LIBRO DE MANKIW

  • View
    382

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of LIBRO DE MANKIW

  • 5/10/2018 LIBRO DE MANKIW

    1/28

    TERCERA PARTELA ECONOMIA A CORTO PLAZO

    En la segunda part e hernos e laborado una ser ie de teor ias para explicar como se com-por ta la economfa a la rgo plazo. Basabamos es tas teor ias en la dicotomia clasica es~ecir1 en J~ premisa de que las variables reales, como la producci6n y el empleo, ~onmde:endlentes de las variabl es nominales. como la oferta monetar ia y el nivel de~reCl~s. Las te: ri~s c lasicas SOn utiles para explicar las tcndencias a largo plazo,incluido el crecinuento ccon6mico que se observe de una decada i1 otra. Sin embar-go. fa mayor ia de los economist as creon que la d icotor rua c lasica no sc rumple a cer roplaz~ y, pOTconslguientc, que las tccnas ckisicns no pueden explicar las fluctuacto-n~s mteranu~les de la producci6n y del cmpleo, En esta tercera par te varnos avercomo se explican las fluctuaciones a corto plaza.

    En el capitulo 8 ana liza mas las di fe renci as clave ent re el l argo plazo y cl cortoplazo e introducimos el modelo de laoferta y la demanda agregadas. Con este mode-Io, ~dcmos mostrar de que forma las perturbaciones de la economia provocan flue-tua,clOnes a corto plaza en la producd6n y en cl empleo. Tarnbien podernos ver deque forma Ia pol it ica monetaria puede provocar 0 remediar dichas fluctuaciones.

    En los cua tro capitulos siguientes presentamos mas extensamente e l modelo dela oferta y la demanda agregadas. En el capitulo 9 y en eIIO describimos el modeloIS-LAJ, .que muestra como afecta la pol it ica monctana y fiscal J la dernanda agrega-da de bienes y servicios , En el capitulo 11presentamos el modele de Mundell-fle-ming, que introduce las cuest iones internacionales en elanal is is de Ia demanda agre-gada. En e! 12, por ultimo, analizamos las teorfas de Ia ofcrt a agregada y susconsecuencias.

    En el Capit~lo 13 entramos_ en el de~a.te sabre COmoactuar ante fluclpJadonesa c~rto plazo. ,Debe desempenar l a polit ica monetari a y fiscal un papeJ act ivo 0pasivo? lDebe basarse en reglas fijas 0ser una prerroga tiva de las autoridades res-ponsables?. En el ultimo capitulo de la tercera parte, el 14, presentamos algunos avances

    recientes de Ia teoria de las fluctuaciones a corto plazo. Analizamos las vias de inves-ti gac i6n mas prometedoras y ponemos de reli eve las discrepancias existentes entrelas que t ienen mas probabi lidades de ser aceptadas.

    8. INTRODUCCION A LAS FUrCTUACIONESECONOMICAS

    1 m u n do m o de rn o c on ci be l os c ie lo s e c on om ic os d e u na f or ma m u y p ar ec id a a c om o l osa n ti g uos e g ip c ios c o n ce b (a n l a s c r e c ida s d e l N i lo . E I [ en ome no s e r ep it e a i nt er ua lo s, e s d eg ra n im po rt an c ia p a ra t od o e t m u n do y n o s e c om p re nd en s u s c au s as n a tu ra le s.

    John Bates Clark, 1898

    Las fluctuaciones econ6micas plantean un problema recurrent e t anto a los econo-mistas como a los responsables de la politica econ6mica. Las recesiones -los periodosen los que disminuye Ia renta y aumenta e l para- son frecuentes. Ademas, suel en iracornpaf iadas de una reducci6n de la semana laboral : aumenta e l numero de perso-nas con un empleo a tiempo parcial y disminuye el numero de trabajadores que rea-lizan horas extraordinarias.

    Se llama c ie lo economico a estas fluctuaciones de la produccion y del empleo. Aun-que este termino parece sugerir que las fluctuaciones de la economia son regulares ypredecibles , no es asi . Las recesiones son tan irregulares como frecuentes. Unas vecesvan muy seguidas, como las de 1980 y 1982 en Estados Unidos. Otras estan muy dis-t anc iadas, como las de 1982 y 1990.

    E I cuadro 8.1 muestra algunas cifras de crecimiento medio en diversos paises, asicomo sus valores extremes. Destacan las al tas tasas medias de crecimiento de Japan,Corea 0Singapur. Algunos pafses lat inoamericanos han experimentado periodos degran expansi6n con tasas maximas de crecimiento de l 23% en Brasil, y del 11% enChile 0Mexico. Sin embargo, estos paises tembien sufren grandes fluctuaciones ypodemos observar periodos de crec imiento muy negativo con tasas de hasta -14%en Chile . Los paises europeos y Estados Unidos tienen tasas medias de crecimientode entre el 2 yel 3%, con menos fluctuaciones.

  • 5/10/2018 LIBRO DE MANKIW

    2/28

    284 I MACROECONOMiA

    Cuadro a.t. Tasas de crecimiento del PIB real.EEUU Reino Francia [apon Brasil Chile Mexico Venezue la

    UnidoMl'dia .1 .15 2.47 .1.76 6.40 5.50 4. IXl 5,22 .1.74Mfnimo 2 ,16 2,15 1,51 0,62 4,56 -14.119 4.lM 7,MMaximo 9,86 7,37 8,51 13,07 23,05 11,15 11,71 9,73

    India Co rea Fi li pinas Singapur Eticpfa Kenia Marruecos TtinezMedia 4,32 7,69 4,71 8,51 2,70 4,90 4,44 5,67Minima -4,81 -2,16 -7,32 -3,47 -6 ,04 -0,80 -4,11 -1,45Maximo 9,92 14 ,42 10,57 13,88 9,55 10,80 14,37 17,17Fuente: FMI, In t er na ti ona l F inancia l S ta ti s ti c s . Datos referidos a l periodo 1949-1995 , aunquepara algunos paises la serie no esta completa.

    En la segunda parte de este libro, hemos construido diversos modelos paraIdentfficar los determinantes de la renta nacicnal, elparo, la inflacicn y otras varia-bles econ6micas. Sin embargo, no hemos analizado por que estas variables flue-man tanto de un afio a otro. En la tercera parte, construimos un modelo precisa-mente para explicar estas fluctuaciones a corto plazo. Como el PIB real es el mejorindicador del bienestar economico, constituye el centro de atenci6n de nuestromodelo,

    De le misma manera que Egtpto ha intentado contencr las inundaciones del valledel Nilo can la presa de Asuan, la sociedad modema trata de controlar el cicio eco-n6mico con las medidas econ6micas adecuadas. El modelo que presentamos en lossiguientes capitulos nos ensefia c6mo influye la pol it ica moneta ria y fiscal en el cicioecon6mico. Vemos que esta politica puede estabilizar las fluctuaciones economicas 0por el contrario, exacerbarlas,

    8.1 Diferencia entre el corto plazo y el largo plazoPara elaborar un modelo de las f luc tuaciones a cor to p laza, debemos ver p rimero enque se diferenci a de l modele c lasico a la rgo plaza que hemos presentado en los capi-tulos 3 a l 7 . La mayori a de los macroeconomist as creen que la diferenc ia c lave entreel corto plazo y e ll argo plazo se ha lla en la conducta de los precios. A la rg o p la zo , lo sp r ec i os s o n f le x ib l es y p ued en re sp on de r a la s v ar ia ci on e s d e la oferta 0 d e la d em an da. A cortop la za , m u ch os p re ci os e s t c i J z f ij as e n un n i v el p r ed e ie rm in a d o. Como los predos se com-port an de una forma di stint a a cor to plaza y a largo plazo, la pol itica econ6mica pro -duce efectos diferentes en horizontes temporales diferentes.

    Para ver e l cont raste entre e l corto y e lla rgo plaza, examinemos los efectos de un

    [ n tr ud u cc io ll a l as .~uctllllci{)IICS econol1llcas (c.8) I 2H5

    cambia de polit ica monetari a. Supongamos que el banco central reduce de repente l aoferta monetaria un 5%. Segun el modelo clasico, que casi todos los economistasaceptan como una buena descripci6n de la economia a largo plazo, l a ofer ta moneta-ria afecta a las var-iablesnorninalcs =es decir, a las variables mcdidns en dinero- pew110 n las rea les, Como vimos en cl capi tulo 6, L'ste principio SL' conocc con e! nombrcde d ie ot am r a c ld s ie a. A largo plazo, una reducciun de ttl oferta monctaria en un 5'!(reduce todos los precios (induidos los salaries nominates) en un 5%, mientras quetodas las variables reales permanecen constantes. Por 10tanto, a largo plazo las varia-c iones de la oferta moneta ria no provocan f luc tuaciones en la pruducc i6n y en eemplco.Sin embargo, a corto plaza muchos precios no responden a los cambios de lapol it ica moneta ria. Una reducci6n de la oferta moneta ria no l leva inmediatamentea todas las empresas a bajar los salarios que pagan, a todas las tiendas a modificarlas etiquetas de los precios de sus bienes, a todas las empresas de vente par correoa publicar nuevas catalogos y a tados los restaurantes a imprimir nuevos menus.Muchos prcc ios apenas varian inmedia tamen te, es dcc ir , muchos prec ios son r igi-dos. Esta rigidez de los precios a corto plazo significa que el efecto a corto plazo deun cambio de la oferta moneta ria no cs igual que el efecto a largo plazo.

    Un modelo de las fiuctuac iones economicas debe tencr en cuenta esta rigidez delos precios a co rto plazo. Veremos que como estos no sc a just a n inmcdia tamentecuando varia laoferta monctana. la dicotomia cia sica desapurece. EIheche de que nose ajusten cuando varia la ofert a monetari a implies que , a corto plazo. la producciony el empleo deben realizar parte del ajuste. En otras palabras. las variaciones de loferta monetaria pueden provocar fluctuaciones a corto plazo.

    Como pr inc ipio general , si l os prec ios son rigidos, l a cantidad de producc i6nobtenida puede desvia rse de l nive l que dete rmina e l modelo c lasico. En est e, l a cantidad de produccion depende de la capacidad de la economic para olrecer bienesservicios, la rual depende a su vez de la oferta de capital y de trabajo, y de la tecnoIogia existente. A continuaci6n veremos que los precios Hexibles son una cararterfs-tiea fundamental del modelo clasico: este supone que los prccios se ajustan paragarant izar la igualdad de la cantidad demand ada de producei6n y la cantidad ofrec ida . En cambia, cuando los precios son rigidos, la produccion rambien dcpende dla demanda de bienes y servic ios. La demanda depende , a su vez, de la politi c a mone-ta ri a, la po liti ca f iscal y algunos ot ros factores. Por 10 tanto, la r igidez de los preciosexplica la utilidad de la politica monetaria y fiscal para estabil izar la economia a cortoplazo,En el resto de est e capitulo introduc imos un modele que puede expl icar l as f luetuac iones econ6micas a cor to plazo. EI modelo de oferta y dema