Fagan - Origenes Humanos

  • View
    21

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Traducción de People of the Earth de B. Fagan.

Text of Fagan - Origenes Humanos

  • 1

    MATERIA: PREHISTORIA DEL VIEJO MUNDO. CATEDRA: Prof. Dr. Eduardo Crivelli. TRADUCCION: Alina Torcoletti. Procesamiento de ilustracin: Eva Calomino. REVISION: Dra. Dnae Fiore

    TEXTO: Fagan 2004. Parte I: Comienzos. Captulo 2: Orgenes Humanos

    Homo temprano: 2,5 a 2,0 millones de aos A.P.

    Homo habilis

    Louis y Mary Leakey fueron los primeros en identificar a los primeros homnidos que

    fueron clasificados como tempranos Homo en la Garganta de Olduvai en 1960. Ellos llamaron a

    su descubrimiento fragmentario Homo habilis, Persona Habilidosa, una etiqueta que

    conmemoraba las habilidades de fabricacin de herramientas asumidas para estos homnidos.

    Luego, Richard Leakey hall el famoso crneo 1470 en Turkana del Este, un crneo de cabeza

    redonda, con gran cerebro, que confirmaba la existencia de H. habilis sin lugar a dudas (Lewin,

    1993) (Figura 2.9)1.

    Si hace 2 millones de aos hubieras encontrado un H. habilis, habras encontrado poco

    como para distinguir a estos nuevos homnidos de los Australopithecus. Ambos tenan una altura

    y un peso similar, cerca de 1,3 m (4 pies y 3 pulgadas) de alto y cerca de 40 kg. (88 libras).

    Ambos eran bpedos, pero el H. habilis habra parecido menos simiesco alrededor de la cara y el

    crneo. Su cabeza era ms grande y redondeada, su cara menos protuberante, su mandbula ms

    pequea. Algunas de las diferencias anatmicas mas significativas implicaban dientes mas

    uniformes y menos especializados. Los molares eran ms estrechos, los premolares, ms

    pequeos y los incisos ms grandes y similares a espadas, como si hubieran sido utilizados para

    rebanar. Sin embargo, estudios microscpicos del desgaste dental han mostrado que tanto el

    Australopitecus como el H. habilis se alimentaban predominantemente de frutas, por lo que no

    parece haber habido un cambio considerable en la dieta entre ambos (Tobias, 1991). El Homo

    habilis posea un cerebro ms grande, con una mayor capacidad craneana, de entre los 600 y los

    700 c.c., en contraste con el Australopitecus, la cual se encontraba entre los 400 y los 500 c.c.

    Los fmures y los huesos de las extremidades hallados en Koobi Fora y en Olduvai

    confirman que el H. habilis caminaba erguido. Los huesos de las manos son levemente ms

    curvos y robustos que los de los humanos modernos. Se trataba de una mano con un agarre

    poderoso, ms similar a la mano de los chimpancs y los gorilas, que a la de los humanos, una

    mano ideal para treparse a los rboles. Un pulgar oponible permita tanto un poderoso agarre

    como una precisa manipulacin de objetos finos. Con esta ultima capacidad, el H. habilis pudo

    haber fabricado herramientas complejas. Probablemente existi una considerable diferencia en

    cuanto al tamao entre los machos y las hembras (Johanson et al., 1987).

    1 Figura 2.9. Una reconstruccin tentativa del crneo 1470 del este de Turkana, Kenya. El crneo del Homo temprano es notable por su gran capacidad y su rea posterior redondeada.

  • 2

    La anatoma esqueletal del H. habilis ofrece una imagen en mosaico, con rasgos tanto

    primitivos como avanzados, de un homnido que caminaba bpedamente y conservaba, a la vez,

    la habilidad general hominoide para treparse a los arboles. Una pista informativa proviene de los

    huesos del brazo de un espcimen de Olduvai, el cual, igual que el de Lucy, era el 95% del largo

    del fmur. El chimpanc tiene los huesos del brazo y del muslo de casi el mismo largo, mientras

    que en los humanos modernos los huesos de los brazos son slo un 70 % del largo de los huesos

    del muslo. Casi seguramente el H. habilis pasaba gran parte de su tiempo trepando rboles, una

    adaptacin que los habra hecho mucho menos humanos de lo que ha sido asumido hace pocos

    aos, en su conducta y presumiblemente en su estructura social.

    El Homo habilis, como muchas otras etiquetas taxonmicas, se acomoda a lo que podran

    ser de hecho dos o ms especies humanas. La proliferacin resultante de nombres de homnidos

    refleja una preocupacin con la documentacin de una variacin anatmica que excede

    ampliamente las diferencias posibles entre machos y hembras. Por ejemplo, H. habilis pudo

    haber vivido junto a otra forma del Este Africano, Homo rudolfensis (ver Tabla 2.5). Para mayor

    claridad, aqu conservamos el trmino genrico H. habilis, pero sealamos que oculta una

    considerable variabilidad morfolgica, especficamente despus de los 2 millones de aos A.P.,

    cuando nuevas formas humanas estaban evolucionando en frica y quizs tambin en Asia.

    Una explosin de cambio rpido?

    Nuestros predecesores cientficos concibieron a la evolucin como un mecanismo

    gradual y progresivo. Los fsiles tempranos del Este de frica sugieren un escenario muy

    diferente, que coincide con la perspectiva actual de la evolucin como un equilibrio puntuado

    largos periodos de relativa estabilidad puntuados con explosiones de cambio rpido causadas

    por nuevas presiones selectivas, que resultan de condiciones alteradas, ya sea cambios

    ambientales o alteraciones en el mismo organismo.

    Estas explosiones de cambio rpido pudieron haberse sostenido durante los breves

    500.000 aos que separan al A. garghi del H. habilis. Quien quiera que haya sido el primer

    productor de herramientas, el desarrollo de la tecnologa ltica dio a sus inventores una mayor

    ventaja sobre las otras especies homnidas. Martillos y lascas de piedra les permitieron explotar

    las presas de otros predadores2, cambiar hacia una dieta rica en energa y grasas, lo que pudo

    conducirlos a todo tipo de consecuencias evolutivas. El tamao del cerebro aument de unos 450

    c.c. en A. afarensis a 1000 c.c. en los Homo erectus, mucho ms avanzados (ver Captulo 3).

    Tambin hubo modificaciones en las caderas y miembros para la locomocin bpeda y una

    reduccin del dimorfismo sexual. La forma primitiva del cuerpo y el dimorfismo sexual

    caractersticos de los homnidos tempranos desaparecieron con la emergencia del H. erectus. Sin

    embargo, lo que caus este cambio evolutivo sigue siendo un misterio. Algunas autoridades

    sospechan que el cambio climtico, especialmente temperaturas ms bajas, jugaron algn rol

    (Vrba et al., 1995).

    2 NdeT: con la expresin exploit predator kills el autor se refiere al consumo de presas ya cazadas por otros predadores, por parte de los homnidos, es decir, al carroeo.

  • 3

    Quin fue el primer humano?

    Hace una generacin, la evolucin humana se pensaba como una carrera a travs del

    tiempo, con un ancestro simiesco en la base y los humanos modernos en la cima. En cuanto a los

    humanos, haban aparecido cuando comenz la construccin de herramientas. Este fue el

    razonamiento que caus las grandes controversias del los 60s sobre quin era el fabricante de

    herramientas ms temprano. Era el Australopitecus o alguna forma homnida estrechamente

    relacionada, como el esperanzadoramente llamado Homo habilis? A medida que el paso de los

    descubrimientos se aceleraba, se hizo aparente que varias formas homnidas estaban rondando

    cuando la fabricacin de herramientas comenz, haciendo que la identificacin de los primeros

    humanos fuera una tarea aun ms desafiante.

    En aos recientes, cuatro criterios han sido generalmente utilizados para asignar un fsil

    al gnero Homo:

    Un tamao craneano absoluto de 600 c.c.

    La posesin de lenguaje, identificado a partir de moldes de los patrones cerebrales del

    interior del crneo

    La posesin de una precisin de agarre humana moderna y de un pulgar oponible

    La habilidad de manufacturar herramientas lticas

    Tal como Bernard Wood y Mark Collard (1999) han sealado, existen serios problemas

    con todos estos criterios. La capacidad craneana absoluta es de dudosa importancia biolgica.

    Actualmente sabemos que la evidencia del lenguaje no puede ser inferida a partir de la caja

    craneana. Ms aun, todava no sabemos demasiado acerca de la precisin de agarre entre los

    homnidos tempranos. Las herramientas lticas no son un criterio concluyente, simplemente

    porque hace 2.6 millones de aos tanto los tempranos Homo como los austrolopitecinos robustos

    prosperaron en la misma rea en la que fueron encontrados los artefactos ms tempranos.

    La evolucin homnida implica un nivel de diversidad de especies mucho mayor de lo que

    se pens anteriormente (Foley, 1995). La evolucin humana puede ser vista como una o ms

    radiaciones adaptativas, ms que una simple evolucin de una sola va, de especies sucesivas.

    Esta perspectiva deriva de la cladstica, un sistema analtico para reconstruir relaciones

    adaptativas, propuesto por primera vez en los 50s. Los anlisis evolutivos clsicos se basan en

    similitudes morfolgicas entre organismos. Lo mismo hace la cladstica, pero con una diferencia:

    los anlisis cladsticos se concentran no slo en los rasgos que identifican un ancestro en comn

    sino tambin en aquellos que se derivan independientemente y que son nicos de linajes

    especficos. Inevitablemente, la cladstica tiende a enfatizar la diversidad sobre la homogeneidad.

    Una definicin cladstica considera al gnero humano como un grupo de especies que

    estn ms ntimamente relacionadas entre s que con especies asignadas a otro gnero. Esta