Hiroshima Mon Amour Completo

  • Published on
    18-Feb-2018

  • View
    215

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • 7/23/2019 Hiroshima Mon Amour Completo

    1/3

    HIROSHIMA MON AMOUR

    OBRA MAESTRA

    HIROSHIMA MON AMOUR. Produccin franco-

    japonesa, 1958-59, de Argos-Como-Path-Daiel.

    Director, Alain Resnais. Libreto cinematogrfico

    de Marguerite Duras. Fotografa, Sacha Vierny(Francia) y Michio Takahashi (Japn). Msica

    deGiovanni Fusco, con un vals de Georges

    Delerue. Montaje, Henri Colpi, Jasmine Chasney,

    Anne Sarraute. Direccin artstica, Esaka, Mayo,

    Petri. Sonido, Calvet, Renault, Yamamoto

    Kohzubara. Con Emmanuele Riva, Eiji Okada,

    Stella Dassas, Pierre Barbaud, Bernard Fresson.

    Estreno anunciado en el Coventry, martes 7

    Mucho espectador no lo entender. Un hbito de cinenaturalista, donde asunto, conducta y dialogo fingen

    ser transportados de la realidad, puede oscurecer la

    percepcin de lo que Hiroshima Mon Amour se

    propone decir, porque su territorio no es tanto el de

    los hechos como el efecto de ciertos hechos en el

    espritu. La relacin del film con el cine ms comn

    es la relacin que un poema moderno puede tener con

    la novela clsica, y si no se preparan sensibilidad e

    inteligencia para captar ese poema, en su extraa

    esencia y en su peculiar forma, se corre el riesgo de

    ver solamente el caos. Bajo la confusin inicial, hay

    un film cuya complejidad y fineza admiten poca

    comparacin en el cine de hoy

    DE QUE SE TRATA

    Hay una ancdota comprensible. En 1944, la mujer

    francesa protagonista ha sido amante de un soldado

    alemn de la ocupacin, en la pequea ciudad de

    Nevers. Ha tenido all su primer amor, con

    sinceridad y pureza. Despus el alemn ha sido murto

    por la Resistencia, ella ha sido tratada como

    colaboracionista, ha sido rapada, humillada y

    encerrada. Catorce aos despus, la protagonista llega

    a Hiroshima a colaborar en el rodaje de un film por laPaz, uno de los tantos que se centran en la ciudad

    destrozada por la bomba atmica. Ahora se convierte

    por unas pocas horas, tras un encuentro casual, en la

    amante de un arquitecto japons. En esa intimidad

    cuenta su historia de Nevers, y al contarla llega a

    revivirla. Sus dos amantes, separados catorce aos en

    el tiempo, se convierten en uno solo, y a esta

    transferencia de identidad presta su colaboracin eljapons, durante una peculiar conversacin que es

    casi un juego. Al salir de ese trance la protagonista

    llega a reprocharse el haber narrado y liberado algo

    ntimo: en cierto sentido, ha engaado al alemn, lo

    ha rebajado hasta ser un personaje de historieta.

    Ahora vacila de nuevo entre salir de Hiroshima o

    quedarse, entre aceptar el amor del japons o

    comenzar a olvidarlo. (Como con l, el olvido

    comenzara por tus ojos. Despus como con l, el

    olvido ganara tu voz. Igual. Despus como con l,

    triunfara de ti, entero, poco a poco. Te convertirs

    en una cancin.)Es materia discutible que las ltimas escenas puedan

    entenderse o no como una separacin.

    COMO ESTA HECHA

    La interpretacin de esta ancdota, de su marco y de

    su tono puede ser una larga especulacin. Pero la

    primera dificultad del film es apresa el asunto mismo.

    No est narrado en orden cronolgico, sino que

    comienza en Hiroshima y retrocede luego al relato de

    Nevers, siguiendo principalmente las palabras de la

    confesin. Este relato intercalado tampoco est en

    orden cronolgico. Se divide en fragmentos, y estos

    surgen con el desorden de los golpes emocionales

    como un derivado de la asociacin y de la intensidad

    de las sensaciones. Su ilacin debe ser reconstruida

    en la percepcin del espectador

    El relato de Hiroshima tampoco est presentado en

    trminos naturalistas. Comienza con formas fsicas

    extraas, hasta que se llega a entender que son parte

    de los cuerpos desnudos y abrazados de los amantes.

    A esa imagen superpone un dialogo sobre el

    conocimiento de la ciudad destrozada, dialogo

    seguido luego sobre tomas documentales, presentes y

    pasadas, de esa destruccin, de la muerte que llego,de la vida que resurge. Transcurren as quince minuto

    hasta que se llegan a ver por primera vez los rostros

    de los amantes: hasta entonces el efecto es el muy

    curioso de un documental despersonalizado, que sin

    embargo esta sentido (mas que explicado) por un

    personaje desconocido. En el desarrollo restante

    Hiroshima contina siendo tambin un testimonio

    personal.

    Los dilogos tampoco son naturales. A menudo

    afectan deliberadamente una lentitud de enunciacin,

    una repeticin de conceptos y palabras, un tono

    monocorde, como si fueran un cantico, una

    ceremonia. Y hay aun otras diferencias entre el film y

    el cine naturalista: la carencia de culminacin o de un

  • 7/23/2019 Hiroshima Mon Amour Completo

    2/3

    claro final, los monlogos, la cualidad extica de la

    msica, los silencios sbitos.

    A la larga se entiende que el film, o buena parte de l

    est concebido no como un hecho exterior que pueda

    ser descrito por sus apariencias, sino como un plural

    apunte de una vida interior. Es un intento de cine

    subjetivo, lirico, en el que los elementos narrativos,su orden, su relacin, su tono, su ocasional

    incoherencia, surgen de la protagonista: de su amor,

    de su dolor, de su voluntad de memoria, de su

    voluntad de olvido, de su lucha consigo misma. Por

    eso el film tiene monlogos y silencios depresiones y

    arranques, por eso la intercalacin de los episodios

    Nevers no finge un orden temporal, por eso estn

    narrados con imgenes de un largo, solo cruzado por

    un grito. Por eso tambin, no aparece nunca en primer

    plano el rostro del alemn (ella ha llegado a

    olvidarlo) y aparece en cambio, con un esttico

    primer plano, el rostro del padre de la protagonista,fijo quiz en su memoria. El film da pistas muy claras

    para ser interpretado como testimonio de una vida

    interior. Mediante un montaje de intercalacin, la

    mano del amante japons en la cama es sustituida

    fugazmente por la mano del alemn muerto en la

    calle; un paseo final por las calles de Hiroshima

    (entre la meditacin y la incertidumbre) intercala

    imgenes de otro paseo similar por Nevers, con un

    letrero callejero place de la Republique, en la

    primera de sus tomas. Pero el film no da aviso ni

    explicacin de esas pistas: las coloca all, las deja

    comprendidas o incomprendidas por su espectador.

    Puede generar la confusin, desde luego. Pero

    artsticamente su procedimiento es el correcto. Si

    explicara, si aclarara, si ordenara, rebajara su

    carcter de testimonio sentido y subjetivo. Llegara a

    deformarlo, atribuyendo a su protagonista una lucidez

    o un equilibrio que no tiene, o llegara a rebajarlo si

    creara otro personaje, un narrador, que sirviera de

    puente entre personaje y publico. Prefiere atenerse en

    cambio, autnticamente, a su intensidad y a su

    desorden.

    VIDA INTERIOR

    Otro sentido ms ambicioso esta superpuesto a este

    testimonio individual. No se trata solo de trasladarcomplejamente un personaje femenino que ha tenido

    un drama de amor y de muerte, que tiene hoy otro

    drama de amor para recordar a aqul. Eso ha sido

    hecho por el cine, con otros estilos y formas,

    incluyendo, incluyendo un ejemplo memorable de

    poesa y equilibrio (Juventud divino tesoro de

    Bergman). Se trata tambin de que las circunstancias

    de ambos episodios sean un comentario sobre el

    mundo actual y sobre su divisin y sobre su guerra.

    En este plano, el episodio de Nevers importa

    particularmente, porque all el amor une a la mujer

    francesa con el soldado alemn, que es en un sentido

    su enemigo, y cuando el amante muere decretndola

    imposibilidad de ese amor, la tragedia est provocada

    por un balazo francs: por la guerra o en definitiva, o

    el mundo. El film no fuerza esta interpretacin e tipo

    social: la autoriza y, en su estilo, la deja all para que

    sea comprendida o incomprendida. Est claro, sin

    embargo, que el comentario social importa a los

    realizadores.

    La destruccin de Hiroshima, la constancia de queempero all renace la vida, as sea monstruosamente,

    son un enorme comentario a la destruccin de un

    amor y al nacimiento de otro amor. Son adems, y el

    dilogo lo dice casi explcitamente, un comentario a

    la pasin, la muerte, el renacimiento y la nueva

    muerte que supone el acto sexual (No puedes

    saberlo. T me matas. T me haces bien. T me

    matas. T me haces bien. Tengo tiempo. Te lo

    ruego. Devrame. Defrmame).

    Vida y muerte, memoria y olvido, se suceden as en

    un ciclo infinito. Para ambos amantes de hoy, se

    plantea una alternativa que trasciende su voluntadconsciente. Pueden recordar la tragedia pasada,

    recordar la destruccin de Hiroshima, recordar la

    tragedia de Nevers (Nevers es la ciudad con la que

    ms sueo y en la que menos pienso, dice ella). Su

    deber es sin embargo olvidar esas tragedias. La vida

    sigue. Pero si deben olvidar este amor de hoy tambin

    podr ser (El olvido triunfara de ti. Te convertirs

    en un cancin). Y si deben olvidar, negarn en s

    mismos algo propio y sentido, una memoria intima

    que integra su identidad (Tu nombre es Hiroshima.

    Tu nombre es Nevers, dicen las ultima lneas del

    dialogo).

    No hay film en la historia que se haya propuesto un

    apunte tan sutil. Su validez psicolgica, y

    particularmente su resultado emotivo, muestran como

    ms legtima la eleccin de sus realizadores: preferir

    una lnea de vida interior y no exterior para ordenar

    los relatos y los sentidos de esos relatos.

    LA FORMA NECESARIA

    La primera pregunta del espectador comn nace de

    un extendida pereza pblica: Por Qu Hacer Un Film

    Complicado, por qu no hacer una simple e intensa

    historia de amor o, en todo caso, por qu no hacer

    simple y ordenadamente una complicada historia deamor. La respuesta es que este tema peda esta forma.

    El mundo y el ser humano son ms complejos de lo

    que ningn film se haya atrevido a expresar hasta

    hoy, y habra que buscar en la literatura universal

    para encontrar una obra de similar registro. Desde la

    guerra y la bomba atmica en un extremo, hasta las

    complejidades psicolgicas y morales de un

    individuo en el otro, con las variantes que el tiempo

    introduce en sus ideas y sensaciones, Hiroshima

    Mon Amourse propone un tema tan amplio que un

    film normal no podra albergarlo: o lo falseara en la

    simplificacin, o lo extendera hasta hacerle perder

    inters y equilibrio como espectculo. La respuesta

    era as comprimir ese tema, tamizarlo a travs de un

  • 7/23/2019 Hiroshima Mon Amour Completo

    3/3

    personaje y de su circunstancia, convertido en su

    testimonio personal de sentimientos y de pasiones.

    Eso llevaba a respetar tambin sus silencios, sus

    baches, sus saltos de ilacin, sus mgicas

    continuidades. Cuando se razona la necesidad del

    enfoque subjetivo, se ve ms clara la formulacin

    singular de de algunos episodios. Se explican losquince minutos iniciales como testimonio personal

    que introduce al espectador en la percepcin de la

    protagonista. Se explica su paseo posterior por las

    calles de Hiroshima (y al mismo tiempo por las de

    Nevers) como una operacin sensorial que trasciende

    los lmites fsicos de tiempo y espacio. Se explica la

    misteriosa conversacin final entre la protagonista y

    un intruso que se le acerca en el caf, como una

    alusin a su condicin de extranjera en Hiroshima

    (condicin que el dilogo bilinge refuerza) y

    tambin como alusin a un dilogo similar, de la

    noche anterior, entre ella y quien es ahora su amante,dilogo previo que no ha sido presentado

    directamente al espectador pero que opera como un

    recuerdo claro para ambos personajes. Se explica en

    algunos dilogos el tono monocorde y la repeticin

    de palabras, que son en el caso una formulacin de

    sentimientos y de observaciones, cuyas normas no

    son las del naturalismo. Se explica la colocacin

    incisiva de la msica de Giovanni Fusco,

    marcadamente moderna, qu parece subrayar

    agudamente los climas emocionales. Y se explica la

    interpretacin de Emanuele Riva, cuyo peculiar juego

    dramtico parece concebido hacia adentro, mas como

    el registro de una fina y conturbada sensibilidad que

    como una expresin.

    VANGUARDIA CON CERTEZA

    Hiroshima Mon Amourdebe entenderse como una

    prolongacin, amplia y notoria, de la renovacin

    formal emprendida a travs de muchos films cortos

    en el cine de casi todo pas productores en el corto

    metraje, menos restringido por vallas comerciales,

    donde el creador suele imaginar y ensayar. Los

    antecedentes ms claros del film estn en los cortos

    del mismo Alain Resnais, cuya revisin es de

    particular inters ahora. All se puede verificar suatencin a la pintura, cuyos problemas de seleccin y

    de composicin l trasladara a al cine (en cortos

    sobre Van Gogh, Gauguin, Picasso). De esa

    intensidad algo se recoge en sus imgenes

    cinematogrficas. Pero en esos films cortos est

    adems su preocupacin por el mltiple movimiento

    de cmara y de objeto, por la continuidad de dos

    tomas mediante similitudes en ese movimiento

    (Toute la memoire du monde).en el dominio de la

    tcnica, particularmente en el montaje, los

    antecedentes de Resnais lo establecen como u

    artesano superior, con esa intuicin de ritmo y de

    cadencia que ves propio de los realizadores

    veteranos. En cierto sentido, todo Hiroshima es un

    filma de montaje, se ha dicho y en ese vaivn de

    imgenes surgidas de pocas distintas hay de pronto

    algn hallazgo que hace notorio a ese montaje, como

    el abrazo de la protagonista a su madre, enlazado con

    otro abrazo idntico a su amante, en un paso

    repentino de la evocacin a la realidad.

    Es sin embargo en su tratamiento de los temas queResnais ha mostrado con sus cortos la imaginacin y

    la disciplina que luego habra de de usar: la visin

    lucida, tranquila, implacable, de la barbarie nazi

    (Nuit et Brouillard), la asimilacin de los libros de

    la Biblioteca Nacional Francesa a los presos de una

    crcel (toute le memoire du monde), la preferencia

    reiterada por los temas de la destruccin, del recuerdo

    y del olvido. Confrontado por primera vez con un

    largo metraje de argumento, Resnais declina los

    tratamientos dramticos comunes, y aplica una

    poderosa tcnica y una ms poderosa inventiva a lo

    que el mismo llam un poema lirico. Trasciendeconvenciones de tiempo y de espacio, coloca un

    marco sensacional de bomba atmica y de

    destruccin, se introduce en sutilezas psicolgicas y

    sensoriales que otros habra rechazado como de

    transcripcin imposible. En dos sentidos obtiene un

    triunfo. En primer trmino obtiene un film a la vez

    inspirado e inteligente, que es tanto una apelacin a

    la sensibilidad como un objeto de estudio, anlisis y

    controversia. En segundo trmino obtiene con esa

    empresa vanguardista la atencin pblica, la detnate

    notoriedad que no suelen obtener los experimentos

    formales del cine, generalmente limitados en su

    difusin a la apreciacin de una minora. Por ese

    resultado pblico puede afirmarse desde ya que

    Hiroshima Mon Amour comenzara una etapa de

    renovacin formal y temtica en el cine futuro. Si

    este film audaz puede ser producido por una industria

    y aceptado por multitudes, hay un camino abierto a

    otros films audaces, ms all de una minora de

    espectadores.

    Los pronsticos son arriesgados, y nadie sabe hasta

    dnde Hiroshima Mon Amour obtendr en todo el

    mundo un apoyo pblico, ni siquiera una

    comprensin popular. Puede afirmarse en cambio que

    el film puede y debe ser visto dos, tres, cuatro veces.Retribuye con la percepcin de nuevos elementos,

    nuevos equilibrios, nuevos sentidos, con la

    complejidad y la riqueza de una verdadera obra de

    arte. -H.A.T

    (esta es la quinta de varias notas sobre

    HIROSHIMA MON AMOUR).

Recommended

View more >