Materialismo dial©ctico - O. Yajot

  • View
    886

  • Download
    44

Embed Size (px)

Text of Materialismo dial©ctico - O. Yajot

  • QU ES LA FILOSOFA Y QU ESTUDIA LA FILOSOFA MARXISTA

    Qu es la filosofa y qu proporciona su estudio

    Existen las opiniones ms contradictorias acerca de la filosofa. Muchos de los que la estudian dicen: "Es una ciencia muy interesante, viva y enjundiosa. Pero otros objetan: "Podr vivir sin ella. Quienes as hablan, piensan que no necesitan de esa ciencia. Y su opinin no tiene nada de casual. Durante siglos se consider que la filosofa estaba al alcance nicamente de los "elegidos del espritu, de los esclavistas y burgueses. Se haca creer que la filosofa era algo alejado de la vida, difcil de comprender e incluso innecesario. Pero reflexionemos un momento, estimados lectores, y tratemos de responder a la pregunta de si es posible pasarse sin la filosofa.

    Algunos de ustedes quedarn muy sorprendidos, probablemente, si se les dice que en toda su vida consciente se guan por una filosofa determinada y se atienen a ella. Pero as es."El individuo, que vive en la sociedad, se encuentra a cada paso con centenares y miles de fenmenos. Piensa en lo que ocurre tanto dentro de su pas como fuera de sus fronteras. Reflexiona tambin sobre los fenmenos de la naturaleza, deseando penetrar en los secretos del Universo. Cuando el hombre piensa en el origen de los planetas, las estrellas, la Tierra y todo lo que existe en ella, en lo que ocurre con el ser humano despus de su muerte, en lo que es la felicidad y el sentido de la vida, medita en realidad tenga o no conciencia de ello sobre cuestiones filosficas. No lo hace por vana curiosidad sino porque se enfrenta con esas cuestiones a cada momento y en todas partes. Y cualquiera, que sea la respuesta que d, tendr siempre un determinado sentido filosfico.

    Un ejemplo. En el pasado, cuando se daba un verano de sequa, los campesinos "rogaban a Dios" para que lloviera. Tenan, pues, una idea determinada de estos fenmenos.

    No hace falta demostrar que semejante opinin era profundamente errnea. Pero cuando los hombres, para evitar las funestas consecuencias de la sequa, construyen sistemas de riego artificial y cultivan con todo esmero los campos a fin de conservar la humedad, no muestran claramente que tienen una idea de la lluvia, una opinin del mundo y de lo que ocurre en l? Comprenden que los fenmenos de la naturaleza se producen de modo espontneo y no precisan de la ayuda de Dios. Es una concepcin acertada del mundo.

    Tambin pueden comprenderse de distintas maneras los fenmenos de la vida poltico-social.

    De lo dicho se deduce que el individuo puede comprender los acontecimientos que se registran a su alrededor nicamente si se gua por una determinada concepcin del mundo, la cual es una asociacin de opiniones acerca del mundo en su conjunto, de unos u otros fenmenos y acontecimientos.

    Necesitamos las opiniones y concepciones generales del mundo, pero no para conocer de manera pasiva los acontecimientos que se registran en l, sino para influir activamente en ellos. Slo la unidad de conocimientos y de profundas convicciones ideolgicas permite formarse una concepcin cabal del mundo. Y entonces, esa concepcin desempea un papel inmenso en nuestra vida.

    Imaginmonos dos personas a las que se propone ingresar, por ejemplo, en una secta religiosa. Una acepta, la otra no. Una se deja engaar por las falsas palabras de los sectadores. Pero la otra comprende que se trata de un embuste. Ambas proceden de modo diferente porque tienen una idea distinta de los fenmenos de la realidad o, como suele decirse, una distinta concepcin del mundo. Una de ellas comprende muy bien que el hombre es el artfice de su felicidad. La otra carece de esas firmes convicciones, por lo que busca el concurso de una fuerza sobrenatural. Entienden la vida de manera diferente. Una, correctamente; la otra, no, pues carece de una opinin verdadera del mundo, de una concepcin acertada del mundo. Con razn dice el aforismo: "Carecer de una acertada concepcin del mundo significa carecer de alma".

    Resulta, pues, que recurrimos a los servicios de la filosofa con mayor frecuencia de lo que a veces se piensa. Y no puede ser de otra manera. Lenin deca: "Hay que tener una concepcin del

  • mundo bien meditada y firme para que el socialista domine los acontecimientos y no a la inversa".

    Puede surgir una pregunta: Es que al estudiar la fsica, la qumica, la biologa, la astronoma y la historia no adquirimos una opinin cientfica del mundo, es decir, una concepcin del mundo verdadera? Para qu estudiar, adems, la filosofa? Cierto que al estudiar esas ciencias adquirimos determinados conocimientos. Mas dichas ciencias no nos proporcionan una concepcin del mundo integra, es decir, dotada de unidad interna.

    En la vida cotidiana es imprescindible comprender el mundo de manera acertada. Esta comprensin nos la proporciona la concepcin marxista-leninista del mundo, cuya base terica es la filosofa marxista. Qu es la filosofa?

    La palabra "filosofa" proviene del griego pheo, que significa amor, y sophia, que quiere decir sabidura, conocimientos, ciencia. En la antigedad, la filosofa era denominada a veces precisamente as: "amor a la sabidura. Ustedes podrn decir, quiz, que cualquier ciencia proporciona conocimientos y, en este sentido, es sabidura. Resulta, segn ello, que puede denominarse filosofa a cualquier ciencia. Es as, sin embargo?

    Cierto que toda ciencia da conocimientos, pero de carcter diferente. Cada ciencia nos proporciona conocimientos slo acerca de determinadas esferas de la realidad: la astronoma nos habla del movimiento de los cuerpos celestes; la biologa, de las plantas, los animales y el hombre; la historia, de los acontecimientos ocurridos en la sociedad humana, etc. Dichas ciencias no pueden facilitarnos conocimientos acerca de toda la naturaleza, del mundo en su conjunto. Y, sin embargo, esos conocimientos son vitalmente necesarios.

    Por ejemplo, a cada paso se pregunta qu es el mundo; si ha sido creado en otros tiempos o ha existido siempre, es eterno; si es posible que la naturaleza se desarrolle por va propia, es decir, sin ninguna ingerencia de fuerzas secretas o sobrenaturales. El fsico, pongamos por caso, conoce perfectamente que en el terreno de sus investigaciones no hay nada, sobrenatural. Sin embargo, este conocimiento se refiere, ante todo, a la rama en que trabaja. Mas en el caso que nos ocupa necesitamos precisamente conocimientos que abarquen todos los fenmenos de la naturaleza, sin excepcin alguna, y esos conocimientos no pueden proporcionrnoslos las llamadas ciencias parciales: nos los da la filosofa. Ella es la nica que plantea y resuelve los problemas ms generales del desarrollo de la naturaleza y de la sociedad. Es esto, precisamente, lo que determina el objeto de la filosofa, es decir, el conjunto de problemas que estudia.

    El objeto de la filosofa se diferencia del de las ciencias que estudian esferas concretas de la realidad. En qu consiste esta diferencia?

    La fsica, la mecnica, la biologa y otras ciencias estudian las llamadas leyes parciales, es decir, las que rigen el desarrollo de una parte determinada de los fenmenos de la naturaleza. La filosofa, en cambio, estudia las leyes ms generales, es decir, las leyes que sirven de base al desarrollo no de una parte, sino de todos los fenmenos de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento. De ah que la filosofa pueda ser definida como la ciencia que estudia las leyes ms generales del desarrollo de la naturaleza, de la sociedad y del pensamiento. Por ello precisamente proporciona a los nombres una determinada concepcin del mundo, una opinin acerca del mundo circundante. Pero por qu esa concepcin es tan diferente en las distintas personas?

    Partidismo de la filosofa

    En algunas escuelas de Alemania Occidental se indic a los alumnos de cuarto grado que escribieran una composicin sobre el tema "Qu" hara yo si todo me estuviera permitido?" Cmo respondieron los nios? "Volara las escuelas en el mundo entero, escribi uno. Colocara bombas en todas partes... Prendera fuego a mi casa y me arrojara al cieno, contest otro. Mas fjese aqu lo que manifestaron los alumnos de cuarto grado de distintas escuelas de la Unin Sovitica cuando se les pidi que escribieran composiciones sobre el mismo tema. "Redimira a los negros esclavizados por los capitalistas y fabricantes, contest uno. "Lo principal, prohibira las armas atmicas y de hidrgeno, respondi una nia

  • Por qu son tan diferentes las respuestas de los nios? En el primer caso nos encontramos con la educacin de la infancia en el espritu del odio al pueblo trabajador y a la humanidad progresista, con una educacin que inculca a los nios la concepcin burguesa del mundo. El segundo caso nos ofrece un ejemplo de que la escuela sovitica se esfuerza por ensear a los nios a amar a su Patria y a los trabajadores y por preparar futuros combatientes de la paz en el mundo entero. La escuela sovitica educa a la infancia en el espritu de la concepcin comunista del mundo.

    Cuestiones como el sentido de la vida y de la felicidad son comprendidas tambin de manera diferente en la sociedad burguesa y en la sociedad socialista. En el mundo burgus, donde todo se puede comprar y vender a cambio de dinero, la dicha consiste, ante todo, en tener riquezas. Son muchos los que ven en ello el sentido de su vida. Ah reside precisamente la raz de la filosofa pequeoburguesa de la pequea felicidad. El ciudadano de la sociedad socialista rechaza esa filosofa pequeoburguesa. Le hace feliz la estimacin de sus compaeros de trabajo y de la sociedad, cuyos intereses son sus propios intereses. La di