Realidad romántica en el aula - primeros pasos hacia la VG

  • View
    214

  • Download
    1

Embed Size (px)

Text of Realidad romántica en el aula - primeros pasos hacia la VG

  • La realidad romntica en el aula: primeros pasos hacia la violencia machista

    Kika Fumero

  • La realidad en el aula

  • Como profesora feminista y coeducadora me preocupa, no slo mi alumnado, sino ms an el resto de la comunidad educativa, en especial aquella parte que no ve en la manera de relacionarse de nuestras y nuestros adolescentes en general indicios de violencia, de desigualdad. Hacer odos sordos o echar la vista a un lado argumentando sentencias del tipo son cosas de adolescentes, ya aprendern o ya espabilarn las chicas, forma parte de esos primeros pasos para que ellos mismos (el alumnado en general) sigan interiorizando conductas y actitudes que no fomentan en absoluto unas relaciones afectivas y sexuales igualitarias y saludables. Algunas personas creen que la adolescencia, por se la edad en la que comienzas a despertar al amor y a experimentar tus primeras relaciones, es el momento ideal para hablar de aquellos valores de igualdad entre mujeres y hombres que persigue que establezcan relaciones igualitarias. Sin embargo, en esa edad ya asistimos en el aula, en el patio y por los pasillos a un espectculo de hormonas espectacular, y observamos cmo ya las relaciones sentimentales y sexuales que establecen acusan, en muchos casos (muchos ms de los que nos gustara creer) indicios claros de violencia y de relaciones nada sanas. Se reproduce en la juventud mitos que ligan las relaciones afectivas con el control, los celos, los sacrificios extremos y desmesurados por parte de las chicas y el abandono de s en manos del ser amado. Ellas en s mismas, como seres individuales, se difuminan y pasan a un segundo plano. Y qu es lo peor de todo? Pues que, a menos que sea algo sumamente escandaloso, lo dejamos pasar. Y al dejarlo pasar, lo consentimos. Y al consentirlo, lo autorizamos. Porque eso es el amor

  • Tal y como dice Marcela Lagarde, no podemos legitimar - como se suele hacer hoy en da- la afectividad como algo vlido y positivo en s misma, per s, porque si lo hacemos, puede suceder algo muy peligroso, y es que aquello que sentimos se legitima. No vale el Ah, es que yo lo siento as Tenemos que inculcarles que, efectivamente, se puede sentir y pensar de otra manera. Incluso de otras maneras. Como bien afirma Coral Herrera, otras formas de amar son posibles.

  • Vivimos en una sociedad heterosexista y patriarcal. Tanto el

    profesorado como las casas editoriales y aquellas personas que redactan

    y elaboran los materiales didcticos que se utilizan posteriormente en

    los centros educativos son producto de esa sociedad, de esa cultura. Si

    fundamos la escuela a partir de este modelo, seguiremos construyendo

    una sociedad machista y, por tanto, violenta.

  • El ao pasado trabaj duro el amor romntico con mi alumnado de 1 de Bachillerato. Era un grupo de

    alumno moderno, actual, que ya haban recibido alguna formacin en materia de gnero e igualdad. No

    tanto en materia de amor romntico en s misma, pero s les haban ya explicado qu era el machismo, el

    sexismo y que no deba ser as. Sin embargo, aunque la teora se la saban, no podan evitar sentir que los

    celos eran sntomas de amor, y que estaba mal insultar, pero a veces se les iba la olla y las insultaban,

    pero nada que fuera ms all de eso. Tuve chicos que me dijeron directamente Yo no dejo que mi novia

    salga sola con sus amigos (varones). De m no se vacila nadie. Si quiere estar conmigo, est conmigo; si

    quiere estar con todos, pues que se largue. Ella es libre. Lo que ms me asombr no fue el comentario y

    la actitud serena con que lo formulaba del chico, sino cmo el resto de compaeras y compaeros -que lo

    conocan- lo excusaban diciendo Profe, no se asuste. l es as, pero en el fondo tiene un corazn

    enorme. Este machismo benvolo - que le otorga a la chica el beneplcito de dejar la relacin si no

    acata sus normas, pero que la condena a la sumisin y a la exclusividad si quiere su corazn- es el que

    ms presente est hoy en da entre nuestros adolescentes - y entre nosotras, las personas adultas, tambin.

  • El Amor Romntico en el aula

    16 y 17 aos

    De m no se re nadie.

    Ella es libre de irse si quiere estar con los dems, pero si quiere estar conmigo es conmigo = O yo o los dems: elige!

    Si un hombre le da una torta o una paliza a una mujer, siempre es por algo. Los hombres ya no pegamos porque s.

  • A principio de este ao, haciendo un sondeo en un

    grupo de ATU (la asignatura que es la alternativa

    a religin), les hice dos preguntas a un grupo de 4

    de la ESO y 1 de Bachillerato acerca de que cmo

    sentan ellas y ellos que estaban enamorados y en

    qu notaban que otra persona estaba enamorada

    de ellas y ellos. La respuesta fue la que ven en la

    siguiente diapositiva.

  • El Amor Romntico en el aula

  • Se inserta una diapositiva a parte sobre los celos, porque llama la atencin con qu frecuencia estaban presentes entre las respuestas a ambas preguntas. Esta es la idea que tienen los chicos y chicas sobre lo que es el amor. A estas edades tienen perfectamente asumida la creencia de que los celos son un signo de amor y que, incluso, es el requisito indispensable de un verdadero amor.""Es cierto que muchas dicen que no, pero luego te miran y por lo bajo te dicen: Bueno, profe, un poquito al menos; es que si no.""Y nos preguntamos: esto es realmente el amor?

  • LOS CELOS

  • El filsofo Ortega y Gasset, en su libro Estudios sobre el amor, el enamoramiento vena a ser un estado de estupidez transitoria. Sin embargo, muchos autores lo describen como una constante humana universal, ya que est presente en todas las culturas y porque nuestra capacidad de amar es inherente a nuestra condicin humana. Difiere, eso s, la manera en que amamos y construimos socialmente ese amor. A este respecto, cada cultura es distinta. Y la nuestra es bastante compleja como para resumirlo en dos lneas.!"Sin que sirva de precedente (ya que las definiciones y el contenido de la RAE dan para un congreso entero), vmonos a la RAE (que muy probablemente es lo que sugeriramos a nuestro alumnado) y veamos con qu definicin se encontrarn nuestros adolescentes en su paseo por el DRAE:

  • "1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia,

    necesita y busca el encuentro y unin con otro ser.""2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando

    reciprocidad en el deseo de unin, nos completa, alegra y da energa para convivir, comunicarnos y crear."

    "3. m. Sentimiento de afecto, inclinacin y entrega a alguien o algo."4. m. Tendencia a la unin sexual."5. m. Blandura, suavidad. Cuidar el jardn con amor 6. m. Persona amada. U. t. en pl. con el mismo significado que en sing. Para llevarle un don a sus

    amores 7. m. Esmero con que se trabaja una obra deleitndose en ella."8. m. p. us. Apetito sexual de los animales."9. m. ant. Voluntad, consentimiento."10. m. ant. Convenio o ajuste."11. m. pl. Relaciones amorosas."12. m. pl. Objeto de cario especial para alguien."13. m. pl. Expresiones de amor, caricias, requiebros.

    El Amor (DRAE)

  • Qu es el Amor Romntico para nuestro alumnado?

    - Es cuando una persona nos despierta algo dentro que !nos calma y nos sentimos protegidas!"- Es cuando ests ms a gusto con esa persona que con los dems. Te llena como nadie.""- Se expresa entregndote a esa persona.!"- Cuando ves a esa persona, es el latido que te falta.

    Se tragaron el diccionario??

  • Qu pasa entonces?No, efectivamente, el comportamiento de nuestro alumnado en sus relaciones afectivas y sexuales no es culpa del DRAE. Pero est claro es que algo ha pasado. Es evidente que el imaginario de todas y todos ellos ya est trazado y ya tienen perfectamente asimilada e interiorizada toda una serie de actitudes y conductas. "

    Qu pasa entonces?""

    Pues que hemos sido socializadas y socializados segn nuestro gnero. Y, lo peor de todo, en esa socializacin, nadie nos ha enseado a nosotras, las chicas, el amor ms importante que existe para que nuestras maquinarias funcionen bien y seamos capaces de dar amor del bueno: nadie nos ha enseado a amarnos y a respetarnos a nosotras mismas, a velar por nuestra autonoma, a fomentar nuestra capacidad de autoconfianza y superacin. La socializacin diferenciada con la que nos educan es mortal para las nias y las adolescentes, y nada sana para los chicos. La educacin diferenciada por sexo, hace que nos situemos en planos distintos a la hora de relacionarnos segn seas chico o chica. Y esa educacin tradicional, esas costumbres, sitan a la chica en una situacin de desigualdad.

  • Veamos rpidamente en las siguientes diapositivas- cmo crecemos:""

    Para empezar estn los mandatos de gnero, que ya crean diferencias desde el nacimiento. Por mandato de gnero entendemos normas morales y actitudinales, as como las expectativas que desde la sociedad y la familia nos inculcan a los chicos por un lado y a las chicas por otro. Para qu nos educan? Qu se espera de nosotras y nosotros?""Los estereotipos de gnero que transmiten los cuentos consideran que las mujeres son sumisas, dependientes, pasivas, ms emocionales y centradas en los sentimientos y las relaciones; mientras que los hombres se caracterizan por su autonoma, asertividad, fortaleza, seguridad, por ser protectores y rescatadores de nuestra crcel, que es el hasto de una vida sin ellos. Se considera que ellos son ms racionales y estn centrados en los problemas, ms orientados a metas y centrados en el xito y en el logro individual. "Deberamos ser conscientes de que la repercusin que tiene el gnero en nuestras vidas cotidianas es tan grande y, en ocasiones, tan demoledora y destructiva, que n