No Me Olvides - Cheryl Lanham

  • View
    267

  • Download
    8

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Cuando me sorprendieron robando, cre que el mundo se derrumbaba. Fue una estpida travesura, pero eso no fue lo peor: la jueza me impuso una pena de trescientas horas de servicio comunitario. Toda una eternidad! Claro que nunca hubiera credo que me encantara trabajar en un centro asistencial, y que alguien como Gabriel se cruzara en mi camino.

Transcript

  • Cheryl Lanham Dark Guardians

    NNoo mmee OOllvviiddeess

    11

    NNoo mmee OOllvviiddeess CChheerryyll LLaannhhaamm

  • Cheryl Lanham Dark Guardians

    NNoo mmee OOllvviiddeess

    22

    SSiinnooppssiiss

    "Querido diario: Por qu la vida es tan difcil?

    Cuando me sorprendieron robando, cre que el mundo se derrumbaba. Fue

    una estpida travesura, pero eso no fue lo peor: la jueza me impuso una

    pena de trescientas horas de servicio comunitarios. Toda una eternidad!

    Claro que nunca hubiera credo que me encantara trabajar en un centro

    asistencial, y que alguien como Gabriel se cruzara en mi camino.

    Desde que lo conozco, me siento otra persona. Tenemos tantas cosas en

    comn, y se nos acaba el tiempo... Ahora querra que esas trescientas

    horas fueran eternas!

    PD: Cmo se le dice adis a alguien que se ama?

  • Cheryl Lanham Dark Guardians

    NNoo mmee OOllvviiddeess

    33

    CCaappiittuulloo 11 Transcripto por shuk hing, Sofi.r.o y Florrii

    18 de septiembre

    Querido Diario:

    Mi vida ha llegado a su fin. Preferira estar muerta. Me han condenado a trescientas horas trescientas!, puedes creerlo? de servicios comunitarios. Es una injusticia. Con los terroristas y los asesinos suelen ser ms condescendientes Pero esa maldita jueza me odi desde el primer momento. Ni me dej abrir la boca! Ah sentada, lo nico que haca era

    mirarme fijo por encima de aquellos horrendos anteojos con armazn de carey. Dijo que estaba

    harta de las nias ricas y malcriadas que juegan con las personas de esta comunidad como si

    fueran muecos que pueden manejar a su antojo y que, por lo tanto, iba a sentar un

    precedente conmigo, que yo me convertira en un ejemplo. sas fueron exactamente sus

    palabras. Santo Dios! Cualquiera habra credo que rob la Constitucin o la Campana de la

    Libertad en lugar de unos miserables pendientes. Trat de explicarle que slo fue una

    travesura, que en realidad tena intenciones de pagarlos. Pero ella se neg a escucharme.

    Y como si todo eso hubiera sido poco, mis padres me quitaron la licencia de conducir.

    Conclusin, ahora no puedo usar mi auto. Es una injusticia. Jams he robado nada en mi vida

    y, la nica vez que lo hago, me pescan. No puedo creer que esto sea verdad. Mi ltimo ao de

    secundario desperdiciado No puede haber nada peor.

    La estridente campanilla del telfono quebr el silencio. Jean dej su bolgrafo y arranc el

    auricular de la horquilla antes de darle la oportunidad de que volviera a sonar. Considerando la

    suerte que la haba acompaado en esos ltimos tiempos, si sus padres recordaban que tena una

    extensin en su cuarto, podan ser capaces de sacarle tambin eso.

    Hola. Cmo te fue? Le pregunt Jennifer, su mejor amiga.

    Peor, imposible. Apart un rubio mechn de cabello de sus ojos. La jueza me odi desde el primer momento. Ni siquiera se dign escuchar mi versin de la historia.

    Jueza, dijiste?

    S, era una mujer, aunque no exactamente lo que se dice un modelo de dulzura, suavidad y comprensin. Suspir. La parte que segua no iba a resultarle sencilla. Si bien Jennifer era su mejor amiga, no caba duda de que se pasara la mitad de la noche llamando por telfono a Dios

    y a Mara Santsima para contarles la novedad con lujo de detalles. La razn de su vida eran adems de hacer compras, claro los chismes.

    Y bien? la urgi Jennifer, impaciente.Habla de una vez. Cul fue la sentencia? Te dieron libertad condicional?

    Ojal. Jean frunci el entrecejo. Me condenaron a trescientas horas de servicios comunitarios.

    Servicios comunitarios? exclam su amiga, horrorizada . Pero es una locura. Es tu primer delito. No puedo creerlo. Todo el que te conoce sabe que no eres una ladrona.

  • Cheryl Lanham Dark Guardians

    NNoo mmee OOllvviiddeess

    44

    Por qu no tratas de convencer a la jueza de eso? Sin embargo, Jean se sinti agradecida por el voto de confianza de su amiga. Esa maana, durante el tiempo que estuvo en el estrado,

    soportando la mirada penetrante de la jueza, se haba sentido como una delincuente. Fue

    espantoso. Por cierto, la peor experiencia de su vida.

    Santo Dios continu Jennifer . Trescientas horas! Qu aburrimiento. Eso y tomar los hbitos e ingresar en un convento es lo mismo.

    Y qu pasa entonces con el entrenamiento? Y con la comisin de decoracin para la fiesta de ex alumnos? Y tu vida social?

    Segn la jueza de minoridad Myra Bowen, no la necesito. Las lgrimas comenzaban a agolparse en los ojos de Jean. Inspir profundo, pues no quera que Jennifer la oyera llorar. Adems, van a asegurarse de que no la tenga.

    Oh, Dios, pobrecita murmur Jennifer, compasiva . Ya ests en quinto ao. El nico que se disfruta de verdad en el colegio secundario.

    Qu puedo hacer? Tendr que conformarme con ver la diversin desde afuera coment Jean con amargura . No bien termin la audiencia, nos reunimos con el funcionario judicial que est a cargo de mi caso. Al parecer, tendr que pasar todas mis horas libres vaciando

    orinales, empujando sillas de ruedas, o ayudando a las viejitas a encontrar sus dentaduras

    postizas.

    Denigrante La chica suspir con delicadeza. Aunque despus de todo, no es tan terrible.

    Pudo haber sido peor.

    Ah s? reaccion Jean . A m no se me ocurre nada peor. Acabo de arrojar mi quinto ao a la basura. Tendr que pasar cada momento de vigilia trabajando como una esclava

    con la tarea de la escuela o cuidando ancianos. Adems, mis padres me han quitado la

    licencia de conducir. Honestamente, Jen, no creo que pueda haber nada peor. Pero su amiga,

    como siempre, quera tener la ltima palabra.

    Es mejor que tener que recoger basura por las calles, por ejemplo. sa fue la condena del hermano de Mindy Waller cuando lo arrestaron por conducir ebrio.

    Pero lo que yo hice no fue tan malo se defendi Jean . El hermano de Mindy casi mata a una persona.

    Cierto, pero te atraparon. Trata de ver el lado positivo de la cuestin. Si trabajas en el Hogar de la Comunidad, puede que conozcas algunos pacientes interesantes.

    La ira de Jean se disip con la misma espontaneidad con la que haba aparecido. No tena

    ningn sentido descargar sus sentimientos en su amiga. No tendr tan buena suerte. Me toc un hogar para ancianos. Se llama Lavender House. Tengo que empezar maana.

    Maana se lament Jennifer . Pero no puedes. Hay prctica en el campo de deportes y ya sabes a qu debes atenerte si faltas. La seorita Devoe dice que con dos ausentes quedas

    afuera. Y t ya perdiste el entrenamiento del lunes.

    Jean se mordi el labio. Habra dado cualquier cosa por volver el tiempo atrs. Habra dado

    cualquier cosa a cambio de la oportunidad de revivir aquellos breves y nefastos momentos en

    Stowards Department Store. Por qu no habra convencido a Pru y a esos idiotas que tiene como amigos de que fueran a dar un paseo en lugar de hacerles caso con esa idea tan, pero tan

    estpida? No haba sido de ella la idea de robar los pendientes. Siempre tuvo la intencin de

  • Cheryl Lanham Dark Guardians

    NNoo mmee OOllvviiddeess

    55

    dejar el dinero sobre el mostrador, pero como saba que Silvia Hawkins la observaba y tuvo

    miedo de lo que pudiera decir, a lo nico que atin fue a guardarse los aros en el bolsillo. Y

    ahora estaba pagando las consecuencias. El costo? Nada menos que el ltimo ao del colegio

    secundario.

    Jean, ests ah?

    S, an estoy en la lnea respondi. Carraspe. Me temo que tendr que renunciar a los partidos. No tendr tiempo.

    Tu padre no puede ayudar? Continu Jennifer, con evasivas. Es abogado, no?

    Jean tuvo deseos de rer, aunque la situacin no era graciosa en absoluto. Crea que nunca ms

    volvera a encontrar algo divertido en la vida.

    l no puede hacer nada minti . Est especializado en derecho societario. Por ms furiosa que estuviera, jams nadie le arrancara la verdad sobre sus padres. De ninguna manera

    admitira, ni siquiera ante su mejor amiga, que su padre se haba negado a mover un dedo para

    ayudarla.

    A pesar de sus lgrimas y ruegos, l slo se limit a mirarla a los ojos y decirle que esa vez

    tendra que asumir plena responsabilidad de sus actos. Por supuesto, despus vino el sermn

    respecto de que a los diecisiete aos ya no era una nena y que, si haba cometido la estupidez de

    dejarse llevar por los actos y las opiniones de quienes se llamaban amigos, ahora tendra que

    pagar las consecuencias. Y la madre haba hecho causa comn con su marido

    Adems, como ya te dije, la jueza quiso sentar un precedente conmigo.

    Una vez ms, Jennifer murmur algo solidario pero Jean casi no la oy. Slo tena presente el

    rostro de la jueza y la horrenda humillacin que haba vivido mientras estuvo en el estrado,

    consciente de que la vergenza no slo haba daado su imagen sino tambin la de sus padres.

    Las lgrimas acudieron nuevamente a sus ojos, parpade con furia para contenerlas. Ni loca

    llorara otra vez. Por lo menos, hasta que no cortara la comunicacin.

    Eh? pregunt, cuando se dio cuenta de que su amiga acababa de formularle una pregunta.

    Quiero saber dnde queda Lavender House.

    Oh, del otro lado de la ciudad. En Twin Oaks Boulevard.

    Caramba, qu castigo! Se nota que no han tenido piedad contigo! Bueno, no te olvides de trabar las puertas al cerrarlas le aconsej . Oh, disculpa. Olvidaba que no podrs usar tu auto. Pero, sea