EL INFIERNO - Jaerock lee.pdf

Embed Size (px)

Text of EL INFIERNO - Jaerock lee.pdf

  • EL INFIERNO

    1.) El Infierno(1) - Infierno(1)

    Rev. Jaerock Lee

    : Infierno (1) : Aconteci que muri el mendigo, y fue llevado por los ngeles al seno de Abraham\\\; y muri tambin el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alz sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lzaro en su seno. Entonces l, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de m, y enva a Lzaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua\\\; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acurdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lzaro tambin males\\\; pero ahora ste es consolado aqu, y t atormentado. Adems de todo esto, una gran sima est puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aqu a vosotros, no pueden, ni de all pasar ac. ====================================== Queridos hermanos y hermanas en Cristo. Con este servicio de domingo por la maana, comenzamos la serie de sermones sobre el Infierno. Ya he compartido con ustedes una serie sobre el infierno, y hasta se public un libro al respecto. Sin embargo, la razn que me lleva a volver sobre este tema, es que ms gente pueda conocer sobre el Infierno, incluyendo los televidentes de GCN. Hasta ahora, les he predicado sobre el Cielo. Dios quiere que todos conozcan sobre el Cielo y el Infierno. Ciertamente, Cielo e Infierno existen. Es de esperar que una persona para que muera tiene que haber nacido primero. Tras la muerte, cada persona ser juzgada e ir tanto al Cielo como al Infierno. Dios Padre anhela que sus hijos amados conozcan esta realidad y que vivan con la esperanza del Reino de los Cielos. Dios no desea que nadie en absoluto se pierda y se vaya el Infierno. En Romanos 5:7-8, podemos ver cun fiel es el amor de Dios. Estos versculos dicen: Ciertamente, apenas morir alguno por un justo\\\; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo an pecadores, Cristo muri por nosotros. Dios aun dio a su Hijo unignito para salvar a toda la humanidad de ir al Infierno. Jess era limpio y sin culpa, inocente\\\; sin embargo, tom nuestro lugar de pecadores y recibi el cruel castigo. Si simplemente creemos esta verdad y vivimos en la luz, cualquiera puede alcanzar salvacin del Infierno y entrada al Reino celestial. El camino a la salvacin y la puerta del cielo se abrieron de par en par para todos los pecadores por el gran amor de Dios. Mas cuando predicamos esta verdad hoy en da, la gente se muestra indiferente, o no quieren aceptarla o creerla. Algunos dicen, Con todo lo que han avanzado la ciencia y la tecnologa, todava creen en el cielo y el infierno?, han estado ah?, lo sabremos cuando muramos. """"

  • A medida que la ciencia sigue evolucionando, y el pecado y las tinieblas prevalecen en este mundo, la conciencia de las personas est cada vez ms cauterizada. Niegan la vida venidera y el juicio.

    Ya que no conocen la verdad, muchsima gente comete toda clase de pecados siguiendo su propia lujuria, y as transitan el camino hacia la muerte. Incluso estn aquellos que dicen ser creyentes, confiesan creer en Dios, pero mantienen su amistad con este mundo y viven vidas de pecado. Esto se debe a que su entendimiento y creencia son dbiles\\\; no tienen temor del Juicio venidero ni de los horrores del Infierno. Pero el tiempo no se detiene y el fin se aproxima. Y el corazn de Dios Padre sigue buscando con desesperacin salvar ms almas. Es por eso, que Dios nos permite conocer sobre el Infierno y predicar al respecto. Queridos hermanos y hermanas en Cristo. El Infierno no es tu tema muy fcil sobre el cual predicar. Cuando aquellas personas que s tiene verdadera fe y que est llenas del Espritu Santo, escuchan sobre el Infierno dicen llenas de gratitud, Estoy agradecido que Dios me haya salvado de tan horrible lugar"""". En cambio, cuando los que escuchan sobre el Infierno son los que tiene una fe dbil o son creyentes muy nuevos, estos se llenan de miedo. Inclusive algunos de ellos ni siquiera asisten a los servicios o hasta dejan de ir por completo a la iglesia. Eso es algo que realmente parte el corazn. Algunas personas que no tiene conocimiento acerca del Reino espiritual pueden llegar a tener conceptos muy equivocados, ya que no creen en lo que La Palabra dice sobre el Infierno. Hasta para m, como pastor, me gustara slo predicar palabras de bendicin y decirles, Slo crean en Jess y luego recibirn salvacin y bendicin. Entonces as, la predicacin no resultara incmoda ni para los miembros de la iglesia ni para m. Pero si slo predico palabras lindas y fciles de recibir, que sean agradables al odo, entonces quin peleara contra los pecados hasta el punto de derramar sangre? nicamente cuando tenemos plena conciencia sobre la realidad del Cielo y del Infierno, podemos mantenernos alerta y no hacer amistad con este mundo. Luego arrebataremos los lugares celestiales por la fuerza. Ms aun, si en ustedes hay pecado y tienen miedo al escuchar este mensaje, eso significa que van a ser bendecidos. Al escuchar los pecados de los creyentes en la iglesia de Corinto, el apstol Pablo una vez les escribi con

    lgrimas en los ojos que se arrepintieran. Debido a eso, ellos se arrepintieron. Pablo estaba tan lleno de gozo al escuchar sobre eso, que volvi a escribirles. La primera parte del versculo de 2 Co. 7:9 dice, """"Ahora me gozo, no porque hayis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento. Si podemos llegar a afligirnos al punto tal de arrepentirnos, entonces eso s es una gran bendicin. Cuando queremos volvernos del pecado y arrepentirnos, Dios siempre nos da la fuerza y la gracia necesarias. Si nosotros nos arrepentimos de todo corazn y nos volvemos de nuestro camino y andamos en la luz, Dios ni siquiera recordar nuestros pecados pasados. l nos limpiar, y como dice Isaas 1:18, la ltima parte del versculo, si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve sern emblanquecidos\\\; si fueren rojos como el carmes, vendrn a ser como blanca

  • lana. Por lo tanto, an si ha andado en tinieblas hasta ahora, yo les exhorto a que confen en el amor de Dios Padre y se conviertan de todo corazn.

    De esa manera, anhelo que puedan escuchar esta serie de mensajes, llenos de fe y teniendo la seguridad que pueden entrar al Reino de los Cielos. Hermanos y hermanas. La palabra que de ahora en adelante les compartir es fiel y verdadera. Espero que ni una sola persona entre ustedes tenga dudas. No podemos aprender sobre el reino espiritual a travs del mero conocimiento o del poder del hombre. Podemos aprender sobre esto slo si Dios nos lo revela. Dios nos cuenta de la existencia del Infierno al dejarlo por escrito en varias partes de la Biblia. Pero la Biblia, que como libro que tiene su principio y fin, no puede incluir cada detalle del infierno. Por lo tanto, Dios nos compartir cosas ms profundas y ms detalles del reino espiritual a travs de personas que tiene comunin con l. Amos 3:7 dice, Porque no har nada Jehov el Seor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. Y como Dios no quiere que ninguno de Sus hijos se vaya al infierno, Por qu no nos contara los secretos del Infierno? Su deseo es que todos conozcamos. Hay personas que han estado en el Infierno por la pura gracia de Dios. Incluso hasta hermanos de esta iglesia han visto el Infierno con sus ojos espirituales. Hace 34 aos, el poder de Dios me san de todas mis enfermedades. Ciertamente, me encontr con y experiment al Dios Viviente. Desde ese entonces, he aceptado y credo toda palabra de Dios acerca del Cielo, Infierno y sobre el Juicio. Como consecuencia, me he esforzado por hablarle a todo aquel con el que me encuentro sobre Dios y por predicar el Evangelio. Pero cuando me topo con esas personas que se niegan a creer, siento mucha pena por sus almas. Siempre pienso de qu manera puedo hacer para poder guiarlos a creer que la Palabra de Dios es verdadera. Entre tanto, comenc a orar para que el Espritu Santo me guiara. Oraba y ayunaba, an poniendo a veces mi vida en peligro, pero luego Dios comenz a ensearme la Biblia.

    Tambin, Dios me permiti conocer con claridad sobre el Cielo y el Infierno. He predicado los mensajes que de Dios he recibido sin temor alguno. No me dejado persuadir de dejar de predicar, an cuando he sufrido persecucin o he padecido a causa de esto. Y esto es porque conozco muy bien el corazn de Dios, que no quiere que nadie se pierda y termine en el Infierno. Algo de lo que estoy muy agradecido es que los libros sobre el Cielo y el Infierno hayan sido traducidos a tantos idiomas y publicados en tantos pases. Mucha gente ha dado testimonio que a travs de la lectura de esos libros, han llegado al arrepentimiento de sus pecados y sus corazones han sido renovados.

  • Adems, algo por lo que tambin estoy agradecido es que Dios nos est dando ms que pruebas evidentes de que podemos confiar en que todas las palabras que nos ha dado son verdad.

    Juan 4:11 dice, Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en m\\\; de otra manera, creedme por las mismas obras. El Seor nos ha dado muestras sorprendentes del poder de Dios desde el mismo comienzo de esta iglesia. Recientemente, l nos ha permitido experimentar el mbito espiritual que difiere del fsico. Por medio de este, es decir, del reino espiritual, podemos tener mayor certeza acerca de la existencia del Cielo y del Infierno. Hoy le pido a Dios que manifieste an ms Su poder. Pueden estar seguros que no lo hago por m\\\; sino que como pastor lo hago para que aquellas personas que no creen en la Palabra de Dios que se predica, alcancen salvacin. En la Biblia, hallamos a No predicando una y otra vez que el Juicio del Diluvio ciertamente se acercaba. No obstante, hasta el mismo da en que No subi al a