Click here to load reader

Entrevista a Zaha Hadid

  • View
    246

  • Download
    2

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Interview to Zaha Hadid, architect and recipient of the Pritzker prize in Glasgow for the opening of the Riverside Museum of Transport.

Text of Entrevista a Zaha Hadid

  • A 10 aos del 9/11, la construccin y la Zona Cero de NY se renuevan.

    Cabo Pulmo: conservacin natural o medio siglo de desarrollo en BCS.

    LECCIONES ANTITERROR EL DILEMA SUSTENTABLE

    SEPT

    IEM

    BRE

    2011

    LECC

    ION

    ES A

    NTI

    TER

    RO

    RIS

    MO

    : A 1

    0 A

    O

    S D

    EL 9

    /11

    EN

    TREV

    ISTA

    A Z

    AH

    A H

    AD

    ID

    La arquitectura realmente avant- garde no entiende de modas ni de ciclos econmicos, dice la arquitecta ms reconocida de todos los tiempos.

    HADIDZAHAEN EXCLUSIVA

    AO XXXIX N 465 SEPTIEMBRE 2011 $55 Exhibir hasta el 30 de septiembre de 2011

    Domtica, lo ms nuevo en diseo residencial.

  • Septiembre 201132

    PORTADAZaha Hadid

    HZZAHA HADID LA ARQUITECTURA AVANT-GARDE NO ENTIENDEDE MODAS O CICLOS ECONMICOS.

    K,L,./01122276 456%533222%9''2:;

  • Septiembre 2011 33

    ELLA FUE LA PRIMERA. Zaha Hadid fue la primera mujer en ganar el premio Pritzker, la presea ms codiciada en el mundo de la arquitectura.

    Septiembre 2011 33

    FOTO

    : CO

    RTES

    A Z

    AHA

    HAD

    ID A

    RCH

    ITEC

    TS/ P

    HIL

    IP S

    IND

    EN

    K,L,./01122277 456%533222'96D2:;

  • Septiembre 201134

    ada en el universo de Zaha Hadid es li-neal ni modesto. La mente que da vida a sus diseos se soporta en hiprboles tan fastuosas como contrastantes que provienen de su formacin como mate-mtica, su militancia deconstructivista, su admiracin por la esttica rusa y su afi cin al lujo exuberante. A punto de cumplir 61 aos, Zaha habla con Obras sobre su nico amor, la arquitectura.

    Un amor por el que, dice Hadid, ha pagado el precio del esfuerzo profesio-nal y personal, por ir en contra de su entorno. De joven, cuando estudiaba en Suiza, ret a quienes la criticaban por su origen acomodado y extranje-ro. Hoy como arquitecta no ha dejado de retar a la ley de la gravedad con sus edifi cios que por momentos parecen fl otar; ni a los estereotipos de una alta sociedad global a la que se enfrenta con el glamour de una celebrity que viste de Prada, pero con la supremaca intelec-tual de la mujer que asume su desinte-rs por los peinados y el maquillaje.

    Establecida en Londres desde 1972, donde estudi y trabaj con Rem Kool-has y Elia Zenghelis, Zaha abri su propio estudio de arquitectura en 1979, al tiempo que daba clases en la brit-nica Architectural Association. Pocos de sus diseos traspasaron el papel para convertirse en edifi cios antes de los aos 90, pero el premio Pritzker de 2004 (el Nobel de la arquitectura) la catapult a las ms altas esferas de la fama y a la posibilidad de contar con millonarios presupuestos para hacer realidad sus diseos.

    Zaha comienza su pltica con Obras respondiendo con cierta acritud y alti-vez. Utiliza sus dedos que sobresalen de sus guantes negros de piel, que de-jan al descubierto sus dedos y sus lar-gas uas, para trazar dibujos en el aire.

    La crisis ha hecho incosteables mu-chos proyectos, cmo adapta sus diseos a esta situacin?La arquitectura realmente avant-garde no entiende de modas o ciclos econ-micos, sino que sigue la lgica de la in-novacin generada por los desarrollos sociales y tecnolgicos.

    Existe una corriente que afi rma que la situacin econmica actual acabar con la exuberancia en la arquitectura.

    Los bancos de Hong Kong y Shanghai, el Centro Pompidou y el Lloyds se encargaron durante pocas de recesin. Algunos de los mejores edifi cios del siglo XX se construyeron en situaciones similares y, sin duda, al-gunos de los encargos de nuestros pro-yectos ms interesantes se han realiza-do en eras de recesin econmica.

    Zaha Hadid es ya una marca?A veces utilizan la palabra arquistar (starchitect), lo cual es una contradic-cin porque yo no me defi no como tal. Son vctimas de sus propias palabras.

    Yo no quera ser un arquitecto es-trella y el hecho de serlo no signifi ca que no trabajes duro. Es como decir que un actor famoso es un mal actor.

    Creo que la atencin que los arqui-tectos acaparamos ahora es buena para la profesin y eso es lo nico que me interesa. Hoy en da, hay mucha com-petencia, el nivel ha subido. En cual-quier parte del mundo encontramos proyectos interesantes.

    PORTADAZaha Hadid

    Es una de las pen-sadoras contem-porneas ms re-levantes. Prolfi ca como arquitecta, controvertida como constructora y glamorosa cele-bridad, Zaha Ha-did habla en exclu-siva para Obras.N

    Por Luca Burbano / Glasgow

    porneas ms re-sadoras contem-

    levantes.

    pen-

    K,L,./0112227% 456%533222%9''2:;

  • Septiembre 201136

    Xxxx xxxx

    Cul es el precio que paga por estar en esta posicin?Es un trabajo muy duro. Hago arqui-tectura todo el da, no tengo horario. Incluso sueo con la arquitectura.

    Si no te entregas al 100%, no vale la pena hacerlo. Es muy emocionante a la vez que agotador, pero estoy demasiado metida como para abandonarlo.

    Ms que el talento, el esfuerzo, la constancia y la prctica son la clave del xito.

    Hablando como profesora universi-taria, he visto a estudiantes con talento fracasar y a estudiantes ms mediocres que se han labrado una carrera intere-sante a base de esfuerzo.

    PORTADAZaha Hadid

    La entrevista tiene lugar en uno de los salones del Riverside Museum of Trans-port de Glasgow, horas antes de que Hadid inaugure el lugar que ella misma dise. Sentada en una silla de respaldo duro, con una ventana de fondo que deja ver el sitio en donde operaron las anti-guas fbricas que alguna vez situaron a Glasgow en el mapa durante la Revolu-cin Industrial.

    Es la primera inauguracin de este ao, tras un 2010 que coron la fi rma Zaha Hadid Arquitectos (ZHA) con multitud de premios, como el RIBA Stir-ling Prize, por el Museo MAXXI, que fue nombrado Edifi cio del ao por el World Architectural Festival. Tambin obtuvo dos Structural Steel Design Awards por el Centro Acutico de Londres y el Ri-verside Museum of Transport de Glas-gow. Y si algo faltaba, Zaha fue incluida entre las 100 personas ms infl uyen-tes del mundo por la revista Time, y no como artista sino como pensadora.

    Los resultados tambin se refl ejaron en la contabilidad de ZHA. En 2010, su

    ZAHA Y SUS HOMBRES

    volumen de negocios pas de 46.6 a 71.7 mdd, las ganancias sumaron 6.5 millo-nes. Hoy, ZHA tiene unos 300 arquitec-tos (entre ellos, el mexicano dgar Pa-yn) en dos ofi cinas: Londres y Hambur-go. Patrick Schumacher es quien dirige ambas, apoyado en cuatro directores asociados: el arquitecto Christos Passas, el interiorista Woody Yao, el urbanis-ta Gianluca Racana, y el encargado de proyectos clave, Jim Heverin. Aunque en cuestin de dinero el responsable es Roberto Sfroza.

    El inicio de 2011 no ha sido tan pla-centero para Zaha. Los movimientos sociales en contra de las dictaduras en los pases del norte de frica obligaron a ZHA a reducir su plantilla de unos 350 a prcticamente 300 empleados. En tan-to que, a un ao de su apertura, la Casa de la pera de Guangzhou en la que se invirtieron algo ms que 200 mdd se co-mienza a desmoronar. Sobre esto, Ha-did prefi ere ser lacnica:

    Cmo ha reorganizado su despacho despus de anunciar que realizara despidos debido a las crisis en Oriente Medio y en el norte de frica?Hemos explorado la posibilidad de re-colocar personal en otros proyectos, ya que hay regiones del mundo que conti-nan creciendo.

    Son ciertas las defi ciencias de cons-truccin en la pera de Guangzhou?Hace poco inauguramos la pera de Guangzhou, lo que demuestra nuestro compromiso con los ms altos estnda-res de diseo e innovacin. El proyecto tuvo una acogida muy buena y ahora tra-bajamos en ocho proyectos en ese pas.

    LA HERIDA DE CARDIFFSu acento, aunque britnico, sigue sien-do el de una extranjera que a veces en-cima unas palabras sobre otras, como si su cuerpo no viajara a la misma veloci-dad que sus ideas.

    Charlandocon Deyan SudjicEl crtico y director del Museo del Diseo de Londres, Deyan Sudjic, relata a Obras que co-noci a Zaha Hadid por sus dibujos mientras curaba una exposicin. El encuentro ocu-rri en los aos 90, cuando Sudjic ya era temido por sus crticas en el diario The Obser-ver y sus libros. Ambos charla-ron en una cena de un tema en comn: sus pases de ori-gen, Irak y Serbia, eran bom-bardeados en esos das. Obras platic con Sudjic en la inau-guracin del museo Riverside, un edifi cio que, segn el crtico, refl eja las inquietudes de Zaha sobre la forma y el espacio, poniendo de manifi esto una creacin que cumple perfec-tamente su objetivo de com-binar un diseo artesanal con la tecnologa ms actual.

    FOTO

    : CO

    RTES

    A M

    UH

    SIN

    AKG

    N

    K,L,./0112227& 456%533222'9772:;

  • Septiembre 201138

    PORTADAZaha Hadid

    A pesar de su posado prcticamente esttico, descubre ocasionalmente su sentido del humor, quiz porque esto es lo que le ayuda a sobrevivir a reveses profesionales, como el de la pera de Cardiff en 1994, que an siente como una herida fresca sobre la piel.

    En ese entonces, Hadid gan un con-curso para incorporar un centro cultu-ral a la baha de Cardiff, en Gales, pero el proyecto que sera desarrollado por la lotera britnica fue denostado por el ayuntamiento, la comisin del Mille-nium, y los medios que tacharon a Zaha de crear un proyecto muy costoso y pre-fi rieron encargar la obra al gals Percy Thomas (ahora Capita Architecture).

    Qu ha cambiado desde aquel proyecto fallido de 1994?Fue una experiencia horrible. Haba perdido competencias antes, me haban parado la construccin de edifi cios pero lo de Cardiff fue como un asesina-to pblico.

    VOLUNTAD A TODA PRUEBA. El proyecto fallido de Cardiff, Gales, hizo que Zaha Hadid decidiera que no se dara por vencida.

    A partir de aqu creo que much