Click here to load reader

Observatorio de Energía y Sostenibilidad en España Informe ... · PDF fileInforme sobre Energía y Sostenibilidad en España 2014 El mayor acontecimiento del año 2015, ... ra media

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Observatorio de Energía y Sostenibilidad en España Informe ... · PDF...

  • Ctedra BP de Energa y Sostenibilidad

    Observatorio de Energa y Sostenibilidad en Espaa

    Informe basado en indicadores

    Edicin 2015

    Universidad Pontificia Comillas

  • Equipo de redaccinJos Bellver, Adela Conchado, Rafael Cossent, Alessandro Danesin, Pedro Linares,

    Ignacio Prez-Arriaga, Jos Carlos Romero

    Edicin 2015

    Observatorio de Energa y Sostenibilidad

  • 4

    Informe sobre Energa y Sostenibilidad en Espaa 2014

    Agradecimientos

    Los autores del informe agradecen la colaboracin del Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentacin

    por facilitar datos relativos a las emisiones de contaminantes. Por supuesto, la responsabilidad de los posibles

    errores y omisiones corresponde nicamente a los autores del informe.

  • 5

    Informe sobre Energa y Sostenibilidad en Espaa 2014

    ndice

    Prlogo de la Direccin de la Ctedra BP de Energa y Sostenibilidad ....................................................... 7

    El Observatorio de Energa y Sostenibilidad en Espaa .............................................................................. 11

    Indicadores energticos en 2014 ............................................................................................................... 12

    Fuentes, transformaciones y usos finales de la energa en Espaa, 2014 .................................................... 17

    Origen de las emisiones de CO2 en el sector energtico espaol, 2014 ..................................................... 17

    Flujos econmicos en el sector energtico espaol, 2014 .......................................................................... 17

    Incorporacin de las externalidades al sector energtico espaol, 2014 .................................................... 18

    Balance exergtico en el sector energtico espaol, 2014 ......................................................................... 18

    Tablas de datos .......................................................................................................................................... 24

    Notas ......................................................................................................................................................... 25

  • 7

    Informe sobre Energa y Sostenibilidad en Espaa 2014

    El mayor acontecimiento del ao 2015, desde la perspectiva de la sostenibilidad en general y la del modelo energtico en parti-cular, fue sin duda la aprobacin en diciembre del Acuerdo de Pars, por la vigsimo primera Conferencia de las Partes (COP21) de la Convencin Marco sobre Cambio Climtico de Naciones Unidas. El Acuerdo es un hito muy importante en la lucha contra el cambio climtico, ya que por primera vez todos los pases se comprometen a reducir sus emisiones de gases de efecto inver-nadero, y a hacerlo de forma transparente para el resto, citando el objetivo aspiracional de limitar el incremento de temperatu-ra media respecto a la poca pre-industrial a 1,5C. El Acuerdo supone un impulso importante para las dinmicas que ya esta-ban en marcha en muchos pases, y consagra el papel central de las INDC (Intended Nationally Determined Contributions) en la arquitectura institucional.

    Se ha dicho del Acuerdo que en comparacin con lo que po-dra haber sido, es un milagro; en comparacin con lo que de-bera haber sido, es un desastre (George Monbiot). El Acuerdo se ha centrado en la mitigacin del cambio climtico, pero ha olvidado la adaptacin, en particular la financiacin necesaria para acometer tareas necesarias de adaptacin en pases que ca-recen de los recursos para dedicar a actuaciones bsicas para el bienestar de su poblacin. El Acuerdo dice que se aspira a limi-tar el incremento de temperatura a 1,5%, pero los compromisos actuales de los pases conducen a un crecimiento esperado muy superior, que habr de revisar peridicamente cada cinco aos. Los procedimientos estipulados de transparencia y verificacin son vinculantes, pero los objetivos concretos nacionales y los mecanismos para cumplirlos son fijados por cada pas. No se establece el reparto del fondo de financiacin climtica (cien mil millones de euros, como mnimo) que deben aportar los pa-ses desarrollados para incentivar el necesario cambio de modelo econmico y energtico. La energa, a pesar de su importancia en el cmputo total de las emisiones de gases de efecto inverna-dero, apenas se menciona en el Acuerdo.

    Lo conseguido en la COP21 es el primer paso, pero ahora hace falta desarrollar todos los sistemas de reporte y verificacin, do-tar los fondos de adaptacin y de transferencia de tecnologa, y sobre todo, disear las polticas nacionales para alcanzar los objetivos propuestos en las INDC e ir ms all, ya que las actua-les INDC distan mucho de lo que es necesario para mantener el calentamiento global en el rango considerado seguro, segn el acuerdo unnime de los expertos.

    En la poltica energtica europea lo ms destacado ha sido el pro-grama de que la Comisin present en febrero de 2015, y con el que pretende lograr una verdadera Unin de la Energa que pro-porcione energa de forma segura, sostenible, competitiva, a un precio asequible y con una poltica de cambio climtico orienta-da al futuro. Las prioridades de este programa estn plenamente alineadas con un modelo energtico ms sostenible: i) seguridad energtica, solidaridad y confianza entre los estados miembros; ii) un mercado elctrico europeo plenamente integrado; iii) eficien-cia energtica que contribuya a la moderacin de la demanda; iv)

    Prlogo de la Direccin de la Ctedra BP de Energa y SostenibilidadLa Poltica Energtica en Espaa en 2015

    Ignacio Prez Arriaga Pedro Linares

    descarbonizacin de la economa; y v) investigacin, innovacin y competitividad. En los prximos meses est prevista la publi-cacin de la legislacin que desarrolle esta ambiciosa iniciativa.

    Mientras en Espaa, en un ao electoral como fue 2015, no eran de esperar actuaciones de relevancia en poltica energtica. No obstante, s se publicaron algunas disposiciones de importancia, aunque desgraciadamente con el formato, ya por habitual no ms aceptable, de Real Decreto por la va de urgencia.

    En mayo se modific la Ley de Hidrocarburos, con el objetivo fundamental de favorecer la exploracin y explotacin de hi-drocarburos en Espaa. Para ello se han introducido incentivos para las Comunidades Autnomas y las Entidades Locales, y para los propietarios de los terrenos se han establecido compensa-ciones anuales en funcin de la produccin anual. Hemos de hacer notar, en primer lugar, que la estructura competencial de las administraciones pblicas en Espaa hace compleja una nor-mativa de este tipo, ya que la mayora de las atribuciones sobre la exploracin y explotacin de hidrocarburos residen en las Comunidades Autnomas, que de hecho ya han expresado en algunos casos su negativa a permitir esta actividad en su territo-rio. Por tanto, no est clara la efectividad de los cambios que se han introducido. En segundo lugar, hay que advertir que, en un mercado global como es el de los hidrocarburos, la explotacin en Espaa de recursos locales no permitira gozar de precios ms bajos ni ms estables para los mismos.

    La nueva ley tambin modific el plazo mximo de los contratos de abanderamiento de las estaciones de servicio, reducindolos a un ao. Si bien esta medida favorece la competencia entre operadores, la duracin puede ser excesivamente corta para ga-rantizar la seguridad y el medio ambiente en las instalaciones, al no permitir recuperar adecuadamente las inversiones necesarias. En Europa de hecho esta duracin est establecida en 5 aos.

    En diciembre se puso en marcha el mercado mayorista de gas organizado, y tambin se public el Real Decreto (otro ms) de biocarburantes, por el que se eliminan los objetivos individuales para bioetanol y biodiesel, y se reduce el objetivo general para 2016 (4.3% frente a 5%), aprobndose un crecimiento hasta el 8.5% para 2020.

    En el sector elctrico, las variabilidades climatolgicas y el de-sarrollo econmico, unidos a decisiones explcitas de poltica energtica han conducido en 2015 a una evolucin claramente desfavorable de los indicadores de sostenibilidad energtica. Por primera vez desde 2010 el consumo de electricidad ha registrado una tasa de crecimiento positiva (1,9%), despus de cuatro aos consecutivos de descenso. El producible hidrulico ha sido muy inferior al valor medio histrico, con un descenso del 28,2% res-

  • 8

    Informe sobre Energa y Sostenibilidad en Espaa 2014

    pecto al ao anterior. No se ha instalado nueva generacin elica en 2015 y la produccin ha disminuido en 5,3%, contribuyendo un 19,1% a la cobertura de la demanda nacional, en tercer lugar tras la nuclear (21,7%) y el carbn (20,3%). Sin adiciones apre-ciables, la solar fotovoltaica ha contribuido a la cobertura en un 3,1% y la solar trmica en 2,1%. El hueco dejado por la reduccin de hidrulica y elica ha sido fundamentalmente cubierto por centrales de carbn, que con los actuales precios internacionales de los combustibles fsiles resultan ser ms econmicas que las abundantes y escasamente utilizadas plantas de ciclo combinado de gas, con mucho menor impacto ambiental. Aqu s que existen grados de libertad para la poltica energtica espaola, que ha apoyado la tecnologa del carbn desde hace dcadas de forma continuada. Ya va siendo hora de que los sucesivos gobiernos de Espaa enfrenten el problema de la necesaria transformacin de las comarcas mineras de carbn con criterios de sostenibilidad en su mltiple dimensin social, econmica y medioambiental.

    De acuerdo a los datos ms recientes de IRENA (International Renewable Energy Agency), durante el ao 2015 la potencia ins-talada mundial de generacin de electricidad con tecnologas renovables ha crecido un 8,3% con un total de 152 GW, funda-mentalmente elicos (63 GW), sol

Search related