto ste es un logro importante enel desarrollo, se encuentra an muy lejos de ser suficiente para elaprendizaje de la lecto-escritura. Las funciones bsicas analizadas.desde el punto de vista tradicional, es decir en forma esttica, co-rresponden a las adquisiciones del perodo sensorio-motor.

    Es necesario, como una segunda etapa, incorporarlas al pensa-miento. Esto significa que a partir de las actividades concretas, elnio logre distanciarse de esa realidad y manejarse aun nivel idea-don al. Esto permitir superar la lectura mecnica y transformarla enun elemento dentro del pensamiento general, elaborando a partirde ella razonamientos propios. Cuando esto ocurre el nio esten condiciones de utilizar la lecto-escritura como instrumento, y no

  • DESARROLLO DE LAS FUNCIONES BASICAS 259

    En sntesis, consideramos que el educador debe estimular lasfunciones bsicas teniendo presente que su objetivo ser lograr que-el nio experimente a travs de la accin para luego elaborar a par-tir de ella conceptos en forma concreta y llegar luego a proposicio-nes y deducciones que indicarn que ha logrado el pensamientoformal. Si el educador pierde de vista este objetivo estar inhibiendola posibilidad que el nio alcance un nivel superior.

    REFERENCIAS

    .Aebli, Una didctica fundada en la psicologa de Jean Piaget. Buenos Aires:Kapelusz, 1972.

    .Alvarez, A., r Orellana, E. Desarrollo de las funciones bsicas para el aprendi-zaje de la lecto-escritura segn la teora de Piaget. Primera Parte. RevistaLatinoamericana de Psicologa, 1977, 7, 581590.

    Bravo Valdivieso, L. Trastornos de aprendizaje 'Y de la conducta escolar (2. ed.)Santiago de Chile: Nueva Universidad, 1977.

    Condemarln, M., r Blomquist, M., La dislexia. Manual de lectura correctiva.Santiago de Chile: Universitaria, 1975.

    .Flavell, ]. La psicologa evolutiva de [ean Piaget, Traducido del ingls. BuenosAires: Paids, 1966.

    Fraisse, P. Les structures rythmiques. Pars: Erasme, 1956.

    Frosting, M., r Horne, D. The Frosting program [or the deuelopment 01 visualperception.

    -ladoulle, A. Aprendizaje de la lectura 'Y la dislexia. Buenos Aires: Kapefuss, 1966.

    Kephart, N. El alumno atrasado. Santiago de Chile: Miracle, 1976.

    Luquet, Les dessins eniantin, Pars: Alean, 1927.