of 326 /326
Escuelas económicas Escuelas económicas con sus principales representantes . Con la fisiocracia en los siglos XVII y XVIII aparecía por primera vez en la historia del pensamiento económico una escuela en el sentido Shumpeteriano del término. Contaba con un líder y una serie de discípulos eminentes, unidos para extender las doctrinas económicas de la escuela. Contaba además con una publicación periódica (la revista se dejó de publicar en 1772). La escuela comenzó en 1756 y se considera que nació con un artículo. Para hablar de una escuela, ésta debe cumplir con los criterios Stiglerianos : la escuela perdura mientras trabajan los fundadores; dispone de un cuerpo de análisis económico original; el aislamiento de una variable estratégica tiene gran importancia; disponen de un modelo; y por último, existen unas conclusiones de política económica que los discípulos llevan a la práctica. Contenido 1 Pensamiento antiguo y medieval 2 Arbitrismo 3 Mercantilismo 4 Fisiocracia 5 Escuela clásica 6 Escuela liberal francesa 7 Escuela marxista 8 Doctrinas económicas de izquierdas 9 Escuela histórica 10 Institucionalismo 11 Escuela neoclásica 12 Escuelas keynesianas 13 Neoliberalismo 14 Tabla básica de escuelas

Pensamiento escuelas economicas

Embed Size (px)

Text of Pensamiento escuelas economicas

Escuelas econmicasEscuelas econmicas con sus principales representantes.Con la fisiocracia en los siglos XVII y XVIII apareca por primera vez en la historia del pensamiento econmico una escuela en el sentido Shumpeteriano del trmino. Contaba con un lder y una serie de discpulos eminentes, unidos para extender las doctrinas econmicas de la escuela. Contaba adems con una publicacin peridica (la revista se dej de publicar en 1772). La escuela comenz en 1756 y se considera que naci con un artculo.Para hablar de una escuela, sta debe cumplir con los criterios Stiglerianos: la escuela perdura mientras trabajan los fundadores; dispone de un cuerpo de anlisis econmico original; el aislamiento de una variable estratgica tiene gran importancia; disponen de un modelo; y por ltimo, existen unas conclusiones de poltica econmica que los discpulos llevan a la prctica.Contenido 1 Pensamiento antiguo y medieval 2 Arbitrismo 3 Mercantilismo 4 Fisiocracia 5 Escuela clsica 6 Escuela liberal francesa 7 Escuela marxista 8 Doctrinas econmicas de izquierdas 9 Escuela histrica 10 Institucionalismo 11 Escuela neoclsica 12 Escuelas keynesianas 13 Neoliberalismo 14 Tabla bsica de escuelas 15 Vase tambin 16 Referencias 17 Enlaces externos

Pensamiento antiguo y medieval

Chanakya Jenofonte Aristteles Qin Shi Huang Wang Anshi Nicole Oresme Toms de Aquino Leonardus LessiusEl pensamiento econmico medieval surgido en la cristiandad latina de Europa Occidental que desarroll el feudalismo y la filosofa escolstica, se centr en cuestiones ticas como la pobreza y la caridad, el precio justo, la relacin conceptual entre el beneficio, el inters y la usura; y en determinadas especulaciones acerca de la teora del valor, que en algunos casos podran asimilarse a las posteriores teoras que lo identifican con el trabajo, y en otras con el precio de mercado.Su pervivencia temporal ms all de la crisis bajomedieval, se extendi durante el Antiguo Rgimen, en que fueron apareciendo nuevas escuelas de pensamiento econmico, como el mercantilismo, que no obstante, en algunos casos, mantuvieron cierta continuidad con el pensamiento medieval (como es el caso del arbitrismo espaol, muy influido por la neoescolstica Escuela de Salamanca).Contemporneamente, en otros contextos geogrficos, sociales, econmicos y culturales, como fue el Islam medieval, se desarrollaron otras formas de pensamiento econmico, con notables autores (Ibn Jaldn).Contenido 1 Estructura socio-econmica 2 Enfoque tico 3 Bases ideolgicas de la actividad econmica 4 Teoras del inters y la usura 5 Teora del valor-trabajo 5.1 La posicin de los pensadores medievales 6 Pobreza y Caridad 7 Vase tambin

Estructura socio-econmicaArtculo principal: Modo de produccin feudal.Artculo principal: Feudalismo.{{AP|Economa feudalgLas relaciones personales se basan en dos figuras tpicas:1. Las relaciones feudo-vasallticas entre individuos. Entre los nobles se establece una relacin seor-vasallo, de mutuas obligaciones polticas, jurdicas y econmicas, en la que el vasallo tiene a su vez vasallos. En la base del sistema est la relacin seor-siervo, en la que el primero es un noble (laico o eclesistico), con obligacin de proteger al segundo, un campesino sometido a servidumbre, con obligaciones econmicas. En el campo, que es la prctica totalidad del sistema econmico, predomina la agricultura de subsistencia. El producto se obtena en pequea escala, utilizando tcnicas agrcolas relativamente primitivas. El objetivo del feudo era la autosuficiencia.2. Las relaciones gremiales. En las ciudades, islas en el ocano feudal (Henri Pirenne), los gremios (agrupaciones de artesanos) potencian la economa local e impiden la competencia y la expansin de la produccin y el mercado: las actividades comerciales entre regiones o pases estaban severamente limitadas, el desarrollo tecnolgico era escaso y lento (mantenimiento de secretos industriales, innovaciones no estimuladas), escasez de capital y dificultades para la movilidad de los individuos.El marco econmico y social del feudo era anlogo en algunos aspectos al de la polis o ciudad estado griega. El principio de organizacin en ambos era el rango y no el contrato, y en ambos casos se trataba de una situacin de economa de pre-mercado, en un estadio tecnolgico muy rudimentario.No obstante las diferencias eran sustanciales: mientras que en el modo de produccin esclavista el inters en la produccin estaba en el propietario, nico detentador de derechos; en el modo de produccin feudal el inters en la produccin est en el siervo, que tambin se ocupa de la reproduccin del sistema. No hay un claro concepto de propiedad, y ambos comparten derechos sobre la tierra. El papel del seor consiste en conseguir la extraccin del excedente mediante coercin extraeconmica (la renta feudal). Ni siervo ni seor acumulan capital, el primero por incapacidad, el segundo porque las inversiones productivas le estn vetadas ideolgicamente, quedndole nicamente el gasto militar, el gasto suntuario o el atesoramiento.Para dar el paso hacia una economa de mercado era necesaria la aparicin de relaciones impersonales, competencia, libre movilidad, expansin econmica, propiedad privada; el conjunto de instituciones necesarias para el desarrollo de lo que se conoce como capitalismo o modo de produccin capitalista.Artculo principal: Estamento.La sociedad, muy jerarquizada, se organiz de forma estratificada (nobleza, clero, y pueblo llano) sobre la comunidad, no sobre el individuo (los individuos solo son iguales ante Dios), de acuerdo a un plan divino, explicado de forma providencialista. Sobre la base de estos principios se comprende la desigualdad social en capacidad, riqueza y libertad. La sociedad se estructura en estratos sociales rgidos (como una pirmide) dentro de un marco de desigualdad, concibiendo a la comunidad de forma organicista, como un cuerpo con varias partes, cada una con su funcin y su condicin, que en general pasaba de padres a hijos, con escasas posibilidades de cambio, pero que haban de funcionar como un cuerpo nico, como un solo organismo (cada una de las partes de las que se compone haba de cumplir con su funcin pero en nica unidad).Enfoque ticoArtculo principal: Escolstica.El principio escolstico se basa en el predominio absoluto de la Autoridad intelectual, proveniente en ltima instancia de la revelacin divina, en detrimento tanto de la razn humana como de la experiencia de los sentidos. La Iglesia recogi parte del saber clsico personalizado en Aristteles, reinterpretado y conciliado con la teologa y la moral cristiana.Bases ideolgicas de la actividad econmica La idea de justicia debe de presidir toda la actividad econmica: en los procesos de intercambio: justicia conmutativa (intercambio de equivalentes), y en los de distribucin: justicia distributiva (distribucin de la renta segn el mrito, que justifica el predominio de los privilegiados mediante la renta feudal). La doctrina del precio justo, que es interpretada de maneras diversas, pero siempre en el sentido de impedir ganancias definidas como lucro o usura, considerados pecados. El precio de mercado puede ser una de las definiciones por las que se entiende ese precio justo, pero ms habitualmente es un concepto que implique una ganancia honrada para el productor que le permita la supervivencia, y un precio accesible para el consumidor que tambin se la permita. La especulacin es condenada (aunque los nobles y la misma Iglesia se beneficien de la que de forma natural obtiene al recibir los excedentes de la produccin agraria (diezmos y rentas) en el momento de la cosecha, y tengan la oportunidad de acapararlos hasta que la escasez hace subir los precios al mximo al final del ao agrcola. Comerciantes y revendedores en cambio tienen que justificar su margen comercial mediante el argumento de sufrir mermas o deterioro de sus productos. La dignificacin del trabajo. Frente al desprecio del trabajo, asimilado a la condicin del esclavo en la cultura grecorromana, el enfoque cristiano, sobre todo a partir de la regla de San Benito (ora et labora, reza y trabaja) dignifica o ms bien santifica el trabajo, aunque queda claro su condicin de castigo para todo el gnero humano por el pecado original, tal como se refleja en el relato del Gnesis (ganars el pan con el sudor de tu frente). No pasa a ser considerado como la principal fuente de riqueza, puesto que el providencialismo slo ve a Dios, a travs de la naturaleza, como la fuente de todo bien y la causa primera de cualquier hecho en la historia. El trabajo manual se hace incompatible con la dignidad estamental (nobleza y clero), y se dividen las actividades en oficios viles y mecnicos y profesiones liberales. La mentalidad burguesa, en la que el trabajo justifica los ingresos y la propiedad nace e inicia su desarrollo en las ciudades europeas con el incremento de las actividades artesanales y comerciales a partir de la Baja Edad Media, pero es un concepto confuso en el feudalismo de base rural, en el que tanto seor como siervo tienen algn tipo de derecho sobre la tierra.Teoras del inters y la usuraTodo esto lleva, en el estudio del pensamiento econmico a buscar el precio justo (de los bienes) -la doctrina del precio justo- dentro de esta tica. Ello se observa con claridad cuando se estudia la teora del inters y la usura. Para el pensamiento medieval usura supona el cobro, al hacer un prstamo, de cualquier tipo de inters, lo que provocaba su rechazo, considerndolo ticamente reprobable porque el inters no modifica la naturaleza de las cosas (el dinero es estril: no crea nada) y no procede del trabajo.Para esta tica el inters es equiparable al beneficio. El beneficio encuentra su justificacin en la actividad comercial como fruto del trabajo de transporte o almacenamiento de los bienes. El beneficio solamente es legtimo si procede del trabajo, no del capital.Este pensamiento fue poco a poco evolucionando hasta llegar al siguiente razonamiento: el inters solo encuentra justificacin en las siguientes razones: Como sancin por retraso Sancin por dao Como indemnizacin por el lucro cesante (coste de oportunidad): el dueo no dispone del bien en un determinado tiempo. Esta justificacin del inters como indemnizacin fue primeramente rechazada, pero finalmente termin siendo aceptada.Teora del valor-trabajoSe podra definir conceptualmente la teora del valor argumentando que es la determinacin del precio relativo de un bien (cuanto vale una cosa respecto a otra, explicar el precio relativo, el valor de las cosas).Para determinar el valor de un bien se habr de tener en cuenta que el valor de las cosas depende de dos variables: La utilidad del bien (ms la escasez) determina la demanda El coste (Oferta)Los bienes que cuestan mucho es debido a la escasez y los bienes que cuestan poco es que hay mucha oferta. Histricamente, la utilidad y el coste, iban separados: unos decan que era solo el coste el que determinaba el valor y otros decan que era su utilidad solamente. Con Marshall se llegar a la conclusin de que es la suma de los dos lo que influye en el precio de las cosas.La Teora del valor-trabajo, orientndose hacia el lado de la oferta, explica el precio (valor) de los bienes en funcin de la cantidad de trabajo utilizada en su produccin.La posicin de los pensadores medievalesEjemplos de las dos corrientes:1. Coste (S. Alberto Magno) si el precio de mercado no cubre los costes de produccin sta con el tiempo cesara2. Demanda (Sto. Toms de Aquino) introduce la necesidad en la frmula del precio: el precio variaba con la necesidad. No usan el trabajo como medida del valor. El trabajo es el instrumento para legitimar la actividad econmica y los ingresos, incluidos los beneficios e intereses. No hay una teora del salario:- No hay un grupo suficiente amplio de asalariados.- No se preguntan cmo se forma el salario, sino cul debe ser para ser justo.Pobreza y CaridadLa pobreza durante la edad media fue un problema tico que se tena que corregir, empezando por la caridad. El planteamiento doctrinal desde el punto de vista econmico fue que la caridad es perjudicial porque cualquier tipo de medida de caridad impide que los individuos asuman sus responsabilidades y provoca la ociosidad, con lo que, finalmente, lo que ocurre es que se acenta e incrementa la pobreza:La pobreza fue esencialmente un problema moral. Si el objetivo era aliviar la pobreza, lo que haba que hacer es eliminar este problema mediante la caridad, que es moralmente positiva. no generaba una gran presin social: las relaciones feudales garantizaban el sustento de los vasallos y siervos, los vnculos a la tierra o a los gremios generan ingresos de subsistencia, por ello no se conceba como consecuencia de un problema de desempleo, sino como fruto de desgracias personales (vejez, orfandad, enfermedad) antes que de causas econmicas, que el individuo no controla y provocan desempleo involuntarioCuando se rompe el modo de produccin feudal (cercado de fincas, desplazamiento de mano de obra a la ciudad, etc.) empieza a tener ms sentido la critica clsica a la caridad.ArbitrismoArtculo principal: Arbitrismo.Corriente econmica nacida en Espaa en el siglo XVI, en la que se incluye a los componentes de la Escuela de Salamanca y a otros como: Luis Ortiz Martn Gonzlez de Cellorigo Sancho Moncada Pedro Fernndez de Navarrete Luis Valle de la CerdaEl arbitrismo es el nombre genrico que se da a una corriente de pensamiento poltico y econmico desarrollado en la Monarqua Hispnica, fundamentalmente en la Corona de Castilla, durante la segunda mitad del siglo XVI y el siglo XVII; relacionada intelectualmente con la llamada Escuela de Salamanca. Puede considerarse al arbitrismo como la primera literatura econmica digna de tal nombre, simultnea y en buena parte precedente del mercantilismo de otras naciones europeas, como Francia e Inglaterra.Contenido 1 Contexto histrico y valoracin 2 Toms de Mercado 3 Luis Ortiz 4 Martn Gonzlez de Cellorigo 5 Sancho Moncada 6 Pedro Fernndez de Navarrete 7 Luis Valle de la Cerda 8 Otros autores 9 Referencias 10 Enlaces externos 11 Vase tambin

Contexto histrico y valoracinArbitrio,1 en este contexto, es la medida que el rey puede tomar en beneficio del reino, en ejercicio de su soberana y por su propia voluntad, como corresponde al concepto de monarqua autoritaria de la poca de los Habsburgo. En plural, arbitrios era un nombre que se daba a ciertos impuestos con que se arbitran fondos para gastos pblicos.2Arbitrista es quien dirige un memorial al rey solicitndole que tome tal o cual arbitrio. La produccin de literatura memorialstica sufri una inflacin comparable a la que se estaba dando en la economa real durante la revolucin de los precios del siglo XVI y se increment con la crisis del siglo XVII, en una coyuntura econmica depresiva.El trmino arbitrio y arbitrista (solucin, solucionador) se terminaron considerando despectivos en la poca y equivalentes a dictmenes disparatados e imposibles o a los llamados "locos razonadores" o "locos repblicos y de gobierno" de la poca. Se ha localizado el primer uso del concepto arbitrismo en ese contexto en El coloquio de los perros, una de las novelas ejemplares de Cervantes (1613), y se divulga en la dcada siguiente.3 Quevedo, en varios pasajes de sus obras, describe a bienintencionados arbitristas ("arcigogolantes") causando toda clase de catstrofes; uno de ellos est tan enfrascado en escribir sus teoras que no se da cuenta de que se ha sacado a s mismo un ojo con la pluma.4Pero es evidente que entre ellos haba muchos personajes lcidos que supieron atisbar con agudeza los problemas y anticipar algunas soluciones factibles, si bien en la mayora de ellos su visin se ve limitada por el hecho de reducir los problemas econmicos a un solo factor, como es propio de la fase mercantilista de la historia del pensamiento econmico. Las figuras ms importantes de esta escuela de pensamiento, centrada sobre todo en torno a las ciudades de Salamanca, Valladolid y Toledo son, entre muchos otros, Luis Ortiz, Sancho Moncada, Toms de Mercado y Pedro Fernndez de Navarrete. La conciencia de la decadencia econmica y la necesidad de polticas activas para remediarla est en la base de la poltica econmica del Conde-duque de Olivares (reformas monetarias y fiscales, creacin de mltiples Juntas), cuyo fracaso contribuy al desprestigio de sus inspiradores tericos.En el siglo XVIII, tras la llegada de la influencia francesa del colbertismo de Jean Orry o Michel Amelot, la herencia del arbitrismo se traslad al llamado Proyectismo ilustrado con mayor elevacin intelectual, en el que pueden encuadrarse personalidades ms cercanas a la fisiocracia de Quesnay (el Marqus de Ensenada con su famoso Catastro) o el liberalismo de Adam Smith (Campomanes o Jovellanos), o personajes de menor nivel poltico, como Eugenio Larruga5 Posteriormente, en el siglo XIX, es innegable la conexin intelectual con el Regeneracionismo.El papel de los arbitristas de los siglos XVI y XVII fue subvalorado por la misma historiografa econmica espaola en sus primeros estudiosos, como es el caso de Manuel Colmeiro.6 Hubo que esperar a la llegada de los hispanistas para su reivindicacin, especialmente por la obra de Earl J. Hamilton.7 Con posterioridad han sido estudiados por muchos otros, tanto extranjeros como espaoles, como Pierre Vilar, Jos Antonio Maravall, Fabin Estap, etc.Toms de MercadoToms de Mercado, sevillano fallecido en 1575, continu la escuela de Salamanca y march joven a Mxico, por lo cual su visin de los problemas econmicos tuvo tambin en cuenta el mundo americano; all profes en la Orden de Predicadores en 1553, doctorndose en teologa y destacando como moralista. Reflexion sobre la tica de las relaciones comerciales y al regresar a Espaa ense en las universidades de Sevilla y Salamanca; en esta ltima se relacion con Martn de Azpilcueta y en 1569 public su famosa Suma de tratos y contratos, que fue reeditada dos aos ms tarde y donde se describan los usos mercantiles de la poca en Sevilla y Medina del Campo. En esta obra se reflexiona sobre el fundamento del inters alabando los usos ticos del mismo frente a la interpretacin restrictiva de la Iglesia catlica que lo tena como usura, y plantea y profundiza en la teora cuantitativa del dinero a partir de la tradicin de la Escuela de Salamanca, en especial en lo tocante a la circulacin internacional de divisas.La ptica teolgica sobre las actividades econmicas sigue siendo una fuente de produccin literaria importante, como es el caso de del De monetae mutatione, una de las partes del Tractatus septem del Padre Mariana (Colonia, 1609), que fue denunciado por las alusiones a los ministros que modificaron el peso de la moneda (es el tiempo como valido del Duque de Lerma, famoso por su corrupcin) y le caus un ingreso en la crcel.Luis OrtizLuis Ortiz, activo durante la segunda mitad del siglo XVI y contador de Hacienda de Castilla durante el reinado de Felipe II, escribi un Memorial al Rey para que no salgan dineros de Espaa, tras la bancarrota de los Austrias, primer texto de los mercantilistas espaoles, en el que considera que el descenso de los precios radica en la conservacin del oro en Castilla y, para tal fin, crea un plan con el que pretende el fomento de los recursos, que fue publicado en 1558 y no hall demasiada repercusin, pese a su iluminador anlisis de la crisis econmica del reino. Entre las principales medidas que propona se hallaba la retirada de todo tipo de ocio, la introduccin de trabajo y la eleboracin de productos manufacturados a cambio de exportar nicamente las materias primas, as como la supresin de las aduanas existentes entre los diversos reinos hispanos, la desamortizacin de los bienes de la iglesia y una reforma fiscal. Analiz los problemas monetarios de Espaa y estudi soluciones para resolver las situaciones creadas en el pas a causa de la tendencia a exportar materias primas e importar manufacturas pagadas con las reservas de oro americano. Intuy el concepto de estructura econmica y de forma consecuente propuso no una, sino un amplio abanico de iniciativas que hubiera podido sacar al reino del marasmo en que se encontraba, como aumentar la productividad, fomentar el crecimiento demogrfico, extender los regados e iniciar una repoblacin forestal. Es ms, fue consciente del problema derivado de las remesas de oro y plata que llegaban de Amrica y propuso restringir la expansin monetaria y desincentivar el consumo.Martn Gonzlez de CellorigoMartn Gonzlez de Cellorigo, ovetense activo durante la primera mitad del siglo XVII, estudi en la universidad de Valladolid y fue abogado de la Real Chancillera de esta ciudad. Continu las ideas de la escuela de Salamanca y dirigi dos memoriales al futuro Felipe III, sealando que la inflacin provocada por la llegada de la plata americana era la principal causa de los males del reino, ya que el dinero en circulacin deba limitarse a la cantidad de transacciones producidas. Era conviccin suya que la riqueza slo crece "por la natural y artificial industria" y, por tanto, las operaciones especulativas y los privilegios administrativos empobrecan de hecho al reino generando el abandono de los oficios y las actividades productivas. En 1600 y en Valladolid se public su principal obra, Memorial de la poltica necesaria y til restauracin de Espaa y estados de ella, y desempeo universal de estos reinos. Fue partidario de la expulsin de los moriscos.Sancho MoncadaSancho Moncada, tambin en el siglo XVII, puede considerarse igualmente ligado a la escuela de Salamanca. En 1619 hizo unos Discursos que seran posteriormente reeditados en 1746 como Restauracin poltica de Espaa. Ahonda en la teora cuantitativa del dinero y representa el ms completo modelo espaol de Mercantilismo. Seal las debilidades de la economa espaola y especialmente la penuria hacendstica y la invasin de productos extranjeros, y denunci que el reino se haba convertido en un deudor de las potencias enemigas. Su solucin fue proponer un severo Proteccionismo de disciplina mercantilista supervisado por la Inquisicin. Adems haba que promocionar la industria como propondr ms tarde Colbert en Francia. Su obra, a diferencia de la de otros arbitristas, goz de gran prestigio e influencia y fue asumida por los grandes ilustrados del siglo XVIII, en que se reedit..Pedro Fernndez de NavarreteEl militar riojano Pedro Fernndez de Navarrete (1647-1711) estudi en la Universidad de Valladolid y all comenz su carrera militar. En 1692 fue nombrado almirante general de la Armada de Flandes, y posteriormente de la Armada del Mar Ocano; si bien en 1707 perdi la confianza del rey Felipe V, ste le design gobernador de Guipzcoa. Se inspir en Cellorigo y Moncada para escribir su Conservacin de las monarquas, obra de sesgo mercantilista que preconizaba el control de las importaciones y el fomento de las exportaciones, si bien no cay en la trampa del bullonismo, porque entenda que la sobreabundancia de dinero es perniciosa si no hay bienes que puedan ser adquiridos. Propuso el desarrollo de inversiones productivas y critic el lujo y el desprecio a los oficios industriales y manuales por parte de la nobleza y la hidalgua de la Espaa de su poca.No conviene confundir con otros Fernndez de NavarreteLuis Valle de la CerdaLuis Valle de la Cerda escribi en 1600 Desempeo del patrmonto de Su Majestad y de los reinos, sin dao del Rey y vasallos, y con descanso y alivio de todos, por medio de los Erarios pblicos y Montes de Piedad.8 Su obra fue muy valorada por las Cortes, que apoyaban esa iniciativa, y la reeditaron en 1618. Los Montes de Piedad eran una idea en cierto modo similar a los Psitos que ya funcionaban, como entidades de crdito de fundacin municipal y almacenes de grano que prestaban a los campesinos.La fundacin del primer Monte de Piedad fue realizada en Madrid por el Padre Piquer a comienzos del siglo XVIII, y a mediados del siglo XIX fue asociado con la Caja de Ahorros (fundada por el Marqus de Pontejos). Estas instituciones financieras ya corresponden a un mundo protocapitalista, en el que tambin funcionaban otras importantes instituciones, como los Cinco Gremios Mayores de Madrid o el Banco de San Carlos, precedente del Banco de Espaa.Otros autores

Jacinto de Alczar Arriaza. Medios politicos para el remedio unico, y uniuersal de Espaa librados en la execucion de su practica. 1646. Jacinto de Alczar Arriaza economista espaol del siglo XVI, natural de Huete, que defendi la teora de la contribucin nica en una obra titulada "Medios polticos para el remedio universal de Espaa" (1646). Aunque Antonio Serra no es espaol, sino napolitano (y por tanto sbdito de la misma Monarqua Catlica de los Habsburgo), conviene asociar al contexto histrico e intelectual del arbitrismo castellano su obra Breve trattato delle cause che possono far abbondare li regni doro e dargento dove non sono miniere (1613), que escribi encarcelado (por una conjura en la que tambin intervino el filsofo Tommaso Campanella), atribuyendo la escasez de moneda en el Reino de Npoles a un dficit en la balanza de pagos, trmino que define con un completo anlisis, rechazando la idea de que la escasez monetaria se pudiera deber al tipo de cambio, y proponiendo como solucin incentivos a las exportaciones. Tambin parece que formul un concepto similar a la ley de rendimientos decrecientes para la agricultura. Cristbal Prez Herrera, militar, mdico y filntropo, es autor del memorial En razn de muchas cosas tocantes al bien, propiedad, riqueza, futilidad de estos reinos y restauracin de ellos, donde propone el fomento de la laboriosidad y el ahorro para conseguir la recuperacin de agricultura, ganadera y poblacin, que denuncia decayentes. Mateo Lpez Bravo (Del rey y de la razn de gobernar, 1616), propone una poltica paternalista, que incluya la represin de la mendicidad y el fomento del trabajo. Pedro de Valencia, contrario a la expulsin de los moriscos. Antonio Lpez de Vega (Herclito y Demcrito de nuestro siglo), considera que es la guerra la causa de la decadencia. Francisco Martnez de Mata (Memoriales y Discursos, 1650-1660), motrileo, cierra cronolgicamente la serie de arbitristas de la corona castellana. En la Catalua posterior a la revuelta de los catalanes de 1640, el arbitrismo est representado por Narcs Feliu de la Penya (Poltico discurso... a S. M. suplicando mande y procure impedir el sobrado trato y uso de algunas ropas extranjeras que acaban el comercio y pierden las artes en Catalua, 1681, y Fnix de Catalua, 1683), explcitamente proteccionista, partidario de la sustitucin de importaciones y de la fundacin de una compaa privilegiada de comercio con Amrica con base en Catalua.9 Ms alejado del mundo intelectual de los arbitristas est Jos Penso de la Vega, judo de origen espaol (sefard) que en msterdam reflexion sobre la naciente Bolsa (Confusin de confusiones: dilogos curiosos entre un philosopho agudo, un mercader discreto, y un accionista erudito, descriviendo el negocio de las acciones, su origen, su ethimologa, su realidad, su juego, y su enredo, 1688). Salindose cronolgicamente del periodo y adentrndose en el siglo XVIII, Jernimo de Uztriz, que puede considerarse un postmercantilista, desarrolla los temas colbertistas de obtencin de identificacin de la riqueza nacional con la balanza comercial excedentaria.Referencias1. Del latn arbitrum. Arbitrio, Diccionario de la lengua espaola (vigsima segunda edicin), Real Academia Espaola, 2001. En especial la definicin cuarta: Medio extraordinario que se propone para el logro de algn fin. Definicin para mbito administrativo y judicial: Facultad que la ley deja a los jueces o autoridades para la apreciacin de circunstancias o para la moderacin de sus decisiones.2. DRAE, definicin sexta, que aade por lo general municipales.3. Ricardo Garca Crcel (1996) La cultura del Siglo de Oro. Pensamiento, arte y literatura (Historia de Espaa, vol. 17), Madrid: Temas de Hoy ISBN 84-7679-295-6. Seccin El pensamiento econmico, pgs. 45-47. Para el origen del trmino cita a Jean Vilar (1973) Literatura y economa. La figura satrica del arbitrista en el Siglo de Oro. Cita como otras fuentes a Manuel Colmeiro Historia de la poltica econmica en Espaa, Madrid, 1962; Margaret Grice-Hutchinson El pensamiento econmico en Espaa (1177-1740), Barcelona, 1982, Earl J. Hamiliton El florecimiento del capitalismo y otros ensayos de historia econmica, Madrid, 1948; Jos Larraz Lpez La poca del mercantilismo en Castilla 1500-1700, Madrid, 1943; y Pierre Vilar Crecimiento y desarrollo, Barcelona, 1974.4. Llopis-Fuentes, Roger (1991) El personaje del arbitrista segn Cervantes y Quevedo Cincinnati Romance Review 10, pgs. 111-122. Consultable en Internet hay un estudio de Mercedes Blanco Del infierno al Parnaso. Escepticismo y stira poltica en Quevedo y Trajano Boccalini [1]5. Memorias polticas y econmicas sobre los frutos, comercio, fbricas y minas de Espaa con inclusin de los reales decretos, rdenes, cdulas, aranceles y ordenanzas expedidas para su gobierno y fomento, Madrid, imprenta de Benito Cano, 1787-1800, 45 tomos en cuarto; Historia de la Real Junta de Comercio, Moneda, Minas y Dependencias de extranjeros, Madrid, 1789, 13 vols.6. Colmeiro, Manuel: (1883) Historia de la Economa Poltica en Espaa; (1880) Biblioteca de los economistas espaoles de los siglos XVI, XVII y XVIII.7. Hamilton, Earl J. (1934) El tesoro americano y la revolucin de los precios en Espaa, 1501-1650.8. Dubbet Ann El arbitrismo comoprctica poltica: el caso de Luis Valle de la Cerda (1552?-1606) Cuadernos de Historia Moderna nmero 24, lSSN 214-4018-204-0 [2]9. Garca Crcel, op. cit.Enlaces externos Manuel de la Fuente Mers: Una aproximacin a los arbitristas del siglo XVII desde la teora de las tres capas del poder poltico. Ricardo Garca Crcel El pensamiento econmico (Espaa). Siglo de Oro., en Artehistoria.

BullionismoEl bullionismo o bullonismo (del ingls bullion, lingote de oro), es una teora econmica que define la riqueza como la cantidad de metales preciosos de los que se es propietario. Su prctica se bas en la acumulacin de metales preciosos (monedas o lingotes) como nica riqueza posible. Tambin es conocido como metalismo. Es considerado como un mercantilismo arcaico.Tambin puede considerarse como definitorio de un sistema monetario estrictamente metlico, que no permita la emisin de papel moneda con libertad por el banco emisor, sino que refleje fielmente la existencia en metal precioso que lo respalde, y de esta forma impedir la inflacin.En su primera acepcin se identifica con la poltica econmica de la Monarqua Hispnica durante el Antiguo Rgimen, especialmente por los Habsburgo (siglos XVI y XVII), mediante la obsesin reglamentista y el control sobre los metales preciosos que se extraan de Amrica. Se pretende su acumulacin al identificar riqueza y existencia de oro o plata, que llevaban asociado el prestigio y el poder. Se intentaba impedir la salida de oro o plata, lo que contribua an ms al proceso de inflacin denominado Revolucin de los precios. Buena parte de los economistas espaoles de la poca, agrupados en la denominacin arbitrismo, pueden ser considerados bullonistas.

Contenido 1 Bullionismo en Inglaterra 1.1 Thomas Milles 1.2 Gerard de Malynes 2 Vase tambin

Bullionismo en InglaterraSurge en el siglo XVI a raz de observar cmo Inglaterra posea grandes cantidades de oro y plata debido a su supervit en la balanza de pagos. Hay que destacar que tales metales preciosos no procedan de sus territorios, pues tenan una produccin propia prcticamente inapreciable.Thomas MillesThomas Milles (1550-1627), entre otros, recomendaron incrementar las exportaciones para conseguir un supervit comercial, convirtindolo as en metales preciosos de los que el pas se adueaba en detrimento del resto de estados.Pese a que Inglaterra prohibi la exportacin de libras o metales preciosos en torno a 1600, Milles prefera la vuelta al sistema de puertos con monopolio comercial, pues forzara a los comerciantes a usar sus divisas para comprar bienes procedentes de Inglaterra, e igualmente, prevendra la salida de oro y plata del pas. Hay que sealar que las teoras de Milles tendran poco peso en la poca.Gerard de MalynesGerard de Malynes (1586 - 1641) fue otro bullionista que public un libro titulado A Treatise of the Canker of England's Common Wealth (que en espaol podra traducirse por Un Tratado sobre la lcera del Common Wealth Ingls), en el que comentaba que el intercambio de divisas haba sido ms un intercambio de valor que un intercambio del peso de los metales, y que por ello el dficit de la balanza de comercio inglesa sera la consecuencia de un intercambio injusto de metales preciosos llevado a cabo por los bancos y los servicios de cambio de divisa.Buscando eliminar las fluctuaciones en los tipos de cambio, exiga que se estableciese un cambio estricto para las monedas que estuviese calculada en base nicamente a la concentracin de metal precioso y su peso. Sin embargo, Malynes no lleg a convencer a sus contemporneos de que los cambistas eran los responsables de la salida de oro de la nacin, ni de la legitimacin de una monopolio de una venta de divisas realizado por la corona. S que tuvo xito, en cambio, en lograr la primera controversia en el mundo de la economa: Edward Misselden seopuso a sus ideas en 1623 en su libro The Circle of Commerce: Or, the Balance of Trade (El Crculo de Comercio: O, el Equilibrio de Comercio).

CameralismoCameralismo fue el nombre de una corriente del mercantilismo que existi principalmente en Alemania durante los siglos XVII y XVIII. Al igual que el colbertismo que existi en Francia en esas pocas, se la considera sobre todo un conjunto de prcticas o polticas ms que una teora econmica propiamente.1 Sin embargo, el cameralismo lleg a constituir una disciplina acadmica, con un contenido terico e ideolgico ms formal que otras versiones del mercantilismo.

Contenido 1 Orgenes y significado del termino 2 Caractersticas y evolucin del cameralismo 3 Citas y referencias 4 Bibliografa 5 Obras escritas por cameralistas 6 Enlaces externos 7 Vase tambin

Orgenes y significado del terminoEl trmino se origina en el vocablo alemn "Kammer" ( cmara, pieza o habitacin) refirindose a los cuartos en los cuales se realizaban reuniones para discutir los asuntos tanto comerciales como de gobierno. La palabra se us tambin para referirse a la sala en la cual se guardaba el tesoro del Estado; el administrador de las finanzas reales reciba el ttulo de "camerarious". As, "cameralismo" adquiri una connotacin relacionada con las finanzas pblicas.A partir de lo anterior, el concepto lleg a ser considerado una disciplina. En alemn, an estos das se usa el termino "Kameralwissenschaft " (literalmente: ciencia de la cmara o ciencias camerales) para referirse a la "Administracin del Estado". (ver entrada Kameralwissenschaft en la wiki alemana).Bajo ese nombre se establecieron estudios en algunas universidades, en Estrasburgo, por ejemplo, tan temprano como en 1500. Consecuentemente, los "cameralistas" predominaban entre los consejeros y altos oficiales de las principalidades alemanas durante la Guerra de los Treinta Aos. Posteriormente, Federico Guillermo I de Prusia instituyo, en 1721, ctedras de "cameralismo" en las Universidades de Halle (Sajonia-Anhalt) y Frncfort del der, con la intencin de que se enseara las prcticas de la buena administracin del Estado.2Las prcticas o aproximaciones del cameralismo fueron formalizadas en 1762 por el austriaco Johann Mathias Puechberg.3 Sin embargo el catedrtico cameralista ms conocido fue Johann Heinrich Gottlob von Justi.4 Y en Italia Cesare Beccaria fue nombrado (1769) a la ctedra de "Ciencia Cameral" en lo que era, aquellas fechas, la institucin de educacin superior por excelencia en Miln: la Escuela Palatina.En ese sentido, el cameralismo lleg a constituir el esquema educativo de los funcionarios pblicos alemanes, especialmente los de altos grados. As, el cameralismo es percibido como el antecesor de los estudios modernos de administracin publica.Caractersticas y evolucin del cameralismoEl cameralismo, como disciplina, empez simplemente como una poltica dedicada a fortalecer las finanzas reales. Desde este punto de vista la asuncin era que la nica medida de inters de la riqueza de un pas era la cantidad de impuestos que era posible recaudar. Sobre esa base se empezaron a buscar polticas que promovieran las actividades econmicas de las diferentes principalidades alemanas de la poca y a obstaculizar las "importaciones" (que en esa poca y a diferencia de los imperios ingls, francs o espal- no significaba importaciones desde otros pases sino ms bien de otras regiones alemanas). Al mismo tiempo, se empezaron a desarrollar sistemas que permitieran la recaudacin efectiva de impuestos y tributos, etc. Durante este periodo, y en comn con el mercantilismo, la finalidad explicita de las polticas y practicas fiscales eran el fortalecimiento del Estado, que se vea como personificado en la persona del monarca.Posteriormente, y bajo la influencia del ilustracin esa percepcin empez a ser modificada. A pesar que el poder de los monarcas lleg a ser absoluto, con la ilustracin aparece el concepto del monarca ilustrado, cuya funcin era, especialmente en Alemania, traer progreso y bienestar social y econmico a su pueblo, con la asesora de sus funcionarios, por medio de reformas,5 estableciendo as las bases para un sistema de administracin cuyo objetivo crecientemente deja de ser solo el inters del monarca y es complementado por la llamada utilidad pblica (ver Inters pblico). Es en este periodo que el cameralismo se implement como disciplina casi acadmica, con estudios formales.En la medida que los monarcas asumen como su responsabilidad la direccin econmica general y la responsabilidad de asegurar el bienestar de sus sujetos se ven obligados a expandir sus mbitos de accin, necesitan no solo incrementar las capacidades productivas, mejorar tcnicas y adaptar practicas de contabilidad y presupuestarias sino tambin encontrar maneras de implementar una nueva, revolucionaria, actividad estatal: esa encaminada a asegurar la felicidad y prosperidad de sus habitantes hasta donde fuera posible.De acuerdo con varios escritores6 esos estudios "cameralsticos" incluan las reas de "Cameralismo" (o administracin, especialmente lo que despus fue llamado Administracin pblica), "Oeconomie" (o Finanzas) y "Polizei". (definido por Adam Smith como: "polica es la segunda divisin general de la jurisprudencia. El nombre es francs y originalmente deriva del griego politeia, que propiamente significaba la accin o poltica de "seguridad pblica" prctica del gobierno, esto es: salubridad, seguridad y economa".-7 )Sin embargo, y como ha destacado Schumpeter, en el terreno ideolgico los escritos de los cameralistas no son textos acadmicos o incluso manuales para hombres de negocio propiamente dichos, sino ms bien escritos de un funcionario a otro.8 En las palabras de Guerrero Orozco: "Las ciencias camerales tampoco forman parte de sistemas filosficos, no especulan, ni sus principios son los de la contemplacin... Todava no adquieren el estatuto de disciplinas cientficas, en el sentido moderno del trmino; son an disciplinas instrumentales, vehculos de accin." sin embargo: "tampoco estn preadas de puro pragmatismo, no son mero arte gerencial. Son disciplinas acadmicas susceptibles de ser enseadas por medio de la ctedra" (op cit). "Los cameralista fueron parte economistas, parte cientficos polticos, parte administradores pblicos y parte abogados. Se aproximaban a sus reas de estudio de una manera que utilizaba todas esos habilidades y competencias".9En la obra del Doctor Omar Guerrero, conspicuo profesor de Administracin Pblica en la Universidad Nacional Autnoma de Mxico, explica lo siguiente:El cameralismo es el movimiento poltico emprendido por los funcionarios pblicos germanos para conocer, instrumentar y sostener la afirmacin del Estado absolutista frente a otras entidades polticas. Es, asimismo, un movimiento intelectual organizado en actividades acadmicas que culminan en la creacin de ciencias prcticas de la administracin, las ciencias camerales. Antes de entrar al examen de las ciencias camerales, que son el objeto de esta disertacin, debemos abundar un poco ms sobre el significado del cameralismo. Pondremos nfasis en que el cameralismo es un movimiento poltico e intelectual emprendido, desarrollado y consolidado por administradores pblicos prcticos, por hombres de Estado formados empricamente que sin embargo tomaron conciencia de la necesidad de establecer criterios pedaggicos para facilitar la continuidad histrica del cameralismo. Estamos, por tanto, ante el hecho histrico nico de un encadenamiento inter-generacional de administradores del Estado absolutista en una escuela de pensamiento establecida, reconocida, institucionalizada. El cameralismo es, como bien se ha dicho, 5 la doctrina administrativa por excelencia del Estado absolutista.Por otra parte, la culminacin de la aproximacin del cameralismo se encuentra las propuestas de Lorenz von Stein, propuestas que son consideradas al mismo tiempo como su superacin -ver Ferraro A y Ajenjo N, op cit- . Stein explcitamente concibe el Estado como una entidad autnoma general, diferente tanto de la persona del monarca individual como de cualquier otro individuo o agrupacin particular de ciudadanos. Para von Stein, el estado consiste de dos componentes centrales que se deben complementar: la Constitucin y la Administracin -este ltimo termino en un sentido general. As, por ejemplo, la libertad y bienestar que la constitucin establece debe ser implementada tambin al nivel prctico por el brazo administrativo. Lo que significa que debe haber una "administracin social" que permita a los individuos ejercer esos derechos y gozar en realidad de esas garantas que la constitucin promete. "Para Stein, el Estado tiene que garantizar la libertad del individuo no solamente contra las amenazas de otros individuos o de los propios agentes pblicos, sino tambin contra la arbitrariedad de los desarrollos socioeconmicos."10 (Ver tambin, Estado Social)Citas y referencias1. Por ejemplo: Ferraro A y Ajenjo N ( A Positive Ethics for Public Administration. Altruism, Self-Interest and the Concept of the State, p 14) aducen: Lorenz von Stein es el autor que culmina y tambin supera la tradicin de estudios cameralistas alemanes y los estudios franceses de polica desarrollados durante los siglos XVII y XVIII. Este tipo de estudios, al servicio de las monarquas ilustradas en ambos pases, consistan en un conjunto relativamente poco sistemtico de conocimientos principalmente prcticos y con algunas reflexiones tericas, que iban desde la economa a la agricultura, pasando por el derecho y la minera. En otras palabras, todo lo que pudiera resultar relevante para la administracin de una monarqua centralizada.2. Guillaume Garner, tat, conomie, territoire en Allemagne. L'espace dans le camralisme et l'conomie politique, 1740-1820, ditions de l'cole des hautes tudes en sciences sociales, 2006.3. Johann Matthias Puechberg: Einleitung zu einem verbesserten Kameral-Rechnungsfue, auf die Verwaltung einer Kameral-Herrschaft angewandt. 1762. Zitiert in: Reinbert Schauer: Rechnungswesen in ffentlichen Verwaltungen. 2007 Verlag Linde, Wien: S. 19.4. ver, por ejemplo: The beginnings of political economy. von Justi, Johann Heinrich Gottlob - Jrgen Georg Backhaus. (Ed) Lugar y fecha de edicin: New York 2008 Editorial: Springer Gmbh & Co. Idioma: Ingls ISBN(13): 97803870977875. Omar Guerrero Orozco escribe: "Los principados germnicos estn organizados con base en lo que entonces se llamaba Estado de polica, un tipo de Estado absolutista cuyo arreglo institucional tiene como base las relaciones entre el prncipe y los sbditos como relacin de dominio (Vase: Otto Mayer, Derecho administrativo alemn, tomo 1, pp. 45-66) Estos vnculos de dominio, sin embargo, tienen la peculiaridad de descansar en una especie de contrato en el cual los sbditos se comprometen a obedecer, en tanto que el prncipe lo hace para proveerles de prosperidad. La clave de la relacin radica en que, para satisfacer las necesidades de la poblacin, al prncipe se le ha dotado de atribuciones para realizar, sin lmites, todo aquello necesario al respecto. Dicho de otro modo, el poder principesco es ilimitado en este sentido." LAS CIENCIAS CAMERALES6. ver, por ejemplo: David F. Lindenfeld , The Practical Imagination: The German Sciences of State in the Nineteenth Century, 19977. Smith, Adam. Lectures on Justice, Police, Revenue and Arms. Oxford, Claremons Press, 1896, pp. 154-156. Citado por Omar Guerrero Orozco en LA CIENCIA DE LA ADMINISTRACIN EN LAS CIENCIAS SOCIALES8. Schumpeter, Joseph. Historia del Anlisis Econmico. Mxico, Fondo de Cultura Econmica. 1984.9. Richard E. Wagner: The Cameralists: Fertile Sources for a New Science of Public Finance.10. Ferraro A y Ajenjo N ( A Positive Ethics for Public Administration. Altruism, Self-Interest and the Concept of the State,

Bibliografa Baena del Alczar, Mariano: Los estudios sobre administracin en la Espaa del siglo XVIII. Garner, Guillaume: tat, conomie, territoire en Allemagne. L'espace dans le camralisme et l'conomie politique, 1740-1820, ditions de l'cole des hautes tudes en sciences sociales, 2006. Giufre, Antonio 1968. Guerrero, Omar: Las Ciencias de la Administracin en el Estado Absolutista. Mxico, Fontamara, 1986. Guerrero, Omar: Las Ciencias de la Administracin en el Estado Absolutista. Mxico, Fontamara, 1986. vase: Pierangelo Schiera, op. cit., pp. 402-424. LAS CIENCIAS CAMERALES, Omar Guerrero Orozco, Universidad Nacional Autnoma de Mxico, Publicado en: Mxico, Revista Ensayos, UNAM, vol. II, nm. 6, 1985, pp. 16-20. Jordana de Pozas, Luis: "Los cultivadores espaoles de la ciencia de la polica" Lindenfeld, David F. Lindenfeld: The Practical Imagination: The German Sciences of State in the Nineteenth Century (1997), Lluch Martn, Ernest: EL CAMERALISMO MS ALL DEL MUNDO GERMNICO Revista de economa aplicada, ISSN 1133-455X, Vol. 4, N 10, 1996 , pags. 163-175 Schiera, Pierangelo: Il Cameralismo e L'assolutismo Tedesco. Milano Small, Albion: The Cameralists.: New York Burt Franklin, 1909.Obras escritas por cameralistas Puechberg, Johann Matthias: Einleitung zu einem verbesserten Kameral-Rechnungsfue, auf die Verwaltung einer Kameral-Herrschaft angewandt. 1762. Zitiert in: Reinbert Schauer: Rechnungswesen in ffentlichen Verwaltungen. 2007 Verlag Linde, Wien: S. 19. Von Justi, Johann Heinrich Gottlob:-Staatswirtschaftliche oder systematische Abhandlung aller konomischen und Cameralwissenschaft, 2 volmenes, (1755)-Grundstze der Polizeywissenschaft, (1756)-System des Finanzwesens, (1766) Beccaria, Cesare: Elementi di economa pubblica (1804) Von Stein, Lorenz: varias, por ejemplo: Handbuch der Verwaltungslehre, Stuttgart, 1870; tercera edicin, 1889, 3 volmenes.Enlaces externos LLuch, Ernest: EL CAMERALISMO MS ALL DEL MUNDO GERMNICO Nielsen, Axel Eduard Hjorth: Die Entstehung der deutschen Kameralwissenschaft im 17. Jahrhundert (1911). (en alemn) Basseti, Piero: Il cameralismo tra regionalismo ed europeismo (en italiano] Uvalle B, Ricardo: ORIGEN, COBERTURA Y OBJETIVOS DE LA CIENCIA DE LA POLICIA UIB: Cameralistas alemanes

Colbertismo

Colbert, por Villacerf.Colbertismo es el nombre que se da a una doctrina econmica del siglo XVII, elaborada por Jean-Baptiste Colbert Contrleur gnral des finances (ministro de finanzas) de Luis XIV. El colbertismo es una variante del mercantilismo y es considerada ms que todo un conjunto de prcticas o polticas, ms que una teora econmica.Esta poltica econmica fue practicada en Francia entre 1661 y 1683, fecha de la muerte de Colbert. Sin embargo fue continuada con algunas modificaciones por sus sucesores.Como pensamiento econmico, que sugera que una de las principales funciones del Estado es promover la produccin de riqueza en un pas a fin de financiar los gastos de Estado mediante el fomento del desarrollo econmico nacional, fue reemplazada en el siglo XVIII por la fisiocracia y, posteriormente, por el liberalismo econmico.Contenido 1 Caractersticas principales 2 Ejecucin del proyecto 3 Colbertismo posteriormente 4 Notas y referencias 5 Bibliografa 6 Vase tambin

Caractersticas principalesLas principales caractersticas del colbertismo son: La acumulacin de riqueza en la forma de lingotes a traves de una balanza de pagos excedentaria y el aumento del producto de los impuestos. Proteccionismo del mercado y productores interno. Subsidios a las exportaciones. Implementacin de direccin fiscal.Colbert transform la lgica mercantilsta de acumulacin de riquezas a travs de una organizacin meticulosa del Estado que hace del proyecto una expresin del espritu progresista y aspiraciones de grandeza del pas y su monarca. En ese sentido, la riqueza no slo es acumulada para ser guardada o incluso para transformarla en recurso productivo, sino para exhibirla, dando as origen o justificacin a la gran expansin de las artes, artesanas, ciencia y cultura, e incluso edificios "pblicos" propios de la poca, algunos construidos especficamente para dar una sede a instituciones que contribuan al prestigio y grandeza del pas, tales como el Instituto de Francia que recibi, entre otras grandes instituciones, la recientemente formada Academia francesa. Otros, tales como el Hospital de Los Invlidos, al menos parcialmente como continuacin de un nuevo espritu que eventualmente condujo a la idea de "servicios al pblico" por parte del Estado: por ejemplo, el Hospital de la Piti-Salptrire, la dedicacin del Louvre como palacio para las artes, la creacin de una 'Bibliothque Nationale" en el Palacio Real (Pars) y la construccin de espacios pblicos tales como Plaza Vendme y Plaza de la Concordia, ambas rodeadas con locales para negocios. Adems la construccin del edificio de la Escuela militar (Francia), etc, el todo coronado por el Palacio de Versalles; edificios que no slo impulsaron el desarrollo tcnico de la poca creando empleos, sino que fueron construidos con la intencin especfica de demostrar "la grandeza de Francia", lo que sin duda logran incluso en el presente.Los apoyos otorgados a sectores de la industria francesa de la poca -conocidos como el sector de Manufactures privilgies -aquellos que tenan un sistema de produccin muy regulado a fin de garantizar alta calidad (ver tambin Manufactura real)- no fueron concebidos como de plazo indefinido. El objetivo era que las empresas adquirieran tanto el conocimiento o experiencia suficiente como el tamao o escala necesaria para competir cara a cara con los principales competidores de la poca. (ingleses y holandeses).Los ejemplos ms conocidos de tales empresa son los Gobelinos; Saint-Gobain , las porcelanas de Svres, las fabricas de armamentos en Saint-tienne, etc, etc1Ejecucin del proyectoEl historiador Pablo Aimar seala que las industrias manufactureras mencionadas constituyen realmente ms una concentracin bajo un mismo techo de talleres artesanales (pero obviamente de suma habilidad) que una organizacin industrial propiamente tal.2La poca de oro del colbertismo es aquella en la cual Colbert centro su atencin en la construccin del canal du Midi en el cual el Estado financio el 40% de la construccin y el 75% de las obras fueron efectuadas en tres aos, precediendo 1670. El resto demorandose hasta 1690 para su complecion.Otro de los grandes proyectos de la politica fue la donacin de seis millones de capital a la compagnie des Indes Occidentales, a fin de desarrollar el cultivo del tabaco en las Antillas. Pero de ese proyecto por un largo tiempo los principales beneficiados fueron los comerciantes del tabaco holandeses, pas que en aquella poca constitua uno de los principales competidores de Francia.Errores similares se cometieron despus de la muerte de Colbert, por ejemplo, con la creacin del Banco General y posterior fusion de ese organismo con con la Compagniedes Indes Occidentales a fin de explotar la Luisiana (Nueva Francia), lo que - a pesar de enriquecer a muchos (en esa poca se origina el termino "millonarios") termino con la primera gran crisis econmica moderna. (vase John Law).Colbertismo posteriormenteArtculo principal: Dirigismo.En Francia se usa el termino neocolbertismo para referirse al dirigismo que fue la variedad de intervencionismo implementado por el gobierno frances despus de 1945. Ese neocolbertismo no trat de acumular riqueza o subsidiar exportaciones pero ms bien de financiar estudios cientficos y de hacer emerger una industria nacional capaz de recrear y mantener tanto la infraestructura como una economa de escala moderna, especialmente a travs de promover la creacin de industrias que se ven como "campeones nacionales" en la medida que alcanzan reconocimiento internacional.El neocolbertismo ha sido visto por politicos tanto a nivel frances como europeo como una politica para enfrentar al proceso de deslocalizacin que proviene del liberalismo moderno o neoliberalismo.3 Esto no cuenta con la aprobacin general de los economistas. As, por ejemplo, Phillipe Escande ha escrito: Esta politica dirigista tiene dos defectos. Por un lado, dirige los dineros publicos, notablemente los de estudios y desarrollos cientficos, a los campeones que no necesariamente los necesitan, a detrimento de las instituciones menores... (...) por el otro, protege a los grandes grupos (industriales) y limita la competicin y, por ende, la emergencia de nuevos rivales. Es lo que el economista austriaco Joseph Schumpeter teorizo como destruccin creativa lo que permite a los innovadores tomar el lugar de los actores actuales4Notas y referencias1. La grande industrie sous le rgne de Louis XIV, de Germain Martin2. por ejemplo: La Rvolution industrielle (1780-1880), Seuil, Paris, 1971, rd. 1999.- y (con Jean-Franois Sirinelli ) Histoire culturelle de la France, 4 tomes, Seuil, Paris, 1997, rd. 2005.3. rapport d'information d'un snateur UMP, 20044. Le trou noir des PME, Les chos, 26 fvrier 2008Bibliografa Philippe MINARD, La fortune du colbertisme, Etat et industrie dans la France des Lumires, Paris, Fayard, 1998. Le Colbertisme "high tech": conomie des Telecom et du Grand Projet.- lie Cohen, (Paris: Hachette, 1992) ISBN 2-01-019343-1.

DirigismoDirigismo (del francs "dirigisme") es un concepto poltico-econmico usado para designar un sistema en el cual el gobierno ejercita una fuerte influencia directiva en los sectores econmicos, generalmente no a travs del intervencionismo o de la estatizacin sino del uso de incentivos para promover prcticas que son de inters pblico o general.A pesar que muchos consideran que tal influencia es, por definicin, excesiva (la RAE, por ejemplo, define el trmino como significando "Tendencia del gobierno o de cualquier autoridad a intervenir de manera abusiva en determinada actividad."), esto no es necesariamente el caso. Igualmente, a pesar de que el concepto ha sido usado para designar una economa centralizada en la cual el gobierno o Estado efectivamente controla los mecanismos de produccin y distribucin, etc. -es decir, como equivalentes a ciertos sistemas socialistas o colectivistas como en el caso del Estado socialista- ese no es el sentido que la palabra tena originalmente o tiene incluso en el presente en Francia (y a travs de esta en otros pases), donde es usada generalmente para designar un sistema esencialmente capitalista con participacin fuerte del Estado, especficamente con un rol estatal de coordinacin. En otras palabras, es un sistema que puede ser considerado como capitalismo de Estado.En ese sentido, muchas economas modernas pueden ser caracterizadas como con algn grado de "dirigismo" (ver economa mixta), por ejemplo, el gobierno generalmente subsidia estudios y desarrollos cientficos o tcnicos o promueve la industria nacional a travs de programas fiscales, por ejemplo, produccin y compra de material militar, sanitarios, educativos, etc.Contenido 1 Orgenes y evolucin del termino 2 Dirigismo en otros sistemas polticos 3 Dirigismo y Planificacin indicativa 4 Referencias y notas 5 Bibliografa 6 Vase tambin

Orgenes y evolucin del terminoLos orgenes del dirigismo -entendido como la accin gubernamental a fin de crear, promover o defender la industria o economa de un pas- se encuentra en las obras de monarcas tales como Pedro el Grande de Rusia, Jos I de Portugal; Carlos III de Espaa y otros propios del absolutismo. (ver: Manufactura real) Entre ellos se destaca Luis XIV de Francia quien, a travs de Jean-Baptiste Colbert -su ministro de finanzas- transformo lo que haba sido la accin ocasional de algunos reyes en "poltica de estado". (ver Colbertismo)Posteriormente Henri de Saint-Simon introdujo el termino como tal, pero generaliz y modifico la propuesta, transformndola de uno de los objetivos estatales, en el objetivo principal del estado, lo que requiriria una reorganizacin de ste. Saint Simon perciba esa reorganizacin de la sociedad teniendo lugar bajo la direccin una elite de filsofos, cientficos y tcnicos lidereando un proceso pacfico de industrializacin moderado por un "humanismo-cristiano" -el cual tendra cientficos como sacerdotes- Saint Simon no conceba lo anterior como requiriendo un gobierno fuerte, sino por el contrario, uno basado en comunidades y consensos.1 En esa medida, el pensamiento de Saint Simon ha sido considerado "progresista" o "socialista".Con posterioridad Auguste Comte retoma el concepto (en su "Systme de Politique Positive" -1851) asignando al gobierno el rol de conducir la accin individual al objetivo comn. Para Comte ese gobierno -se alega y a diferencia de la sugerencia de Saint Simon- es autoritario, en que la accin progresista de Saint Simon deja de ser basada en discucines y acuerdos y se transforma en el descubrimiento y aplicacin de "leyes naturales" por los administradores cientfico-tcnicos del estado. Mientras en la concepcin de Saint Simon los sabios guan a travs del argumento libre a la comunidad -los miembros de las cuales son libres para disentir- en Comte los sabios tienen el papel principal de educar en un proceso que "dar a cada uno el conocimiento necesario para comprender su lugar, su papel como "rgano de la humanidad" a travs de un sistema que debe ser "preciso tanto acerca de los programas como acerca de los "cuadros institucionales"; tendiendo a limitar absolutamente la intervencin de la individualidad... (implemetando de manera rutinaria) la investigacin administrativa, centralizacin uniformizante, reasignacion regular del personal a fin de evitar relaciones personales, cursos de contenido preciso y programas estrictos, todo es planificado y anunciado por adelantado.2El desarrollo de esa concepcin poltica del dirigismo coincidi con el desarrollo de la meritocracia y burocracia como formas de administracin, especialmente la administracin pblica. Esas concepciones dieron forma en Francia a la reformacin de la cole polytechnique (en 1817) y, posteriormente al periodo de Napolen III y a la Comuna de Pars, a la fundacin de varias "altas escuelas", tales como la del cole libre des sciences politiques y, eventualmente (en 1945) a la cole Nationale d'AdministrationSe ha sugerido3 que la propuesta es que pases que no haban logrado desarrollo econmico a travs del laissez faire seran capaces de lograr desarrollar, fortalecer y expandir tanto la industria como la economa nacional a traves de un dirigismo econmico.Esta posicin alcanz un apogeo, en Francia despus de la Segunda Guerra Mundial, con el "dirigisme" del Gaullismo, sistema a travs del cual ese pas busc no slo reparar los grandes estragos que la guerra haba causado sino expandir y modernizar tanto la base industrial como la infraestructura de todo tipo en ese pas.Por ejemplo, se ha aducido que la industria francesa de preguerra estaba generalmente compuesta de empresas familiares, a menudo demasiado pequeas y consecuentemente, descapitalizadas y carentes de bienes de capital y organizacin modernas y eficientes, que simplemente haban sido incapaces de competir a nivel internacional - De Gaulle famosamente ejemplific la situacin con la pregunta retrica "Cmo se puede gobernar un pas que tiene ms de 300 clases de quesos...?".4 Adems, mucho del material y maquinaria moderna haba sido simplemente "trasladado" a Alemania durante la ocupacin y en general, destruido durante la guerra misma.Los gobiernos franceses enfrentaron esa situacin, bajo el liderazgo del gaullismo, con un Commissariat au plan ("Comisin para el Plan"). A diferencia, por ejemplo, con el sistema imperante en la Unin Sovitica, el gobierno francs nunca busc obtener la propiedad generalizada de las empresas ni impuso objetivos obligatorios como parte "del plan". En general, so se implementaba a travs del uso de incentivos.Por ejemplo, el objetivo general del plan era producir una industria capaz de competir a nivel internacional tanto con la inglesa como con la estadounidense. Una parte esencial de ese objetivo general fue lograr que las empresas francesas se fusionaran en conglomerados "campeones nacionales" o "de renombre" que podan ser promovidos a nivel internacional por el gobierno. Al mismo tiempo, el estado poda prestarles apoyo financiero tanto directo como indirecto (por ejemplo, comprando solamente en empresas francesas) Otras formas de apoyo financiero indirecto incluyen el financiamiento estatal de estudios y desarrollos cientfico-tcnicos (incluyendo proyectos industriales especficos que se espera generen desarrollo tcnico generalizado a travs de la industria -por ejemplo, el proyecto que dio origen al Concorde), la provisin de personal altamente especializado, etc.El rea en la que el gobierno francs busco un mayor nivel de control -aparte del sistema educacional y de estudios cientficos- fue la provisin de infraestructura y servicios relacionados. El gobierno francs creo o ha sido el propietario de la empresa de ferrocarriles (SNCF), de electricidad ( EDF), la empresa de gas (GDF), aerolnea nacional (Air France), sistemas nucleares e industrias del espacio ( CNES y la Arospatiale). etc, Sin embargo, el estado francs ha dejado largamente a la industria privada la construccin y mantenimiento de supercarreteras y otras vas terrestres.El proyecto fue largamente exitoso. Durante las dcadas desde 1945 a 1975 Francia experiment un crecimiento econmico sin precedente en su historia (4,5% en promedio) lo que junto a un gran crecimiento demografico, la integracin de manera competitiva de Francia a una economa internacional en expansion y consecuente, el restablecimiento del orgullo nacional, llevaron a que ese periodo sea conocido como los Trente Glorieuses.Durante ese periodo, bajo las presidencias derechistas o conservadoras de Charles de Gaulle y Georges Pompidou, el dirigismo fue visto en Francia como una via intermedia entre el sistema de EEUU de mnima intervencin estatal y el del Bloque del Este, de intervencin mxima.Sin embargo, siguiendo la Crisis del petrleo de 1973, el Partido Socialista de Francia, liderado por Franois Mitterrand fue electo prometiendo mayor intervencin. Bajo ese gobierno muchos bancos e industrias fueron estatizados. Sin embargo, los malos resultados de esa poltica forzaron (1983) el abandono de esas tentativas y la introduccin de una poltica de rigueur ("rigor").Con posterioridad, durante la campaa electoral de 2007, tanto Nicolas Sarkozy -quien fue elegido presidente- como otros candidatos, propusieron un retorno al modelo dirigista.5 Esta propuesta parece haber sido reforzada como consecuencia de la crisis financiera de 2008, lo que llev al presidente Sarkozy a proponer medidas -en el contexto tanto de esa crisis como de la deslocalizacin- para "reindustrializar Francia".6Dirigismo en otros sistemas polticosPases tales como el Lbano y Siria y otros que fueron "departamentos de ultramar" de Francia), han sido influidos por los principios del dirigismo.7Se ha sugerido que el dirigismo econmico es una parte inherente del fascismo.8 y que constituy las bases de la economa poltica de los nazis.9 10 (ver Economa poltica de los nazis`)Cesare Santoro, un fascista que visito Alemania en la poca, lo pone as: "En la declaracin programtica, ya citada al principio de nuestra obra, Adolf Hitler anunci que el nuevo gobierno se propona velar por los intereses econmicos del pueblo alemn no por el camino tortuoso de una gran economa burocrtica organizada por el Estado sino por el impulso ms fuerte dado a la iniciativa particular sobre la base del reconocimiento de la propiedad privada. El reconocimiento del principio de que, en contraste con lo que ocurre en la Rusia sovitica, el Estado tiene por misin dirigir la economa pero no administrarla por s mismo (funcin que corresponde exclusivamente a la economa misma) no puede ser ms explcitamente expresado. Tambin as ha sido establecido solemnemente el principio de la propiedad privada con lo que se estimula al patrono a ensanchar ms su empresa para alcanzar los mayores resultados posibles. Estos dos principios determinan las normas directivas para la reorganizacin nacionalsocialista de la economa industrial; aquellas exigen una administracin autnoma cuya misin consiste en asesorar y tutelar a las asociaciones industriales o a los socios que forman parte de ella. Esta administracin tiene el deber de transmitir al gobierno los deseos de los patronos que toman parte en la obra de reconstruccin econmica".11Sin embargo, otros autores argumentan que el sistema econmico del fascismo -tal y como fue implementado por, entre otros, Benito Mussolini y Adolf Hitler- es una mezcla de varias sugerencias econmicas.12Dirigismo y Planificacin indicativaA partir de la dcada de los 70 del siglo XX se introdujo en Japn una innovacin al dirigismo tradicional, que lo transforma en el sistema actual de Planificacin indicativa. La Planificacin indicativa es mas amplia que el dirigismo propiamente tal, en que permite al estado tanto mas discrecin en objetivos como en los medios a utilizar.13 Sin embargo, aun permanece dentro de los limites generales del dirigismo, en que no busca controlar sino coordinar la accin tanto de sectores privados como estatales.Esa nueva aproximacin comenz a difundirse y ponerse en practica en los pases del sudeste de Asia, especficamente: Taiwn, Corea del Sur, Singapur y Hong Kong (despus de su unin con China) etc, pases que llegaron a convertirse rpidamente en los llamados cuatro dragones asiticos. Se ha sugerido que la Repblica Popular China misma ha empezado a implementar medidas derivadas de esta aproximacin.Referencias y notas1. Annelien De Dijn French Political Thought from Montesquieu to Tocqueville2. Annie Petit: Le prtendu positivisme dErnest Renan paragrafo 126 - 147 (en frances en el original)3. Tibor Ivn Berend the Origens and Characteristics of economic dirigisme en An Economic History of Twentieth-century Europe (en ingles)4. General Charles de Gaulle5. "En lo que los tres estn de acuerdo es en la intervencin en la economa en asuntos estratgicos, en la creacin de grupos industriales y financieros que sean campeones nacionales, y en la necesidad de que los tecncratas de los rganos independientes se plieguen a los elegidos en las urnas." Llega el dirigismo que quiere ZP, pero con ms 'glamour'6. Sarkozy, propone un "fondo nacional" para la reindustrializacin7. The Daily Star - 'Youssef Chaitani's 'Post-Colonial Syria and Lebanon' chronicles the history of division between the neighbors'. 17 October 2007.8. Tibor Ivan Berend, An Economic History of Twentieth-Century Europe, Cambridge University Press, 2005, p. 939. Giuseppe Rinaldi, (2009) ECONOMIA DELLA GERMANIA NAZISTA (1.1)10. Cassaniti Graziana (2010) I totalitarismi11. Cesare Santoro en "La Alemania de Hitler", capitulo XI La Economa en la Nueva Alemania12. David Baker, "The political economy of fascism: Myth or reality, or myth and reality?" New Political Economy, Volume 11, Issue 2 June 2006, pages 227 25013. Por ejemplo, Ha-Joon Chang argumenta que la aproximacin permite que el estado acte aun contra las seales de mercado, generalmente, pero no siempre, para aumentar eficiencia y promover crecimiento en: Industrial Policy: Can We Go Beyond an Unproductive Confrontation? p 2Bibliografa La economa poltica del franquismo (1940-1970): dirigismo, mercado y planificacin / Manuel-Jesus Gonzlez Gonzlez. Madrid: Editorial Tecnos:, 1979 Prensa, Del Movimiento Al Socialismo: 60 Aos De Dirigismo Informtico.- Juan Snchez Rada.- Fragua 1996 Dirigismo.- Ballv, Faustino (Autor) Guatemala, Guatemala: Centro de Estudios Econmico Sociales - CEES -, 15-09-1963, c1963 ISBN: 1609-8226 EL DOLOROSO "ADIEU" AL DIRIGISMO ESTATAL.- Carlos Fernando Barciela Lpez.- Economa exterior: estudios de la revista Poltica Exterior sobre la internacionalizacin de la economa espaola, ISSN 1137-4772, N. 29, 2004, pags. 73-86 Medios de Comunicacin de Masas: control y dirigismo en la era de la digitalizacin. - Roberto Surez Candel | (en lnea) Universidad Pompeu Fabra, Barcelona "The political economy of fascism: Myth or reality, or myth and reality?".- David Baker, New Political Economy, Volume 11, Issue 2 June 2006, pages 227 250. Le Colbertisme "high tech": conomie des Telecom et du Grand Projet.- lie Cohen, (Paris: Hachette, 1992) ISBN 2-01-019343-1.

MercantilismoEl mercantilismo se desarroll entre los siglos XVI y XVIII. Los mercantilistas crean que la riqueza de un pas estaba en la cantidad de oro que tena y pensaban que el comercio con otros pases, si era favorable para un pas, tena que aumentar su cantidad de metales. Pedan al estado una poltica favorable a los intereses nacionales, es decir, una poltica proteccionista que favoreciera los productos nacionales y no la libre competencia. Asimismo, eran partidarios del proteccionismo frente al librecambismo. Gerard de Malynes Edward Misselden Thomas Mun Jean Bodin Jean Baptiste Colbert Josiah Child William Petty John Locke Charles Davenant Dudley North Ferdinando Galiani James Denham-SteuartMercantilismo

Cuadro de Le Lorrain que representa un puerto de mar francs de 1638, en el momento cumbre del mercantilismo.Se puede entender al mercantilismo como un conjunto de ideas polticas o ideas econmicas que se desarrollaron durante los siglos XVI, XVII y la primera mitad del XVIII en Europa. Se caracteriz por una fuerte intervencin del Estado en la economa. Consisti en una serie de medidas tendentes a unificar el mercado interno y tuvo como finalidad la formacin de Estados-nacin lo ms fuerte posible.Contenido 1 Introduccin 2 Doctrina econmica mercantilista 2.1 El mercantilismo como conjunto de ideas econmicas 2.2 Interpretacin histrica del mercantilismo 2.3 La poca mercantilista 2.4 Las ideas mercantilistas 2.5 El mercantilismo como proceso econmico 3 Polticas mercantilistas 3.1 En Francia 3.2 En Inglaterra 3.3 En Espaa 3.4 En otros pases 4 Crticas 5 Legado 5.1 Ideas mercantilistas supervivientes 5.2 Herencia poltica 6 Referencias 6.1 Notas 6.2 Bibliografa 6.3 Fuentes 6.4 Otras lecturas 7 Vase tambin 8 Enlaces externos

IntroduccinEl mercantilismo es el conjunto de ideas econmicas que consideran que la prosperidad de una nacin-estado depende del capital que pueda tener, y que el volumen global de comercio mundial es inalterable. El capital, que est representado por los metales preciosos que el estado tiene en su poder, se incrementa sobre todo mediante una balanza comercial positiva con otras naciones (o, lo que es lo mismo, que las exportaciones sean superiores a las importaciones). El mercantilismo sugiere que el gobierno dirigente de una nacin debera buscar la consecucin de esos objetivos mediante una poltica proteccionista sobre su economa, favoreciendo la exportacin y desfavoreciendo la importacin, sobre todo mediante la imposicin de aranceles. La poltica econmica basada en estas ideas a veces recibe el nombre de sistema mercantilista.Los pensadores mercantilistas preconizan el desarrollo econmico por medio del enriquecimiento de las naciones gracias al comercio exterior, lo que permite encontrar salida a los excedentes de la produccin. El Estado adquiere un papel primordial en el desarrollo de la riqueza nacional, al adoptar polticas proteccionistas, y en particular estableciendo barreras arancelarias y medidas de apoyo a la exportacin.

Jakob Fugger el Rico, pintado por Alberto Durero (1519) justo cuando estaba realizando el negocio del siglo: el prstamo a Carlos I de Espaa que le permiti convertirse en Carlos V de Alemania, al financiar los cuantiosos sobornos de su eleccin imperial. Los impuestos con los que se pensaba devolver el crdito provocaron la Guerra de las Comunidades en Castilla. Poco antes, las maniobras teolgico-financieras del papado provocaron, tambin en Alemania, la Reforma luterana. Resulta comprensible que en la poca se entendiese a la economa como algo explicable desde un punto de vista secular, no nicamente religioso, un juego de suma cero en que slo se gana lo que otro pierde y estrechamente vinculado al poder poltico.El mercantilismo como tal no es una corriente de pensamiento. Marca el final de la preeminencia de la ideologa econmica del cristianismo (la crematstica), inspirada en Aristteles y Platn, que rechazaba la acumulacin de riquezas y los prstamos con inters (vinculados al pecado de usura). Esta nueva corriente econmica surge en una poca en la que los reyes desean poseer el mximo de oro posible. Las teoras mercantilistas buscan ese objetivo y desarrollan una problemtica basada en el enriquecimiento. Esta corriente se basa en un sistema de anlisis de los flujos econmicos muy simplificado en el que, por ejemplo, no se tiene en cuenta el papel que desempea el sistema social.Fue la teora predominante a lo largo de toda la Edad Moderna (desde el siglo XVI hasta el XVIII), poca que aproximadamente indica el surgimiento de la idea del Estado Nacin y la formacin econmico social conocida como Antiguo Rgimen en Europa Occidental. En el mbito nacional, el mercantilismo llev a los primeros casos de intervencin y significativo control gubernativo sobre la economa, y fue en este periodo en el que se fue estableciendo gran parte del sistema capitalista moderno. Internacionalmente, el mercantilismo sirvi indirectamente para impulsar muchas de las guerras europeas del periodo, y sirvi como causa y fundamento del imperialismo europeo, dado que las grandes potencias de Europa luchaban por el control de los mercados disponibles en el mundo.Como agente unificador tendente a la creacin de un estado nacional soberano, el mercantilismo tuvo en contra dos fuerzas: Una, ms espiritual-jurdica que poltica-econmica, fueron los poderes universales: la Iglesia y el Imperio, la otra, de carcter predominantemente econmico fue el particularismo local, con la dificultad que produce a las comunicaciones y la pervivencia de la economa natural (en determinadas zonas los ingresos del estado eran en especie y no en dinero); mientras que la pretensin mercantilista es que el mercado cerrado sea sustituido por el mercado nacional y las mercancas como medida de valor y medio de cambio sean remplazadas por el oro. El mercantilismo ve la intervencin del estado como el medio ms eficaz para el desarrollo econmico.Otra tendencia del mercantilismo era robustecer hacia el exterior el poder del Estado, subordinando la actividad econmica hacia ese objetivo, e interesndose por la riqueza en cuanto sirva de base para ella. El liberalismo considerar a la riqueza como preciosa para el individuo, y por ende, digna de ser alcanzada como fin en s misma: si el particular no debe pensar ms que enriquecerse, es un hecho puramente natural e involuntario que la riqueza de los ciudadanos contribuya a aumentar la riqueza del estado. En cambio, para los mercantilistas, la riqueza privada es simplemente un medio, y como tal se subordina al estado y a sus fines de dominio.A lo largo de este periodo durante el cual las hiptesis evolucionaron, aparece una literatura compleja, que da idea de que existe una corriente vagamente unificada. En el Siglo XIX, se extender por la mayora de las naciones europeas, adaptndose a las caractersticas nacionales. Entre las escuelas mercantilistas se distingue: el bullionismo (o mercantilismo espaol) que propugna la acumulacin de metales preciosos; el colbertismo (o mercantilismo francs) que por su parte se inclina hacia la industrializacin; y el comercialismo (o mercantilismo britnico) que ve en el comercio exterior la fuente de la riqueza de un pas.A partir de esa poca, las cuestiones econmicas dejan de pertenecer a los telogos. La Edad Moderna marca un giro con la progresiva autonoma de la economa frente a la moral y la religin as como frente a la poltica. Esta enorme ruptura se realizar por medio de consejeros de los gobernantes y por los comerciantes.1 Esta nueva disciplina llegar a ser una verdadera ciencia econmica con la fisiocracia. Entre los muchos autores mercantilistas, hay que destacar a Martn de Azpilicueta (1492-1586), Toms de Mercado (1525-1575), Jean Bodin (15301596), Antoine de Montchrtien (15761621), o William Petty (16231687).La confianza en el mercantilismo comenz a decaer a finales del siglo XVIII, momento en el que las teoras de Adam Smith y de otros economistas clsicos fueron ganando favor en el Imperio Britnico, y en menor grado en el resto de Europa (con la excepcin de Alemania, en donde la Escuela Histrica de Economa fue la ms importante durante todo el siglo XIX y comienzos del XX). Adam Smith, que lo critica con dureza en su obra titulada Una investigacin sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones (conocida comnmente como La riqueza de las naciones), califica el mercantilismo como una economa al servicio del Prncipe.Curiosamente, y si bien haba sido una antigua colonia britnica, los Estados Unidos de Amrica no se adhirieron a la economa clsica, sino al rgimen econmico que fue llamado sistema americano (una forma de neo-mercantilismo) a travs de las polticas de Alexander Hamilton, Henry Clay, Abraham Lincoln y por lo que ms tarde seran las prcticas econmicas del Partido Republicano, que a su vez se reflejaron en las polticas de los historicistas alemanes y economistas como Friedrich List. Esto dur hasta el surgimiento del New Deal tras la crisis de 1929.Hoy en da la teora del mercantilismo es rechazada por la mayora de los economistas, si bien algunos de sus elementos en ocasiones son vistos de forma positiva por algunos, entre los cuales cabe citar a Ravi Batra, Pat Choate, Eammon Fingleton, o Michael Lind.2Doctrina econmica mercantilistaEl mercantilismo como conjunto de ideas econmicasCasi todos los economistas europeos de entre 1500 y 1750 se consideran hoy en da como mercantilistas. Sin embargo, estos autores no se vean a s mismos como partcipes de una sola ideologa econmica, sino que el trmino fue acuado por Victor Riquetti, Marqus de Mirabeau en 1763, y fue popularizado por Adam Smith en 1776. De hecho, Adam Smith fue la primera persona en organizar formalmente muchas de las contribuciones de los mercantilistas en su libro La Riqueza de las Naciones.3 La palabra procede de la palabra latina mercari, que tiene el sentido igual al castellano mercantil, en el sentido de llevar a cabo un negocio, y que procede de la raz merx que significa mercanca. Fue utilizada inicialmente slo por los crticos a esta teora, tales como Mirabeau y Smith, pero pronto fue adoptada por los historiadores.El mercantilismo en s no puede ser considerado como una teora unificada de economa. En realidad no hubo escritores mercantilistas que presentasen un esquema general de lo que sera una economa ideal, tal y como Adam Smith hara ms adelante para la economa clsica. En su lugar, el escritor mercantilista tenda a enfocar su atencin en un rea especfica de la economa.4 Sera despus del periodo mercantilista cuando los estudiosos que vinieron posteriormente integrasen las diversas ideas en lo que llamaran mercantilismo, como por ejemplo Eli F. Heckscher5 que ve en los escritos de la poca a la vez un sistema de poder poltico, un sistema de reglamentacin de la actividad econmica, un sistema proteccionista y tambin un sistema monetario con la teora de la balanza comercial. Sin embargo, algunos tericos rechazan completamente la idea misma de una teora mercantilista, argumentando que da una falsa unidad a hechos dispares.6 El historiador del pensamiento econmico Mark Blaug hace notar que el mercantilismo fue calificado con el paso del tiempo como molesto equipaje, diversin de historiografa, y de gigantesco globo terico.7Hasta cierto punto, la doctrina mercantilista en s misma haca imposible que existiese una teora general econmica. Los mercantilistas vean el sistema econmico como un juego de suma cero, en donde la ganancia de una de las partes supona la prdida de otra, o siguiendo la famosa mxima de Jean Bodin no hay nada que alguien gane que otro no pierda (Los Seis libros de la Repblica). Por tanto, cualquier sistema de polticas que beneficiasen a un grupo por definicin tambin haran dao a otro u otros, y no exista la posibilidad de que la economa fuese empleada para maximizar la riqueza comn, o el bien comn.8 Parece que los escritos de los mercantilistas se hubieran hecho para justificar a posteriori una serie de prcticas, ms que para evaluar su impacto y determinar as el mejor modo de llevarlas a trmino.9El mercantilismo es, por tanto, una doctrina o poltica econmica que aparece en un periodo intervencionista y describe un credo econmico que prevaleci en la poca de nacimiento del capitalismo, antes de la Revolucin industrial.10Las primeras teoras mercantilistas desarrolladas a principios del Siglo XVI estuvieron marcadas por el bullionismo (del ingls bullion: oro en lingotes). A ese respecto, Adam Smith escriba:La doble funcin que cumple el Dinero, como instrumento de comercio y como medida de los valores, ha hecho que se produzca de modo natural esa idea popular de que el Dinero hace la riqueza, o que la riqueza consiste en la abundancia de oro y plata []. Se razona de la misma manera con respecto a un pas. Un pas rico es aqul en el que abunda el dinero, y el medio ms sencillo de enriquecer el suyo, es amasar el oro y la plata []. Debido al creciente xito de estas ideas, las diferentes naciones de Europa se han dedicado, aunque sin demasiado xito, a buscar y acumular oro y plata de todas las maneras posibles. Espaa y Portugal, poseedores de las principales minas que proveen a Europa de esos metales, han prohibido su exportacin amenazando con graves represalias, o la han sometido a enormes tasas. Esta misma prohibicin ha formado parte de la poltica de la mayora de las naciones de Europa. Uno la encuentra incluso donde menos lo esperara, en algunas antiguas actas del parlamento de Escocia, que prohben, bajo fuertes penas, transportar oro y plata fuera del reino. La misma poltica se puso en marcha en Francia y en Inglaterra11

Thomas Gresham, comerciante y financiero ingls.Durante ese periodo, importantes cantidades de oro y plata fluan desde las colonias espaolas del Nuevo Mundo hacia Europa. Para los escritores bullionistas, como Jean Bodin o Thomas Gresham, la riqueza y el poder del Estado se miden por la cantidad de oro que poseen. Cada nacin debe pues acrecentar sus reservas de oro a expensas de las dems naciones para hacer crecer su poder. La prosperidad de un Estado se mide, segn los bullionistas, por la riqueza acumulada por el gobierno, sin mencionar la Renta Nacional. Este inters hacia las reservas de oro y plata se explica en parte por la importancia de esas materias primas en tiempos de guerra. Los ejrcitos, que contaban con muchos mercenarios, eran pagados con oro y quitando a los pocos pases europeos que controlaban las minas de oro y plata, la principal manera de obtener esas materias primas era el comercio internacional. Si un Estado exportaba ms de lo que importaba, su balanza del comercio (lo que corresponde en nuestros das a la balanza comercial) era excedentaria, lo que se traduca en una entrada neta de dinero.Esto llev a los mercantilistas a proponer como objetivo econmico el tener un excedente comercial. Se prohiba estrictamente la exportacin de oro. Los bullionistas tambin eran partidarios de poner en marcha altas tasas de inters para animar a los inversores a invertir su dinero en el pas.En el Siglo XVIII se desarroll una versin ms elaborada de las ideas mercantilistas, y que rechazaba la visin simplista del bullionismo. Esos escritores, como Thomas Mun, situaban como principal objetivo el crecimiento de la riqueza nacional, y aunque segua considerando que el oro era la riqueza principal, admitan que existan otras fuentes de riqueza, como las mercancas.(...) no es la gran cantidad de oro y plata lo que constituye la verdadera riqueza de un Estado, ya que en el mundo hay Pases muy grandes que cuentan con abundancia de oro y plata, y que no se encuentran ms cmodos, ni son ms felices []. La verdadera riqueza de un Reino consiste en la abundancia de las Mercancas, cuyo uso es tan necesario para el sostenimiento de la vida de los hombres, que no pueden pasarse de ellas12El objetivo de una balanza comercial excedentaria segua persiguindose pero desde ese momento se vea interesante importar mercancas de Asia por medio de oro para revender luego esos bienes en el mercado europeo con importantes beneficios.Y para dejar la cosa an ms clara, cuando decimos [] que 100.000 libras exportadas en efectivo pueden servir para importar el equivalente aproximado de 500.000 libras esterlinas en mercancas de las Indias Orientales, hay que entender que la parte de esa suma que puede llamarse con propiedad nuestra importacin, al ser consumida en el reino, tiene un valor de unas 120.000 libras esterlinas anuales. De manera que el resto, es decir 380.000 libras, es mercanca exportada al extranjero bajo la forma de nuestros tejidos, nuestro plomo, nuestro estao, o de cualquier otro producto de nuestro pas, con gran aumento del patrimonio del reino y eso en el tesoro, por lo que podemos concluir que el comercio de las Indias Orientales provee a ese fin.13Esta nueva visin rechazaba a partir de ese momento la exportacin de materias primas, que una vez transformadas en bienes finales constituan una importante fuente de riqueza. Mientras el bullionismo haba favorecido la exportacin en masa de lana de Gran Bretaa, la nueva generacin de mercantilistas apoyaba la prohibicin total de exportar materias primas y propugnaba el desarrollo de industrias manufactureras domsticas. Al necesitar las industrias importantes capitales, en el Siglo XVIII se vio una reduccin de las limitaciones contra la usura. Como muy bien demostr William Petty, la tasa de inters se ve como una compensacin por las molestias ocasionadas al prestador al quedar sin liquidez. Un resultado de esas teoras fue la puesta en marcha de las Navigation Acts a partir de 1651, que dieron a los barcos ingleses la exclusiva en las relaciones entre Gran Bretaa y sus colonias, prohibiendo a los holandeses el acceso a ciertos puertos para restringir la expansin de los Pases Bajos.Las consecuencias en materia de poltica interior de las teoras mercantilistas estaban mucho ms fragmentadas que sus aspectos de poltica comercial. Mientras Adam Smith deca que el mercantilismo apelaba a controles muy estrictos de la economa, los mercantilistas no estaban de acuerdo entre s. Algunos propugnaban la creacin de monopolios y otras cartas patentes. Pero otros criticaban el riesgo de corrupcin y de ineficacia de tales sistemas. Muchos mercantilistas tambin reconocan que la instauracin de cuotas y de control de precios propiciaba el mercado negro.En cambio, la mayor parte de los tericos mercantilistas estaban de acuerdo en la opresin econmica de los trabajadores y agricultores que deban vivir con unos ingresos cercanos al nivel de supervivencia, para maximizar la produccin. Unos mayores ingresos, tiempo libre suplementario o una mejor educacin de esas poblaciones contribuiran a favorecer la holgazanera y perjudicaran la economa.14 Esos pensadores vean una doble ventaja en el hecho de disponer de abundante mano de obra: las industrias que se desarrollaban en esa poca precisaban de mucha mano de obra y adems eso reforzaba el potencial militar del pas. Los salarios se mantienen pues a un bajo nivel para incitar a trabajar. Las leyes de pobres (Poor Laws) en Inglaterra persiguen a los vagabundos y hacen obligatorio el trabajo. El ministro Colbert har trabajar a nios con seis aos en las manufacturas de Estado.La reflexin sobre la pobreza y su papel social en la Edad Moderna cobr importancia sobre todo tras la Reforma Protestante y los diferentes papeles que a la predestinacin y el triunfo personal daban la teologa de Lutero, Calvino o la Contrarreforma. La opinin catlica tradicional se asociaba al mantenimiento del Antiguo Rgimen, sancionando el ocio de los privilegiados y considerando la condena del trabajo como un castigo divino, mientras que las sociedades donde triunf el protestantismo parecan adecuarse ms a los nuevos valores burgueses.15 La valoracin tradicional de los pobres los vea como ms cercanos a Dios, y las instituciones de caridad no se vean como medios de erradicar la pobreza, sino de paliar sus efectos. No obstante, entre los catlicos tambin se incluye la obra de Juan Luis Vives De subventione pauperum. Sive de humanis necessitatibus libri II (Los dos libros de la subvencin a los pobres o de la necesidad humana. Brujas, 1525), que trata el problema de la mendicidad buscando soluciones en las instituciones pblicas, que deben socorrer a los verdaderos pobres y hacer trabajar a los que slo son vagos; para ello consideraba preciso una organizacin de la beneficencia y una reforma del sistema sanitario, de asilo. Siguiendo sus ideas se organiz la actuacin contra la pobreza en la ciudad de Brujas.Interpretacin histrica del mercantilismoEn efecto, no se puede hablar de una escuela mercantilista, pues para poder hablar de una escuela debe existir