Tesina Vaccaris

  • View
    112

  • Download
    5

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Degree Thesis

Text of Tesina Vaccaris

INTRODUCCIN En Santiago, son las 20:00 horas del 6 de Julio del 2008. Afuera, slo 5 grados de un invierno en pleno apogeo. As y todo, son 3 mil personas las que llegan al Teatro Caupolicn de calle San Diego. La mayora son personas que ya superaron los 50 aos, muchas mujeres, pero tambin hay hombres y jvenes que desafan la hostil calle capitalina para ver y escuchar a su dolo, Buddy Richard. Buddy Richard hace historia con recitales en vivo, en la primavera de 1969 en el teatro Astor de Santiago, fue protagonista de uno de los recitales ms memorables de la historia de la cancin popular chilena. Han pasado casi 40 aos y son miles los que aun acompaan a un artista nacional, personas y personajes que triunfaron hace tiempo y siguen aqu, como ayer, emocionados por la msica y el pblico. Qu tienen esas canciones y esos cantantes, que la gente no olvida?; Canciones, artistas, empresarios, fans? Dnde radica la magia de aquel entonces que perdura hasta nuestros das? Es que la Nueva Ola chilena es msica popular, es msica de masas, es comercial, pero tambin es cultura, y en su contexto, es necesario conocerla y estudiarla. Es un imperativo, luego de aos de silencio, trabajar por la reconstruccin histrica, por la construccin de una memoria cultural y artstica, que testimonie el pasado y d luces para el futuro. Es una poca que debe explicarse y entenderse desde el fenmeno, desde los hechos y su complejo entramado. La importancia de la Nueva Ola no radica en la sucesin de notas e intervalos, sino en su contexto y sus consecuencias que dan cuenta de un momento histrico, memorable, nico y ciertamente irrepetible. Tampoco hay que olvidar el hecho de que la msica popular contempornea puede plantear alguno que otro problema a quien tiene como principal objetivo determinar su significado, sobre todo si tenemos presente que las herramientas metodolgicas y la ideologa dominante en la musicologa tradicional resultan del todo inadecuadas y poco eficaces a la hora de realizar anlisis crticos. La msica popular contempornea es una clase de msica que no puede ser reducida con facilidad a una descripcin estructural, como suele hacerse con la llamada msica "clsica". Para que su dinmica pueda ser ms o menos comprensible, hay que tener en cuenta que se trata de una prctica social. Tampoco esto debe significar que un estudio de la

-1-

msica popular tenga que reducirse a este aspecto, pues caeramos inmediatamente sin contrapeso en la crnica histrico-periodstica. Estudiar las estructuras musicales es el rea de competencia tradicional del musiclogo; estudiar la sociedad es la del socilogo. No obstante, ha sido la sociologa y no la musicologa la primera en tener en consideracin la msica en la sociedad de masas como objeto de estudio digno de atencin. Motivacin personal Atrado por un sonido, una esttica, cautivado por la imagen de cantantes que superaron su tiempo y la historia, fue irresistible la tentacin de hurgar en sus vidas y obras; de ir ms all de la coleccin trasnochada de alegres canciones y del comentario fcil y liviano de los musiqueros. La motivacin primigenia que me llevan a investigar sobre la Nueva Ola adscribe a nombres de artistas fascinantes, talentosos, que nunca pasaron por la Universidad, que no conocan de industria ni de performance y que sin embargo, se inscribieron para siempre en la historia de la cultura popular chilena. Entonces, legtimamente nos preguntamos Porque no se le ha dado el espacio que merece dentro de la ctedra y el foro de alta discusin musical en Chile?; Por qu, a pesar de haber consolidado una industria nacional, tuvieron que pasar tantos aos para que la msica popular se hiciera profesin? Pertenezco a una generacin de jvenes que escuchaban msica oficial, particularmente no chilena (Julio Iglesias, Michael Jackson, entre otros), pero siempre asomaba tmidamente un sonido, un tema, una emocin distinta, que trasuntaba mejores aos, resabios de una fiesta musical que se desvaneci en medio de la jibarizacin cultural de los 70 en Chile. Entonces, por medio del presente trabajo me propongo contextualizar la Nueva Ola Chilena, delinear conceptos, citar artistas, ojala exhaustivamente, resear actores paradigmticos de la poca, reproducir su texto y mensaje, bosquejar su contexto, despejar definiciones, situar histricamente los hechos para contrastarlos con la realidad. En lo posible tratar las implicancias musicologas y explicar las deficiencias del discurso actual de los estudiosos del tema; y sobretodo pretendo identificar el legado musical y cultural del fenmeno de la Nueva Ola chilena, como un referente para intrpretes y creadores de la msica popular chilena. As pues, por la va de la disquisicin ms amplia que me sea posible y que involucre enfoques sociales, polticos, econmicos, culturales y puramente musicales, pretendo dar una nueva mirada del pasado artstico cultural de los 60. Estoy seguro que esta investigacin ser el punto de partida para nuevas y mayores estudios; y jugando a la parfrasis, me atrevo a afirmar que sobre esta Ola se puede llegar muy alto y muy lejos.

-2-

Ms que una ola es un verdadero tsunami de hechos y personajes para rescatar en un mar de canciones. I. I.1. Generalidades La nueva Ola: Culturalidad y trascendencia

Segn algunos musiclogos la Nueva Ola carece de culturalidad, antes bien, es definida como suntuaria, ligera, banal, en suma como un tpico producto de cultura baja1 Me parece importante hacernos cargo de este calificativo, o mejor dicho de la presunta falta culturalidad, con el cual se achaca y se machaca continuamente a la Nueva Ola. A poco iniciar sta investigacin advierto una tendencia no explcita a tratar superficialmente, o simplemente preterir, estos locos aos de la msica popular nacional. Se siente una discreta y pudorosa omisin por parte de los autores que han estudiado la msica popular chilena reciente. Y es que aparentemente la Nueva Ola carece de las cualidades que detentan otros procesos musicales chilenos. No comparte atributos como para hacerla trascendente y situarla culturalmente como importante y digna de un estudio sistematizado. Para hablar de la Nueva Ola chilena, debemos indefectiblemente abrir el espacio cognitivo e incorporar elementos de la historia en general y de la msica popular en particular. Abrirnos al espectro completo de la vivencia musical chilena: La historia del pueblo, sus actores sociales y musicales. El sistema, o mejor dicho matriz de la Nueva Ola, articulaba medios de transmisin radial, revistas, diarios, compaas disqueras internacionales y nacionales, espacios pblicos para la escena musical. Es decir, lo musical2 trascendi a la msica para convertirse en lo musical. Quizs por esta misma razn no debera despreciarse el carcter cronista de los investigadores para fenmenos como la Nueva Ola, que recopilan fotos, recortes de prensa, entrevistas catrticas y un cuanto hay, que ilustre el momento vivido, la emocin. Qu mejores formas de guardar memoria de lo popular musical.

1

Kingsbury, 1991: 206-207.

Lo nuevo por tanto no es la tendencia a postular lo musical como aquello que cohesiona lo social, sino la manera como dicha instrumentalizacin ha proliferado de manera simultnea como episteme de lo musical a travs de una gran variedad de espacios intelectuales, de ideologas polticas, de prcticas musicales y de espacios pblicos y por tanto adquiere el tenor de una verdad asumida sobre el sentido y valor de lo musical. Ochoa, 2006: Transcultural Music Review.2

-3-

En este punto, las descripciones fenomenolgicas en primera persona de experiencias musicales, a pesar de su apariencia puramente subjetiva, estn siempre-ya situadas espacio-temporalmente e inmersas en una socialidad viva3, inherente a toda experiencia humana, por ms ntima que ella parezca. Si esto es as, la apertura primordial de la experiencia consciente subjetiva a la intersubjetividad justifica la utilizacin de mtodos de tercera persona. A menos que nos encerremos en un solipsismo en el que las diferencias (genricas, tnicas, identitarias, etc.) constituyan una prisin mental insuperable4. Entonces, no parece que haya razones vlidas para rechazar descripciones generadas por observadores externos que pertenezcan a la misma tradicin cultural: stas no pueden ser de naturaleza esencialmente diferente a la de los testimonios procedentes de experiencias otorgadas en primera persona5, teniendo en cuenta que deseamos reconstruir un fenmeno cultural musical. No simplemente la recreacin cientfica de axiomas bsicos asegurados en teoras repetidas mil veces. I.2. Nueva Ola: Una aproximacin sociolgica

Extraamente es siempre la sociologa la primera en abordar corrientes, movimientos y modas musicales antes que la propia musicologa. Evidentemente, como metodologa ha sido mas fcil ir de los efectos a la causa, y el estudio de los efectos ha sido tan exhaustivo, que cuando llegamos a la msica como causa, el discurso intelectual est agotado como para hablar de msica en su forma pura; mucho menos podemos decir de lo musical. La Nueva Ola es sin duda un movimiento cultural complejo en una sociedad como la chilena, la cual podramos clasificar para ese entonces como prefigurativa 6, entonces3

Edmund Husserl, 1952. Merleau-Ponty, 1997: 16. Ramn Pelinski, 2005.

4

5

6

Sociedad prefigurativa es aquella en que el futuro de los infantes est enteramente anclado o comprendido en el pasado de sus progenitores, en sus abuelos, en donde se considera que la forma de vivir y saber de los ancianos es imperecedera y en buena medida los usos y las costumbres determinan el devenir de las colectividades. En el pasado los discos fueron una novedosa e ingeniosa forma de hacer que un sonido quedara almacenado y se pudiera reproducir cuando uno quisiera. Pero eso que fue un enorme avance al independizar el sonido de la produccin y almacenamiento y traslado de un lado a otro, en realidad dej muy poco espacio par