Click here to load reader

LENIN, Vladimir Ilitch Ulyanov_Tareas de La Juventud Revolucionaria

  • View
    92

  • Download
    1

Embed Size (px)

Text of LENIN, Vladimir Ilitch Ulyanov_Tareas de La Juventud Revolucionaria

fi ili1

E-

iiiii l1i:

TAREAS DE LA JUVENTUD REVOLUCIONARIA42CARTAPNIMERA La declaracin de la Redaccin del peridico Sfudient4s, en publicada por vez primera, si no nos equivocamos, el nmero 4 (28) de Osuobozhdenie y recibida tambin por Iskra4, testimonia, a nuestro juicio, el considerable paso desadelanteque ha dado la Redaccinen sus concepciones de que se public el No 1 de Sfudient. El seor Struve no se a manifestar su disconformidad equivoc l "presurarse con las opiniones expuestasen la declaracin: en efecto, estas opiniones discrepan radicalmente de la orientacin oportunisia que con tanto celo y consecuenciasigue el rganb liberal burgus. Al reconocer que "el sentimiento revolucionario no puede crear por s solo la unificacin ideolgicade lo.s estudiantes" y que "para este fin es imprescindible un ideal socialistaque se apoye en una u otra concepcinsocialista del mundo" y, Pr aadidura, en tina concepcin"concreta y cabal", la Redaccinde Studient ha roto ya, en prin cipio, con el indiferentismo ideolgico y el oportunismo teriio, planteando sobre una base justa el problema de los medios necesariospara radicalizat a los estudiantes. Es cierto que, desde el punto de vista hoy en boga del "revolucionismo" vulgar, la unificacin ideolgica de los estudiantes no requieie, sino que excluye, una concepcin cabal, significa Ia "tolerancia" frente a las ideas revoluciode narias de distinto gnero y presuponeabstenerse reconocer decididamente un determinado conjunto de ideas; en una palabra, desde el punto de vista de estos sabios de la politiquera, la rrnificacin ideolgica presupne cierta va84

cuidad ideolgica (encubierta ms o menos hbilmente, claro est, con las frmulas trilladas de la amplitud de opiniones, la importancia de la unidad a toda costa y sin demora, y etc., etc.). IIay un argumento bastante espeeioso, a primera vista muy convincenteen favor de este planteamiento del problema, al que se recurre siempre: se4lar el hecho, notoiio e indiscutible, de que entre los estudianteshay y no o-piniopuede dejar de haber grupos muy diferentes por s_us nes poltico-socialesy que, como consecueneiade ello, la exigencia de una concepcin del mundo concreta y cabal repeler ineludiblemente a algunos de esosgrupos; por consiguiente,impedir la unificacin; por consiguiente,originar discordias,'envez de una labor unnime; por consiguiente, debilitar la fuerza del ataque poltico general, y as hasta lo infinito. Examinemos este razonamiento especioso. Tomemos, como ejemplo, la divisin de los estudiantesen grupos' hecha en el N" I de Sudienf.En esenmero, la Redaccinno planteaba todava la necesidad de una concepcin del mundo cabal y concreta, debido a lo.cual sera difcil sospecharen ella parcialidad por la "estrechez" socialdemcrata.El artculo de fondo del No 1 de Studfnf distingue cuatro grandes grupos entre los estudiantes actuales: 1) "una muchedumbre indifere[s" - "personas que muestran la mayor indiferencia por eI movimiento estudiantil"; 2) "academistas" - partidarios de los movimientos estudiantiles sobre un terreno exclusivamente acadmico; 3) "enemigos de los movimientos estudiantiles en general: nacionalistas,antisemitas, etc."; 4) "polticos" - partidarios de la lucha por derrocar el despotismo zarista. "Este grupo, a su vez, consta de dos elementogopuestos:la oposicin poltica puramente burguesa de espritu revolucionario y la creacin de los ltimos das (slo de los ltimos das? -N. Zenin): el proletariado intelectual revolucionario de espritu socialista". Si tenemos en cuenta que el ltimo subgrupo se'divide a su vez,,como sabe todo el mundo, en estudiantessocialisresultdtas-revolucionariosy estudiantes socialdemcratas, r que entre los estudiantesde nuestros das hay seis grupos polticos: reaccionarios, indiferentes, academistas, y liberales, socialistas.revolucionarios socialdemcratas. Puede preguntarse: no ser casual ese agrupamiento?, no ser unativisin temporal de los estados de nimo?

Basta con formular sin rodeos esta pregunta para recibir en el acto urla respuestanegativa de cuantos conozcanla cuestin, por poco que sea. Pero es que, adems,entre nuestros estudiantesno podra haber otro agrupamiento,pues son la parte ns sensiblede la intelectualidad,y la intelectualidad se llama precisamenteas porque es la que refleja y expresa de modo ms consciente,decidido y exacto el desarrollo de los intereses de clas-ey de los grupos polticos en toda la sociedad.Los estudiantesno seran hoy lo que son si su agrupamiento poltico no conespondiera al agrupamiento poltico en toda la sociedad; u'correspondiera"no en el sentido de la proporcionalidad absoluta de los grupos estudiantiles y socialespor su fuerza y sus efectivos ntrmricos, sino en el sentido de la existencia necesaria e inevitable entre los estudiantes de lqs mismos grupos que hay en la sociedad.Y precisamente esos seis grupos -reaccionarios, indiferentes, culturistas, liberales, socialistas-revolucionarios r socialdemcratas- son peculiares de toda la sociedad rusa, con su desarrollo embrionario (relativamente) de los antagonismos de clase, con su virginidad poltica, con su embrutecimiento y opresin de grandes y grandsimas masas de la poblacin por el despotismo policaco. En vez de "academistas" he puesto aqu "culturistas", es decir, partidarios del progreso legal sin lucha poltica, del progreso.sobre la base de la autocracia. Estos ".culturislas', existen en todos los sectores de la sociedad rusa y, a semejanza de los "academistas" estudiantiles,se limitan por doguier a un pequeo grupo de intereses profesionales,al mejoramiento de ciertas ramas de la economa nacional o de la administracin pblica y local; en todas partes se alejan temerososde la poltica, no diferenciando (como no diferencian los academistas)a los "polticos" de las distintas tendencias y denominando poltica a todo lo qu se refiere a... la forma de gobierno. El sector de los Iculturistas" ha sido siempre, y sigue siendo hoy, la base amplia de nuestro liberalismo: en tiempos "de paz" (es decir, lraducido al "ruso", en tiempos de reaccin poitica), los conceptos de "culturista" y liberal se confunden casi por completo, y hasta en los tiempos de guerra, en los tiempos de ascenso del espritu social, en los tiempos de creciente embate contra la autocracia, la diferencia entre estos eonceptos es, frecuentemente, vaga. El liberal ruso, incluso 96

cuando protesta de manera abierta y directa contra la autocracia desde una publicacin editada libremente en el extranjero, no deja, empero, de sentirse ante todo ,,culturista" y, a menudo, empieza a razonar como un esclavo, o, si queris, a lo legal, a lo leal, como un fiel sbdito: vaseOsuoozhdene. La falta de un lmite definido y claramente visible para todos entre los "culturistas" y los liberales es peculiai, en general, de todo el agrupamiento poltico de la sociedad rusa. Podra decrsenos,quiz, que la divisin en seis grupos a que nos hemos referido antes es inexacta, pues no correspondea la divisin en clasesde la sociedadrsa. Sin embargo, semejante objecin sera insostenible. La divisin en clases constituye, naturalmente, la base ms profunda del agrupamiento poltico .y, en resumidas cuetas, determina siempre, sin duda, dicho agrupamiento. Pero esa base profunda slo se revela a medida que avanza el desarrollo histrico y aumenta el grado de conciencia de los particiiantes y artfices de este desarrollo. Ese ',resurrlen de cuentas" lo hace nicamente la lucha poltica: a veces,como resultado de un combate.largo y tenaz que se mide por aos y decenios y que tan pronto se manifiesta violentamente en distintas crisis polticas como se ernortigua y parece detenerseen el tiempo. No en vano en AlerTania, pongamospor caso, donde I.alucha poltica adquiere formas particularmente agudas y la clase avanzadf -eI proletariado- acta con conciencia singular, existen todava partidos (y partidos poderosos)como el centro, que disfraza su contenido clasista heterogneo (y, en geneial, indudablemente antiproletario) con la unidad de convicciones religiosas. Tanto menos puede sorprender que el origen clasista de los actuales grupos polticos en Rusia sea velado en grado muy considerable por la falta de derechos polticos de todo el pueblo, por Ia dominacin sobre l de una burocracia . uiagnfficamente organizade, ideolgicamente cohesionada y tradicionalmente cerrada. Ms bien habr que sorprenderse de que el desarrollo capitalista de Rusia al estilo europeo, a pesar dil rgimen poltico asitico.del pas, haya impreso ya una huella tan fuerte en el agrupamiento poltico de la sociedad. La clase avanzada de todo pas capitalista, el proletariado industrial, tra emprendido tambin en el nuestro la

g-. va del- mov.i-,ri-e_r"-t org -r-r-!asiro, ani zado, b aj o la direccin de la socialdemocracia,bajo la bandera del programa que el proletariado consciente internacional adopt hace ya mucho. La categora de los indiferentes en poltica es en Rusia, claro est, incomparablemente ms numerosa que en cualquier pas europeo; pero tampoco en nuestro pas puede hablarse ya de la virginidad primitiva de esta categora; la indiferencia de los obreros inconscientes-y en parte de los campesinos- es sustituida cada vez rns a menudo con explosiones de efervescencia poltica y de protesta activa, demostrando patentemente que esa indiferencia no tiene nada de comn con la de los burgueses y pequeos burgeses ahtos. Esta ltima clase, especialmente nurrierosa en Rusia debido a que el desarrollo del capitalismo es en ella todava relativamente dbil, empieza ya, sin duda, de una parte, a suministrar tambin reaccionarios conscientesy consecuentes;pero, de otra parte, y con frecuencia muchsimo mayor, se distingue an dbilmente de la masa del "pueblo trabajador", gris y oprimido, encontrandosus idelogosen vastos sectoresde los intelectuales raznochints4', que carecen en absoluto de una concepcin concreta del mundo y confunden de manera inconscientelas ideas democrticasy los grmenesde las ideas socialistas. Precisament