La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo por Vladimir Ilich Lenin

  • View
    11

  • Download
    4

Embed Size (px)

DESCRIPTION

"La enfermedad infantil del ‘izquierdismo’ en el comunismoes una de las obras más importantes del marxismo. En muchos sentidos, es la mejor obra de Lenin, ya que representa un resumen de toda la experiencia histórica del bolchevismo. Cualquiera que desee entender la esencia del método de Lenin debería estudiar detenidamente estas páginas que, de una manera extraordinariamente clara y concisa, explican el arte de la táctica y la ciencia de la estrategia en la lucha de clases.[...]"Prologo de Alan Woods.

Text of La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo por Vladimir Ilich Lenin

  • La enfermedad infantil del izquierdismo en el

    comunismo

  • La enfermedad infantil del izquierdismo en el

    comunismo

    Vladimir Ilich Lenin

  • Publicado y distribuido por: Centro de Estudios Socialistas Carlos Marx

    Cuidado de la edicin:Centro de Estudios Socialistas Carlos Marx

    Diseo de cubierta y formacin editorial:Miriam A. Alonso Vizuett

    Centro de Estudios Socialistas Carlos Marx

    Contacto:centrocarlosmarx@gmail.comwww.centromarx.orgMxico, 2011.

  • Prlogo

    I. En qu sentido puede hablarse de la importancia internacional de la revolucin rusa?

    II. Una de las condiciones fundamentales del xito de los bolcheviques.

    III. Las etapas principales de la historia del bolchevismo.

    IV. En lucha contra qu enemigos en el seno del movimiento obrero ha podido crecer, fortalecerse y templarse el bolchevismo?

    V. El comunismo de izquierda en Alemania. Jefes, partido, clase, masa.

    VI. Deben actuar los revolucionarios en los sindicatos reaccionarios?

    VII. Debe participarse en los parlamentos burgueses?

    VIII. Ningn compromiso?

    IX. El comunismo de izquierda en Inglaterra

    ndice

    7

    37

    41

    45

    51

    61

    70

    82

    95

    107

  • X. Algunas conclusiones

    Anexo

    I. La escisin de los comunistas alemanes

    II. Los comunistas y los independientesen Alemania

    III. Turati y compaa en Italia

    IV. Conclusiones errneas de premisas justas

    V.

    Carta de Wijnkoop

    Notas

    125

    143

    143

    145

    148

    149

    155

    156

    157

  • 7La historia en general, y la de las revoluciones en particular, es siempre ms rica de contenido, ms va-riada de formas y aspectos, ms viva y ms astuta de

    lo que imaginan los mejores partidos, las vanguardias ms conscientes de las clases ms avanzadas.

    (Lenin, La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo)

    La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunis-mo es una de las obras ms importantes del marxismo. En muchos sentidos, es la mejor obra de Lenin, ya que representa un resumen de toda la experiencia histrica del bolchevismo. Cualquiera que desee entender la esencia del mtodo de Lenin debera estudiar detenidamente es-tas pginas que, de una manera extraordinariamente clara y concisa, explican el arte de la tctica y la ciencia de la estrategia en la lucha de clases.

    Lenin escribi La enfermedad infantil en abril de 1920 y el Apndice el 12 de mayo del mismo ao, en el emocio-nante periodo posterior al triunfo de la revolucin en Rusia. La Tercera Internacional (Comunista) haba sido fundada el ao anterior como resultado del colapso de la Segunda Internacional (Socialista), el cual fue inevitable despus de la traicin de los dirigentes reformistas de los partidos social demcratas que, violando las decisiones de todos los con-

    Prlogo

    Alan Woods

  • 8gresos internacionales, haban votado a favor de los crditos de guerra y apoyado la guerra imperialista de 1914 a 1918.

    La victoria de la Revolucin de Octubre en Rusia dio un poderoso impulso, en un primer momento, a la for-macin de tendencias comunistas de masas dentro de los viejos partidos social demcratas y, ms tarde, a la for-macin de partidos comunistas en un pas tras otro. Pero los dirigentes de los nuevos partidos eran en su mayora jvenes sin madurez poltica y, aunque se inspiraron en la Revolucin de Octubre, no tenan la misma experien-cia que los bolcheviques y apenas conocan la historia, la teora y la prctica del bolchevismo. Como consecuencia, cometieron muchos errores, generalmente de tipo ultraiz-quierdista. Para ayudarles a superar estas deficiencias y familiarizarse con la autntica naturaleza del bolchevis-mo, Lenin escribi esta obra. Aunque fue publicada por primera vez hace casi 80 aos, sigue siendo tan vlida y relevante como el da en que fue escrita.

    Lenin dio mucha importancia a esta obra y, con su acos-tumbrada atencin al detalle, prest una atencin perso-nal a los plazos de correccin y edicin del libro de ma-nera que pudiera ser publicado antes de la apertura del Segundo Congreso de la Internacional Comunista, cuyos delegados recibieron una copia cada uno. Entre julio y no-viembre de 1920 el libro fue publicado en Leipzig, en Pars y en Londres en alemn, francs e ingls respectivamente.

    Cul es el fondo del libro? El fondo del libro queda claramente expresado en el sub-

    ttulo del manuscrito original, Ensayo de discusin popular sobre la estrategia y la tctica marxistas, que desapareci de todas las ediciones publicadas en vida de Lenin.

    En sus pginas se aborda la tarea de la construccin del

  • 9partido revolucionario, una cuestin ms complicada de lo que parece a primera vista. Implica la relacin entre el marxismo y el movimiento vivo del proletariado y sus or-ganizaciones que han evolucionado a travs de la historia.

    La lucha de clases, y su reflejo en las mentes de las ma-sas, no se desarrolla en lnea recta, sino que pasa por toda una serie de etapas, con cambios constantes, flujos y reflu-jos. Slo en dos ocasiones en los ltimos 150 aos la clase obrera ha creado organizaciones de masas para expresar su voluntad de transformar la sociedad: la Segunda y Tercera Internacionales (Socialista y Comunista respectivamen-te). De este hecho podemos deducir lo poco comn que es la creacin de organizaciones obreras de masas.

    La clase obrera no llega automticamente a conclusio-nes revolucionarias. Si as fuera, la tarea de construir el partido sera superflua. Si el movimiento de la clase obre-ra se produjera en lnea recta, la tarea sera sencilla, pero en realidad no ocurre as. Tras un largo periodo histrico, la clase obrera llega a comprender la necesidad de la cons-truccin del partido. Sin organizacin, la clase obrera no es ms que materia prima para la explotacin. Mediante la creacin de organizaciones, tanto de carcter sindical como, a un nivel superior, poltico, la clase obrera empie-za a expresarse como clase, con una entidad independien-te. En palabras de Marx, pasa de ser una clase en s mis-ma a una clase para s misma. Ese desarrollo se produce durante un largo periodo histrico a travs de todo tipo de luchas, en las que participa no slo la minora de ac-tivistas ms o menos consciente, sino tambin las masas sin preparacin poltica, que, en general, despiertan a la participacin activa en la vida poltica (e incluso sindical) sobre la base de grandes acontecimientos.

    La clase obrera comienza a crear organizaciones de ma-

  • 10

    sas para defender sus intereses. Estas organizaciones his-tricas son los sindicatos, las cooperativas y los partidos obreros que representan el germen de una nueva sociedad dentro de la vieja. Sirven para movilizar, organizar, for-mar y educar a la clase.

    A diferencia de la pequea burguesa, que siempre se ca-racteriza por su extrema volatilidad poltica, la clase obrera cambia sus lealtades polticas y sindicales muy lentamen-te. Un obrero no desechar una herramienta vieja incluso cuando esta haya dejado de tener una utilidad prctica; tra-tar de repararla hasta que finalmente demuestre ser com-pletamente inservible. De la misma manera, el proletariado en su conjunto no abandona fcilmente sus organizaciones tradicionales una vez que han sido creadas, sino que una y otra vez tratar de transformarlas en autnticos rganos de lucha. El que no entienda este hecho ser incapaz de cons-truir un puente hacia las masas. Lenin conoca en profun-didad la forma en que la clase obrera se moviliza y piensa. La presente obra es una expresin brillante de esto.

    Presiones del capitalismo Las organizaciones creadas histricamente por el prole-

    tariado se han formado en el seno de la sociedad capitalis-ta y estn sometidas a las presiones del capitalismo, lo que inevitablemente produce deformaciones burocrticas. Las organizaciones nacidas en la lucha tienden a degenerar cuando la presin de las masas desaparece. Estas presiones se intensifican en periodos de auge econmico o incluso durante booms temporales. Los trabajadores no se ponen a luchar porque s.

    En condiciones en que la burguesa puede hacer conce-siones y reformas temporales, los trabajadores tienden a buscar una salida individual, trabajando duro, echando

  • 11

    horas extras, etc. Las presiones del capitalismo tienen sus efectos ms perniciosos en las cpulas del movimiento obrero, y la tendencia de la burocracia de las organizacio-nes obreras a separarse de la base y caer bajo la influencia de las ideas burguesas siempre se multiplica por mil cuan-do disminuye la presin de la clase obrera. Esta es una ley que puede demostrarse histricamente.

    Cuando los capitalistas pueden dar concesiones y refor-mas, la mayora de los trabajadores no ven la necesidad de participar activamente en el movimiento. Eso lleva a una mayor degeneracin en la direccin que cada vez se divorcia ms de las masas y las bases del partido. Gra-dualmente, casi de manera imperceptible, se pierden de vista los objetivos revolucionarios. Los dirigentes quedan absorbidos en la rutina diaria de la actividad parlamenta-ria o sindical. Llega un momento en que se encuentran teoras para justificar este abandono de los principios.

    Esto fue lo que pas en el periodo prolongado de auge capitalista antes de 1914, que acab en la matanza de la Primera Guerra Mundial. Lenin explica que el ultraiz-quierdismo es el precio que paga el movimiento obrero por el oportunismo de sus dirigentes. El xito del anar-quismo entre ciertos sectores de los obreros y la juventud antes de la Primera Guerra Mundial fue precisamente una reaccin a la degeneracin burocrtico-reformista de los dirigentes de la social democracia. De manera similar, en el periodo despus de la Segunda Guerra Mundial, la extensin de ideas ultraizquierdistas en