Click here to load reader

Sobre Gould

  • View
    216

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Sobre Gould

Text of Sobre Gould

  • Encomendarse a la Contingencia o dilucidar la complejidad (la paja en el maravilloso granero de Stephen Jay Gould)

    por Carlos Suchowolski

    http//unanuevaconciencia.blogspot.com Pgina 1 de 44

    Inici la lectura de "La vida maravillosa" de Stephen Jay Gould (Editorial Crtica, Drakonos Bolsillo, 2000) con una expectativa que se fue desinflando progresivamente hasta convertirse en decepcin. La informacin de detalle que aporta es sin duda interesante e instructiva para un lego, como en mi caso, aunque un tanto anecdtica en relacin con el objetivo declarado y en cualquier caso insuficiente para sostenerlo. Una tesis que en cuanto intenta convencernos de que los accidentes (las contingencias, en el texto) son posibles, no pasa de ser obvia y tautolgica, y que, tanto por su carcter oscurantista, eclctico y oportunista, as como por las causas que explicaban que as fuera, la hacan de por s merecedora de denuncia y desmantelamiento.

    Lo cierto es que haba acabado por acumular mucho ms que simples peros (como mi virtual amigo Germnico augur que pasara) y, dado el carcter popular del personaje y de sus textos, es decir, su considerable influencia, me sent obligado a no permanecer impvido. Con este libro, me haba comprado Acabo de llegar con la idea de conocer tambin al ltimo Gould, pero tras leer el primero prefer no abordar la lectura de este otro para no verme impulsado a ampliar ms este artculo. Dudo ya que vaya a leer alguna vez esos ensayos. Debo reconocer, por otra parte, haber hallado algunos apuntes positivamente provechosos, particularmente aquellos en los que Gould explica su "pauta de mxima amplitud temprana" (dem, pg. 382), tesis que a primera vista me parece objetiva (y en la lnea de la ciencia tradicional). Desde mi particular punto de vista interesado, considero que confirmaran ciertos efectos colaterales que yo atribuyo al proceso sistemtico, aunque irregular, de complejizacin de la realidad que por mi parte vena observando en el campo de la sociedad humana y el pensamiento. Efectos que podran ser caractersticos de los sistemas complejos en general, es decir, desde su base material ms primaria (y primigenia?), la de la fsica de partculas. A fin de cuentas, Gould me ha dado una inmejorable justificacin para ordenar y exponer mis propios puntos de vista sobre los varios temas involucrados. No obstante, no puedo agradecerle su esfuerzo.

  • Encomendarse a la Contingencia o dilucidar la complejidad (la paja en el maravilloso granero de Stephen Jay Gould)

    por Carlos Suchowolski

    http//unanuevaconciencia.blogspot.com Pgina 2 de 44

    Una tesis cientfica o una cuestin ideolgica

    En primera instancia, se supone que Stephen Jay Gould va a ofrecernos un enfoque alternativo de La Evolucin: Una nueva concepcin de la vida, como titula uno de

    los captulos de su libro. Una tercera alternativa, como la califica, que se fundamentara en la reclasificacin que Whittington, Conway Morris y Briggs realizaron de la fauna de cuerpo blando del Cmbrico descubierta por Walcott en Burgess Shale y que nos debera resultar inmediatamente admisible mediante la simple descripcin de sus especimenes ms significativos. Algo que, segn l mismo confiesa, estuvo a punto de reducir, tentado

    por el diablo, a una an ms simple sucesin de ilustraciones. Un procedimiento que reducira el mtodo cientfico tradicional a una mera exposicin grfica que Gould se atreve a llamar, sin desparpajo alguno, la simple historia y que, con ms desvergenza todava, nos promete que con eso se resolver todo. Lo que Gould no hace (pese a la proporcin que dedica a sus descripciones sucesivas), es intentar explicar la aparicin y posterior existencia de esos actores particulares de la Historia de la Vida (que al parecer se comportaban en lo fundamental como los bichos que conocemos hoy, ya que sin duda nacan, crecan, coman, se reproducan, y moran). Esto, al parecer, era demasiado darwiniano, evolucionista, progresivo y poco novedoso para Gould, quien pretender reducir su significacin al mnimo e incluso ponerla parcialmente (mejor dicho, por momentos) en entredicho. Tampoco, ni mucho menos, establece concatenaciones en el tiempo, ni entre ellos y sus orgenes (la famosa explosin, que resume su aparicin como si se tratara de algo intempestivo) ni con su futuro potencial (sea nuestro presente, el de los dinosaurios o el de los animales que los sucedieron en el tiempo). De algn modo, parece trasmitir que muchas cosas, y no slo la extincin de esa maravillosa, extraa y sagrada fauna, naci de la casualidad.

    As, la indudable interrupcin del proceso evolutivo de muchos de los phylums o troncos que desfilan en la Parada organizada por Gould, proceso que decidi denominar diezmacin extendindolo sin dudar en lo ms mnimo a la inmensa mayora de aquellos (aunque hoy en da, el nmero de los discontinuados se considera menor) vendra a demostrarnos, siempre segn el autor de La

    vida maravillosa, que no slo ella sino toda la vida sobre la Tierra (al menos la posterior) habra sido principalmente contingente. Es ms, para Gould es prcticamente

  • Encomendarse a la Contingencia o dilucidar la complejidad (la paja en el maravilloso granero de Stephen Jay Gould)

    por Carlos Suchowolski

    http//unanuevaconciencia.blogspot.com Pgina 3 de 44

    remota o en todo caso completamente marginal la posibilidad de que aquellos primitivos y extraos phylums, desaparecidas de la faz de la Tierra (estrictamente, de las profundidades de los ocanos cmbricos), dejaran ni tan siquiera rastros de su paso en los posteriores seres vivientes de La Tierra, no siendo capaz de admitir seriamente que su conducta, o sea, su teleonoma, fuese la bsica de todos los seres ni el cmo o el por qu (las causas) de que esta indudable ley bsica de la naturaleza continuase operando. Es de suponer que Gould, haya lamentado incluso que la simple historia no mostrara mucha ms inestabilidad e irregularidad que la constitucional (taxonmica) o que su narrador (el tocador de cintas, en su reiterada metfora) no hubiese sido algn guionista de Hollywood de ciencia ficcin de serie B de los 50, pobremente imaginativo y ms pobremente informado desde el punto de vista cientfico. Pero no slo se resistir y evitar referirse a la presencia de relaciones causales, sino que, de entrada, Gould nos propone una frmula inteligente y sutil para intentar neutralizar cualquier intento de ir al fondo de las cosas, a fin de cuentas un ruego encubierto para que demos por bueno su mensaje tras la consideracin de los hechos: no "discutir eternamente sobre ideas abstractas", no "asumir posturas y hacer fintas", no de "probar a satisfaccin de una generacin, slo para convertirnos en el hazmerrer de un siglo posterior (o, lo que es peor, para ser completamente olvidados)" (pg.56; en lo sucesivo slo mencionar la pgina siempre con referencia a la edicin indicada. El parntesis y la itlica eran de Gould.) Mensaje que apunta a un nuevo mito que, como todos, conlleva una llamada a la fe. Una novedosa concepcin cientfica que, curiosamente o a pesar de todo, sera histrica, a pesar de que este trmino es inseparable de los de concatenacin y de causalidad. Y en cualquier caso una perogrullada si consideramos que nadie en su sano juicio pondra en duda la existencia de accidentes, incluso catastrficos, es decir, capaces de desviar seriamente el curso natural de las cosas, del mismo modo que no habra nadie en su sano juicio que los privilegie al punto de transformarlos en Ley de la Creacin, algo que establecera un inverosmil determinismo de lo indeterminado e indeterminable. Accidentes, contingencias, que sin la previa aceptacin de existencia de un Curso Natural, (de unas tendencias, en este caso globales, sobre las que se edifican las leyes) obviamente no podran ser considerados como tales; que sin tener esas tendencias entidad real, los primeros no podran desbaratar nada ni tener significado. Mito al que, increblemente en todos los sentidos, intenta dar un eventual carcter emprico ofrecindonos virtualmente... un experimento (pgs. 51-53) cuya falta (parece mentira...!) lamentamos como experimento controlado (pg. 375) (mentira... o brujera!, de sa de la que nos hablara Feyerabend a propsito del valor del empirismo), un experimento cuya realizacin y resultados habra por tanto que imaginar para de aceptar luego como artculo de fe. Como si nada; bordeando la locura o burlndose del esfuerzo de la ciencia y del hombre. En el mejor de los casos, contradicindose en relacin con sus propuestas para una superacin de la ciencia

  • Encomendarse a la Contingencia o dilucidar la complejidad (la paja en el maravilloso granero de Stephen Jay Gould)

    por Carlos Suchowolski

    http//unanuevaconciencia.blogspot.com Pgina 4 de 44

    tradicional, en el peor, intentando ridiculizarla burdamente como si sta fuera simplemente emprica y fuera quien se lo exigiese. Porque efectivamente, Gould preconiza la sustitucin de esa ciencia tradicional por una suerte de Ciencia Histrica sui generis que, como poco, debera ser situada en condiciones de igualdad con las dems; sas que, segn l, no seran histricas (la fsica, la qumica, la astronoma?...) y llega a proponer su particular y novedoso enfoque de la Evolucin como una nueva metodologa (que nos vuelve a recordar a Feyerabend a quien ni siquiera menciona, tal vez porque la suya no sera anarquista ni mucho menos pretende poner en cuestin a las instituciones, aunque parece querer, tambin a l, imitar) que todos los cientficos segn l deberan adoptar e inclusive promover junto con l (como se puede ver en pg. 354). Una invitacin en toda regla para la fundacin de un movimiento con manifiesto y todo (La