of 11/11
1 Amaranta Número 2, 22 de junio del 2014

Revista de Literatura infantil y juvenil "Amaranta"

  • View
    229

  • Download
    5

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

Text of Revista de Literatura infantil y juvenil "Amaranta"

  • 1

    Amaranta

    Nmero 2, 22 de junio del 2014

  • 2

  • 3

    Amaranta es una revista de literatura infantil y juvenil que pretende

    aportar al desarrollo lector en Chile. Nuestro principal objetivo es entregar

    herramientas a la luz de la teora a aquellos mediadores de la literatura

    infantil y juvenil, con mayor nfasis a los docentes. Apostamos no tan slo a

    que una adecuada seleccin de las obras permite una temprana inmersin a

    la literatura. Sino que tambin es necesario un riguroso anlisis de las

    obras para enriquecer la experiencia de los y las estudiantes para apreciar la

    literatura como manifestacin artstica y cultural presente desde tiempos

    remotos de la Historia.

    Para logar el objetivo, este este nmero cuenta con un artculo, una crtica,

    una propuesta pedaggica y una lectura en voz alta, el que se presenta 2

    obras de la Tradicin oral como lo son las leyendas, 1 libro lbum, 1 libro

    saga y una antologa potica.

    Amaranta es un nombre griego, que significa: la que no recae, la que no se

    marchita, esto es para nosotros la literatura en general: una invencin y

    re-invencin de lo cotidiano y de la imaginacin. Es un producto cultural

    que todos tienen derecho a disfrutar y acceder a ella. Por eso, desde esta

    perspectiva es importante un tratamiento en aula de la Literatura infantil y

    juvenil que conmueva a los lectores, que los invite a involucrarse en lo que es

    apreciar la cultura, ser parte de ella y tambin a reinventarla.

    Nuestra visin se sustenta en que la educacin literaria se propone la

    formacin de lectores competentes para comprender y construir significados

    a partir de las obras ledas (Munita, 2010, p.36). De esta forma, se enriquece

    las experiencias de los estudiantes con y desde la literatura, apropindose de

    ella como parte de su propia cultura, puesto que todo ciudadano tiene

    derecho a poder acceder a la literatura y descubrir y compartir una

    herencia humana comn (Machado, p, 1998, 18)

    Finalmente, invitamos a todo aquel que est interesado en ampliar sus

    conocimientos sobre la literatura infantil y juvenil y a reconocer la

    necesidad de replantearnos el modo en que se introduce la literatura en las

    escuelas, a dialogar con esta revista a travs de su lectura por que el lector es

    una figura activa de la comunicacin, por eso les dejamos esta invitacin

    abierta.

  • 4

    Literatura, Producto esttico o dinamismo cultural?

    La literatura es un medio cultural que permite conectarse con la colectividad y con el ser humano

    mismo que habita la Tierra hace muchos aos transformando y creando el mundo a travs de las

    palabras, del lenguaje y de la comunicacin. Cada obra responde a un tiempo determinado, a

    ciertos valores, ideologas y propia cosmovisin. En este sentido, el propsito que sigue este

    documento es visualizar la literatura como manifestacin cultural que responde a ciertos

    contextos comunicativos, especialmente de produccin y recepcin para que los estudiantes

    puedan acceder al disfrute y goce de las diversas obras literarias.

    Lo anterior, se sostiene en una visin de Educacin literaria en que se les ensee a los y las

    estudiantes competencias literarias para que accedan al sentido de las obras (Munita, 2010). En

    esta misma lnea, Lluch (2003) menciona que Toda obra est pensada, escrita o leda en un

    momento determinado. El momento histrico, el circuito literario en el que surgi o el tipo de

    lector condicionan tanto su escritura como su recepcin (p.27). Realizar este ejercicio dentro del

    aula es importante para que los educandos se enfrenten a las obras literarias con una disposicin

    de que los textos no se agotan en la lectura sino que permite acceder al conocimiento de la

    cultura, puesto que pensar la literatura como un espacio de encuentro con ese imaginario, es

    pensarla tambin como un puente para la transmisin y reelaboracin de la

    cultura (Munita, 2010, pp. 26-27).

    Es por lo precedente que se expondr dos obras que responden

    a distintos contextos de produccin, pero que si ambos se llevan

    al aula con una adecuada mediacin pueden enriquecer la

    experiencia temprana del estudiantado. Una de ellas es una

    leyenda mapuche titulada La Gente de la Tierra recopilada por

    Alicia Morel (1982), que trata sobre cmo los mapuches

    lograron constituirse como pueblo a partir de la hazaa de dos hermanos que se

    perdieron de su padre durante una tormenta y stos lograron sobrevivir gracias a

    que fueron adoptados por un Puma y una Chilla quienes les ensearon a ser aguerridos y a

    sobreponerse de la tragedia natural. La otra obra, corresponde al libro-lbum Hugo tiene hambre

    de Silva Schujer y Mnica Weiss (2010) en el que se puede asociar a una denuncia social sobre la

    negligencia del mundo hacia este nio que pasea por la ciudad imaginando que todo lo que ve es

    comida, al final encuentra consuelo a travs de la amistad con un perro que parece sufrir de

    hambre al igual que l.

    Estudiar el contexto de produccin permite dos cosas: acceder al significado de la obra y ampliar el

    conocimiento de mundo, de este modo se valora la obra como artefacto artstica cultural. Si no se

    realizara una introspeccin del contexto, especialmente de obras antiguas y lejanas al lector como

    lo son las leyendas, el nio o la nia que se est iniciando en la lectura puede llegar a odiar el

    relato por no hallarle sentido al texto, y el docente se ver en la obligacin de evaluarlo slo

    porque el contenido est en las bases curriculares de Lenguaje y Comunicacin.

    El tiempo del contexto histrico permite aproximarse a las obras puesto que sta enmarca la obra

    (Lluch, 2009). La leyenda es una narracin de carcter popular, generalmente ligada a un evento

    real, y por lo tanto, a un tiempo y a un espacio especficos, a una comunidad, una cultura (Lluch,

  • 5

    2009, p.70). En La Gente de la Tierra (1982) es posible visualizar la temtica que apunta a ser parte

    de la colectividad, en este caso del pueblo Mapuche, en el que se trata de explicar ciertas

    caractersticas que permiten crear un imaginario colectivo (un nosotros de los mapuches) a

    travs del relato de sucesos maravillosos: -De ahora en adelante ustedes son la gente de la

    tierra, los mapuches que llevan en su sangre la fuerza y la valenta del puma. Este es un pacto

    para siempre entre la raza de ustedes y la ma-dijo el Puma (Morel, 1982, pp.19-20). Es as como

    es posible visualizar que responde a una necesidad de la colectividad, el que haca que los

    mapuches eran iguales por ser una raza fuerte y valiente. En este sentido, conocer el contexto

    histrico en que se cre, en la Amrica precolombina, permite que el lector entienda quizs el por

    qu los mapuches crearon este relato, el que los permite constituirse como cultura digna de

    pertenecer (mirada desde un enfoque de cohesin social).

    En contraste, el libro Hugo tiene hambre (Schujer & Weiss, 2006), se caracteriza por no producirse

    en colectividad, sino por dos personas profesionalizadas: una es escritora en el caso de Schujer y

    Weiss es ilustradora. Este relato se enmarca en un contexto histrico en que predominan las ideas

    post-modernas en que la literatura propone la construccin constante de los sujetos antes de

    primar el propsito de la cohesin social (Colomer, 1999), puesto que lo que realiza esta obra es

    perturbar al lector ante una temtica que puede causar conmociones en la psiquis de las personas

    puesto que el tema parece devastador (Hann, 2009), porque se trata de un nio que sufre de

    hambre ante una sociedad que camina indiferente, siendo que actualmente los Derechos de los

    nios deben estar garantizados.

    Ahora bien, en el mbito del sistema educativo chileno, uno de sus objetivos de aprendizaje

    contempla que el nio ample su conocimiento de mundo a travs de diversas obras literarias, ste

    est presente de modo transversal durante la educacin Bsica en el rea de Lenguaje y

    Comunicacin (Mineduc, 2012). As que los docentes se ven obligados de cierto modo transitar a

    travs de distintas obras. Aunque no esto no se debe ver como una obligacin sino como una

    oportunidad de enriquecer las experiencias lectoras de los estudiantes.

    La literatura infantil se caracteriza por contemplar su lecturabilidad ante un lector que no tiene

    todas las competencias lectoras ni literarias desarrolladas pero s tiene experiencias de su vida

    cotidiana (Colomer, 2010; Lluch, 2003). En este sentido, si se quiere desarrollar competencias en

    los nios para que accedan a las diversas obras se necesita desarrollar el intertexto lector. Y, esta

    misma lnea el analizar el contexto de produccin y de recepcin puede ayudar a los estudiantes a

    ampliar su intertexto lector y su conocimiento de mundo para que accedan a obras tanto de la

    tradicin oral como ms actuales, puesto que la recepcin literaria es una actividad personal que

    est encauzada por los conocimientos y las referencias culturales del individuo receptor

    (Mendoza, 2003, p.21). Por lo tanto conocer la cultura es sumamente importante para desarrollar

    competencias literarias para que puedan acceder al significado y al goce de las obras.

    Ante eso, La Gente de la Tierra, presenta elementos que pueden activar el conocimiento del

    receptor y que lo puede aproximar a una lectura de una obra que se produjo en un contexto

    alejado a su tiempo histrico, pero que sin embargo es un tipo de relato que dentro del contexto

    de produccin permita acercar a los nios de la poca a su propia cultura. En esta parte tambin

    es importante, relevar que este texto presenta como protagonistas a dos hermanos, una nia y un

    nio, en el que los receptores pueden aproximarse a esta lectura.

  • 6

    Pronto fueron expertos cazadores con las enseanzas de su padre adoptivo; aprendieron a

    seguir los rastros, a oler el viento, a percibir los signos de la naturaleza. El Puma empez a

    jugar con ellos para que supieran defenderse, siendo distintos de los que ense al nio los

    juegos y luchas que mostr a la nia (Morel, 1982, p.15).

    En esta parte, es importante, contemplar el contexto de produccin y de recepcin de la poca y

    por cierto de una cultura que sigue viva y presente, para enriquecer la experiencia de los

    estudiantes. Por qu se cuenta la hazaa a travs de dos nios para reivindicar la fortaleza de los

    mapuches? Aqu entra en juego el relacionar la obra con la cosmovisin del pueblo mapuche,

    oportunidad que tendrn los nios para apreciar la leyenda no como un tipo de texto que tiene

    una base real y el resto responde a la imaginacin, eso sera automatizar un concepto. Lo

    importante es que nios y nias apreciaran la leyenda como una obra que trata de dar sentido a la

    humanidad, un tiempo en que no exista la tecnologa de hoy, y en donde para sobrevivir se

    necesitaba la vida colectiva, en que desde nios se pensara que pertenecan a una raza fuerte.

    En cuanto a Hugo tiene Hambre (Schujer & Weiss), tambin ayuda a ampliar el conocimiento de

    mundo porque a pesar de que su contexto de produccin es actual, resulta demandante para

    distintos lectores puesto que su intencin comunicativa se plasma no tan slo en el cdigo escrito

    sino que tambin en la codificacin de las imgenes. En este sentido, el intertexto lector resulta

    clave para interpretar la obra, Por qu se utiliza esa tonalidad en todo el libro? Por qu el

    cabello de la nia parece un plato de tallarines? Son elementos que activan el conocimiento de los

    nios y a la vez lo aproximan a entender que la obra responde a fenmenos que ocurren en la

    sociedad y extrae a aquellos nios que viven permanentemente en una zona de confort ante

    temas problemticos de hoy en da.

    Por lo tanto, es necesario que los docentes aproximen las lecturas a los estudiantes a travs de la

    presentacin y anlisis del contexto de produccin de las obras, esta experiencia enriquecer su

    aproximacin a la literatura y a la misma vez a lo que significa hacer cultura, tanto ahora como en

    el pasado para poder modificarla en un futuro. Estudiar la literatura implica comprometerse a

    analizar la historia y las formas de la cultura. Analizar una cultura de la que uno mismo forma parte

    es un modo de intervenir en esa cultura, ayudndola a mantenerse igual o cambiar (Durant y

    Fabb, 1989, en Mendoza, 2003, p.23). En este sentido el intertexto lector ayuda a ocupar

    herramientas para apelar al contexto de recepcin y avanzar hacia la comprensin a partir del

    contexto de produccin.

    En fin, la educacin literaria a travs de la literatura para nios ayuda a que stos comprendan las

    diversas obras como manifestaciones culturales, que como producto artstico refleja la necesidad

    del ser humano de intervenir en el mundo de expresar y de comunicar. Si la educacin

    contemplase esto, sera muy probable que los nios no se alejen del placer que produce la

    literatura, del goce del conocimiento y de aproximarse a otros modos de ser, ya sea del pasado,

    presente o futuro. Por eso, es necesario tratar la literatura como un dinamismo cultural, en el que

    las puertas estn abiertas y que apelen a los nios como parte de la cultura o de herencias

    culturales.

  • 7

    Ttulo: Antologa de Poesa Infantil

    Recopilacin: Dorys Zeballos

    Ilustraciones: Mnica Lihn

    Datos de Edicin: 1 Edicin 1996, Editorial Arrayn

    N de pginas: 183

    Cunta poesa expuesta por el mundo conmoviendo y desautomatizando a sus moradores!

    Cuntos espacios callejeros tomados por poetas cotidianos que plasman sus letras en los muros

    citadinos y rurales! Esto es porque se ha comprendido que la poesa pertenece a las personas, que

    como artefacto cultural se puede intervenir en el mundo a travs de ella. Pero, en este sentido

    Qu lugar tiene la poesa infantil y juvenil en la apropiacin de este espacio? Hoy en da preocupa

    que mientras la poesa se desplaza a nuevos espacios, la poesa para nios slo quede reducida a

    un espacio educativo sin mayor sentido.

    Antologa de Poesa Infantil es una recopilacin de diversos autores de poesa, como por ejemplo

    Gabriela Mistral, Federico Garca Lorca, Elsa Bornemann, entre otros. En el correr de sus hojas las

    temticas de los poemas giran en torno a la personificacin del sol, la luna, los animales, en el que

    sus versos forman mayoritariamente rimas.

    Esta antologa potica perpeta el carcter didctica de la poesa del antiguo enfoque, en el que se

    instrumentaliza lo escrito para facilitar la enseanza de otros contenidos. Por ejemplo, en la

    mayora de sus poemas la figura literaria ms recurrente es la personificacin, pero Qu intenta

    lograr con este elemento? Se supone que stas deben estar al servicio del lenguaje potico para

    transmitir un sentido mayor, pero sinceramente, no se cumple este propsito en ella. An ms, el

    sentido de la poesa resulta mucho ms dificultoso cuando el foco est centrado en desarrollar la

    mtrica estructurada, en el que se presenta fuertemente la rima en esta recopilacin, como si la

    poesa fuese eso: tratar de que las palabras coincidan fonticamente en la ltima slaba.

    En esta lnea, se visualiza un lector bastante infantilizado, en el que lo nico que merece es una

    poesa interpretada como aquella que tiene rima, versos, estrofas y puede servir para desarrollar

    la conciencia fonolgica y de este modo aprender a codificar ms rpido. Pero se olvidan que la

    principal tarea de la lectura es que los nios comprendan Qu mejor permitir que gocen la poesa

    desde un enfoque esttico?

    No es el propsito juzgar a los autores de los poemas, varios de ellos tienen su trayectoria en el

    desarrollo de la literatura, en un contexto distinto con otro concepto de lo potico. Gabriela

    Mistral, por ejemplo, es ganadora del Premio Nobel y tiene un amplio repertorio de poesa. El

    tema conduce a que la recopilacin se realiz con los enfoques descritos en prrafos anteriores. Se

    omite que hoy en da existe otro tipo de lector, un lector ms exigente y ms activo en su

    sociedad, codifica el mundo y conoce las temticas del mundo adulto y del propio.

    Por lo tanto, es necesario transitar a otro espacio de la poesa infantil, considerar a los lectores y

    no negarles el espacio que ha ganado la poesa en general. Los nios y nias merecen una poesa

    centrada en lo esttico que favorezca el lenguaje potico para desautomatizar la cotidianidad. Si

    quieren acercar a los estudiantes a la poesa no se recomienda esta antologa.

  • 8

    Propuesta Pedaggica

    Ttulo de la obra: La Torre y la Isla (La llave del Tiempo I)

    Autores: Ana Alonso, Javier Pelegrn

    Gnero discursivo: Libro de Saga

    Curso: 6to Bsico

    OA (4): Analizar aspectos relevantes de las narraciones ledas para profundizar su comprensin: identificando las acciones principales del relato y explicando cmo influyen en el desarrollo de la historia explicando las actitudes y reacciones de los personajes de acuerdo con sus motivaciones y las situaciones que viven Objetivo de la propuesta: Describir y analizar la obra aplicando conceptos de mundo literario,

    tiempo narrativo y tipo de personajes en sus argumentos, realizando la comparacin con una obra

    audiovisual. Para la segunda actividad, adems debern realizar sus argumentos a travs de la

    elaboracin de un artculo.

    Actividad hipertextual Para esta actividad hay que considerar varios tiempos pedaggicos previos a la aplicacin de ella

    misma. El libro deber leerse como lectura complementaria pero en varias clases se apelar a l,

    realizando un sondeo de la lectura por captulos, de esta forma la profesora mediar a tiempo

    aquellos elementos que dificulten la comprensin. Cuando se halla cumplido el tiempo acordado

    para leer el libro completo se aplicar la actividad a describir.

    Se activar conocimientos previos con respecto a las pelculas de ciencia ficcin que hayan visto.

    Preguntar cmo es el mundo que se presenta, cmo son los personajes, en qu se caracterizan.

    Luego se ver la pelcula El Sorprende Hombre araa 2 de Marvel que presenta una estructura

    textual similar al libro ledo al igual que su temtica.

    Luego, para intencionar un enfoque de educacin literaria no se pedir directamente a los

    estudiantes que utilicen los conceptos porque puede provocar que fuercen su anlisis. Para tal

    efecto se guiar con preguntas: Cmo son sus personajes, En que se parecen, en que se

    diferencian, cmo ayudan a la comprensin del texto? Cmo es el ambiente en que suceden los

    hechos? Recomiendas estas obras? En qu elementos puedes apoyarte para recomendarlas?

    Para qu edad la recomiendas?

    Actividad de Comunidad de lectores Al igual que la actividad anterior, se debe considerar tiempos previos para el trabajo del libro.

    Luego de la fecha, el curso se reunir y la profesora pedir la opinin del libro, escuchando pero

    realizando preguntas en que inciten a dar argumentos de tipo textual, refirindose a los

    personajes, al tipo de mundo, etc. La profesora explicar que en el cine es posible visualizar

    elementos de los libros, por eso se proceder a ver una pelcula y les dir que deben fijarse en

    aquellos elementos.

  • 9

    Luego se les pedir a los estudiantes que realicen un artculo en que analicen ambas obras e

    identifiquen elementos que pueden ser comunes. Para ello se espera que apliquen conceptos

    estudiados durante el ao acadmico. La profesora revisar los artculos para revisar los

    argumentos y luego realizarn las correcciones Los alumnos expondrn sus artculos en un blog

    creado para la comunidad escolar. Tambin se les solicitar que lean los artculos a nios de cursos

    inferiores, de 4to y de 5to, y se les pedir que los receptores de los artculos entreguen su opinin.

    Justificacin terica

    Colomer (2005) seala que otorgar palabras especializadas para hablar sobre las obras y

    explicitar las reglas que rigen la literatura es una parte fundamental de la programacin literaria

    (p.88) Por ello, se escoge un libro de saga que pertenece al gnero de ciencia ficcin en el que

    responde a ciertas estructuras que pueden resultar complejos para el lector pero cognitivamente

    demandante que, con una adecuada mediacin, los nios a esta edad pueden acceder, puesto que

    a la edad de 12 aos los adolescentes se acercan a un tipo de literatura semejante a los relatos

    para adultos (Lluch, 2009). Por otra parte, se relaciona con una pelcula que apela al contexto del

    lector para realizar conexiones intertextuales porque el libro se dirige a un lector con una

    competencia cultural en plena fase de formacin a partir de otros discursos narrativos (Lluch,

    2003, p.89), uno de ellos es la narracin audiovisual.

    La idea de la propuesta es que utilicen a aquellos conceptos que se les ensea aplicndolo

    realmente en el anlisis literario. Ensear a hablar, a argumentar, a usar el metalenguaje literario

    es una de las lneas bsicas de la enseanza de la literatura en la escuela () es lo que permite que

    los nios puedan juzgar los cuentos ledos a partir de anlisis realmente literario (Colomer, 2005,

    p.89).

  • 10

    Ilustracin 1

  • 11

    Alonso, A. & Pelegrn, J. La Torre y la Isla. Espaa: Editorial Anaya.

    Chambers, A. (2009). Dime. Los nios la lectura y la conversacin. (pp. 11-38; 61-80; 111-122).

    Mxico D.F.: Fondo de Cultura Econmica.

    Colomer, T. (1999). La literatura infantil y juvenil actual. En Introduccin a la literatura infantil y

    juvenil actual. (pp. 107-158). Madrid: Sntesis.

    El Lago Titicaca. Recuperado

    http://cuentosinfantiles.idoneos.com/index.php/Cuentos_mitol%C3%B3gicos/Mitolog%C3%ADa_I

    nca/Leyendas_de_la_Mitolog%C3%ADa_Inca

    Hann, F. (2009). Libros perturbadores: una categora a la sombra. Barataria, 4, 2-10.

    Lluch, G. (2003). Propuesta terica. Un anlisis en tres fases. En Cmo analizamos relatos

    infantiles y juveniles. (pp. 25-45). Bogot: Norma.

    Lluch, G. (2003). Tercera fase: Cmo leemos un relato?. En Cmo analizamos relatos infantiles

    y juveniles. (pp. 59-98). Bogot: Norma.

    Mendoza, A. (2003). Los intertextos: del discurso a la recepcin. (pp. 17-33). Cuenca: Universidad

    de Castilla-La Mancha.

    Chambers, A. (2009). Dime. Los nios la lectura y la conversacin. (pp. 11-38; 61-80; 111-122).

    Lluch, G. (2003). Propuesta terica. Un anlisis en tres fases. En Cmo analizamos relatos

    infantiles y juveniles. (pp. 25-45). Bogot: Norma.

    Lluch, G. (2003). Tercera fase: Cmo leemos un relato?. En Cmo analizamos relatos infantiles

    y juveniles. (pp. 59-98). Bogot: Norma.

    Lluch, G. (2009). Qu criterios utilizamos para valorar la calidad de libros de nios y jvenes?.

    En Cmo reconocer los buenos libros para nios y jvenes. (pp. 41-102). Bogot:

    Fundalectura.

    Schujer, S. & Weiss, M. Hugo Tiene Hambre. Argentina: Editorial Norma.

    Zeballos, D. (Recopilacin). Antologa de poesa Infantil. Santiago: Arrayan Editores