Guillamon - La Izquierda Comunista en la Guerra de Espa±a

  • View
    104

  • Download
    3

Embed Size (px)

Text of Guillamon - La Izquierda Comunista en la Guerra de Espa±a

La Izquierda Comunista (los bordiguistas) en la Guerra de Espaa (1936-1939)

Agustn Guillamn

Balance. Cuaderno de historia nmero 1, serie de estudios e investigaciones (noviembre 1993). Corregido y actualizado en febrero de 2008.

INTRODUCCION: QUE ES EL BORDIGUISMO? (1) En este trabajo el bordiguismo es definido como la corriente marxista que se reclama de las tesis y posiciones polticas defendidas por Amadeo Bordiga (1889 - 1970) en el movimiento comunista internacional. De 1912 a 1926 la accin militante y el pensamiento poltico de Amadeo Bordiga encarnaron la lucha del marxismo revolucionario en Italia. Ya antes de la primera guerra mundial la izquierda marxista del Partido socialista italiano (PSI) expres, en los congresos de Reggio Emilia (1912) y Ancona (1914), el surgimiento de una mayora capaz de enfrentarse al reformismo, el sindicalismo y el nacionalismo. Dentro de esa ambigua mayora (de la Fraccin intransigente) se deline la formacin de una extrema izquierda (la Fraccin intransigente revolucionaria), que tendi siempre a soluciones ms radicales y clasistas. Esta extrema izquierda del PSI en los congresos de Bolonia (mayo de 1915), Roma (febrero de 1917) y Florencia (noviembre de 1917) sostuvo posiciones muy prximas a las de los bolcheviques, como fueron la negacin de la ayuda obrera a las tareas de defensa nacional y la consigna de derrotismo revolucionario, lanzada por Bordiga tras la derrota de Caporetto (2). La fundacin de Il Soviet (diciembre de 1918), rgano de la Fraccin abstencionista, supuso la defensa decidida de la revolucin rusa y de la dictadura del proletariado, as como un claro planteamiento de la funcin del partido revolucionario en Italia. La Fraccin abstencionista se propuso desde el primer momento la escisin de los revolucionarios del PSI. Su objetivo y su tarea principal en los aos 1919 y 1920 fue la extensin de la fraccin a nivel nacional para fundar el partido comunista. En el segundo congreso de la Internacional Comunista (IC), reunido en Mosc en junio-julio de 1920, la Fraccin abstencionista abandon el abstencionismo como criterio tctico fundamental. En ese mismo congreso Amadeo Bordiga tuvo una intervencin decisiva en el endurecimiento de las condiciones de admisin a la Tercera Internacional. En todo momento la accin y el pensamiento poltico de Bordiga tuvieron un marco italiano e internacional, ntimamente entrelazado, como corresponda a la militancia en un movimiento comunista internacional.

1 [1]Este primer apartado del artculo reproduce de forma casi textual las conclusiones de unatesis indita sobre Bordiga. Por lo tanto remitimos a este trabajo para una ampliacin o justificacin de las afirmaciones aqu expuestas. Vase pues: GUILLAMON, Agustn: Militancia y pensamiento poltico de Amadeo Bordiga de 1910 a 1930. Origen, formacin y disidencia del bordiguismo en el seno de la Tercera Internacional y del Partido comunista de Italia. Tesis de Licenciatura. Departamento de Historia contempornea de la Universidad de Barcelona, 1987.

2 [2] La batalla de Caporetto fue una grave derrota del ejrcito italiano, en octubre de 1917, amanos de los austriacos. En el seno del PSI surgi una tendencia que ante la gravedad de la derrota levant la consigna de la unin sagrada con la burguesa italiana. Bordiga por el contrario lanz la consigna de derrotismo revolucionario: ningn apoyo a la propia burguesa, la derrota militar nacional poda abrir el paso a la revolucin en Italia. El historiador gramsciano Paolo Spriano no deja de subrayar el paralelismo tctico de Bordiga en Italia y los bolcheviques en Rusia.

En enero de 1921, en el congreso de Livorno del PSI, Bordiga dirigi y protagoniz la escisin de los comunistas y la fundacin del Partido comunista de Italia (PCI), seccin de la Tercera Internacional. Aunque no exista el cargo de secretario, fue considerado como el dirigente del PCI con ms autoridad y prestigio desde su fundacin hasta el cuarto congreso de la IC (diciembre de 1922). La asimilacin de los clsicos marxistas constituye una impronta imborrable y una constante referencia en los textos programticos de Bordiga. Este dominio terico, unido a la experiencia adquirida por Amadeo en la lucha contra el oportunismo imperante en la Segunda Internacional, le prepararon para enfrentarse a las crecientes disidencias entre el PCI y la IC con una capacidad crtica excepcional, dotada de una caracterstica coherencia, rigor e intransigencia, que la hacan temible y respetada a la vez. El nuevo oportunismo, que haca mella en la Internacional Comunista, se caracterizaba por una permanente adecuacin del anlisis histrico del capitalismo al cambio producido en las condiciones y situaciones inmediatas de la lucha del proletariado. Amadeo Bordiga comprendi, analiz y denunci el carcter del oportunismo comunista. Del mismo modo supo captar los primeros sntomas de abandono de los principios programticos. Y se enfrent hasta el ltimo momento, en el seno de la propia Internacional, a la progresiva degeneracin oportunista y contrarrevolucionaria del movimiento comunista internacional. No porque creyera que era an posible evitar la derrota de la oleada revolucionaria iniciada en 1917, sino para dar testimonio y facilitar, en el futuro, la restauracin terica y organizativa del partido revolucionario. En 1926, la Izquierda del PCI haba culminado un largo proceso de formacin ideolgico y programtico, caracterizado por las disensiones y enfrentamientos con la Internacional comunista. Estas divergencias no se resolvieron mediante una escisin, con ocasin de la acusacin de fraccionalismo hecha al Comit de Entente (junio de 1925), a causa de la decidida oposicin de Bordiga, contrario a la ruptura definitiva con el PCI y la IC. El congreso de Lyon del PCI (enero de 1926), supuso la definitiva derrota organizativa de la Izquierda, dada su imposibilidad de presentarse como fraccin o tendencia en el seno del partido, as como de defender sus posiciones polticas. La intervencin de Amadeo Bordiga en el Sexto ejecutivo ampliado de la Internacional (febrero-marzo de 1926) fue la ltima posibilidad que tuvo la Izquierda del PCI de utilizar la tribuna internacional para defender el programa comunista fundacional: el programa comunista de los dos primeros congresos de la IC y de Livorno. El brusco enfrentamiento entre Stalin y Bordiga, en torno a la cuestin rusa y la teora del socialismo en un solo pas, sealaba la definitiva derrota de las concepciones revolucionarias en el seno del movimiento comunista internacional. Bordiga constat que la llamarada revolucionaria internacional, iniciada con el Octubre ruso, haba sido definitivamente apagada por el alud contrarrevolucionario. Reconocida esta derrota histrica del proletariado rechaz todo activismo y mstica de la vanguardia y la organizacin, abraz una concepcin frreamente determinista de las

posibilidades revolucionarias, y personalmente consider intil su militancia activa en la clandestinidad impuesta por el fascismo. En noviembre de 1926, en el momento de su detencin y confinamiento por las autoridades fascistas, pero cuando ya estaba tambin organizativamente aislado en el seno del partido italiano y de la Internacional, Amadeo Bordiga haba elaborado un noventa por ciento (3) del corpus terico de la Izquierda del PCI, claramente diferenciado del marxismo sovitico oficial. Los rasgos fundamentales que distinguan a la teora poltica de la Izquierda comunista italiana eran en 1926 los siguientes: 1.- Rechazo de la tctica de frente nico y de la consigna de los gobiernos obreros y campesinos, as como de todo tipo de coalicin antifascista. 2.- Rechazo de la direccin de la Internacional comunista por el partido ruso. Rechazo de la teora del socialismo en un solo pas. 3.- Rechazo de cualquier tipo de defensa de la democracia burguesa. 4.- Rechazo del antifascismo y de toda doctrina poltica ajena a la lucha de clases. 5.- Consideracin de la democracia y el fascismo como dos formas de dominio burgus complementarias, equivalentes e intercambiables. 6.- Rechazo del principio democrtico, tanto como forma de organizacin social como en el seno del partido comunista. Al centralismo democrtico se opona el centralismo orgnico. 7.- Lucha y crtica contra el oportunismo, entendido como dejacin de principios programticos fundacionales. 8.- El partido es definido como un rgano de la clase, no inmediatista, centralizado, que defiende su programa intransigentemente, anteponiendo la defensa de los intereses histricos del proletariado al reformismo. 9.- La tctica tiene unos lmites impuestos por el programa comunista. Una tctica inadecuada desemboca inevitablemente en cambios programticos y puede llegar a cambiar la naturaleza misma del partido. 3[3] Cuando hablamos de un noventa por ciento no estamos utilizando una expresin matemtica exacta, sino una comparacin aproximativa. En todo caso lo ms importante no es tanto la aportacin individual de Bordiga, como el mtodo de trabajo terico colectivo puesto en prctica en los primeros aos del PCI. Es cierto que Bordiga gozaba de una facilidad de sntesis, de capacidad terica, as como de expresin escrita y oral excepcionales, y por lo tanto apareca como el "autor" de la mayora de los textos programticos del PCI, en sus primeros aos, o de la Izquierda del PCI, pero no es menos cierto que esos textos haban madurado en conversaciones, debates, discusiones e intercambio de ideas con otros militantes del partido. Para una aproximacin a ese mtodo de trabajo terico colectivo vase la gnesis, redaccin y transformaciones sucesivas del denominado "Manifiesto de Bordiga a los militantes del PCI", en la tesis de GUILLAMON, A.: op. cit., pp. 250-274.

10.- Rechazo a la fundacin de una nueva Internacional construida sobre el denominador comn de experiencias crticas a la Tercera Internacional o el estalinismo. Necesidad previa de un balance histrico de los errores de la IC, y de la elaboracin de una plataforma programtica comn. La de