Despertando a la iglesia

  • View
    348

  • Download
    37

Embed Size (px)

DESCRIPTION

En Despertando a la Iglesia, Charles R. Swindoll discute los desafíos, luchas, y las prioridades de la iglesia en el siglo 21. Presenta los problemas inherentes a la iglesia postmoderna basada en el entretenimiento y muestra como un retorno a la enseñanza bíblica restaurará su fuerza e impacto. El mensaje está siendo sustituido por otro de sólo sentirse bien en lugar de como cristianos pararnos firmes en un mundo que ha perdido su camino. Swindoll expone los problemas y ofrece soluciones para la iglesia evangélica posmoderna, abriendo los ojos a los lectores con sus declaraciones audaces. Swindoll explica el restablecer a la iglesia como una experiencia que cambia la vida, basado en los principios de las enseñanza de Jesús.

Text of Despertando a la iglesia

  • Como creyentes, hemos estado distrados y tuvo lugar un cambio. Hemos pasado de la era cristiana a una era poscristiana. Un nuevo oscurantismo.

    Vivimos en un mundo totalmente nuevo. Nada fue ms adversamente afectado por el posmodernis-mo que la iglesia y su relacin con la Palabra de Dios.

    El posmodernismo prospera en el caos. Desea des-truir todo criterio moral y reemplazarlo por ningn criterio. Por eso, nuestros jvenes prefieren la reali-dad virtual basada en emociones que una realidad basada en la razn. Como resultado, vemos el au-mento de la ignorancia bblica, aun en la Iglesia. En la medida que se busca el entretenimiento y or me-nos la verdad bblica, la erosin aumenta.

    Despertando a la Iglesia es para dos grupos de per-sonas:

    El primero, personas serias, establecidas, que piensan claramente, que concurren a sus igle-sias y saben que hay un mejor camino, y tie-nen la resolucin y la valenta de rechazar la creciente ola del posmodernismo.

    El segundo grupo son los pastores, especial-mente aquellos que se encuentran indecisos y necesitan una palabra convincente para adoptar una posicin en contra de la marea del posmodernismo y volver a colocar la Pa-labra de Dios en el centro de la adoracin en la Iglesia, donde debe estar.

    A pesar de la erosin devastadora que hemos visto hasta ahora, Cristo ha declarado que edificar su Iglesia, y nada, ni aun los poderes del infierno, podrn dete-nerlo. En verdad, la batalla ya fue ganada y Cristo ser triunfante al final, y aquellos de nosotros que perma-nezcamos y vivamos para l seremos victoriosos. Estas son buenas nuevas! Ese es el mensaje fundamental de este libro.

    Lo que debemos hacer es unirnos a Jess en el desafo ms grande que jams hemos enfrentado, Despertando a la Iglesia!

    EL DR. CHARLES SWINDOLL ha dedicado ms de cuatro dcadas a dos pasiones: un compromi-so intransigente a la comunicacin y la aplicacin prctica de la Palabra de Dios, y una devocin in-cansable para ver vidas transformadas por la gracia de Dios. Charles se gradu con la distincin Mag-na Cum Laude del Dallas Theological Seminary y desde entonces ha sido honrado con cuatro docto-rados. Por sus enseanzas en Visin para Vivir, ha recibido el premio Program of the Year y Hall of Fame por National Religious Broadcasters, como tambin mltiples premios por sus libros. l y su esposa Cynthia han pasado el medio siglo y viven en Texas. Para ms informacin sobre Charles, visite: www.insight.org.

    El posmodernismo comenz en la comunidad acadmica, luego se infiltr en el liderazgo, despus se hizo parte del Congreso, las escuelas pblicas y nuestros hogares. Tris-temente, las iglesias evanglicas adormecidas tambin se deslizaron en las aguas turbias del pantano poscristiano.

    CHARLES R. SWINDOLL

    En Despertando a la Iglesia, Charles Swindoll, autor de xitos y uno de los maestros de la Biblia ms atesorados, hace un llamado a la Iglesia de Jesucristo a notar cunto nos hemos deslizado. Esta gran erosin ha cau-sado una explosin de guerras destructivas de adoracin, reduciendo la adoracin transformadora al entretenimiento, reemplazando el alimento de la Palabra de Dios por comida chatarra, y causando un hundimiento muy profundo en la tolerancia cultural. La Iglesia est dormida al volan-te, y es hora de despertar!

    A pesar de la devastadora hambruna espiritual, por la gracia de Dios, an podemos dar vuelta esta situacin. Cristo prometi: Y yo tambin te digo, que t eres Pedro, y sobre esta roca edificar mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecern contra ella (Mt. 16:18). Por tanto, su presen-cia todopoderosa nos ayudar en este desafo que tenemos por delante.

    Jams he sentido tanta pasin o esperanza por ver a la Iglesia despertar a un nuevo andar con Dios y as conectar a nuestra cultura con Jesucristo. Esto comienza ahora contigo y conmigo.

    Charles SwindollCategora: Iglesia/Pastoral

  • Despertando a la Iglesia 2015 por Charles R. Swindoll, Inc.

    Publicado por Editorial Patmos, Miami, FL. 33169Todos los derechos reservados.

    Publicado originalmente en ingls por FaithWords, Hachette Book Group, 237 Park Avenue, New York, NY 10017, con el ttulo The Church Awakening: An Urgent Call For Renewal 2010 por Charles R. Swindoll, Inc.

    A menos que se indique lo contrario, las citas bblicas se toman de la Nueva Versin Internacional, 1999 por la Sociedad Bblica Internacional.

    Traduccin: Silvia CudichEdicin: Marian BelmonteDiseo de portada: Leonardo Francia

    ISBN 13: 978-1-58-802743-6Categora: Iglesia/Pastoral

    Impreso en BrasilPrinted in Brazil

  • Es con una inmensa gratitud por su vida y ministerio que dedico este libro al Dr. Stanley D. Toussaint, destacado profesor del cual he aprendido mucho, expositor bblico que siempre he admirado, sabio mentor al que enorme-

    mente respeto y junto a quien sirvo ahora como anciano de Stonebriar Community Church.

  • Cuando la Iglesia es completamente diferente del mundo, invariablemente lo atrae. Es entonces cuando el mundo se ve obligado a escuchar su mensaje, aunque pueda odiarlo

    al principio.

    D. Martyn Lloyd-Jones

  • ndice

    Introduccin .......................................................................... 7

    1 La Iglesia: Comencemos aqu ................................................17

    2 Desafos, luchas, soluciones, prioridades ................................39

    3 Los rasgos propios de una iglesia contagiosa ..........................81

    4 La adoracin: Un compromiso no una guerra ..................121

    5 De qu se tiene que dar cuenta la Iglesia? ........................... 155

    6 Cmo tendra que reaccionar la Iglesia? .............................185

    7 La Iglesia a la deriva ............................................................ 215

    8 Ha llegado el momento de compensar por los aos ..........241

    Conclusin ..........................................................................269

    NOTAS ..............................................................................275

  • He aqu el gran desastre evanglico: el fracaso del mundo evanglico de encarnar la verdad como verdad. Existe una

    sola palabra para describir esto, acomodacin: la iglesia evanglica se ha acomodado al espritu del mundo de esta

    poca.Francis Schaeffer

  • IntroduccinEn medio de nuestra distraccin, todo fue cambiando. Nuestro mundo ya no es como el de nuestros abuelos o de hecho, como el de nuestros padres. Sin darnos cuenta, las cosas han ido cam-biando; o tal vez debera decir, deteriorndose. Sin percatarnos de ello, nos hemos ido apartando de aquello que conocamos como un mundo moderno hacia un mundo posmoderno. Hemos pasado de una era cristiana a una era poscristiana. Por este motivo, nos encontramos en un mundo que es menos amistoso con la Iglesia y que cada vez est ms desconectado de la Biblia. De modo que no debera sorprendernos que la gente de nuestra poca sea ms igno-rante acerca de la Biblia que toda la gente de otras pocas desde la Edad Media.

    En los Estados Unidos haba un programa de televisin llamado The Tonight Show con su anfitrin Jay Leno. Mucho de lo que Leno haca era de mal gusto y desvergonzado, pero eso era lo que mante-na su alto ndice de audiencia. Una noche, Leno estaba realizando una de sus tpicas entrevistas en la calle. Era cmico y trgico al mismo tiempo. Sali a la calle y comenz a hacerles preguntas a personas desprevenidas sobre la Biblia. Las preguntas no eran dif-ciles ni tramposas. De hecho, la idea era que fueran fciles. Eso es lo que haca que todo fuera tan cmico.

    Leno le pregunt a una persona: Tuvieron Eva y Adn hijos?Una mujer, despus de unos pocos segundos de pensarlo cuida-

    dosamente, dijo: No, no, ellos nunca tuvieron hijos.Nombre los dos hermanos, Can y ______.Silencio. Ni idea. Probablemente estaba pensando Can y Hura-

    cn, o algo semejante. No ella no saba la respuesta.Muy bien qu fue lo que le sucedi a la esposa de Lot?

  • Despertando a la Iglesia8

    Ninguna respuesta. Y luego, a uno de los transentes se le esca-p: Quin era Lot?

    Una breve pista. Ella se convirti en ____.La persona dijo: Un ngel.Leno se dirigi a otra persona.Puede nombrarme a uno de los apstoles?Ninguna respuesta. Continu diciendo:Est bien, entonces nmbreme a los cuatro Beatles.La respuesta fue inmediata: John, Paul, George y Ringo. La

    gente aplauda.Cuntos mandamientos hay?Un hombre anunci con valenta: Tres. Hay tres mandamien-

    tos.Otra persona dijo: No, son veinte. Veinte mandamientos.Otra dijo: No, son como los discpulos: son doce.Puedes mencionar cuatro de ellos? les pregunt Leno.Na-

    die poda mencionar cuatro.Puedes mencionar uno de ellos?Un muchacho dijo: Algo sobre no codiciar la esposa de tu veci-

    no. (Qu interesante que era ese el que recordaba.)Jay dijo: Quieres decir, si es bonita.Y l le respondi: S, yo yo creo que eso es.Jay dijo: Es bonita la esposa de tu vecino?El hombre dijo: No, no es bonita. Yo pens: Me pregunto si la

    esposa de su vecino estar viendo el programa.A quin se lo trag una ballena?Una ballena? preguntaron. Es esa pregunta una pregun-

    ta capciosa?No, permtanme darles una pista: J________.Juana de Arco fue la respuesta inmediata.No, Jo________.Joe DiMaggio.No.Pinocho.Jay sigui adelante. Qu dos ciudades fueron destruidas, segn el libro de Gne-

    sis? Djenme darles una pista: Sodoma _______.

  • Introduccin 9

    Despus de una breve pausa, la persona que estaba all en la calle trat de adivinar: Saddam Hussein?

    El mundo que vivimos no slo ignora los hechos bsicos de la Biblia, sino que tambin es escptico, convencido de que no existe tal cosa como la verdad absoluta. El engao es tan sutil que nos puede llevar a creer que lo bueno es malo, y que lo malo en realidad es bueno. Y trgicamente, la mayora de la gente no s