Libro - Pio Caroni - Soledad del Historiador del Derecho (230).pdf

  • View
    88

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Libro - Pio Caroni - Soledad del Historiador del Derecho (230).pdf

  • La soledad del historiador del derecho

  • La soledad del historiador del derecho.

    Apuntes sobre la conveniencia de una disciplina diferente

    Pio Caroni

    Presentacin de Italo Birocchi

    Traduccin de Adela Mora Caada y Manuel Martnez Neira

    UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID

    2010

  • Ttulos originales:Die Einsamkeit des Rechtshistorikers. Notizen zu einem problematischen Lehrfach, 2005Una historia para despus del cdigo, 2006La solitudine dello storico del diritto. Appunti sullinerenza di una disciplina altra, 2009

    2005 Helbing & Lichtenhahn, Basel-Genf-Mnchen

    2009 Dott. A. Giuffr Editore, S.p.A Milano

    2006, 2010 Universidad Carlos III de Madridc/ Madrid 126 28903 Getafe (Madrid)Tlf. (+34) 91 624 95 00http://www.uc3m.es

    Venta: Editorial Dykinsonc/ Melndez Valds, 61 28015 MadridTlf. (+34) 91 544 28 46E-mail: info@dykinson.comhttp://www.dykinson.com

    Diseo Cubierta: Antonio Lozano

    ISBN: 978-84-9849-820-2

    Depsito Legal: M

    Versin electrnica disponible en e-Archivo: http://hdl.handle.net/10016/6560

  • Agli eremiti camaldolesi del Sacro Eremo tuscolano,

    fratelli nel silenzio

  • 9NDICE

    Presentacin: Italo Birocchi . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11

    Prlogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45

    1. La otra evidencia de la historia jurdica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 551. Por qu ensearla? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . 552. Cundo? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 583. Algunos ejemplos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 594. Y algunas pruebas en contra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 615. La aparente intemporalidad de los dogmas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 646. El tiempo en el derecho. Tres situaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 657. La historicidad del derecho . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 728. Qu historia? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 749. Otra respuesta a la misma pregunta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7810. Descubrir un nuevo paisaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . 8011. Unos lentes sin los cuales resulta difcil leer . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8312. Conclusin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87

    2. El naufragio de la historicidad. Reflexiones sobre el neopandectismo . . . . . . 891. Un deseo y su descubrimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 892. Recepcin y continuidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 913. El pasado prefiguracin del presente? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 934. El purismo jurdico y sus consecuencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 945. Ius commune: una elipsis del pensamiento? . . . . . . . . . . . . . . . . 986. Devaluar el cdigo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1027. El presente como una simple etapa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1068. Preocupacin y desilusin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1079. Un modelo til? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . 10910. Conclusio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110

    3. Espiando al vecino. Sobre la relacin entre la historia del derecho y las otras historias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1131. Una pregunta conscientemente unilateral . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1132. La historicidad del derecho . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1183. Ubi societas, ibi ius . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1234. La estructura conflictiva de la sociedad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1265. La norma jurdica y su ejecucin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 130

  • 10

    LA SOLEDAD DEL HISTORIADOR DEL DERECHO

    6. Una mirada directa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1367. El derecho en competicin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1398. Conclusio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148

    4. Mirando atrs. Un primer balance sumario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1511. El ejemplo de los poetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . 1512. De la primera a la segunda vida del derecho romano . . . . . . . . . 1533. El humanismo jurdico: cum philologia et historia . . . . . . . . . . . 1584. La escuela histrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1605. Primeros resultados: el valor de la historia en el viejo sistema de

    fuentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1666. Y cundo aparece el cdigo? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1677. La dualidad de las fuentes y sus consecuencias . . . . . . . . . . . . . 1718. El cdigo del derecho comn . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1749. Entre continuidad homfona y renovacin jurdica . . . . . . . . . . 18010. Una tercera va . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18411. Tres puntos firmes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . 18912. The backward look . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19313. La cantera permanece provisionalmente abierta . . . . . . . . . . . . 197

    5. En resumen: una historia para despus del cdigo . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1991. Introduccin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1992. Tres estrategias fracasadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2033. Una estrategia distinta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . 208

    Nota de edicin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 215

    Bibliografa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 217

  • 11

    PRESENTACIN

    1. Esta es la versin italiana de un libro que, publicado originalmente en alemn, recoge distintos trabajos editados previamente1.

    El hilo conductor es claro y da unidad a todos los ensayos, que parecen captulos de una monografa: versan sobre el papel de la historia del derecho en los planes de estudios universitarios, con particular atencin al desarrollado en las facultades de derecho. Aunque didctica e investigacin sean campos interre-lacionados, el autor advierte que en estos trabajos intenta ceirse a la utilidad de la enseanza histrico-jurdica en la formacin del jurista.

    El argumento se refiere a una cuestin preliminar que todo responsable de un curso de esta disciplina debe plantearse, ms an cuando Pio Caroni lo ad-vierte inmediatamente, endosndonos esta afirmacin se trata de una disciplina tan diferente (p. 45). Por su parte, el profesor suizo reconoce que las cuestiones del por qu y del cmo profesar esta disciplina histrico-jurdica han sido el hilo conductor de un vagabundeo que coincide con toda su vida acadmica (pp. 49 y 153).

    1 P. Caroni, Die Einsamkeit des Rechtshistorikers. Notizen zu einem problematischen Lehrfach, Basel 2005. Respecto a la edicin alemana, este libro contiene un nuevo ensayo que, publicado originalmente en castellano en los Cuadernos del Instituto Antonio de Nebrija, 9 (2006), ha sido despus reeditado con algn retoque en los Scritti in onore di Vincenzo Spagnuolo Vigorita, Napoli 2007: por la conexin con el tema tratado, esta ltima versin se incluye en la presente recopilacin. La unidad del argumento abordado en el libro ha sido expresada en la recensin de P. Costa, Quaderni fiorentini, 35/2 (2006), p. 917.

  • 12

    LA SOLEDAD DEL HISTORIADOR DEL DERECHO

    Da la impresin de que se trata de preguntas incmodas, frecuentemente silenciadas.

    En Italia, estas cuestiones han sido tratadas de manera distinta por los roma-nistas y por los cultivadores de la historia del derecho medieval y moderno. Entre estos ltimos predominan los discursos elusivos y las adhesiones superficiales a una tesis tan repetida que se ha convertido en tradicional; se hace referencia a la funcin crtica del estudio de la historia del derecho que, de manera natural, no se allana a la reflexin sobre el microcosmos del derecho vigente, y menos an a la exgesis de la legislacin actual. En la disciplina hay muchos docentes buenos y apasionados que ofrecen cotidianamente una respuesta coherente orientando sus cursos hacia objetivos formativos, seleccionando la bibliografa y cultivando las relaciones con los colegas juristas y de las otras historias; pero es raro encontrar en Italia, en revistas o espacios culturales frecuentados por los historiadores del derecho medieval y moderno, quien hable de los manuales y de su finalidad en referencia a las distintas perspectivas formativas de los destinatarios, o quien discuta sobre la utilidad y el papel de la enseanza de la historia del derecho2.

    La utilidad didctica es decir el por qu del estudio de la disciplina suele presuponerse, se considera una especie de postulado que no necesita demostra-cin; se comprende as que quien lo discute seriam