Fronteras de Lo Imposible

  • View
    262

  • Download
    2

Embed Size (px)

Transcript

  • IKER JIMNEZ

    FRONTERASDE

    LO IMPOSIBLEUn viaje de 150.000 kilmetros tras el misterio

    MUNDO MGICO Y HETERODOXO

  • ISBN de su edicin en papel: 978-84-414-0898-2 2001. Iker JimnezDiseo de la cubierta: Miguel y Bernardo Rivavelarde 2001 - 2011 Editorial EDAF, S.L.U., Jorge Juan 68. 28009 Madrid (Espaa)www.edaf.netPrimera edicin en libro electrnico (epub): noviembre de 2011 Conversin a libro electrnico: Digital Books, S. L.

    ISBN EPUB: 978-84-414-3069-3

    No se permite la reproduccin total o parcial de este libro, ni su incorporacin a un sistema informtico, ni su transmisin encualquier forma o por cualquier medio, sea este electrnico, mecnico, por fotocopia, por grabacin u otros mtodos, sin el permisoprevio y por escrito del editor. La infraccin de los derechos mencionados puede ser constitutiva de delito contra la propiedadintelectual (Art. 270 y siguientes del Cdigo Penal)

    http://www.edaf.net

  • El camino es la nica meta.Peregrino annimo del siglo XIII

    Y tan solo escrib la mitad de lo que vi.MARCO POLO, El libro de las maravillas del mundo

  • Agradecimientos

    A Carmen Porter, Manuel Delgado, Enrique de Vicente y Lorenzo Fernndez, en representacin detodos los viajeros con los que en ocasiones he tenido la fortuna de compartir aventura.

    A los comandantes Luis Prieto Mugaburu y Jos Zabaleta Estrada, de Nazca, Per.A Dante, de Cuzco.A Nabil Habbkar, de Egipto.A Joachim, de Petra, Jordania.A Crazy Taxi, de El Cairo.A Anbal Anacami, de Chauchilla.Al doctor Cabrera Darquea, de Ica.A Carlos Paz (r.i.p.), del mtico jirn Junn 402, Lima.A Rosa Puno, de Bolivia.A Marco, de Turn.Al ingeniero Rudolf Gantembrink.A Paco Maradona y los chicos del grupo Hemisferios, de Crdoba, Argentina.A Akhmet, de Cartago.A Isabel Vives, de Pars.A Pierre Colombel, del Museo del Hombre de Pars.A Saib, jinete de la frontera argelina.A Jos Garrido y Ana Da Conceiao, en Lisboa y Oporto. A todos mis amigos. Y a los que han hecho el esfuerzo de escribirme unas letras tras haber ledo

    alguna pasada aventura. Todas conforman el mayor tesoro de este reportero.Gracias.

  • 0

    Cuaderno abierto...

    CUADERNO DE CAMPO, de bitcora, de viaje. De aventura. Nombres no le faltan. Cada uno le pone el suyo ybajo el brazo va aferrado, como si fuera fiel y nico depositario de lo ms ntimo del buscador.

    Un objeto mtico, sagrado, entre los investigadores de pura cepa. Un mazo de hojas donde el quesigue la mgica y difcil pista de los misterios va anotando los pormenores de la pelea que suponellegar al dato, a la persona, al lugar.

    Un recipiente de secretos que jams se deja leer a nadie.En l se han escrito los hallazgos y los fracasos, las alegras y el miedo.Se han escrito muchas cosas que jams se escriben en los libros.En sus cuartillas, a veces emborronadas por la prisa o el peligro, van acomodndose entrevistas y

    datos a vuelapluma, descripciones y dibujos de aquellos que un da vieron lo imposible.Y en cada trazo una sensacin, en cada frase un recuerdo vivo.Antes de que la noticia y la aventura vean la luz, siempre ha habido un periodo indefinido en el que

    permanecieron en el interior del cuaderno de campo. O de bitcora. O de lo que ustedes quieran. Ahha estado, como si fuese un pequeo tesoro en caja fuerte, navegando entre billetes de avin, visadosde aduanas, acre-ditaciones de prensa o direcciones de un lugar al que ya nunca se regresar.

    Ahora, en el deseo de contarles todo lo que se vive de verdad en un viaje tras lo inslito, me hepermitido el sacrilegio que los investigadores y reporteros me perdonen de abrir de par en par ami viejo amigo. De compartir todas las experiencias en las que me acompa como un escudero enesta aventura larga e inolvidable. Un periplo intenso, agitado, vvido, que me demostr, entre otrasmuchas cosas, que los misterios y los enigmas sin resolver se expanden por todo el mundo. O para serexactos, que no hay un rincn en el que falte su presencia. En el pasado y en el presente, en el cielo yen la tierra firme.

    Incluso, y ya se irn dando cuenta, he tenido la sensacin de que esa sombra de lo extrao haacompaado al hombre desde el inicio de los tiempos. Desde el mismo instante en que se estableci enlugares concretos y observ asustado los propios misterios de la vida.

    Recomiendo avanzar con paso firme y sin prejuicios por las hojas que vienen a continuacin. Enmuchas de ellas leern y comprobarn cosas que discuten los ortodoxos. Y aqu lo nico que sediscute es a los propios ortodoxos; a aquellos que, encaramados en un falso concepto de la ciencia y larealidad, piensan que ya lo sabemos todo. En estas pginas habr herejas para unos y realidades comopuos para otros. Porque esto ni es un libro de texto ni es un panfleto sectario de los adoradores de loparanormal. Solo pretende ser la crnica de un periodista que ha recorrido 150.000 kilmetros inicio del trayecto en el sur del Per y final en la castellana Si-genza en busca de algunos de losms grandes enigmas esparcidos por este mundo. De algunos enclaves mticos de los que todoshabamos odo hablar y de otros que eran injustamente desconocidos.

    Y en cada una de esas investigaciones, a pesar de tratarse de casos con miles de aos a la espalda,ha surgido siempre la noticia, la novedad, lo inesperado.

    De las lneas jams vistas en Nazca a la coleccin secreta de arcillas de Ica. Desde el da querompimos el cerrojo de la Gran Pirmide a los ltimos anlisis sobre el enigmtico hombreirradiado en la Sbana Santa de Turn.

    Ocurri casi siempre lo que no estaba previsto lo inslito es as y tuve la fortuna de estar en

  • primera lnea. Con la cmara presta, la inquietud a flor de piel y el cuaderno abierto.Esta es, en definitiva, la crnica de alguien que ha pisado esos sitios para poder contarles no solo el

    misterio, sino todo lo que lo rodea.Ha sido una aventura irrepetible que rompi muchos de mis esquemas y que en ms de una ocasin

    me hizo correr, llorar de alegra, sentir el fro del miedo o arrodillarme ante la grandeza de lo inslito.El veterano colega, con las tapas rotas por el intenso trajn, ha recorrido los desiertos y montaas,

    ha atravesado mares y brumosos bosques, se ha posado en viejas mesas a conversar con las gentes y hacabalgado a trompicones sobre lomos de burros, caballos, camellos, carromatos, autobusesrenqueantes, barcazas y avionetas.

    Por eso he decidido adecentarlo, cambiarle el traje de batalla y ponerlo guapo para la ocasin,colocndole las imgenes que pasaron por delante de mis ojos, captadas fielmente por la vieja cmara,que ha acabado, como no poda ser de otra manera, suplicando jubilacin definitiva despus de lamisin.

    Al dar por finalizadas estas hojas me sobrevienen tambin recuerdos de alguna senda o tortuosocamino, noche o tormenta, en las que mi despiste hizo que lo dejara hurfano y olvidado, extraviadoen algn que otro accidente. Y juro que en ese tiempo la angustia ms profunda me invadi. Unaangustia como la de quien pierde su memoria y su pasado. Como la de quien queda desnudo ydespojado de casi todos sus recuerdos.

    Milagrosamente, en las situaciones ms rocambolescas y de las maneras ms inverosmiles, el viejobloc siempre acab regresando a mis manos como por arte de magia. Como si nos uniese a los dos unlazo invisible.

    Ya saben, la casualidad.Han sido muchas las vivencias junto a mi inseparable compaero de inocentes hojas blancas. Ahora,

    con l latiendo en recuerdos y sorpresas entre las manos, comienza su propio y genuino viaje almisterio. Espero que lo disfruten y que se animen a seguir las pistas.

    Les aseguro que an queda mucho por descubrir.

  • NAZCA:

    EL LUGAR MS MISTERIOSO DEL MUNDO

    La Cessna 547 entra en la zona prohibida...... Longitud oeste 75o, 6, 48.Once y cincuenta y ocho minutos.La aparicin surge como un fantasma de arena. Es una criatura tan alta como un edificio de doce

    pisos que alguien grab antes del nacimiento de Jesucristo.Un ser imposible provisto de casco ovalado a modo de escafandra, ojos redondos como lupas, botas

    anchas y un brazo que saluda a los cielos... Es El Astronauta! me grita el piloto.

    1

    Nazca: El lugar ms misterioso

    del mundo

    Lugar de pena y sufrimiento.Panamerica-na, kilmetro 433.Lneas sobre el desierto rojo.

  • Figuras ocultas.Un hallazgo sensacional.Rumbo a la zona prohibida.Encuentro conEl Astronauta.Imgenes de pesadilla.Perseguidos!Caminando sobre un misterio.Mensaje del futuro.

    HACE MUCHOS SIGLOS, antes de que los pies metlicos de los conquistadores llegasen a estas arenas, la regin,inmensa y solitaria, fue bautizada con el nombre de Nanazca: lugar de pena y sufrimiento.

    Nadie sabe an por qu.Desde el inicio del tiempo hubo algo aqu que sobrecogi el alma de los hombres. Algo que les hizo

    preguntar al cielo cosas que no tienen ni tendrn jams una respuesta.Desde aquella poca, aventureros y exploradores de todos los lugares y creencias han jurado que

    este es el ms misterioso rincn del mundo.En Nazca hay una realidad hurfana de explicacin. Un enigma que est ah, desafiante, solo

    comprensible a vista de pjaro.Y hasta l decid viajar.El vuelo transcurri en una ocasional avioneta de carga que haca el trayecto Cuzco-Ica. En su

    interior haba un chino sonriente, orondo, al que no quise preguntar qu haca all ni cul era surumbo. A pesar de mi nula intencin de iniciar conversacin, el individuo la tom con mi nombre,visible en la etiqueta blanca que colgaba de mi bolsa de viaje.

    Iker... mascull, trazando varias letras con aparente dificultad en su cuadernillo... su nombresignifica... ir a por ello!

    Dibuj una sonrisa, volvi a verificar uno por uno aquellos garabatos y lanz un alarido propio dealguien con una tasa muy superior al 0,8 % de alcohol en sangre:

    Ir-a-por-e-llooooo!... a por elloooo!

    As es Nazca. Lejos de todo