Pasos Hacia el Mesías

  • View
    2.619

  • Download
    5

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Pasos

Text of Pasos Hacia el Mesías

  • 1. Pasos Hacia el Mesas De Elena G. WhiteContenidoAmor de Elohim por el Hombre (3)La Urgente Necesidad del Hombre (9)El Poder de Yahweh que Convence (13)Para Obtener la Paz Interior (25)La Consagracin (29)Maravillas Obradas por la Fe (35)Cmo Lograr una Magnfica Renovacin (41)El Secreto del Crecimiento (47)El Gozo de la Colaboracin (53)Los Dos Lenguajes de la Providencia (59)Podemos Comunicarnos con Elohim? (65)Qu Debe Hacerse con la Duda? (75)La Fuente de Regocijo y Felicidad (81) Aclaraciones: En esta versin han sido restaurados los nombres verdaderos del Padre y elHijo y se reemplazaron algunos trminos provenientes del griego.Adonai: significa el soberano. SeorElohim: significa el todopoderoso. DiosYahweh: es el nombre del Eterno. JehovYahsha: es el nombre del Hijo. JessMesas: significa ungido. CristoPara mayor informacin:www.infonom.comwww.alzatusojos.com.ar1

2. 2 3. El Amor de Elohim por el HombreLa naturaleza y la revelacin a una dan testimonio del amor de Elohim.Nuestro Padre celestial es la fuente de vida, de sabidura y de gozo. Mirad lasmaravillas y bellezas de la naturaleza. Pensad en su prodigiosa adaptacin alas necesidades y a la felicidad, no solamente del hombre, sino de todas lascriaturas vivientes. El sol y la lluvia que alegran y refrescan la tierra; losmontes, los mares y los valles, todos nos hablan del amor del Creador. Elohimes el que suple las necesidades diarias de todas sus criaturas.Ya el salmista lo dijo en las bellas palabras siguientes:"Los ojos de todos miran a ti, Y t les das su alimento a su tiempo. Abres tumano, Y satisfaces el deseo de todo ser viviente." (Salmo 145: 15, 16).Elohim hizo al hombre perfectamente santo y feliz; y la hermosa tierra notena, al salir de la mano del Creador, mancha de decadencia, ni sombra demaldicin. La transgresin de la ley de Elohim, de la ley de amor, es lo que hatrado consigo dolor y muerte. Sin embargo, en medio del sufrimiento queresulta del pecado se manifiesta el amor de Elohim. Est escrito que Elohimmaldijo la tierra por causa del hombre. (Gnesis 3: 17). Los cardos y espinaslas dificultades y pruebas que hacen de su vida una vida de afn y cuidadolefueron asignados para su bien, como parte de la preparacin necesaria, segnel plan de Elohim, para su elevacin de la ruina y degradacin que el pecadohaba causado. El mundo, aunque cado, no es todo tristeza y miseria. En lanaturaleza misma hay mensajes de esperanza y consuelo. Hay flores en loscardos y las espinas estn cubiertas de rosas."Elohim es amor", est escrito en cada capullo de flor que se abre, en cada tallode la naciente hierba. Los hermosos pjaros que llenan el aire de melodas consus preciosos cantos, las flores exquisitamente matizadas que en su perfeccinperfuman el aire, los elevados rboles del bosque con su rico follaje de vivienteverdor, todos dan testimonio del tierno y paternal cuidado de nuestro Elohimy de su deseo de hacer felices a sus hijos.La Palabra de Elohim revela su carcter. El mismo ha declarado su infinitoamor y piedad. Cuando Moiss dijo: "Rugote me permitas ver tu gloria."Yahweh respondi: "Yo har que pase toda mi benignidad ante tu vista." 3 4. (xodo 33: 18, 19). Tal es su gloria. Yahweh pas delante de Moiss y clam:"Yahweh, Yahweh, Elohim compasivo y clemente lento en iras y grande enmisericordia y en Fidelidad; que usa de misericordia hasta la milsimageneracin; que perdona la iniquidad, la transgresin y el pecado." (xodo 34:6, 7). "Lento en iras y grande en misericordia." (Jons 4: 2). "Porque se deleitaen la misericordia." (Miqueas 7: 18).Elohim ha unido nuestros corazones a l con pruebas innumerables en loscielos y en la tierra. Mediante las cosas de la naturaleza y los ms profundos ytiernos lazos que el corazn humano pueda conocer en la tierra, ha procuradorevelrsenos. Con todo, estas cosas slo representan imperfectamente suamor. Aunque se haban dado todas estas pruebas evidentes, el enemigo delbien ceg el entendimiento de los hombres, para que stos mirasen a Elohimcon temor, para que lo considerasen severo e implacable. Satans indujo a loshombres a concebir a Elohim como un ser cuyo principal atributo es unajusticia inexorable, como un juez severo, un duro, estricto acreedor. Pint alCreador como un ser que est velando con ojo celoso por discernir los erroresy faltas de los hombres, para visitarlos con juicios. Por esto vino Yahsha avivir entre los hombres, para disipar esa densa sombra, revelando al mundo elamor infinito de Elohim.El Hijo de Elohim descendi del cielo para manifestar al Padre. "A Elohimnadie jams le ha visto: el Hijo unignito, que est en el seno del Padre, l le hadado a conocer." (Juan 1: 18). "Ni al Padre conoce nadie, sino el Hijo, y aquel aquien el Hijo lo quisiere revelar." (Mateo 11: 27). Cuando uno de sus discpulosle dijo: "Mustranos al Padre", Yahsha respondi: "Tanto tiempo hace queestoy con vosotros, y todava no me conoces, Felipe? El que me ha visto a m,ha visto al Padre: Cmo pues dices t: Mustranos al Padre?" (Juan 14: 8, 9).Yahsha dijo, describiendo su misin terrenal: "Yahweh me ha ungido paraanunciar buenas nuevas a los pobres; me a enviado para proclamar a loscautivos, y a los ciegos recobro de la vista, para poner en libertad a losoprimidos..." (Lucas 4: 18), esta era su obra. Pas su vida haciendo bien ysanando a todos los oprimidos de Satans.Haba aldeas enteras donde no se oa un gemido de dolor en casa alguna,porque l haba pasado por ellas y sanado a todos sus enfermos. Su obrademostraba su divina uncin. En cada acto de su vida revelaba amor,4 5. misericordia y compasin; su corazn rebosaba de tierna simpata por loshijos de los hombres. Tom la naturaleza del hombre para poder simpatizarcon sus necesidades. Los ms pobres y humildes no tenan temor deallegrsele. Aun los niitos se sentan atrados hacia l. Les gustaba subir a susrodillas y contemplar ese rostro pensativo, que irradiaba benignidad y amor,Yahsha no suprimi una palabra de verdad, sino que profiri siempre laverdad con amor.Hablaba con el mayor tacto, cuidado y misericordiosa atencin, en su trato conlas gentes. Nunca fue spero, nunca habl una palabra severainnecesariamente, nunca dio a un alma sensible una pena innecesaria. Nocensuraba la debilidad humana. Hablaba la verdad, pero siempre con amor.Denunciaba la hipocresa, la incredulidad y la iniquidad; pero las lgrimasvelaban su voz cuando profera sus fuertes reprensiones. Llor sobreJerusaln, la ciudad amada que rehus recibirlo, a l, el Camino, la Verdad y laVida. Haban rechazado al Salvador, mas l los consideraba con piadosaternura.La suya fue una vida de abnegacin y verdadera solicitud por los dems. Todaalma era preciosa a sus ojos. A la vez que siempre llevaba consigo la dignidaddivina, se inclinaba con la ms tierna consideracin hacia cada uno de losmiembros de la familia de Elohim. En todos los hombres vea almas cadas aquienes era su misin salvar.Tal es el carcter del Mesas como se revela en su vida. Este es el carcter deElohim. Del corazn del Padre es de donde manan los ros de compasindivina, manifestada en el Mesas para todos los hijos de los hombres. Yahshael tierno y piadoso Salvador, era Elohim "manifestado en la carne" (1Timoteo3: 16) .Yahsha vivi, sufri y muri para redimirnos. l se hizo "Varn de dolores"para que nosotros fusemos hechos participantes del gozo eterno. Elohimpermiti que su Hijo amado, lleno de gracia y de verdad, viniese de un mundode indescriptible gloria, a un mundo corrompido y manchado por el pecado,oscurecido con la sombra de la muerte y la maldicin. Permiti que dejase elseno de su amor, la adoracin de los ngeles, para sufrir vergenza, insulto,humillacin, odio y muerte. "El castigo de nuestra paz cay sobre l, y por susllagas nosotros sanamos." (Isaas 53: 5). Miradlo en el desierto, en el5 6. Getseman, sobre la cruz! El Hijo inmaculado de Elohim tom sobre s la cargadel pecado.El que haba sido uno con Elohim, sinti en su alma la terrible separacin quehace el pecado entre Elohim y el hombre. Esto arranc de sus labios elangustioso clamor: "Elohim mo! Elohim mo! por qu me hasdesamparado?" (Mateo 27: 46). La carga del pecado, el conocimiento de suterrible enormidad y de la separacin que causa entre el alma y Elohim,quebrant el corazn del Hijo de Elohim.Pero este gran sacrificio no fue hecho a fin de crear amor en el corazn delPadre para con el hombre, ni para moverlo a salvar. No, no! "Porque de talmanera am Elohim al mundo, que dio a su Hijo unignito." (Juan 3: 16). No esque el Padre nos ame por causa de la gran propiciacin, sino que provey lapropiciacin porque nos ama. El Mesas fue el medio por el cual l pudoderramar su amor infinito sobre un mundo cado. "Elohim estaba en el Mesas,reconciliando consigo mismo al mundo." (2 Corintios 5: 19). Elohim sufri consu Hijo. En la agona del Getseman, en la muerte del Calvario, el corazn delAmor Infinito pag el precio de nuestra redencin.Yahsha deca: "Por esto el Padre me ama, por cuanto yo pongo mi vida paravolverla a tomar." (Juan 10: 17). Es decir: "De tal manera os amaba mi Padre,que an me ama ms porque he dado mi vida para redimiros. Por habermehecho vuestro Sustituto y Fianza, por haber entregado mi vida y tomadovuestras responsabilidades, vuestras transgresiones, soy ms caro a mi Padre;por mi sacrificio, Elohim puede ser justo y, sin embargo, el justificador del quecree en Yahsha."Nadie sino el Hijo de Elohim poda efectuar nuestra redencin; porque slo l,que estaba en el seno del Padre poda darlo a conocer. Slo l, que conoca laaltura y la profundidad del amor de Elohim, poda manifestarlo. Nada menosque el infinito sacrificio hecho por el Mesas en favor del hombre cado podaexpresar el amor del Padre hacia la perdida humanidad."Porque de tal manera am Elohim al mundo, que dio a su Hijo unignito." Lodio no solamente para que viviese entre los hombres, no slo para que llevaselos pecados de ellos y muriese como su sacrificio; lo dio a la raza cada. ElMesas deba identificarse con los intereses y necesidades de la humanidad. El 6 7. que era