of 12 /12
GERVASIO SÁNCHEZ LA DENUNCIA HECHA IMAGEN IGNACIO GARCÍA ESCARDA Fotografía informativa 3º B (28 de mayo de 2013)

Ensayo Gervasio Sánchez

Embed Size (px)

Text of Ensayo Gervasio Sánchez

Page 1: Ensayo Gervasio Sánchez

GERVASIO SÁNCHEZ LA DENUNCIA HECHA IMAGEN

IGNACIO GARCÍA ESCARDA

Fotografía informativa

3º B

(28 de mayo de 2013)

Page 2: Ensayo Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez: la denuncia hecha imagen Ignacio García Escarda

2

GERVASIO SÁNCHEZ:

LA DENUNCIA HECHA IMAGEN

"Me hace gracia cuando la gente dice de mí que soy comprometido.

No soy un periodista comprometido, sino un periodista."

(Gervasio Sánchez)

Pocas veces en su vida un periodista sabe que es tan

independiente en su trabajo, como para sentirse

privilegiado y vivir con tanta coherencia, humildad y

compromiso consigo mismo el arte de relatar, el arte de

plasmar en imágenes, el arte de ser testigo del dolor y la

realidad de las mujeres y hombres en la cara más cruel de

la vida.

Como él mismo reconoce, “mi libertad de movimiento me

permite hacer el periodismo que mucha gente haría si

pudiera”. Cercano, sincero, pausado, apasionado, humano,

Gervasio Sánchez representa la utopía de la entrega en

aquello que se cree, a lo que se ha buscado vocacionalmente, al periodismo que quiere

relatar las cosas como son, sin dejar resquicio alguno a la interpretación, a la duda o a la

justificación.

Sumergirse en la persona que es Gervasio Sánchez, en su obra, en su progresión, en sus

logros…, es un trabajo ímprobo y nada sencillo; páginas, tomos enteros se han escrito

sobre él, su persona y su obra son objeto de decenas de miles de comentarios en la red;

su experiencia personal y profesional nos obliga a recorrer todos los rincones del mundo,

y su capacidad de emocionar e ilusionar consiguen empequeñecer a cualquier atrevido

ser humano que quiera adentrarse en lo que es Gervasio y representa.

Page 3: Ensayo Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez: la denuncia hecha imagen Ignacio García Escarda

3

Gervasio Sánchez no se amilana cuando se trata de contar lo que ha visto o denunciar lo

que ha vivido 1.

Estas páginas quieren ser un acercamiento a Gervasio desde la sencillez, la claridad y la

concreción; recordar su biografía, sus obras, los galardones que se le han otorgado,

redescubrir pensamientos y deseos, así como reflejar de manera testimonial su obra,

concretamente en las dos últimas recopilaciones fotográficas 2, es lo que pretenden

desarrollar las páginas siguientes.

Su biografía es sencilla como él y llena de pasión como refleja su obra. Gervasio Sánchez

nace un caluroso mes de agosto de 1959 en Córdoba, con una vida aparentemente

normal y sin grandes acontecimientos que destaquen en su juventud, se licenció en 1984

en Periodismo cursando sus estudios en la Facultad de Ciencias de la Información de la

Universidad Autónoma de Barcelona. Aunque andaluz de nacimiento, Aragón le ha

adoptado como si fuera nacido en esta tierra, residiendo en Zaragoza desde la década de

los ochenta.

Desde que se licenció, Gervasio ha desarrollado su labor como periodista independiente;

ha sido reportero gráfico de la mayor parte de los conflictos armados, desde 1984 hasta

1992, en América Latina y también cubrió la Guerra del Golfo. Es en 1988 cuando

comienza una relación especial con “Heraldo de Aragón”, el diario de mayor tirada en

Aragón, y cubre como reportero la ya mencionada Guerra del Golfo y los conflictos

armados de Yugoslavia, África, Asia y América Latina. A este trabajo como corresponsal

libre, se añade su colaboración con la “Cadena SER” y con la edición española de la

1 “Todos los gobiernos españoles desde el inicio de la transición encabezados por los

presidentes Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe Gonzáles, José María Aznar y

José Luis Rodríguez Zapatero permitieron y permiten las ventas de armas españolas a

países con conflictos internos o guerras abiertas”. Gervasio Sánchez, entrega de los

premios Ortega y Gasset, 7 de mayo de 2008, otorgados por El País.

2 “Antología”, recorre su amplia trayectoria fotoperiodística desde 1984 hasta finales

de 2011, y “Desaparecidos” que forma un proyecto documental sobre las

desapariciones forzosas en América Latina, Asia y Europa, realizado entre 1998 y

2010.

Page 4: Ensayo Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez: la denuncia hecha imagen Ignacio García Escarda

4

“British Broadcasting Corporation” (BBC) en 1994; su reconocimiento profesional

aumenta cuando se incorpora como colaborador del magazine de “La Vanguardia” y con

la revista “Tiempo, a partir del año 2000.

Si dilatado es su trabajo periodístico como reportero gráfico, su producción fotográfica se

ve plasmada en abundantes libros 3, cuyos títulos reflejan el drama de su contenido: “El

cerco de Sarajevo”, publicado en 1194 y que resume su trabajo en el sitio de la capital

bosnia entre junio de 1992 y marzo de 1994; “Vidas minadas”, cuyo trabajo inició en

octubre de 1995 pero no fue publicado y expuesto hasta 1997, con la colaboración de

Médicos Sin Fronteras, Manos Unidas e Intermon; en 1999 publicó su libro fotográfico

“Kosovo, crónica de la deportación; “Niños de la Guerra”, publicado en septiembre del

2000, que aglutina su trabajo de la última quincena del siglo XX en más de quince

conflictos armados; “La caravana de la muerte. Las víctimas de Pinochet”, en mayo de

2001; en diciembre de 2002 se publica “Cinco años después. Vidas minadas”. También

hay alguna obra en colaboración, como “Latidos del tiempo”, publicada en 2004 y

realizada junto al escultor Ricardo Calero. Una inmersión en la novela a través de “Salvar

a los niños soldados”, publicada en 2004. Continuará con otra serie de libros fotográficos,

como “Sierra Leona. Guerra y Paz”, en el año 2005; “365 Vidas minadas”, del 2007;

“Vidas Minadas”, publicado también en el 2007; y “Desaparecidos”, del año 2011.

Los premios, para Gervasio, son el reconocimiento a “sus hijos adoptivos”, a los que él ha

visto al borde de la muerte. Tal capacidad creativa a la hora de retratar el dolor, la vida y

la muerte, no podía pasar inadvertida y mucho menos, no ser reconocida por todas esas

personas a lo largo de todo ese mundo que ha sido y es el centro del objetivo de su

cámara. Gervasio Sánchez siempre ha agradecido los reconocimientos que se le han

otorgado pero también ha dejado claro que los verdaderos protagonistas de sus fotos son

los que más le han sabido reconocer su trabajo; como él afirma: “Les aseguro que no hay

nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad” 4.

3 La mayoría de sus libros fotográficos fueron editados por Leopoldo Blume, y la novela

“Salvar a los niños soldados” por la editorial Debate.

4 Entrega de los premios Ortega y Gasset, 7 de mayo de 2008, otorgados por El País.

Page 5: Ensayo Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez: la denuncia hecha imagen Ignacio García Escarda

5

El listado de premios, reconocimientos, nombramientos… de los que se ha hecho

merecedor Gervasio Sánchez es extenso y a la vez, intenso. Son numerosos los premios

otorgados por sus colegas periodistas; son ejemplo de ellos: “Mejor periodista del año”

concedido por la Asociación de la Prensa de Aragón, en 1993, por su cobertura de la

guerra de Bosnia; al año siguiente fue el Club Internacional de Prensa de Madrid quien le

entregó el premio al “Mejor trabajo gráfico del año”; en enero de 2006, la Asociación de la

Prensa de Madrid le concedió el premio “Javier Bueno”; hace menos años, en 2009,

recibió el premio “Libertad de Expresión” que otorga la Unió de Periodistas Valencians; así

podríamos seguir con los reconocimientos de sus colegas de Córdoba o de medios de

comunicación como “El País”, “La Vanguardia”… Entre los más recordados por su

resonancia se encuentra el premio “Ortega y Gasset de Fotografía”; fue concedido en abril

de 2008, pero fue el 7 de mayo de ese año cuando tuvieron eco sus denuncias, no tanto

por las fotografías que habían ganado el premio sino por las palabras que pronunció

cuando recogió el galardón y que finalizaban con este deseo: “…yo también tengo un

sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes

para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o

no, en un exportador de la muerte” 5.

Otros reconocimientos institucionales acompañan su trabajo profesional y su calidad

humana; así, la concesión del título de “Hijo adoptivo de la ciudad de Zaragoza” o el ser

nombrado “Enviado Especial de la UNESCO por la Paz” en el año en que se celebraba el

50 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, no son más que

pequeñas muestras de su gran humanidad y su dignidad profesional.

Dónde encuadrar la obra de Gervasio Sánchez es una aventura apasionante para aquel

estudioso de la fotografía en general o de la obra de Gervasio en particular; definir su

estilo, sus fuentes, localizarlo en una escuela determinada o saber qué tendencias han

marcado sus imágenes, es invitarnos a recorrer su vida, su desarrollo vital porque es el

que marca radicalmente su obra.

5 Gervasio Sánchez, entrega de los premios Ortega y Gasset, 7 de mayo de 2008,

otorgados por El País.

Page 6: Ensayo Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez: la denuncia hecha imagen Ignacio García Escarda

6

Cuando Gervasio nace al fotoperiodismo, allá por el año 1984 y en Latinoamérica,

comienza su autoformación; es un autodidacta, sin limitaciones, aprende de sus colegas y

son episodios de violencia, de guerra y los trabajos de sus compañeros, los que le

enseñan a ser intuitivo, a dejarse llevar por lo que siente para ser capaz de transmitir. Así,

a lo largo de ocho años, Gervasio convierte sus primeras experiencias convulsas en

reportajes intensos y vivos. El Salvador y su proceso de paz, Nicaragua y su revolución

sandinista, los desaparecidos de Guatemala y el drama inmenso e intenso de Chile,

Panamá, Perú o Colombia, forjan al periodista-humano.

En esta etapa, las instantáneas de Gervasio son en color, sintéticas y contundentes; son

fotografías originales, tienen otra forma de transmitir la noticia, más cercanas, directas al

hecho, sin otro tipo de sutilezas que deriven o adornen lo que se quiere obtener.

Hasta 1992, Gervasio Sánchez compagina su trabajo de fotoperiodista con su trabajo de

hostelería en los meses de verano para financiarse sus proyectos en Latinoamérica; a

partir de 1992, en su segunda etapa, ya puede vivir de su trabajo como reportero.

Segunda etapa de su obra que también es vitalmente diferente a la primera. Ocupa otros

ocho años de su vida (de 1991 a 1999), su referencia geográfica es Europa; pero una

Europa convulsa, bélica, dramática…, esto no es diferente a su primera etapa en

Latinoamérica. En Croacia y en Bosnia-Herzegovina, la gran violencia de la que es testigo

se plasma en unas instantáneas a color muy duras. La población civil es el objetivo de la

violencia y del testimonio de su cámara; frente a esas fotos a color, aparecen una serie de

fotografías en blanco y negro que quieren trasladar lo íntimo de las personas, lo que

ocurre en el día a día de la retaguardia. El color es utilizado para el dolor del frente de

guerra, y el blanco y negro para el dolor de las personas que no luchan pero son víctimas

también.

De esta etapa surgen aspectos y formas que se repetirán a lo largo de su obra posterior;

un primer recopilatorio de sus instantáneas, publicado en 1994, “El cerco de Sarajevo”

animará a Gervasio a continuar publicando volúmenes que relatarán historias que se

repetirán sea donde sea que se produzcan. Las minas antipersona, los refugiados y

desplazados, los desaparecidos…, personas y hechos que se convertirán en los

protagonistas de su obra.

Page 7: Ensayo Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez: la denuncia hecha imagen Ignacio García Escarda

7

Cambia de continente y nace una tercera etapa en el crecimiento autodidacta de Gervasio

Sánchez. Quizás la técnica ya esté dominada, quizás lo que se quiere transmitir ya esté

claro; pero en esta tercera etapa Gervasio descubre el dolor de los que menos tienen, el

dolor sobre el dolor. Vivirá el genocidio, la enfermedad, el éxodo, las ejecuciones

indiscriminadas, las mutilaciones, la hambruna, los niños soldados…

Continente de contrastes que tarda en descubrir pero que los encuentra; Sierra Leona

marca un antes y un después en los catorce años que dura esta etapa (1994-2007),

aparecen juntas la guerra y la paz. Mutilaciones junto a la rehabilitación de niños

soldados.

En esta etapa predominan las fotos en blanco y negro sobre las de color; éstas últimas

son diferentes, el color sirve para plasmar imágenes de la vida cotidiana, alejadas del

drama que vive el continente africano.

En esta tercera etapa nace un de los proyectos más emblemáticos de Gervasio Sánchez,

“Vidas minadas” es el primer gran documental del periodista; recoge en forma de trilogía

un verdadero documento histórico, testigo de los efectos de las minas antipersona en

diferentes partes del mundo. Son instantáneas en blanco y negro, duras, serenas,

sinceras; destacar una sobre otra es difícil, quizás lo más novedoso es el seguimiento que

Gervasio hace, a través de sus instantáneas a lo largo de los años, de tres jóvenes

víctimas: la mozambiqueña Sofía Elface Fumo, el camboyano Sokheurm Man y el bosnio

Adis Smajic.

Tras “Vidas minadas”, Gervasio Sánchez se embarca en el documental más relevante,

según reconoce él mismo; ocupa los años 1998 a 2010, corriendo casi en paralelo con su

anterior proyecto y se denomina “Desaparecidos” 6.

Un salto cualitativo, prácticamente insalvable, se produce en este último proyecto; la

invisibilidad de las víctimas hace que el proceso sea mucho más complicado, Gervasio

consigue transmitir la presencia de las víctimas aun estando éstas desaparecidas. El

6 De ambos proyectos se hacen eco sus exposiciones “Desaparecidos” y “Antología”,

algunas de cuyas instantáneas se analizan al final de este Ensayo.

Page 8: Ensayo Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez: la denuncia hecha imagen Ignacio García Escarda

8

poder creativo del periodista, la capacidad de emocionarse y emocionar, hace que las

instantáneas que forman este documental sean la obra culmen del autor.

No se trata de una obra únicamente fotográfica, el autor realiza un trabajo exhaustivo de

documentación que abarca diez países, incluida España, en tres continentes.

Resumir el estilo de la fotografía de Gervasio Sánchez conlleva acudir a palabras de

personas que le conocen, que conocen su obra, pero que sobretodo le conocen como

persona; su obra transmite su humanidad y sencillez, su compromiso y su sinceridad, su

obra es real, impresiona… (sin –ismos) y sobretodo, conmueve.

“Gerva apuesta siempre por las historias olvidadas, no comerciales o viejas para la

inmediatez de los medios de comunicación. Esto hace de él una persona que utiliza su

cámara y su libreta para denunciar e intentar cambiar la suerte de los sin suerte” 7.

“Gervasio Sánchez es, por encima de todo, un periodista que ha sido testigo de la peor

condición del ser humano. La imagen y la palabra son sus herramientas para contarnos

las historias que quiere denunciar, y vuelca en ellas todo su esfuerzo. El resto ya es, en

muchas ocasiones, responsabilidad de una prensa más o menos comprometida” 8.

"Casi tan asombrosa como la capacidad humana para hacer daño es la capacidad

humana para no verlo" 9.

Este Ensayo es un intento atrevido de estudiar la vida, la obra, los méritos de uno de los

mejores fotoreporteros, fotoperiodistas o periodistas (como le gusta decir a él) españoles;

analizar el origen, la evolución y hacia dónde va la obra de Gervasio Sánchez es un

trabajo ímprobo pero totalmente gratificante, emocionante y conmovedor.

Para finalizar, veremos como parte del ensayo una muestra extremadamente sintética de

dos de sus últimas exposiciones, con algunas fotografías expuestas en las mismas.

7 Palabras del misionero Chema Caballero en la revista digital “Fusión”.

8 En la revista digital “Qué sabes de…”

9 Muñoz Molina en el prólogo de la presentación de la exposición “Antología” de

Gervasio Sánchez, 6 de marzo al 10 de junio de 2012. Tabacalera, C/ Embajadores.

Madrid.

Page 9: Ensayo Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez: la denuncia hecha imagen Ignacio García Escarda

9

ANTOLOGÍA, de Gervasio Sánchez

Esta exposición recorre, a través de 148 fotografías, algo menos de 100 retratos y 6

audiovisuales, una extensa etapa vital y profesional del fotoperiodista; las instantáneas

reflejan la realidad de América Latina de 1984 a 1992, de los Balcanes desde 1991 a

1999, África de 1994 a 2004, y los proyectos “Vidas minadas” (1995-2007) y

“Desaparecidos” (1998-2010).

En palabras de la comisaria de la exposición, Sandra Balsells, el objetivo de la exposición

es “divulgar un legado visual de enorme valor histórico y documental, en el que se

combina una material prácticamente inédito –obtenido durante sus primeros años de

aprendizaje y formación- con fotografías de actualidad ampliamente difundidas y con

proyectos documentales realizados a largo plazo que han otorgado una indudable solidez

a su obra”.

Esta exposición ha viajado a lo largo de todo el Estado español e importantes salas de

exposiciones han contado con su presencia; Andalucía, Aragón, Comunidad de Madrid,

Cataluña…, han sido algunos de los lugares visitados.

DESAPARECIDOS, de Gervasio Sánchez

Esta exposición se estructura como un recorrido por diferentes bloques temáticos; las

instantáneas nos descubren desde las instalaciones utilizadas para torturar y hacer

desaparecer a las víctimas hasta los casos de desaparecidos en España, pasando por

retratos familiares de las víctimas o el proceso de exhumación de restos localizados en

fosas. La exposición se completa con dos publicaciones (un libro con fotografías que

documentan los casos de desapariciones y otro en el que se muestran retratos de

familiares de desaparecidos) y un DVD.

La exposición “Desaparecidos” fue presentada simultáneamente en el Museo de Arte

Contemporáneo de Castilla y León, La Casa Encendida de la Obra Social Caja Madrid y el

Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona.

“Desaparecidos” es un testimonio documental categórico contra el olvido y recuperar la

memoria histórica de las personas desaparecidas en guerras o golpes militares.

Page 10: Ensayo Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez: la denuncia hecha imagen Ignacio García Escarda

10

De “Antología”

“Sofía a los 14, 19 y 24 años”

Febrero 1997 Febrero 2002 Febrero 2007

Fotografías en blanco y negro, corresponden al documental “Vidas minadas” y siguen la

vida de varias personas (en este caso Sofía Elface Fumo, de Mozambique). Las fotos

revelan la parte más humana de la tragedia, a pesar de las heridas la vida continua. Fotos

de gran realismo ensalzando a la persona y los cambios en su vida; algo continúa fijo, los

elementos que le recuerdan su tragedia (las prótesis ortopédicas) que aparecen en primer

plano. El dolor y la soledad de la persona se va empequeñeciendo a la vez que en la

instantánea van apareciendo aquello que compensa en su vida: sus hijos. Cada vez lo

vivo llena más el espacio sobre un fondo liso que centra la atención en la protagonista.

Niñas agonizan en orfanato. Nyundo, África.

Julio 1994

La cara más dramática de la vida

se ve en esta instantánea,

paradójicamente en color, tomada

cenitalmente que dirige la mirada

del espectador hasta la tragedia.

El punto de enfoque se dirige al

centro de la imagen lo que hace

que no encontremos solución o

salida. Dureza y dramatismo que

conmueve.

Page 11: Ensayo Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez: la denuncia hecha imagen Ignacio García Escarda

11

De “Desaparecidos”

Víctimas de ejecuciones extrajudiciales. Puebla de Cazalla (Sevilla), junio de 2009

Instantánea que pertenece al bloque temático “Proceso de exhumación de los restos

localizados en fosas”. Fotografía en blanco y negro que da más realismo a la escena; los

restos humanos claros destacan sobre lo oscuro de la tierra, no hay otros colores que nos

distraigan la atención o que desvíen la vista de lo que realmente interesa: los restos

humanos. La proyección de la fotografía hace que consideremos que es una fila sin fin de

restos, lo que da una dimensión de la tragedia.

Hatidza Mustafic, esposa de Seman Mustafic y madre de

Nedzad y Nijaz, desaparecidos en julio de 1995 en

Srebrenica.

Gervasio Sánchez consigue dirigir la vista del espectador

hacia la cara de la mujer que sostiene la fotografía de sus

familiares desaparecidos e inmediatamente nos fijemos en

la fotografía. La técnica del retrato se utiliza en este caso

para fijar nuestra atención en la cara de la mujer, El

equilibrio de los colores no distrae nuestra atención;

destacan la cara y las manos sobre el resto, con una clara

intención de centrar el objetivo de la instantánea: la falta de

esperanza ante la ausencia de sus seres queridos.

Page 12: Ensayo Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez: la denuncia hecha imagen Ignacio García Escarda

12

Bibliografía

Artículos de prensa

“Son los muertos los que menos sufren en una guerra”. Adrián Fatou. Diario de Jerez. 7 de febrero de 2013.

Páginas Web

es.wikipedia.org/Wiki/Gervasio_Sanchez#Notas

http://elproyectomatriz.wordpress.com

http://www.revistafusion.com/2005/febrero/entrev137-2.htm

http://www.quesabesde.com/noticias/gervasio-sanchez

http://www. diariodejerez.es/article/ocio/1455345.htm

Otros

Antología. Gervasio Sánchez. Folleto exposición. Tabacalera, Madrid. Junio 2012

Antología. Gervasio Sánchez. Dossier. Tabacalera, Madrid. Junio 2012

Desaparecidos. Gervasio Sánchez. Folleto Exposición. Casino de la Exposición. Sevilla.