LOS HITOS - Hitos - De palacio a panteon   Los hitos de este proceso estar­an marcados

  • View
    219

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of LOS HITOS - Hitos - De palacio a panteon   Los hitos de este proceso estar­an marcados

  • LOS HITOS Arisgotas -Orgaz, Toledo-

    De palacio a panten visigodo

  • Coordinacin: J. Morn de Pablos e I. M. Snchez RamosTextos: R. Barroso Cabrera, J. Carrobles Santos, J. Morn de Pablos e I. M. Snchez RamosDiseo y Maquetacin: E. Coig-ODonnell MagroFotografas: E. Coig-ODonnell Magro y J. Morn de PablosIlustraciones: G. Corbacho3D: Arquitectura Virtual

    ISBN: 978-84-942592-8-9DL: M-4496-2015

    Impreso en Espaa Printed in Spain

    Todos los derechos reservados. Esta publicacin no puede ser reproducida, ni en todo, ni en par-te, ni registrada, transmitida por un sistema de recuperacin de informacin, en ninguna forma ni por ningn medio, sea mecnico, fotoqumico, electrnico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo por escrito de los autores.

    Fotografa de portada: vista area del yacimiento de Los Hitos (Arisgotas, Orgaz, Toledo)

  • Introduccin 7

    Los visigodos y Toledo 9

    El territorio toledano en poca visigoda: aldeas, parroquias, monasterios y villas 15

    El conjunto San Pedro de la Mata-Los Hitos en Arisgotas 33

    Los Hitos 37

    Escultura 51

    Los conjuntos palatinos de la Sedes Regia toletana y su reflejo en la arquitectura tardoantigua y altomedieval hispana 55

    Ruta 61

    Museo 71

    Reconstruccin 75

    Bibliografa 79

  • LOS HITOS Arisgotas -Orgaz, Toledo-

    De palacio a panten visigodo

    R. Barroso Cabrera, J. Carrobles Santos, J. Morn de Pablos e I. M. Snchez Ramos

  • 7 -

    Introduccin

    En el ao 2014 se gener un grupo de investigacin para el estudio de las Arquitecturas de poder el territorio de la Sedes Regia Toletana, que tiene como principal objetivo el estudio de este tipo de manifestaciones en el territorio de la capital visigoda. Este grupo entronca con una lnea de trabajo ya existente, como era el del Sedes Regia Toletana de la Real Fundacin Toledo, que desde el ao 2005 se ocupa del estudio de la urbs regia. Este grupo est formado por Rafael Barroso Cabrera, Jess Carrobles Santos, Jorge Morn de Pablos e Isabel M. Snchez Ramos. En este sentido, no slo se ha considerado importante la reinterpretacin de estos espacios que han sido mal estudiados/interpretados por lo general, sino tambin difundir los resultados de la investigacin de una forma inmediata, as forma parte del grupo la museloga Esperanza Coig-O Donnell Magro. Las investigaciones de este grupo han sido cofinanciadas por la Direccin General de Cultura de la Consejera de Educacin, Cultura y Deportes de la Junta de Castilla La Mancha en el ao 2014.

    En el caso de Los Hitos, gracias a la colaboracin y financiacin de la pedana de Arisgotas y del rea de Cultura del Ayuntamiento de Orgaz se han podido realizar una serie de actuaciones en el presente ao. Destacamos en primer lugar la adquisicin de los terrenos, que antes estaban en manos de un particular y ahora son propiedad del municipio, lo que sin duda garantizar su conservacin futura y la realizacin de intervenciones de mayor calado, como su excavacin en rea y su acondicionamiento para la visita. Agradecer a su alcaldesa pednea, Da. Juana Martn, a D. Jess Manuel Rodrguez Prez-Cejuela, Concejal de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Orgaz, as como a todos sus vecinos, por las facilidades dadas para la realizacin de nuestros trabajos.

    Los primeros trabajos del grupo han ido encaminados a la recopilacin documental de todos los trabajos realizados. As, se han podido conseguir la totalidad de las Memorias de Excavacin dirigidas por Luis J. Balmaseda Muncharaz y la digitalizacin de todos los documentos y fotografas asociados a ellas. Esta labor ver la luz en una monografa que permitir entender los trabajos del arquelogo toledano en el yacimiento y su difusin. Queremos agradecerle personalmente su colaboracin para esta fase del proyecto. En segundo lugar, se ha realizado un estudio exhaustivo de las piezas procedentes del yacimiento, tanto de las depositadas en instituciones pblicas, como las existentes en colecciones privadas. Estos trabajos tambin vern la luz en una monografa especfica. En tercer lugar se ha realizado una campaa de

  • - 8

    de limpieza y documentacin a travs de la utilizacin de nuevas tecnologas, como el dron y el escner lser, que permiten luego desarrollar modelos digitales sobre la interpretacin del yacimiento.

    Por ltimo, no se ha querido dejar de lado la labor divulgativa y se ha rediseado el Museo de la cultura visigoda de Arisgotas, se ha realizado una ruta y se ha editado un trptico y una pequea monografa que incorpora las nuevas interpretaciones, que es sta que el lector tiene en su manos.

    R. Barroso J. Carrobles J. Morn I.M. Snchez Ramos

  • 9 -

    El 24 de noviembre del ao 546 Teudis, rey de los godos de Hispania, sancionaba en Toledo un decreto sobre costas procesales y ordenaba su inclusin en el Codex Theodosianus, esto es, en el cdigo legal romano (Dat. sub die VIII. kalendas Decembrias anno XV. regni domni nostri gloriosisimi Theudi regis Toleto). La importancia que tiene esta ley es que se trata del primer documento que nos habla de Toledo como sede de la corte visigoda. La celebracin de un concilio en Toledo pocos aos antes, en el ao 527, durante el reinado de Amalarico (526-531), pero a instancias del propio Teudis, antiguo gobernador ostrogodo y verdadero hom-bre fuerte del reino, incide an ms en esa importancia que empezaba a desempear Toleto en el panorama peninsular a lo largo del siglo VI y que la equipara a otras sedes regias del momento como Narbona o Barcino.

    Una nueva noticia, esta vez debida al poeta Venancio Fortunato (Carm. VI), nos informa que la corte visigoda continuaba establecida en Toledo durante el reinado de Atanagildo (554-567), despus de un breve periodo en el que el centro de atencin se haba desplazado hacia el sur de la pennsula (expedicin a Ceuta, asesinato de Teudiselo en Hispalis, rebelin de Atanagildo en la Btica). Gracias a este poema, destinado a celebrar los esponsales de la princesa Gelesvinta con el monarca franco Chilperico de Neustria, podemos extraer varias importantes conclusiones en relacin con el papel de Toledo en esta poca: por un lado, del poema se intuye que hacia mediados del siglo VI la capital del Tajo era considerada ya sin dis-cusin el asiento de la corte visigoda, de ah que el gran poeta itlico contraponga de modo explcito la Galia con Toledo, escogiendo a la ciudad como metonimia de toda Hispania. Esto concuerda adems con una escueta noticia de la Historia Gothorum de Isidoro de Sevilla que afirma que Atanagildo muri all de muerte natural (HG 47: decessit autem Athanagildus Toleto propria morte), caso inslito entre los monarcas visigodos de la primera mitad del siglo VI. De otra parte, del carmen de Venancio Fortunato parece colegirse que ese papel capital vena desarrollndose ya de antiguo, puesto que es en esta ciudad donde la princesa goda habra pasado su infancia.

    Sin embargo, la primera mitad del siglo VI fue un periodo especialmente convulso para la monarqua visigoda. Los acontecimientos de esta poca indican dos principales focos de tensin: uno al noreste, en relacin con los francos, y otro al sur, en la Btica, donde se en-tremezclan disensiones entre la nobleza goda, las aspiraciones de libertad poltica por parte de las ciudades del valle del Guadalquivir (Corduba e Hispalis) y el intento de restauracin

    1 Los visigodos y Toledo

  • - 10

    imperial llevado a cabo por Justiniano. No resulta extrao, pues, que una ciudad como Tole-do, emplazada en una privilegiada situacin geogrfica en el interior peninsular, centro a su vez de un importante nudo de comunicaciones, y equidistante de los principales focos de inestabilidad del reino, resultara elegida como residencia de los monarcas visigodos.

    Pero, fuera de las propias circunstancias geopolticas, existen otras importantes razones que hicieron de Toledo la ciudad escogida por los monarcas visigodos como sede de su sobera-na. Una de ellas es que se haba mantenido al margen de los vaivenes que haban sacudido la pennsula ibrica a lo largo del siglo V. Debido a la presencia de lites, Toledo conserva-ba an intactas en el siglo VI importantes infraestructuras urbanas que revelaban su rango municipal: puente, murallas, grandes villas residenciales suburbanas, construcciones ldicas de prestigio (circo, teatro y anfiteatro), un buen sistema hidrulico, etc. La aparicin de un importante lote de sarcfagos paleocristianos habla tambin a favor de la existencia de una potente clase adinerada que poda demandar este tipo de productos de autntico lujo. Por otro lado, la ciudad posea un cuadro administrativo de cierto nivel, que se manifestara a lo largo de los siglos V y VI en la organizacin de dos snodos provinciales de gran relevancia para la Iglesia hispana. Al mismo tiempo, Toledo se hallaba lejos de la antigua administracin tolosana y de una ciudad con la ascendencia de Mrida, antigua capital de la dioecesis Hispa-niarum y sede de un importante obispado, que en principio podan hacer sombra al nuevo poder godo. Un problema parecido le llev a Felipe II a trasladar la corte a Madrid.

  • 11 -

    Adems, el territorio toledano, y especialmente la rica vega del Tajo, se encontraba bien po-blado de fincas destinadas al uso y disfrute de grandes latifundios. Las villas como las de El Saucedo (Talavera la Nueva), El Solao (Rielves), Las Tamujas (Malpica de Tajo) y Santa Mara de Abajo (Carranque) o el monumental mausoleo de Santa Mara de las Albueras (La Pueblanue-va), constatan la existencia de una importante clase aristocrtica provincial que no dudar en fundirse con la advenediza nobleza goda. En este contexto de fusin entre ambas noblezas se entiende el matrimonio contrado por Teudis con una importante dama hispanorromana, casamiento que, segn narra Procopio de Cesarea (BG V 13 50-51), report al gobernador ostrogodo un importante