TEXCOCO MON AMOUR

  • View
    216

  • Download
    2

Embed Size (px)

DESCRIPTION

A journey through a desert lake in Mexico. with Cristian Wissel & Emilienne Limon

Text of TEXCOCO MON AMOUR

  • texcocomon amour

    Mxico Texcoco, 16 de mayo 2006

    Recorrido y documentacin de recorrido

    csf

    editorial cultura sin fondos

  • Es hat groe Vortheile, seiner Zeit sich einmal in strkerem Maasse zu entfremden und gleichsam von ihrem Ufer zurck in den Ocean der vergangenen Weltbetrachtungen getrieben zu werden. Von dort aus nach der Kste zu blick-end, berschaut man wohl zum ersten Male ihre gesammte Gestaltung und hat, wenn man sich ihr wieder nhert, den Vortheil, sie besser im Ganzen zu verstehen, als Die, welche sie nie verlassen haben.

    F. Nietzsche - aforismo 616 de humano demasiado humano

  • 11:15

    11:40 12:20

    13:45

    14:25

    15:05

    12:50

  • 14:15

    15:25

    Wer nur einigermaassen zur Freiheit der Vernunft gekommen ist, kann sich auf Erden nicht anders fhlen, denn als Wanderer, - wenn auch nicht als Reisender nach einem letzten Ziele: denn dieses giebt es nicht. Wohl aber will er zusehen und die Augen dafr offen haben, was Alles in der Welt eigentlich vorgeht;

    F. Nietzsche - aforismo 638 de humano demasiado humano

  • What are the roots that clutch, what branches growOut of this stony rubbish? Son of man,You cannot say, or guess, for you know onlyA heap of broken images, where the sun beats,And the dead tree gives no shelter, the cricket no relief,And the dry stone no sound of water. OnlyThere is shadow under this red rock,(Come in under the shadow of this red rock),And I will show you something different from eitherYour shadow at morning striding behind youOr your shadow at evening rising to meet you;I will show you fear in a handful of dust. Frisch weht der Wind Der Heimat zu. Mein Irisch Kind, Wo weilest du?

    T. S. Eliot - fragment from The Waste Land

  • Emilienne Limon - Onnis Luque - Christian von Wisselrecorrido, fotografa, video, stream of consciousness

    Camin 4 horas, fotografiando y grabando video, pensando y quemandome de la cara, los brazos y la nuca, por supuesto no llevaba sombrero ni bloqueador ni nada; mis gafas oscuras y la confianza en mi tez morena que sirvi para un carajo.

    Horas y kilometros de nada, de postes, de tubos, de aire y polvo, ni perros siquiera, eso s vigilantes, 2 en 2 casetas, solos, viendo la tele, con turnos de 24 por 24, amables, sonrientes, sorprendidos por ver a unos gueyes caminando en la nada, preguntando pendejadas: cuanto falta pal caracol? no se aburre?

    Siempre a lo lejos, hacia el norte, Ecatepec. Lejano, era una lnea en el horizonte, aca, mas cerca de la nada andaba yo por la orilla de una zanja, arrollo, ro, seco, sin agua, agrietado, alguna llanta, algn bote de plstico, despus de que pas yo por ah sum al paisaje el palito de una tutsi pop con un poco de chiclocentro an: La resignificacin del territorio a partir de la intervencin humana, la mano del hombre, la paleta d-e-l-h-o-m-b-r-e: un ttem caramelar.

    Ni fro ni calor, cero grados y nada de nada si girabas los 360 grados, pedazos de una tubera que alguna vez llevara lquidos,que permitiera el arquetpico acto de fundar ciudades o rancheras o donde sentarse: San Nicols de los tubos, a la mitad de la nada. De donde a donde llevaban o traan liquidos esos tubos, no digo agua, es un misterio. Dnde alguna vez hubo un lago ahora haba nada y postes de luz para las teles de los vigilantes supongo,no fueran a dejar de ver los spots de los presidenciables, porque las aburridas que se meten no se las quita nadie, ni el miedo.

    Caminar como acto autmatico, como acto reflejo permite pensar automaticamente y darme cuenta de mi automatismo, que no egosmo pero solo yo, escu-chando desde adentro las tripas y la saliba bajando por el cogote, el ritmo de las pisadas como en un trance, caminando un mantra helicoidal que evaporara el agua y dejara la sal.

    Dicen los vecinos de la Unidad Las Amricas (tal vez se llame as por la travesa que implica llegar a sus costas) que sus casas recin compradas, tan lustrosas a penas unos aos atrs, con sus tabiques vidriados

    tan relucientes, sus rotoplast tan negros, impecables, miles de casas igualitas, con sus arcos y cornizas bien mexicanas, con sus nombres de calles de los estados de la repblica, aunque sean nomas 32, sepa como le harn despus, los municipios tal vez, dicen pues que sus casas se les estn desgastando (sic) por la sal del lago, su patrimonio, sus ahorros se los est chupando la bruja del lago Nex(coco), el monstruo del lago de Tex- COCO, ay nanita, eso s es miedo: tu casa derruida recin com-prada, an pagandola y ya jodida.

    Pero eso ya fu despus, despus de los mantras y los silbidos del aire cuando destapaba mi botella de agua Ciel y beba mientras inclinaba mi cabeza hacia atrs y me pegaba el sol de lleno en la cara obligndome a ce-rrar los ojos, pero yo soy necio y los abra y alguna nube me ayudaba y vea el cielo que no es azul sino verdozo, no es azulito sino verdito y entonces se me antojaba un pancito una cerveza fra en algn barcito de la ciudad, con la gente, con los coches, con el ruido, contigo, con lo que me gusta la ciudad.

    El espiritu del ipod varias veces me tent, ya como zarza ardiente, ya como angelical mesera argentina de la condesa, ah los caminos de Dios son tantos y tan mal sealizados... pero estoicamente resist, a pink floyd a the Cure, a Bowie, que ya es un decir y ms bien alistaba el odo por si acaso algna cascabel o un lemrido pero nada nunca, como siempre.

    Pero el final de la ruta era impostergable, el lmite de la ciudad, de la zona metropolitana del valle de Mxico para ser exacto, cerca del impdico Atenco y flanquea-dos por un mall: Sams club, Cinepolis, Burgerking, Sanborns, Popeye chicken and sea food, sitios de taxis y un poli en su cuatrimoto con gafas oscuras ray-ban que nos interrogaba quines son, qu hacen, de dnde vienen, y la Ibero saliendo al rescate (como la UNAM es delito), somos biologos de la Ibero, hacemos una inves-tigacin sobre la historia del lago de texcoco, somos seudoestudiantes y qu?, es delito?, jeje nada mas distante de la verdad, lo de la Ibero y la investigacin por lo dems todo apegado a derecho y por los cauces lega-les hasta sus ltimas consecuencias caiga quien caiga con todo el peso de la ley en la mano que jur defender para el bien de todos para todo. democracia ya viejas para todos!