Foucault, Michel - Microfísica Del Poder

  • View
    29

  • Download
    2

Embed Size (px)

Text of Foucault, Michel - Microfísica Del Poder

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    1/140

    MICROFSICADEL PODERMICHELFOUCAULT

    INDICE

    1. Nietzsche,laGenealoga,laHistoria

    2. MsalldelBienydelMal

    3. Sobrelajusticiapopular.Debateconlosmaos

    4. Los intelectuales y el poder. EntrevistaMichel FoncaultGillesDeleuze

    5. Entrevistasobrelaprisin:ellibroysumtodo

    6. PoderCuerpo

    7. PreguntasaMichelFoucaultsobrelaGeografa

    8. Cursodel7deenerode1976

    9. Cursodel14deenerode1976

    10. Lasrelacionesdepoderpenetranenloscuerpos

    11. Poderesyestrategias

    12. Verdadypoder

    http://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/1Nietzsche.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/1Nietzsche.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/1Nietzsche.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/1Nietzsche.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/1Nietzsche.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/1Nietzsche.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/1Nietzsche.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/1Nietzsche.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/1Nietzsche.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/6Poder.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/6Poder.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/6Poder.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/11Poderes.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/11Poderes.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/11Poderes.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/11Poderes.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/11Poderes.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/12Verdad.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/12Verdad.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/12Verdad.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/12Verdad.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/12Verdad.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/12Verdad.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/12Verdad.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/11Poderes.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/10Relaciones.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/9Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/8Curso.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/7Preguntas.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/6Poder.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/5Entrevista.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/4Intelectuales.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/3Justicia.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/2MasAlla.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/TEXTOS%20ELECTR%D3NICOS-%20SELECCI%D3N%20DE%20LECTURAS/Contenido/1Nietzsche.doc
  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    2/140

    1. NIETZSCHE,LAGENEALOGIA,LAHISTORIA1

    1. La genealoga es gris; es meticulosa y pacientemente documentalista. Trabajasobresendasembrolladas,garabateadas,muchasvecesreescritas.

    PaulReeseequivoca,comolosingleses,aldescribir lasgnesislineales,alordenar,porejemplo,con lanicapreocupacinde lautilidad, toda lahistoriade lamoral:comosilaspalabrashubiesenguardadosusentido,Losdeseossudireccin,lasideassu lgica: como si este mundo de cosas dichas y queridas no hubiese conocidoinvasiones,luchas,rapias,disfraces,trampas.Deaqusederivapara lagenealogauna tarea indispensable: percibir la singularidad de los sucesos, fuera de todafinalidadmontona;encontrarlosalldondemenosseesperayenaquelloquepasadesapercibidopornotenernadadehistorialossentimientos,elamor,laconciencia,

    los

    instintos:

    captar

    su

    retorno,

    pero

    en

    absoluto

    para

    trazar

    la

    curva

    lenta

    de

    una

    evolucin, sino para reencontrar las diferentes escenas en las que han jugadodiferentespapeles;definirinclusoelpuntodesuausencia,elmomentoenelquenohan tenido lugar (Platn enSiracusano se convirti enMahoma...).Lagenealogaexige,portanto,elsaberminucioso,grancantidaddematerialesapilados,paciencia.Sus monumentos ciclpeos2 no debe derribarlos a golpe de grandes erroresbenficos,sinodepequeasverdadessinapariencia,establecidasporunmtodosevero3.

    Enresumen,unciertoencarnizamientoenlaerudicin. Lagenealoganoseoponealahistoriacomo lavisindeguilayprofundadel filsofoenrelacina lamiradaescrutadoradelsabio;seoponeporelcontrarioaldesplieguemetahistricode lassignificaciones idealesyde los indefinidosteleolgicos.Seoponea labsquedadelorigen.

    2. SeencuentranenNietzschedosempleosde lapalabraUrsprung.Unempleonoest fijado: se lo encuentra en alternancia con trminos tales como Entstehung,Herkunft,Abkunfl,Geburt. LaGenealogadelamoral,porejemplo,hablatanto,enrelacin al deber y al sentimiento de la falta, de su Entstehung como de suUrsprug4;

    en laGoyaCiencia,sehabla,enrelacina la lgicayalconocimiento,tantodeunaUrsprung,comodeunaEntstehung,comodeunaHerkunft5.

    Elotroempleodeltrminoestmarcado.OcurreenefectoqueNietzschelositaenoposicinaotrotrmino:elprimerprrafodeHumano,demasiadohumano,sitafrenteafrenteelorigenmilagroso(Wunderursprutig)quebuscalametafsica,ylosanlisisde una filosofa histrica que, por su parte, plantea cuestiones berHerhunft und

    1 Nietzsche, Lo Geneoiogie, LHstoire en Hommage a Jean Hyppolite. Ed. PUF, Pars, 1971 Pgs. 145-172.2 La Gaya Ciencia, S 7.3 Humano, demasiado humano, S 3.4 Genealoga de la moral, II, S 6 y S 8.5 La Gaya Ciencia, 110, III. 300.

    http://fayl.uh.cu/intra/other/PortadaIndice.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/PortadaIndice.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/PortadaIndice.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/PortadaIndice.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/PortadaIndice.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/PortadaIndice.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/PortadaIndice.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/PortadaIndice.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/PortadaIndice.dochttp://fayl.uh.cu/intra/other/PortadaIndice.doc
  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    3/140

    Anfang.OcurretambinqueUrsprungseautilizadodeunmodoirnicoypeyorativo.Porejemplo,enquconsisteestefundamentooriginario(Ursprung)delamoralquesebuscadesdePlatn? Enhorriblespequeasconclusiones.Pudendaorigo6.Oanms: dndehayquebuscaresteorigendelareligin(Ursprung)queSchopenhauer

    situaba en un cierto sentimiento metafsico del ms all? Simplemente en unainvencin (Erfindung), en unjuego de manos, en un artificio (Kunststck), en unsecreto de fabricacin, en un procedimiento demagia negra, en el trabajo de losSchwarzkiinstler7.

    Paraelusodetodosestostrminos,yparalosjuegospropiosdeltrminoUrsprung,unode los textosmssignificativoseselprlogode laGenealoga.Alcomienzodeltexto, es definido el objeto de la investigacin como el origen de los prejuiciosmorales;eltrminoutilizadoentoncesesHerkunft. DespusNietzschevuelveatrs,

    hace

    la

    historia

    de

    esta

    encuesta

    en

    su

    propia

    vida;

    recuerda

    el

    tiempo

    en

    el

    que

    l

    caligrafiaba la filosofa y cuando se preguntaba si haba que atribuir aDios elorigen del mal. Cuestin que le hace ahora sonrer y respecto a la cual dicejustamentequese tratabadeunabsquedade laUrsprung;elmismo trminoparacaracterizarunpocomsadelanteeltrabajodePaulRee8.Despusevocalosanlisispropiamente nietzschianos que comenzaron con Humano, demasiado humano; paracaracterizarlos,habladeHerkunfthypothesen.Ahorabien,aquelempleodeltrminoHerkunftnoes sindudaarbitrario: sirveparadesignarmuchos textosdeHumano,demasiadohumanoconsagradosalorigendelamoralidaddelaascesis,delajusticiaydel castigo. Y, sin embargo, en todos estos desarrollos, la palabra que habla sidoutilizadaentonceseraUrsprung9.ComosienlapocadelaGenealoga,yenestelugardeltextoNietzschequisiesehacervalerunaoposicinentreHerkunftyUrsprung,queno haba utilizado casi diez aos antes. Pero muy pronto, tras la utilizacinespecificada de estos dos trminos, Nietzshe vuelve en los ltimos prrafos delprlogoaunusoneutroyequivalente10.

    PorquNietzschegenealogistarechaza,almenosenciertasocasiones,labsquedadelorigen(Ursprung)?Porqueenprimerlugarseesfuerzaporrecogeralllaesenciaexactade lacosa,sumspuraposibilidad,su identidadcuidadosamentereplegada

    sobresimisma,suformamvilyanterioratodoaquelloqueesexterno,accidentalysucesivo. Buscar un tal origen, es intentar encontrar lo que estaba ya dado, loaquellomismodeunaimagenexactamenteadecuadaas;estenerporadventiciastoda las peripecias que han podido tener lugar, todas las trampas y todos losdisfraces. Es intentar levantar lasmscaras,paradesvelar finalmenteunaprimera

    6 Aurora, S 102.7 La Gaya Ciencia, S 151 y 5 353. Tambin en Aurora, S 62; Genealoga 1, S 14. Crepsculo de los dolos, Los grandes

    errores, 5 7,8 La obra de P. Ree se llamaba Ursprung der moralischen Empfindungen.

    9 En Humano, demasiado humano, el aforismo 92 se titulaba Ursprung der Gerechtigkeit10 En el propio texto de la Genealoga, Ursprung y Herhunft son empleadas varias veces de manera ms o menos

    equivalente (1, 2; II, 8, 11, 12, 16, 17).

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    4/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    5/140

    tiene para simisma el poder de no poder ser refutada sin duda porque el largoconocimientodelahistorialahahechoinalterable17.Yademslacuestinmismadelaverdad,elderechoqueellaseprocurapararefutarelerroroparaoponersea laapariencia,lamaneraenlaquepocoapocosehaceaccesiblealossabios,reservada

    despus nicamente a los hombres piadosos, retirada ms tarde a un mundoinatacable en el quejugar a la vez el papel de la consolacin y del imperativo,rechazadaenfincomoideaintil,superflua,refutadaentodossitios todoestonoesunahistoria,lahistoriadeunerrorquellevapornombreverdad?.Laverdadysureinooriginariohantenidosuhistoriaenlahistoria.Apenassalimosnosotrosalahoradelamscortasombra,cuandolaluzyanoparecevenirmsnidelfondodelcielonidelosprimerosmomentosdelda18.

    Hacerlagenealogadelosvalores, delamoral,delascetismo,delconocimientono

    ser

    por

    tanto

    partir

    a

    la

    bsqueda

    de

    su

    origen,

    minusvalorando

    como

    inaccesibles todos losepisodiosde lahistoria;serporelcontrarioocuparseen lasmeticulosidadesyenlosazaresdeloscomienzos; prestarunaescrupulosaatencinasuderrisoriamalevolencia; prestarse averlas surgirquitadas lasmscaras, con elrostrodelotro;no tenerpudorpara irabuscarlasalldondeestn revolviendolosbajosfondos;dejarleseltiempopararemontarellaberintoenelqueningunaverdadnuncajamslashamantenidobajosuproteccin. Elgenealogistanecesitadelahistoriaparaconjurar laquimeradelorigenunpococomoelbuen filsofo tienenecesidaddelmdicoparaconjurarlasombradelalma. Esprecisosaberreconocerlossucesosdelahistoria,sussacudidas,sussorpresas,lasvictoriasafortunadas,lasderrotasmaldigeridas,quedancuentade loscomienzos,de losatavismosyde lasherencias;comohayquesaberdiagnosticarlasenfermedadesdelcuerpo,losestadosdedebilidadydeenerga,sustrastornosysusresistenciasparajuzgarloqueesundiscurso filosfico. La historia, con sus intensidades, sus debilidades, sus furoressecretos, sus grandes agitaciones febriles y sus sncopes, es el cuerpomismo deldevenir.Hay que sermetafsico parabuscarle un alma en la lejana idealidad delorigen.

    3. TrminoscomoEntstehungoHerkunftindicanmejorqueUrsprungelobjetopropiodelagenealoga.Selostraducedeordinariopororigen,peroesprecisointentarrestituirlessuutilizacinapropiada.

    Herkunft: eslafuente,laprocedencia;eslaviejapertenenciaaungrupo eldesangre,elde tradicin,elqueseestableceentreaquellosde lamismaalturaode lamismabajeza. ConfrecuenciaelanlisisdelaHerkunfthaceinterveniralaraza19 oeltiposocial20. Sin embargo, no se trata precisamente de encontrar en un individuo, un

    17 La Gaya Ciencia, 3 265 y 3 110.18 El Crepsculo de los dolos, corno el mundo-verdad se convierte finalmente en una fbula.19 Por ejemplo, La Goya Ciencia, S 135; Ms all del Bien y del Mal, S 200, 242, 244; Genealoga 1, S 5.20 La Gaya Ciencia, S 348-349; Ms all..., S 260.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    6/140

    sentimientoounaidea,loscaracteresgenricosquepermitenasimilarloaotros ydecir: este es griego o este es ingls; sino depercibir todas lasmarcas sutilessingulares,subindividualesquepuedenentrecruzarseenlyformarunarazdifcilde desenredar. Lejos de ser una categora de la semejanza, un tal origen permite

    desembrollar para ponerlas aparte, todas las marcas diferentes: los Alemanes seimaginanhaberllegadohastaellmitedesucomplejidadcuandodicenquetienenelalmadoble; seequivocaronconmucho,omejorintentabancomopodancontrolarlamezcolanzaderazasdelasqueellosseconstituyeron21. Alldondeelalmapretendeunificarse,alldondeelYoseinventaunaidentidadounacoherencia,elgenealogistapartea labsquedadelcomienzo de loscomienzos innombrablesquedejanesasospechadecolor,estamarcacasiborradaquenosabraengaaraunojounpocohistrico; elanlisisde laprocedenciapermitedisociaralYoyhacerpulular,enloslugaresyplazasdesusntesisvaca,milsucesosperdidoshastaahora.

    Laprocedenciapermitetambinencontrarbajoelaspectonicodeuncarcter,odeun concepto, la proliferacin de sucesos a travs de los cuales (gracias a los que,contralosque)sehanformado.Lagenealoganopretenderemontareltiempopararestablecerunagrancontinuidadporencimadeladispersindelolvido.Suobjetivonoesmostrarqueelpasadoest todavaahbienvivoenelpresente,animndoloan en secreto despus de haber impuesto en todas las etapas del recorrido unaforma dibujada desde el comienzo. Nada que se asemeje a la evolucin de unaespecie,aldestinodeunpueblo. Seguir la filial complejade laprocedencia, esalcontrariomantener lo que pas en la dispersin que le es propia: es percibir losaccidentes, lasdesviaciones nfimas oalcontrario los retornoscompletos, loserrores, losfallosdeapreciacin, losmalosclculosquehanproducidoaquelloqueexisteyesvlidoparanosotros;esdescubrirqueenlarazdeloqueconocemosydelo que somos no estn en absoluto la verdad ni el ser, sino la exterioridad delaccidente22.Porestosindudatodoorigendelamoral,desdeelmomentoenquenoesvenerable ylaHerkunftnoloesnunca seconvierteencritica23.

    Peligrosa herencia esta que nos es trasmitida mediante una tal procedencia.Nietzsche,ennumerosasocasiones,asocialostrminosdeHerkunftyErbschaft. Pero

    nonosequivoquemos;estaherencianoesenabsolutounaadquisicin,unsaberqueseacumulaysesolidifica;esmsbienunconjuntodepliegues,defisuras,decapasheterogneasque lohacen inestabley,desdeel interioropordebajo,amenazanalfrgilheredero: lainjusticiaylainestabilidadenelespritudeciertoshombres,sudesordeny suausenciademedida son lasltimas consecuenciasde innumerablesinexactitudes lgicas,deausenciadeprofundidad,de conclusionesprematuras,delasque losantecesoressehicieronculpables24. Labsquedadelaprocedenciano

    21 Ms all..., S 244.22 Genealoga III, 17.Abkunft del sentimiento depresivo.23 Crepsculo, Razones de la filosofa.24 Aurora, S 247.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    7/140

    funda, al contrario: remueve aquelloque seperciba inmvil, fragmenta loque sepensabaunido;muestralaheterogeneidaddeaquelloqueseimaginabaconformeasmismo. Quconviccin laresistir? Anms,qusaber? Hagamosunpocoelanlisisgenealgicodelossabios deaquelquecoleccionaloshechosylosregistra

    cuidadosamente,odeaquelquedemuestrayrefuta;suHerkunftdescubrirprontolospapeleosdelescribanoolasdiatribasdelabogado supadre25ensuatencinaparentementedesinteresada,ensupuroaferramientoalaobjetividad.

    Enfinlaprocedenciaseenrazaenelcuerpo26.Seinscribeenelsistemanervioso,enel aparato digestivo.Mala respiracin,mala alimentacin, cuerpo dbil y abatidorespectoal cual losprogenitoreshancometidoerrores;cuando lospadres cambianlosefectospor lacausa,creenen la realidaddelmsalloplanteanelvalorde loeterno,eselcuerpode losniosquiensufrir lasconsecuencias. Bajeza,hipocresa

    simples

    retoos

    del

    error;

    no

    en

    el

    sentido

    socrtico,

    no

    porque

    sea

    necesario

    equivocarseparasermalo,tampocoporalejarsedelaverdadoriginaria,sinoporqueeselcuerpoquiensoporta,ensuvidaysumuerte,ensufuerzayensudebilidad,lasancindetodaverdadoerror,comollevaensitambin,alainversa,elorigen laprocedencia. Porqu loshombreshan inventado lavida contemplativa? Porqu han concedido a este gnero de existencia un valor supremo? Por qu hanacordado admitir como verdad absoluta las imaginaciones que la constituyen?Durante laspocasbrbaras...sielvigordel individuosedebilita,siseencuentrafatigadooenfermo,melanclicoodebilitadoyporconsiguientedemodo temporalsindeseosy sinapetitos, se convierteenunhombre relativamentemejor,esdecir,menospeligrosoysusideaspesimistasnoseformulanmsqueatravsdepalabrasydereflexiones. Enesteestadodeespritu,seconvertirenpensadoryanunciador,obiensuimaginacindesarrollarsussupersticiones27. Elcuerpo ytodoloquese relaciona con el cuerpo, la alimentacin, el clima, el sol es el lugar de laHerkunft: sobreelcuerpo,seencuentraelestigmadelossucesospasados,delnacenlos deseos, los desfallecimientos y los errores; en l se entrelazan y de pronto seexpresan,pero tambinenlsedesatan,entranen lucha,seborranunosaotrosycontinansuinagotableconflicto.

    Elcuerpo:superficiedeinscripcindelossucesos(mientrasqueellenguajelosmarcay las ideas losdisuelven), lugardedisociacindelYo (al cual intentaprestar laquimera de una unidad substancial), volumen en perpetuo derrumbamiento. Lagenealoga, como el anlisis de la procedencia, se encuentra por tanto en laarticulacin del cuerpo y de la historia. Debe mostrar al cuerpo impregnado dehistoria,yalahistoriacomodestructordelcuerpo.

    25 La Gaya Ciencia, S 348-349.26 Ibd.: Der Mensch aus einern Auflsungszitalters... der die Erhschaft einer vielfltigere Herkunft im Leibe hat (S 200).27 Aurora, S 42.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    8/140

    4. Entstehung designa ms bien la emergencia, el punto de surgimiento. Es elprincipio y la ley singular de una aparicin. Del mismo modo que muyfrecuentemente uno se inclina abuscar laprocedencia en una continuidad sininterrupcin seria un error dar cuenta de la emergencia por el trmino final.

    Como si el ojo hubiese aparecido, desde el principio de los tiempos, para lacontemplacin, como si el castigo hubiese tenido siempre por destino darejemplo. Estos fines aparentemente ltimos, no son nada ms que el actualepisodio de una serie de servilismos: elOjo sirvi primero para la caza y laguerra;elcastigofuesometidopocoapocoalanecesidaddevengarse,deexcluiral agresor, de liberarse en relacin a la vctima, de meter miedo a los otros.Situandoelpresenteenelorigen,lametafsicaobligaacreereneltrabajooscurode un destino que buscara manifestarse desde el primer momento. Lagenealoga,porsuparte,restablecelosdiversossistemasdesumisin:notantoel

    poder

    anticipador

    de

    un

    sentido

    cuanto

    el

    juego

    azaroso

    de

    las

    dominaciones.

    Laemergenciaseproducesiempreenundeterminadoestadodefuerzas.ElanlisisdelaEntstehungdebemostrareljuego,lamaneracomoluchanunascontraotras,oelcombatequerealizancontralascircunstanciasadversas,oanms,latentativaquehacen dividindose entre ellas mismas para escapar a la degeneracin yrevigorizarseapartirdesupropiodebilitamiento.Porejemplolaemergenciadeunaespecie (animal o humana) y su solidez estn aseguradas mediante un largocombate contra condiciones constantemente y esencialmente desfavorables. Enefecto,laespecie tienenecesidadde laespecieen tantoqueespecie,comodealgoque, gracias a dureza, a su uniformidad, a la simplicidad de su forma puedeimponerseyhacersedurableenlaluchaperpetuaconlosvecinosolosoprimidosenrevuelta. Enrevanchalaemergenciadelasvariacionesindividualesseproduceenotroestadodefuerzas,cuandolaespeciehatriunfado,cuandoelpeligroexterioryano la amenaza y sedesarrolla la lucha de los egosmosque se vuelven losunoscontralosotrosexplotandodealgnmodo,yqueluchanjuntosporelsolylaluz28.Ocurretambinquelafuerza luchacontrasmisma:ynosolamenteen laebriedadde un exceso que le permite dividirse, sino tambin en elmomento en el que sedebilita.Reaccionacontrasudecaimientosacandofuerzasdelamismaflaquezaque

    no cesa entonces de crecer, y volvindose hacia ella para machacarla an ms,imponindolelmites,supliciosymaceraciones,disfrazndoladeunaltovalormoralyasasuvezretomarvigor.Taleselmovimientoporelquenaceelidealascticoenelinstintodeunavidadegeneranteque...luchaporlaexistencia29 talestambinelmovimientoporelcualnacilareforma,allprecisamentedondelaiglesiaestabamenoscorrompida30 en laAlemaniadelsigloXVIelcatolicismo tenaanbastante

    28 Ms all..., S 262.29 Genealoga, III, 13.30 La Gaya Ciencia, S 148. Es tambin a una anemia de la voluntad, a quien hay que atribuir laEntstehung del Budismo y

    del Cristianismo, S 347.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    9/140

    fuerzaparavolversecontrasmismo,castigarsupropiocuerpoysupropiahistoriayespiritualizarseenunapurareligindelaconciencia.

    La emergencia es pues, la entrada en escena de las fuerzas: es su irrupcin, el

    movimientodegolpeporelquesaltande lasbambalinasal teatro,cadaunaconelvigorylajuventudqueleespropia.LoqueNietzschellamalaEntstehungsherd31delconceptodebuenonoesexactamentenilaenergadelosfuertes,nilareaccindelosdbiles;esmsbienestaescenaen laquesedistribuyen losunosfrentea losotros,losunosporencimadelosotros;eselespacioquelosreparteyseabreentreellos,elvacia travsdel cual intercambian susamenazasy suspalabras.Mientrasque laprocedenciadesigna lacualidaddeun instinto,sugradoosudebilidad,ylamarcaquestedejaenuncuerpo,laemergenciadesignaunlugardeenfrentamiento;perounavezmshayquetenercuidadodenoimaginarlocomouncampocerradoenel

    que

    se

    desarrollara

    una

    lucha,

    un

    plan

    en

    e1

    que

    los

    adversarios

    estaran

    en

    igualdad

    de condiciones; esmsbiencomo lo prueba el ejemplo dejosbuenos y de losmalosunnolugar,unapuradistancia,elhechoquelosadversariosnopertenecena unmismo espacio.Nadie espues responsabledeuna emergencia, nadie puedevanagloriarse;staseproducesiempreenelintersticio.

    Enunsentido,laobrarepresentadasobreeseteatrosinlugaressiemprelamisma:esaquellaqueindefinidamenterepitenlosdominadoresylosdominados.Quehombresdominenaotroshombres,yesascomonace ladiferenciacinde losvalores32queunasclasesdominenaotras,yesascomonacelaideadelibertad33quehombresseapropiende lascosasquenecesitanparavivir,que les imponganunaduracinqueno tienen, o que las asimilen por la fuerza y tiene lugar el nacimiento de lalgica34. Larelacindedominacin tiene tantoderelacincomoel lugaren laque se ejerce tiene de no lugar. Por esto precisamente en cada momento de lahistoria, se convierte en un ritual; impone obligaciones y derechos; constituyecuidadososprocedimientos.Establecemarcas,grabarecuerdosenlascosaseinclusoenloscuerpos;sehacecontabilizadoradedeudas.Universodereglasquenoestenabsolutodestinado adulcificar, sino al contrario a satisfacer la violencia. Seriaunerrorcreer,siguiendoelesquema tradicional,que laguerrageneral,agotndoseen

    suspropiascontradicciones,terminaporrenunciaralaviolenciayaceptasuprimirsea si misma en las leyes de la paz civil. La regla, es el placer calculado delencarnizamiento,eslasangreprometida.Ellapermiterelanzarsincesareljuegodeladominacin. Introduceenescenaunaviolencia repetidameticulosamente.Eldeseodepaz,ladulzuradelcompromiso.Laaceptacintcitadelaley,lejosdeserlagranconversinmoral,oeltilclculoquehadadoaluzalasreglas,adecirverdad,noesmsqueel resultadoy laperversin: falta conciencia,deber, tienen su centrode

    31 Genealoga I, 2.32 Ms all..., S 260. Cf. tambin Genealoga II. 12.33 El viajero y su sombra, S 9.34 La Gaya Ciencia, S III.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    10/140

    emergencia en elderechode obligacin; y en sus comienzos como todo loque esgrande en la tierra ha sido regado de sangre35. La humanidad no progresalentamente,decombateencombate,hastaunareciprocidaduniversalen laque lasreglassustituirnparasiemprealaguerra;instalacadaunadeestasviolenciasenun

    sistemadereglasyvaasdedominacinendominacin.

    Yesjustamentelareglalaquepermitequesehagaviolenciaalaviolencia,yqueunaotradominacinpuedaplegarseaaquellosmismosquedominan.Ensimismas lasreglas estn vacas, violentas, no finalizadas; estn hechas para servir a esto oaquello;puedenserempleadasavoluntaddeesteo de aquel. El granjuego de lahistoria,esquinseampararde lasreglas,quinocuparlaplazadeaquellosquelasutilizan,quinsedisfrazarparapervertirlas,utilizarlasacontrapelo,yutilizarlascontra aquellos que las haban impuesto; quin, introducindose en el complejo

    aparato,

    lo

    har

    funcionar

    de

    tal

    modo

    que

    los

    dominadores

    se

    encontrarn

    dominadosporsuspropiasreglas.Lasdiferentesemergenciasquepuedenpercibirseno son las figuras sucesivas de unamisma significacin; sonmsbien efectos desustituciones, emplazamientos y desplazamientos, conquistas disfrazadas, desvossistemticos. Si interpretar fuese adatar lentamente una significacin oculta en elorigen, slo la metafsica podra interpretar el devenir de la humanidad. Pero siinterpretaresampararse,porviolenciaosubrepticiamente,deunsistemadereglasquenotieneensmismosignificacinesencial,eimponerleunadireccin,plegarloauna nueva voluntad, hacerlo entrar en otrojuego, y someterlo a reglas segundas,entonceseldevenirdelahumanidadesunaseriedeinterpretaciones.Ylagenealogadebe ser su historia: historia de las morales, de los ideales, de los conceptosmetafsicos,historiadelconceptode libertadodelavidaascticacomoemergenciade diferentes interpretaciones. Se trata de hacerlos aparecer como sucesos en elteatrodelosprocedimientos.

    5. Cules son las relaciones entre la genealoga definida comobsqueda de laHerkunftydelaEntstehungyloquedeordinariosellamalahistoria? SeconocenlosclebresapstrofesdeNietzschecontra lahistoria,yhabrquevolversobreelloenseguida.Sinembargo,lagenealogaesdesignadaavecescomowirkliche

    Historie; ennumerosasocasiones,es caracterizadaporelSprito elsentidohistrico36. En realidad loqueNietzschenunca cesde criticardespusde lasegundadelasintempestivas,esestaformadehistoriaquereintroduce(ysuponesiempre) elpuntodevistasuprahistrico:unahistoriaquetendraporfuncinrecoger, en una totalidad bien cerrada sobre s misma, la diversidad al finreducidadeltiempo;unahistoriaquenospermitirareconocernosentodaspartesy dar a todos los desplazamientos pasados la forma de la reconciliacin; unahistoriaque lanzarsobre todo loqueestdetrsdeellaunamiradade findel

    35 Genealoga II, 6.36 Genealoga,prlogo, S 7 y 1,2;y Ms all... S 224.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    11/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    12/140

    naturaleza,nosedejarllevarporningunaobstinacinmudahaciaunfinmilenario.Cavaraquellosobreloqueselaquierehacerdescansar,yseencarnizarcontrasupretendidacontinuidad. Elsabernohasidohechoparacomprender,hasidohechoparahacertajos.

    Apartirdeaqusepuedencaptarlosrasgospropiosenelsentidohistrico,talcomoNietzsche lo entiende,queoponena lahistoria tradicional lawirklicheHistorie.Esta invierte la relacinestablecidanormalmenteentre la irrupcindelsucesoy lanecesidadcontinua.Hay todauna tradicinde lahistoria (teolgicaoracionalista)que tiende a disolver el suceso singular en una continuidad ideal almovimientoteleolgicooencadenamientonatural. Lahistoria efectivahaceresurgirelsucesoenloquepuedetenerdenico,decortante. Suceso porestoesnecesarioentendernounadecisin,untratado,unreino,ounabatalla,sinounarelacindefuerzasque

    se

    invierte,

    un

    poder

    confiscado,

    un

    vocabulario

    retomado

    y

    que

    se

    vuelve

    contra

    sus

    utilizadores,unadominacinquesedebilita,sedistiende,seenvenenaasimisma,algo distinto que aparece en escena, enmascarado. Las fuerzas presentes en lahistorianoobedecenniaundestinoniaunamecnica,sinoelazardelalucha39. Nosemanifiestancomo las formassucesivasdeuna intencinprimordial;noadoptantampoco el aspectodeun resultado. Aparecen siempre en el conjuntoaleatorioysingulardelsuceso. Alcontrariodelmundocristiano, tejidouniversalmentepor laaraliadivina,adiferenciadelmundogriegodivididoentreelreinodelavoluntadyeldelagranestupidezcsmica,elmundodelahistoriaefectivanoconocemsqueunsoloreino,enelquenohayniprovidencianicausa final sinosolamente lamanodehierrodelanecesidadquesacudeelcuernodelafortuna40. Anms,nohayquecomprenderesteazarcomounasimplejugadadesuerte,sinocomoelriesgosiempre relanzadode lavoluntaddepoderquea todasalidadelazaropone,paramatizarla,elriesgodeunmayorazartodava41. Sibienelmundoqueconocemosnoesestafigura,simpleensuma,enlaquetodoslossucesossehanborradoparaqueseacentenpocoapocolosrasgosesenciales,elsentidofinal,elvalorprimeroyltimo;es por el contrario unamirada de sucesos entrecruzados; lo que nos parece hoymaravillosamente abigarrado, profundo, lleno de sentido, se debe a que unamultitudde erroresyde fantasmas lohanhechonacer,y lohabitan todava en

    secreto42. Creemos que nuestro presente se apoya sobre intenciones profundas,necesidadesestables;pedimosaloshistoriadoresquenosconvenzandeello. Peroelverdadero sentido histrico reconoce que vivimos, sin referencias ni coordenadasoriginarias,enmiradasdesucesosperdidos.

    Existe tambinelpoderdesubvertir larelacinde loprximoy lo lejano talcomosonentendidosporlahistoriatradicional,ensufidelidadalaobedienciametafsica.

    39 Genealoga II, 12.40 Aurora, S 130.41 Genealoga II, 12.42 Humano, demasiado humano, S 16.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    13/140

    Asta,enefecto,legustaecharunamiradahacialaslejanasylasalturas:laspocasmsnobles, las formasmselevadas, las ideasmsabstractas, las individualidadesmspura. Yparahaceresto,intentaacercarsecadavezms,situarsealpiedeestascumbres, resistindose a tener sobre ellas la famosaperspectivade las ranas. La

    historia efectiva, por el contrario, mira ms cerca sobre el cuerpo, el sistemanervioso,losalimentosyladigestin,lasenergas,revuelveenlasdecadencias;ysiafrontalasviejaspocas,esconlasospecha norencorosasinodivertidadeunronroneobrbaroe inconfesable.No tienemiedodemirarbajo; peromiraalto sumergindose para captar las perspectivas, desplegar las dispersiones y lasdiferencias, dejar a cada cosa su medida y su intensidad. Su movimiento esinversoalquerealizansubrepticiamenteloshistoriadores:simulanmirarmsalldesmismos,perobajamente,arrastrndose,seacercanaeselejanoprometedor(enestoseparecenalosmetafsicosquenovenporencimadelmundomsqueunmsall

    para

    prometrselo

    a

    ttulo

    de

    recompensa);

    la

    historia

    efectiva

    mira

    de

    ms

    cerca

    pero

    parasepararsebruscamenteyretomadoadistancia(miradaparecidaaladelmdicoque se sumerge para diagnosticar y decir la diferencia). El sentido histrico estmuchomscercanoa lamedicinaquea la filosofa. Histricay fisiolgicamentediceavecesNietzsche43. Estonotienenadadeextrao,yaqueenlaidiosincrasiadelfilsofo se encuentra ladegeneracin sistemticadel cuerpo,yla faltade sentidohistrico, el rencor contra la ideadedevenir, el egipcianismo, la obstinacindeponeralprincipio loqueestal final, yasituar lasltimascosasantesde lasprimeras44.Lahistoriatienealgomejorquehacerqueserlasirvientadelafilosofayque contar e1 nacimiento necesario de la verdad y del valor; puede ser elconocimientodiferencialdelasenergasydelosdesfallecimientos,delasalturasydeloshundimientos,delosvenenosydeloscontravenenos.Puedeserlacienciadelosremedios45.

    En fin,ltimo rasgodeestahistoriaefectiva.No temeserunsaberenperspectiva.Loshistoriadoresbuscanen lamedidade loposibleborrar loquepuedetraicionar,ensusaber,ellugardesdeelcualmiran,elmomentoenelqueestn,elpartidoquetoman lo inapresabledesupasin. Elsentidohistrico,talcomoNietzsche loentiende, sesabeperspectiva,yno rechazael sistemadesupropia injusticia.Mira

    desdeunngulodeterminadoconelpropsitodeliberadodeapreciar,dedecirsiono,deseguir todas los trazosdelveneno,deencontrarelmejorantdoto. Msquesimularundiscretoolvidodelantede loquesemira,msquebuscarenlsuleyysometeral cadaunode susmovimientos, esunamiradaque sabedndemira eigualmenteloquemira. Elsentidohistricodaalsaberlaposibilidaddehacer,enelmismo movimiento de su conocimiento, su genealoga. La wirkliche Historieefecta, enverticalallugarenqueest,lagenealogadelahistoria.

    43 Crepsculo de los dolos, Vagancias inactuales, S 44.44 Ibd. La razn en la filosofa, S 1 y 4.45 El viajero y su sombra, S 188.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    14/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    15/140

    emprendidoelborrardesupropiosaber todos los trazosdepoder,encontrar,departedel objeto a conocer, la formadeunquereruniversal. La objetividad en elhistoriadoreslainversindelasrelacionesdequererensaber,yes,almismotiempo,la creencianecesariaen laProvidencia,en las causas finales,yen la teleologa. El

    historiador pertenece a la familia de los ascetas. No puedo soportar estasconcupiscenciaseunucosdelahistoria,atodosestosdefensoresaultranzadelidealasctico;nopuedo aguantar esos sepulcrosblanqueadosqueproducen lavida;nopuedo soportar esos seres fatigadosydebilitadosque se escudan en la sensatez yaparentanobjetividad47.

    PasemosalEntstehungde lahistoria;su lugares laEuropadelsigloXIX: patriademezcolanzasydebastardas,pocadelhombremixtura. Enrelacinalosmomentosdealtacivilizacin,henosaqucomobrbaros:tenemosdelantedelosojosciudades

    en

    ruinas,

    y

    monumentos

    enigmticos;

    nos

    hemos

    parado

    delante

    de

    los

    muros

    abiertos;nospreguntamosqudioseshanpodidohabitartodosestostemplosvacos.Lasgrandespocasnohabantenidotalescuriosidadesnitangrandesrespetos;nosereconocan predecesores; el clasicismo ignoraba Shakespeare. La decadencia deEuropa nos ofrece un espectculo inmenso en el que los momentos ms fuertesprivan,odesaparecen. Lopropiodelaescenaen laquenosencontramosahora,esrepresentarunteatro;sinmonumentosqueseanobranuestraniquenospertenezcan,vivimos en una amalgama de decorados.Anms: el europeo no sabe quin es;ignoraqurazassehanmezcladoenl; buscael papelquepodracorresponderle,estsin individualidad.SecomprendeasporquelsigloXIXesespontneamentehistoriador: la anemiade sus fuerzas, lasmezclas que han desdibujado todos suscaracteres producen el mismo efecto que las maceraciones del ascetismo; laimposibilidadde crear enque se encuentra, su ausenciade obra, la obligacindeapoyarse sobre lo que se ha hecho antes y en otro lugar, lo constrien a labajacuriosidaddelplebeyo.

    Pero si staes lagenealogade lahistoria, cmopuede lahistoria constituirseenanlisis genealgico? Cmo no contina siendo un conocimiento demaggico yreligioso? Cmo puede, en esta misma escena, cambiar de papel? Si no es,

    solamente, para que uno se ampare en ella, la domine, la vuelva contra sunacimiento.Talesenefecto lopropiodelEntstehung:noes lasalidanecesariadeloque,durantetantotiempo,habasidopreparadodeantemano;eslaescenaenlaquelas fuerzas se arriesgan y se enfrentan, en donde pueden triunfar, pero tambindonde pueden ser confiscadas. El lugar de la emergencia de lametafsica fue lademagogia ateniense, el rencor populachero de Scrates, su creencia en lainmortalidad.PeroPlatnhabrapodidoampararsedeestafilosofasocrtica,habrapodidovolverlacontrasmisma ysindudaestuvotentadoahacerlomsdeunavez. Suderrota fuehaber llegadoa fundarla. ElproblemaenelsigloXIXesno

    47 Genealoga III, 2.5.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    16/140

    haberhecho,porelascetismopopulardeloshistoriadores,loquePlatnhabahechoporeldeScrates.Esprecisono fundamentarloenuna filosofade lahistoria,sinohacerloaicosapartirdeloquehaproducido: convertirseenmaestrodelahistoriaparahacerdeellaunusogenealgico,esdecir,unusorigurosamenteantiplatnico.

    Entoncesensentidohistricoseliberardelahistoriasuprahistrica.

    7. Elsentidohistricoconllevatresusosqueseoponenterminoatrminoalastresmodalidadesplatnicasde lahistoria.Unoeselusodeparodia,ydestructorderealidad,queseoponealtemadelahistoriareminiscenciaoreconocimiento;otroeselusodisociativoydestructordeidentidadqueseoponealahistoria continuidady tradicin; elterceroeselusosacrificialydestructordeverdadqueseoponealahistoria conocimiento. Detodasformas,setratadehacer

    de

    la

    historia

    un

    uso

    que

    la

    libere

    para

    siempre

    del

    modelo,

    a

    la

    vez

    metafsico

    y

    antropolgico, de la memoria, Se trata de hacer de la historia una contramemoria,ydedesplegarenellaporconsiguienteuna forma totalmentedistintadeltiempo.

    Utilizacinpardicaybufa,enprincipio.AestehombreenmaraadoyannimoqueeselEuropeo yquenosabequines,niqunombredebellevar elhistoriadorle ofrece identidades de recambio, aparentemente mejor individualizadas y msrealesquelasuya.Peroelhombredelsentidohistriconodebeengaarsesobreestesustitutoqueofrece:noesmsqueundisfraz. Progresivamente,sehaofrecidoalaRevolucinelmodeloromano,alromanticismolaarmaduradelcaballero, alapocawagnerianalaespadadelhroegermnico; perostossonoropelescuyairrealidadreenvaanuestrapropiairrealidad. ValibreaalgunosparavenerarestasreligionesycelebrarenBayreuth lamemoriadeestenuevomsall; libertadaellosparaserlostraperosdelasidentidadesvacantes. Elbuenhistoriador,elgenealogista,sabrloque conviene pensar de toda estamascarada. No que la rechace por espritu deseriedad; quiere al contrario llevarla hasta el limite: quiere organizar un grancarnavaldel tiempo,enelque lasmscarasnodejarndeaparecer.Quizmsqueidentificarnuestradesvadaindividualidadalasidentidadesmuyrealesdelpasado,

    se tratade irrealizarnosen tantas identidadesaparecidas;y retomando todas estasmscaras FredericdeHohenstaufen,Csar,Jess,Dionysos; Zaratustraquiz,volviendoacomenzarlabufoneradelahistoria,retomamosennuestrairrealidadlaidentidadmsirrealdelDiosquelahagobernado.Posiblementedescubramosaqueldominioenelquelaoriginalidadnoestodavaposible,quizcomoparodistasdelahistoriaycomopolichinelasdeDios48. Sereconoceaqu ladobleparodiade loque la segunda Intempestiva llamaba la historiamonumental: historiaque tenacomotarearestituir lasgrandescumbresdeldevenir,mantenerlasenunapresenciaperpetua,reconstruir lasobras, lasacciones, lascreacionessegnelmonogramade

    48 Ms all..., S 223.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    17/140

    su esencia ntima. Pero en 1874,Nietzsche acusaba a esta historia, dedicada porenteroalaveneracin,deborrarelcaminodelasintensidadesactualesdelavida,yasuscreaciones.Se trata,alcontrario,en losltimostextos,deparodiarlaparahacerasresaltarquenoesensmismamsqueunaparodia.Lagenealogaeslahistoria

    entantoquecarnavalconcertado.

    Otrousodelahistoria:ladisociacinsistemticadenuestraidentidad. Porqueestaidentidad,biendbilporotraparte,que intentamosaseguraryensamblarbajounamscara,noesmsqueunaparodia:elplurallahabita,numerosasalmassepeleanenella;lossistemasseentrecruzanysedominanlosunosalosotros.Cuandosehaestudiadolahistoria,unosesientefeliz,poroposicinalosmetafsicos,deabrigarensinounalma inmortal,sinomuchasalmasmortales49. Yencadaunadeestasalmas, lahistorianodescubriruna identidadolvidada, siempreprestaanacerde

    nuevo,

    sino

    un

    complejo

    sistema

    de

    elementos

    mltiples

    a

    su

    vez,

    distintos,

    no

    dominadosporningnpoderdesntesis: esunsignodeculturasuperiormantenerenplenaconcienciaciertasfasesdelaevolucinqueloshombresnfimosatraviesansinpensarenello.Elprimerresultadoesquecomprendemosanuestrossemejantescomo sistemas enteramente determinados y como representantes de culturasdiferentes, es decir como necesarios y como modificables. Y de rechazo: que ennuestra propia evolucin, somos capaces de separar trozos y de considerarlosseparadamente50. Lahistoria,genealgicamentedirigida,no tienecomo finalidadreconstruir las races de nuestra identidad, sino por el contrario encarnizarse endisiparlas; nobusca reconstruir el centro nico del que provenimos, esa primerapatriadonde losmetafsicosnosprometenquevolveremos; Intentahaceraparecertodaslasdiscontinuidadesquenosatraviesan.Estafuncinesinversaalaquequeraejercer, segn las Intempestivas, la historia de anticuario. Se trataba, en ella, dereconocerlascontinuidadesenlasqueseenrazanuestropresente:continuidadesdelsueo,delalengua,delaciudad;setratabacultivandoconmanodelicadaloquehaexistidodesdesiempre,deconservar,paralosquevendrndespus,lascondicionesenlascualessehanacido51.Aestahistoria,lasintempestivasobjetabanquecorraelriesgodeevitartodacreacinennombredelaleydefidelidad. UnpocomstardeyyaenHumano,demasiadohumano Nietzscheretornaeltrabajoanticuario,pero

    enunadireccintotalmenteopuesta.Silagenealogaplanteaporsupartelacuestindelsueloquenoshavistonacer,de la lenguaquehablamosode las leyesquenosgobiernan,espararesaltarlossistemasheterogneos,que,bajolamscaradenuestroyo,nosprohbentodaidentidad.

    Tercerusode lahistoria: el sacrificiodel sujetode conocimiento.En apariencia,omejorsegn lamscaraque implica, laconcienciahistricaesneutra,despojadadetodapasin,encarnizadasolamenteconlaverdad.Perosiseinterrogaasmisma,y

    49 El viajero y su sombra (Opiniones y sentencias mezcladas), S 17.50 Humano, demasiado humano, 5 274.51 Consideraciones intempestivas II, 3.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    18/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    19/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    20/140

    puedosentarmeenelsuelosinqueunhombreconkepismeobliguea levantarme.Dichoesto,larepresinenlaenseanza,lainformacinorientada,esquizspeor...

    Serge: Sedebedistinguir:enprimerlugarlaactuacindelospadresqueteimponen

    el Instituto comouna etapa haciauna situacinprofesionaldeterminada yque seesfuerzanpor apartar de antemano aquello que pudiese perjudicar esta situacin;luego, laadministracinqueprohbe todaaccin libreycolectiva, inclusoanodina;enfin,laenseanzamisma peroestoestmsconfuso...

    Jean Pierre: En numerosos casos, la enseanza del profesor no es vivida deinmediatocomorepresiva,inclusosiloesenprofundidad.

    MichelFoucault:Ciertamente, el saber transmitidoadopta siempreunaapariencia

    positiva.

    En

    realidad,

    funciona

    segn

    todo

    un

    juego

    de

    represin

    y

    de

    exclusin

    el

    movimientodemayoenFranciahahechotomarconciencia,con fuerza,dealgunosde susaspectos: exclusinde aquellosqueno tienenderechoal saber,oquenotienenderechomsqueaundeterminado tipode saber; imposicindeuna ciertanorma, de un cierto filtro de saber que se ocultabajo el aspecto desinteresado,universal, objetivo del conocimiento; existencia de lo que podra llamarse: loscircuitosreservadosdelsaber,aquellosquese formanenel interiordeunaparatodeadministracinodegobierno,deunaparatodeproduccin,ya loscualesnosetieneaccesodesdefuera.

    Philippe: Segn usted, nuestro sistema de enseanza, ms que transmitir unverdaderosaber,tenderasobretodoadistinguirlosbuenoselementosdelosmalossegnloscriteriosdelconformismosocial.

    Michel Foucault: El saber acadmico, tal como est distribuido en el sistema deenseanza, implicaevidentementeunaconformidadpoltica:enhistoria,seospidesaberundeterminadonmerodecosas,ynootrasomsbienunciertonmerodecosasconstituyentisaberensucontenidoyensusnormas.Dosejemplos.Elsaberoficialharepresentadosiemprealpoderpolticocomoelcentrodeunaluchadentro

    deunaclasesocial (querellasdinsticasen laaristocracia,conflictosparlamentariosen laburguesa); o incluso como el centro de una lucha entre la aristocracia y laburguesa. En cuanto a los movimientos, populares, se les ha presentado comoproducidos por el hambre, los impuestos, el paro; nunca como una lucha por elpoder,comosilasmasaspudiesensonarconcomerbienperonoconejercerelpoder.Lahistoriadelasluchasporelpoder,yenconsecuencialascondicionesrealesdesuejercicioydesusostenimiento,sigueestandocasitotalmenteoculta.Elsabernoentraenello:esonodebesaberse.Otroejemplo:eldeunsaberobrero.Hayporunapartetodounsabertcnicodelosobrerosquehasidoobjetodeunaincesanteextraccin,

    traslacin, transformacin por parte de los patronos y por parte de los queconstituyenloscuadrostcnicosdelsistemaindustrial:conladivisindeltrabajo,

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    21/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    22/140

    poder,cuyoobjetivoeslamaneradecmosuscitarelsuceso,responderal,evitarlo,etc.; un saber absolutamente inasimilable a otro ya que est centrado en tomo alpoderyalsuceso.

    Por esto es preciso no hacerse ilusiones sobre lamodernizacin de la enseanza,sobresuaperturaalmundoactual:setratademantenerelviejosustratotradicionaldel humanismoademsde favorecer elaprendizaje rpidoy eficazdeun ciertonmero de tcnicas modernas hasta ahora relegadas. El humanismo garantiza elmantenimiento de la organizacin social, la tcnica permite el desarrollo de estasociedadperoensupropiaperspectiva.

    JeanFranois:Culessucrticadelhumanismo?Yporquvaloresreemplazarloenotrosistemadetransmisindesaber?

    Michel Foucault:Entiendopor humanismo el conjuntodediscursosmediante loscuales se ledicealhombreoccidental: sibien tno ejerces elpoder,puedes sinembargosersoberano.Anms:cuantoms renunciesaejercerelpoderycuantomassometidoestsaloqueseteimpone,msserssoberano.Elhumanismoesloquehainventadopasoapasoestassoberanassometidasqueson:elalma(soberanasobre el cuerpo, sometida aDios), la conciencia (soberana en el orden deljuicio,sometida al orden de la verdad), el individuo (soberano titular de sus derechos,sometido a las leyes de la naturaleza o a las reglas de la sociedad), la libertadfundamental (interiormentesoberana,exteriormenteconsentidorayadaptadaasudestino).Ensuma,elhumanismoestodoaquelloatravsdelocualsehaobstruidoeldeseodepoderenOccidenteprohibidoquererelpoder,excluida laposibilidaddetomarlo.Enelcorazndelhumanismoestlateoradelsujeto(eneldoblesentidodel trmino).Poresto elOccidente rechaza con tantoencarnizamiento todo loquepuedehacersaltarestecerrojo.Yestecerrojopuedeseratacadodedosmaneras.Yaseaporundessometimientodelavoluntaddepoder(esdecirporlaluchapolticaen tantoque luchadeclase),yaseaporun trabajodedestruccindelsujetocomopseudosoberano (es decir mediante el ataque cultural: supresin de tabs, delimitaciones y de separaciones sexuales; prctica de la existencia comunitaria;

    desinhibicinrespectoa ladroga;rupturade todas lasprohibicionesyde todas lascadenasmediantelasquesereconstruyeysereconducelaindividualidadnormativa.Piensosobreestoentodaslasexperienciasquenuestracivilizacinharechazadoonohaadmitidomsquecomoelementoliterario.

    JeanFranois: DesdeelRenacimiento?

    MichelFoucault:Desdeelderechoromanoestaarmazndenuestracivilizacinesya una definicin de la individualidad como soberana sometida. El sistema de

    propiedadprivada Implicaesta concepcin:elpropietarioeselnicodueode subien, lousa y abusade l,plegndose almismo tiempo al conjuntode leyes que

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    23/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    24/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    25/140

    maestra de la seleccin tecnocrtica.Ha podido crear un centro comoDauphine,primera Bussiness school a la americana que se ha instalado en Francia. En fin,despusdetresaos,acorralalacontestacinenVincennesyenciertosdepartamentosdeNanterre,ncleosuniversitariossinconexinysinsalidasalsistema:anzuelo

    enelquelospececillosizquierdistassehandejadocoger.LaUniversidadeliminasusestructurasarcaicas,seadaptarealmentealasnecesidadesdelneocapitalismo;habaquevolverahoraaesteterreno.

    Michel Foucault: Muerte de la Universidad: yo consideraba este trmino en susentidoms superficial.Mayodel 68hadestruido la enseanza superiordel sigloXIX,esecuriosoconjuntodeinstitucionesquetransformabaunapequeafraccindelajuventud en lite social.Continan existiendo los grandesmecanismos secretosmediante loscualesunasociedad transmitesusaberyseperpetaasimismabajo

    una

    apariencia

    de

    saber;

    estos

    mecanismos

    estn

    todava

    en

    pie:

    peridicos,

    televisin,escuelastcnicas,ylosInstitutostodavamsquelaUniversidad.

    Serge:En los Institutos, laorganizacin represivanohasido tocada.Laenseanzaestenferma.Peronoexistemsqueunaminoraquesedacuentaylarechaza.

    Alain: En nuestro Instituto la minora politizada de hace dos o tres aos hadesaparecidoactualmente.

    JeanFranois: Lospeloslargos,significanalgotodava?

    Alain:Absolutamentenada.Loselegantestambinselohandejadocrecer.

    JeanFranois:Yladroga?

    Serge:Yanoesun fenmenoensmisma.Para losestudiantesde Institutoque latomanrepresentaunabandonototaldelaideadecarrera.Losbachillerespolitizadoscontinansusestudios,losquesedroganabandonantotalmente.

    MichelFoucault:Laluchaantidrogaesunpretextoparareforzarlarepresinsocial:cuadriculaciones policiales, pero adems exaltacin del hombre normal, racional,consciente, adaptado. Se encuentra esta imagen de marca en todos los niveles.Observad:FranceSoirhoydiceque:53porl00defrancesessonfavorablesalapenademuerte,cuandohaceunmesnohabamsque38por100.

    JeanFranois:SedebequizalarevueltaenlaprisindeClairvaux?

    Michel Foucault: Evidentemente. Se mantiene el terror del criminal, se agita la

    amenaza de lomonstruoso para reforzar esta ideologa delbien y delmal, de lopermitidoyde loprohibidoque la enseanzaactualno seatrevea transmitir con

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    26/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    27/140

    MichelFoucault:Nomehacomprendidobien.Sisetratasesimplementedecambiarla conciencia de la gente bastara con publicar peridicos y libros, seducir unproductorderadioodetelevisin.Queremoscambiarlainstitucinhastaelpuntoen

    queculminayseencarnaenunaideologasimpleyfundamentalcomolasnocionesdebien,demal,de inocenciayde culpabilidad.Queremos cambiar esta ideologavividaatravsdelaespesacapainstitucionalenlaquesehainvestido,cristalizado,reproducido.Para simplificar,elhumanismo consisteenquerer cambiarel sistemaideolgicosintocarlainstitucin;e1reformismoencambiarlainstitucinsintocarelsistema ideolgico. La accin revolucionaria se define por el contrario como unaconmocinsimultneadelaconcienciaydelainstitucin;loquesuponequeseatacaa las relacionesdepoder alldonde son el instrumento, la armazn, la armadura.Ustedcreequesepodraensearlafilosofadelamismaforma,sucdigomoral,si

    e1

    sistema

    penal

    se

    desmorona?

    JeanPierre:Yalainversa,sepodraencerraralagenteenlasprisionesdelamismaformaslaenseanzasetransformase?Esimportantenoquedarseenunsolosector,o laaccincorreel riesgoal finaldehundirseenel reformismo.Pero pasarde laenseanza a las prisiones, de las prisiones a los manicomios..., es sta vuestraintencin?

    MichelFoucault:Efectivamente, seha comenzadoa intervenir en losmanicomios,conmtodos similares a los utilizados en las prisiones: una especie de encuestacombaterealizada,almenosenparte,porlosmismosalosquesedirigelaencuesta.Elpapel represivodelmanicomio es conocido: en l se encierra a lagentey se lasomete a una terapia qumica o psicolgica sobre la cual no tienen ningunaopcin,oaunanoterapiaqueeslacamisadefuerza.Perolapsiquiatraseprolongaen ramificaciones que van mucho ms lejos, que se encuentran en los asistentessociales, los orientadores profesionales, los psiclogos escolares, los mdicos quehacen psiquiatra de sector toda esta psiquiatra de la vida cotidiana queconstituye una especie de tercer orden de la represin y de la polica. Estainfiltracinseextiendeennuestrassociedades,sintenerencuentalainfluenciadelos

    psiquiatras de prensa que divulgan sus consejos. La psicopatologa de la vidacotidianarevelaposiblementeelinconscientedeldeseo;lapsiquiatrizacindelavidacotidiana,siselaexaminasedecerca,revelaraposiblementeloinvisibledelpoder.

    JeanFranois: Enqunivelpiensausted actuar? Va adedicarse a los asistentessociales?

    MichelFoucault:No.Nosotrosquerramostrabajarconlosestudiantesdebachiller,conlosestudiantes,conlagentedelaeducacinvigilada,individuostodosquehan

    estado sometidos a la represin psicolgica o psiquitrica en la eleccin de susestudios,en lasrelacionesconsufamilia, lasexualidadoladroga.Cmohansido

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    28/140

    distribuidos,encuadrados,seleccionados,excluidosennombredelapsiquiatraydelhombrenormal,esdecir,enelfondo,ennombredelhumanismo?

    JeanFranois:Laantipsiquiatra,eltrabajoenelmanicomioconlospsiquiatras,no

    leinteresa?

    Michel Foucault: Es un trabajo que los psiquatras son los nicos que puedendesempear en lamedida en que la entrada almanicomio no es libre.De todosmodoshayquetenercuidado:elmovimientodelaantipsiquiatra,queseoponealanocin de manicomio, no debe conducir a exportar la psiquiatra al exteriormultiplicandolasintervencionesenlavidacotidiana.

    Frederic:Lasituacinenlasprisionesesaparentementepeor,yaquenoexistenotras

    relaciones

    que

    el

    conflicto

    entre

    las

    vctimas

    y

    los

    agentes

    de

    la

    represin:

    no

    se

    encuentranmatonesprogresistasqueganarparaelmovimiento.Enelmanicomioporelcontrario,laluchanoestllevadaporlasvictimassinoporlospsiquatras:losagentesdelarepresinluchancontralarepresin.Esestorealmenteunaventaja?

    MichelFoucault:Noestoyseguro.Adiferenciadelasrevueltasdelosprisioneros,elrechazodelhospitalpsiquitricopor el enfermo tendr sindudamsdificultadesparaafirmarsecomounrechazocolectivoypoltico.Elproblemaconsisteensabersilosenfermossometidosalasegregacindelmanicomiopuedenlevantarsecontralainstitucinyfinalmentedenunciarlamismadivisinqueloshadefinidoyexcluidocomoenfermosmentales.ElpsiquiatraBasagliahaintentadoenItaliaexperienciasdeestetipo:reunaenfermos,mdicosyelpersonalhospitalario.Nosetratabadehacerunsociodramaenelcualcadaunosacarasus fantasmasy reconstruira laescenaprimitiva sino msbien de plantear esta cuestin: las vctimas del manicomioentablarnunaluchapolticacontralaestructurasocialquelosdenunciacomolocos?LasexperienciasdeBasagliahansidobrutalmenteprohibidas.

    Frederic:Ladistincinentrelonormalylopatolgicoestodavamsfuertequeladeculpableeinocente.

    MichelFoucault: Unarefuerzaalaotra.Cuandounjuicionopuedeenunciarseentrminosdebien y demal se lo expresa en trminosde normal y de anormal.Ycuandosetratadejustificarestaltimadistincin,sehacenconsideracionessobreloque es bueno o nocivo para el individuo. Son expresiones de un dualismoconstitutivodelaconcienciaoccidental.

    Msgeneralmente,estosignificaquealsistemanoselocombateendetalle:debemosestarpresentesentodoslosfrentes,universidad,prisiones,psiquiatra,noalmismo

    tiempo nuestras fuerzas no son suficientes sino sucesivamente. Se pega, segolpeacontra losobstculosmsslidos;elsistemaseresquebrajaenotraparte,se

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    29/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    30/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    31/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    32/140

    todosmodoslosquehoyendanosgobiernanquierenutilizarcontranosotros,parahacernosentrarenelorden,ladoblepresindelosenemigosquenosinvadendesdeelexteriorydelosquenosamenazanenelinterior. Noiremosacombatircontralosprimeros sin habernos desembarazado antes de los ltimos. Las ejecuciones de

    septiembreerana lavezunactodeguerra contra losenemigos interiores,unactopolticocontralasmanipulacionesdeloshombresenelpoder,yunactodevenganzacontra lasclasesopresoras.Eneldesarrollodeunperodode lucharevolucionariaviolenta no constitua esto un acto dejusticia popular, almenos en una primeraaproximacin? No era una rplica a la opresin, estratgicamente til ypolticamente necesaria? Puesbien, an no haban comenzado las ejecuciones deseptiembre cuando hombres provenientes del Municipio de Paris o de susalrededores intervinieronyorganizaron laescenadel tribunal:juecesdetrsdeunamesarepresentandounatercerainstanciaentreelpuebloquedamavenganzaylos

    acusados

    que

    son

    culpables

    o

    inocentes;

    interrogatorios

    para

    establecer

    la

    verdad u obtener la confesin; deliberaciones para saber lo que es justo;instancia que es impuesta a todos por va autoritaria. No se ve aparecer aqu elembrin frgilandeunaparatodeEstado? No seveaparecer laposibilidaddeunaopresindeclase?Lainstauracindeunainstancianeutraentreelpuebloysusenemigos, y susceptible de establecer la divisin entre lo verdadero y lo falso, elculpableyelinocente,eljustoyelinjusto,noesunamaneradeoponersealajusticiapopular? No es unamanera de desarmarla en su lucha real enbeneficio de unarbitrajeideal?Porestemotivomepreguntosieltribunal,ellugardeserunaformadelajusticiapopular,noesmsbiensuprimeradeformacin.

    Vctor: S,pero tomaejemplos sacadosnode la revolucinburguesa sinodeunarevolucin proletaria. Tomemos el caso chino: la primera etapa es larevolucionarizacin ideolgica de lasmasas, las aldeas que se sublevan, los actosjustos de las masas campesinas contra sus enemigos: ejecuciones de dspotas,respuestas de todo tipo a todas las vejaciones padecidas durante siglos, etc. Lasejecucionesde los enemigosdelpueblo sedesarrollan,y estaremosde acuerdo endecir que se trata de actos dejusticia popular. Todo esto estbien: el ojo delcampesinovejustoytodomarchamuybienenelcampo.Perocuandosellegaaun

    estadio ulterior, al momento de la formacin de un Ejrcito Rojo, ya no estnsimplementepresenteslasmasasquesesublevanysusenemigos,sinoqueestnlasmasas,susenemigos,yuninstrumentodeunificacindelasmasasqueeselEjrcitoRojo. En este momento todos los actos de justicia popular estn apoyados ydisciplinados.Yhacenfaltajurisdiccionesparaquelosdiferentesactosdevenganzaposiblesseanconformesalderecho,aunderechodelpuebloquenotienenadaqueverconlasviejasjurisdiccionesfeudales.Hayqueestarsegurodequetalejecucin,talactodevenganza,noserunajustedecuentas,portantopuraysimplementelarevanchadeunegosmosobretodos losaparatosdeopresinfundados igualmente

    sobre el egosmo.En este ejemplo existe ciertamente lo que t llamas una tercerainstancia entre las masas y sus opresores directos. Mantendras, que en este

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    33/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    34/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    35/140

    aparatodeEstadorepresentantedelpoderpblico,einstrumentodelpoderdeclase.Quisieraavanzarunahiptesisde laquenoestoyseguro:meparecequeunciertonmerodecostumbrespropiasdelaguerraprivada,unciertonmerodeviejosritospertenecientesalajusticiaprejudicialseconservaronenlasprcticasdelajusticia

    popular:porejemploeraunviejogestogermnicoelplantarsobreunaestaca,paraexponerla al pblico, la cabeza de un enemigo eliminado normalmente,jurdicamente en el cursodeuna guerraprivada; ladestruccinde la casa o almenosel incendiodelarmazndemaderayelsaqueodelmobiliarioesunantiguoritocorrelativoalapuestafueradelaley;ahorabien,sonestosactosanterioresalainstauracindelojudiciallosquerevivenregularmenteenlassedicionespopulares.EntornoalaBastillatomada,espaseadalacabezadeDelaunay;entornoalsmbolodelaparatorepresivodavueltas,consusviejosritosancestrales,unaprcticapopularqueno se reconocedeningnmodo en las instanciasjudiciales.Mepareceque la

    historia

    de

    la

    justicia

    como

    aparato

    de

    Estado

    permite

    comprender

    por

    qu,

    al

    menos

    enFrancia,losactosdejusticiarealmentepopularestiendenaescaparalTribunal;yporqu,alcontrario,cadavezquelaburguesahaqueridoimponeralasedicindelpueblolaopresindeunaparatodeEstado,sehainstauradountribunal:unamesa,unpresidente,asesores,enfrentelosdosadversarios.Reapareceaslojudicial.Esascomoyoloveo.

    Vctor: S,tloveshasta1789,peroloquemeinteresaesloquesigue.Hasdescritoel nacimiento de una idea de clase y cmo esta idea de clase se materializa enprcticas y aparatos.Comprendo perfectamente que en laRevolucin francesa, eltribunalhapodidoseruninstrumentodedeformacinyderepresinindirectadelosactosdejusticiapopularde laplebe.Si entiendobien, existan, es evidente,variasclasessocialesenjuego,porunladolaplebe,porotrolostraidoresalanacinyalarevolucin y entre los dos una clase que ha intentadojugar al mximo el papelhistrico que podajugar. Por tanto las consecuencias que puedo sacar de esteejemplonosonconclusionesdefinitivasacercadelaformadeltribunalpopulardetodosmodosparanosotrosnoexistenformasporencimadeldevenirhistricosinomsbienque lapequeaburguesaentantoqueclasequehatomadounapequeapartedelasideasdelaplebeyqueestdominada,sobretodoenestapoca,por las

    ideas de laburguesa, ha aplastado las ideas cogidas de la plebe mediante lostribunalesde la poca.De aqunopuedo concluirnada sobre la cuestinprcticaactualdelostribunalespopularesenlarevolucinideolgicapresenteo,afortiori,enla futura revolucin armada. He aqu por qu me gustara que se compare esteejemplodelaRevolucinFrancesaconelqueyoacabodedaracercadelarevolucinpopulararmadaenChina.

    T me decas: en este ejemplo no hay ms que dos trminos: las masas y susenemigos. Pero lasmasas delegan, en ciertomodo, una parte de su poder en un

    elementoque les esprofundamenteprximo,peroque es sin embargodistinto, elejrcito rojo popular. Pero esta constelacin poder militar/poderjudicial que t

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    36/140

    indicabas, la encuentras con el ejrcitopopular,ayudandoa lasmasasaorganizarjuicios regulares de los enemigos de clase. Para m esto no tiene nada desorprendente en la medida en que el ejrcito popular es un aparato de Estado.Entoncesteharalasiguientepregunta: Nosueasacasoenlaposibilidaddepasar

    de la opresin actual al comunismo sin un perodo de transicin lo que se llamatradicionalmentedictaduradelproletariadoenelquehaynecesidaddeunnuevotipodeaparatosdeEstadocuyocontenidodebemosdesentraar?Noesesoloqueestdetrsdeturechazosistemticodelaformadeltribunalpopular?

    Foucault: Estssegurodequesetratadeestasimpleformadeltribunal?NoscmoestosucedeenChina,peroexaminemosunpocometiculosamenteloquesignificaladisposicinespacialdeltribunal,ladisposicindelasgentesqueestnenodelantedeltribunal.Elloimplicaalmenosunaideologa.

    Quesestadisposicin?Unamesa;detrsdeella,quedistanciaalosdoslitigantes,los intermediarios que son losjueces; su posicin indica primeramente que sonneutroselunoen relacinalotro; ensegundo lugar implicaque sujuicionoestdeterminadodeantemano,quevaaestablecersedespusdelinterrogatorio,despusdehaberodoalasdospartes,enfuncindeunadeterminadanormadeverdadydeunciertonmerodeideassobrelasdospartes,quepuedenjuzgarlasenfuncindeideas dejusticia que son absolutamente vlidas y que sus decisiones deben serejecutadas,piensoquetodoestovadetodasformasmuylejosymepareceextraoalamisma ideadejusticiapopular.Enelcasodeunajusticiapopular,no tienes treselementos, tienes las masas y sus enemigos. A continuacin, cuando las masasreconocenenalguienunenemigo,cuandodecidencastigarlooreeducarlo noserefierenaunaideaabstracta,universaldejusticia,serefierensolamenteasupropiaexperiencia,ladelosdaosquehanpadecido,lamaneracmohansidolesionados,comohansidooprimidos; yenfin,sudecisinnoesunadecisindeautoridad,esdecir,noseapoyanenunaparatodeEstadoquetienelacapacidaddehacervalerlasdecisiones, ellas las ejecutanpura y simplemente. En consecuencia, tengo toda laimpresin de que la organizacin, en todo caso occidental, del tribunal debe serextraaaloqueeslaprcticadelajusticiapopular.

    Vctor: Noestoydeacuerdo. Cuantomsconcretoeresparatodaslasrevoluciones,hastallegaralarevolucinproletaria,tantomscompletamenteabstractotevuelvesparalasrevolucionesmodernas,comprendidaslasoccidentales.Poresto,cambiodelugar,yvoya referirmeaFrancia. En laLiberacin,hahabidodiferentesactosdejusticiapopular.Todocomomuestraunactoequvocodejusticiapopular,unactodejusticiapopularrealperoequvoco,esdecir,manipuladodehechoporelenemigodeclase;sacaremoslasconsecuenciasgeneralesparaprecisarlacrticatericaquehago.

    Voyahablarde lasjvenesa lasqueserapabaporquesehabanacostadocon losalemanes.Deunaciertaformaesunactodejusticiapopular:dehechoelcomercio,

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    37/140

    enelsentidomscarnaldeltrmino,conelalemnesalgoquehierelasensibilidadfsicadelpatriotismo;aqu tienes realmenteundao fsicoymoralcon respectoalpueblo. Sin embargo, es un acto equivoco dejusticia popular. Por qu? Porque,simplemente, mientras se diverta al pueblo en tonsurar a estas mujeres, los

    verdaderoscolaboradores, losverdaderos traidoresestabanen libertad.Sehapuesdejadomanipular estos actos dejusticia popular por el enemigo, no por el viejoenemigo endisgregacinmilitar, el ocupante nazi, sino por el nuevo enemigo, esdecir, laburguesa francesa con la excepcin de una pequeaminora demasiadodesfigurada por la ocupacin y que no podamostrarse demasiado. Qu leccinpodemos sacar de este acto equivoco dejusticia popular? No la tesis de que elmovimientodemasasseriairracional,yaquetenaunaraznpararealizaresteactoderespuestarespectoalasjvenesquesehabanacostadoconlosoficialesalemanes,sinomsbienque sielmovimientodemasasnoestbajo laorientacinunificada

    proletaria,

    puede

    ser

    disgregado

    en

    su

    interior,

    manipulado

    por

    el

    enemigo

    de

    clase.

    En resumen, todonopasaporelsolomovimientodemasas.Estoquieredecirqueexistencontradiccionesenlasmasas. Estascontradiccionesenelsenodelpuebloenmovimiento pueden hacer desviar perfectamente el curso de su desarrollo, en lamedida en que el enemigo se apoya en ellas, Existe la necesidad, pues, de unainstanciaquenormaliceelcursodelajusticiapopular,queledunaorientacin. Yno pueden ser las masas las que directamente lo hagan ya que precisamente esnecesario que sea una instancia que tenga la capacidad de resolver lascontradicciones internas a las masas. En el ejemplo de la revolucin china, lainstanciaquehapermitidoresolverestascontradicciones yquehajugadotodavaestepapeldespusdelatomadelpoderdeEstado,enelmomentodelaRevolucinCultural,eselEjrcitoRojo;puesbien,elEjrcitoRojoesdistintodelpuebloinclusosi est ligado a l, elpueblo ama al ejrcitoy el ejrcitoama alpueblo.Todos loschinosnoparticipabanniparticipanhoyenelEjrcitoRojo. ElEjrcitoRojoesunadelegacindelpoderdelpueblo,noeselpueblomismo.Porestoexistesiempre laposibilidaddeuna contradiccin entre elejrcitoyelpueblo,yexistir siempre laposibilidadderepresindeesteaparatodeEstadosobrelasmasaspopulares,loqueabre la posibilidad y la necesidad de toda una serie de revoluciones culturalesprecisamente para abolir las contradicciones antagnicas entre estos aparatos de

    Estado que son el ejrcito, el partido o el aparato administrativo y las masaspopulares.

    En consecuencia, estada contra los tribunales populares, los encontraracompletamente intilesoperjudicialessi lasmasas fuesenun todohomogneounavezque sepusiesen enmovimiento,ms claramente sinohubiesenecesidadparadesarrollar la revolucin de instrumentos de disciplina, de centralizacin, deunificacinde lasmasas.En resumen,estara contra los tribunalespopulares sinopensasequeparahacerlarevolucinsenecesitaunpartido,y,paraquelarevolucin

    contine,unaparatodeEstadorevolucionario.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    38/140

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    39/140

    un ajuste de cuentas que opone una pequea categora de las masas con ideasegostasaesteenemigoopretendidotal.

    Una vez que esta verdad queda probada, el papel del aparato de Estado

    revolucionarionohaterminado.Yaenelrestablecimientodelaverdaddeloshechostieneunpapel,puestoquepermitea toda lapoblacinmovilizadaabrirelhistorialdeloscrmenesdelenemigo,perosupapelnoterminaaqu,puedeaportaralgomsenladiscriminacinalniveldelascondenas: porejemplo,elpatrndeunaempresamedia;seestablece laverdadde loshechos,asaber,quehaexplotadoabominablementealosobreros,queesresponsabledenopocosaccidentesdetrabajo,vaaserejecutado?Supongamosquesequiereatraerpor lasnecesidadesde larevolucinaestaburguesamedia,quesedicequenoconvieneejecutarmsqueaunpequeopuadodearchcriminales,estableciendoparaellocriteriosobjetivos,entoncesnose

    le

    ejecutar,

    aunque

    los

    obreros

    de

    la

    empresa

    cuyos

    compaeros

    han

    sido

    asesinados tienenunodiogigantescohacia supatrnyquisieranquiz ejecutarlo.Esto puede constituir una poltica perfectamente justa, como por ejemplo lalimitacinconscientedelascontradiccionesentrelosobrerosylaburguesanacionaldurante la Revolucin china. No s si esto suceder aqu como en China, voy aponerteunejemplo ficticio:probablementenosern liquidados todos lospatronos,sobre todo enun pas como Francia en el que haymuchas pequeas ymedianasempresas,esosupondrademasiadagente...TodoestoparadecirqueelaparatodeEstado revolucionario aporta, en nombre de los intereses de conjunto, quepredominansobrelosdetalfbricaotalaldea,uncriterioobjetivoparalasentencia;vuelvo siempre al ejemplo de los comienzos de la Revolucin china. En undeterminadomomento,eracorrectocombatira todos lospropietariosde tierras,enotros momentos, existan propietarios agrcolas que eran patriotas, no haba queatacarlosyeraprecisoeducara loscampesinos,por tanto, ircontrasus tendenciasnaturalesrespectoaestospropietariosagrcolas.

    Foucault:Elprocesoquehasdescritomeparecetotalmenteajenoa laformamismadeltribunal.CuleselpapeldeesteaparatodeEstadorevolucionariorepresentadopor el Ejrcito chino? Su papel es elegir entre las masas que representan una

    determinadavoluntadoundeterminadointersyunindividuoquerepresentaotrointersuotravoluntad,esdecir,elegirentrelosdosinclinndosedeunladoynodelotro?Evidentementeno,yaquesetratadeunaparatodeEstadoquedetodasformasha salidode lasmasas, que es controladopor ellas, y que contina sindolo,quejuega efectivamente un papel positivo, no para decidir entre las masas y susenemigos sinoparaasegurar la educacin, la formacinpoltica, laampliacindelhorizonte yde la experienciapolticade lasmasas. El trabajode este aparatodeEstado sera imponer una sentencia? En absoluto, sino educar a las masas y suvoluntaddetalformaquelaspropiasmasasllegasenadecir:enefecto,nopodemos

    mataraestehombreoenefecto,debemosmatarlo.

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    40/140

    Ya ves que no es en absoluto el funcionamiento del tribunal tal como existe ennuestrasociedadactualenFrancia,queesuntipototalmentediferenteenelcualnoexiste una de las partes que controle la instanciajudicial y en el que la instanciajudicialnoeduca.Paravolveralejemploquetponas,silasgentesseprecipitaron

    sobre las mujeres para raparlas es porque se les escamotearon a las masas loscolaboracionistas,quehabransidolosenemigosnaturalesysobrelosquesehabraejercido lajusticia popular, se les escamote diciendo: oh, estos son demasiadoculpables,vamosconducirlosanteuntribunal!;selosencerryfueronconducidosanteuntribunalque,porsupuesto,losdejlibres. Enestecasoeltribunaljugelpapel de coartada en relacin a los actos dejusticia popular. Ahora vuelvo alncleodemitesis.ThablasdecontradiccionesenelsenodelasmasasydicesqueesprecisounaparatodeEstadorevolucionarioparaayudarlasaresolverlas.Bien,yonos loquehapasadoenChina;quizelaparatojudicialeracomoen losestados

    feudales,

    un

    aparato

    muy

    flexible,

    poco

    centralizado,

    etc.

    En

    sociedades

    como

    la

    nuestra,por el contrario, elaparatodejusticiaha sidoun aparatodeEstadomuyimportante cuya historia ha estado siempre enmascarada. Se hace la historia delderecho, se hace la historia de la economa, pero la historia de lajusticia, de laprcticajudicial,deaquelloquehasidoenrealidadelsistemapenal,de loquehansido lossistemasderepresin,deestoraramentesehabla.Puesbien,piensoque lajusticia como aparatodeEstado tuvouna importancia absolutamente capital en lahistoria. El sistema penal ha tenido por funcin introducir un cierto nmero decontradicciones en el interiorde lasmasasyuna contradiccinprincipalque es lasiguiente: oponer entre s a los plebeyos proletarizados y los plebeyos noproletarizados.A partir de un determinadomomento, el sistema penal que tenaesencialmenteunafuncinfiscalenlaEdadMedia,fuedirigidocontralaluchaantisediciosa. La represin de las revueltas populares haba sido sobre todo hastaentonces una tarea militar. Ms tarde la represin estuvo asegurada, o mejorprevenida,porunsistemacomplejo:justiciapolicaprisin. Sistemaquetieneenelfondoun triplepapel; y que segn las pocas, segn el estadode las luchas y lacoyuntura es, tanprontoun aspecto, tanprontootro, elquepredomina. Porunaparteesunfactordeproletarizacin: tieneporfuncinobligaralpuebloaaceptarsuestatutodeproletarioylascondicionesdeexplotacindelproletariado. Estoest

    perfectamente clarodesde finalesde laEdadMediahasta el sigloXVIII, todas lasleyescontralosmendigos,losvagabundosylosociosos,todoslosrganosdepolicadestinados a darles caza, los obligabany en esto est supapel a aceptar, alldonde estuviesen, las condiciones que se les propusieran, las cuales eranterriblementemalas.Silasrechazaban,osiseescapaban,simendigabanonohadannada,entonces lesesperabaelencierroyconfrecuencia los trabajosforzados. Porotraparte,estesistemapenalsediriga,de formaprivilegiada,a loselementosmsnmadas,a losms inquietos,a losviolentosde laplebe;aaquellosqueeran losms dispuestos para pasar a la accin inmediata y armada. Entre el labrador

    endeudadoobligadoaabandonarsutierra,elcampesinoquehuadelfisco,elobrerodesterrado por robo, el vagabundo o el mendigo que rechazaba limpiar las

  • 5/24/2018 Foucault, Michel - Microf sica Del Poder

    41/140

    alcantarillasdelaciudad,losquevivandelpillajeenelcampo,lospequeosraterosy lossalteadoresdecaminos, losqueengruposarmadosatacabanal fisco,odeunmodogeneralalosagentesdelEstado,yenfinaquellosque,losdasdeinsurreccinen las ciudades o en el campo, llevaban las armas y el fuego. Exista toda una

    concertacin, toda una red de comunicaciones en la que los individuosintercambiaban su papel. Se trataba de gentes peligrosas que era preciso poneraparte(enprisin,enelHospitalGeneral,enlasgaleras,enlascolonias)paraquenopudie