Yeshua en El Talmud

  • View
    49

  • Download
    1

Embed Size (px)

Text of Yeshua en El Talmud

  • Yeshua en el Talmud

  • Es una interpretacin errnea muy comn tanto dentro del mundo judo como del cristianismo, que el Nuevo Testamento pertenece slo a la Iglesia y no al pueblo judo y que Jess estableci una nueva religin, una nueva fe; que el concepto antiguo que relaciona al judasmo como la verdadera religin y al Dios del pueblo judo como nico Dios verdadero y pueblo elegido por Dios, no tiene ninguna validez. El concepto que habla sobre el nuevo Israel o acerca del Israel espiritual, refleja esta idea, la cual prevalece dentro del mundo cristiano, donde la Iglesia ha tomado el lugar de Israel y de los judos y que si ellos (los judos) pretenden ser salvos, deben convertirse al cristianismo y por consiguiente, deben renunciar a su judasmo.

    Cuando escudriamos el material bblico y la fuente de datos posterior a la Biblia, vemos que el Nuevo Testamento, sus enseanzas, su esencia misma y su mensaje, estn profundamente enraizadas en el mundo del primer siglo, en la tierra de Israel y en su legado judo, tanto en su herencia judaica del Antiguo Testamento, como tambin y, por supuesto, en su herencia rabnica, contemporneos de Jess Cristo en el Siglo I.

    Esta serie de artculos estn dirigidos a brindar conocimiento y vivencias que tiene el judasmo rabnico acerca del tema del Mesas y en forma ms explcita, dirimir de cmo estos pasajes literales del Talmud y de la Mishn, afectan nuestra comprensin de los tiempos de Jess Cristo y del mismo Nuevo Testamento.

    Existe un nmero de conclusiones que necesitamos definir y esclarecer antes de entrar plenamente en la materia. La primera conclusin ser en qu consiste el Nuevo Testamento. Es un documento de la Iglesia o un documento histrico del pueblo judo? Primero, lidiemos con el trmino Nuevo Testamento. En el cristianismo ha sido arraigado el concepto de la existencia de un Nuevo Testamento y de un Antiguo Testamento.

    El trmino Nuevo Testamento no proviene por supuesto del libro al que hoy llamamos Nuevo Testamento. El trmino Nuevo Testamento emerge por vez primera de la boca del profeta Jeremas. En el captulo 31 verso 31, el profeta habla en nombre del Seor, que Dios har un Nuevo Testamento, un Nuevo Pacto, un nuevo convenio con Judea y con el pueblo de Israel. Aqu el trmino ciertamente no implica un libro. Se refiere al pacto, justo al igual que el pacto hecho con Israel en Sina o al pacto hecho con Abraham en el Monte Mora.

    Llamar a estos libros Antiguo y Nuevo Testamento es un desatino. Los libros son en realidad bibliotecas que contienen material escrito hace miles de aos; algunas personas podrn decir que fueron escritos por cuarenta diferentes escritores y que fueron recopilados para formar La Biblia. Consideremos slo el amplio perodo de tiempo y de asentamientos culturales en los cuales La Biblia fue escrita, tales como: el xodo por el desierto con Moiss, el inicio de la Casa de David en el Reino de Israel, luego bajo el reino dividido influenciado fuertemente por Asiria, luego entonces Babilonia, durante el retorno del exilio de Ezra y Nehemas.

    Centenares de aos cruzando perodos diferentes y lenguajes diferentes han dejado una huella en el pueblo de Israel. Estos lenguajes estn reflejados en los escritos de La Biblia.

    Con el Nuevo Testamento sucede lo mismo. Fue escrito durante un perodo de ms de cien aos a partir de la crucifixin de Jess, Yeshua, hasta finales del siglo. Los escritores del Nuevo Testamento, algunos Israelitas, otros inmigrantes a Israel, visitantes, estudiantes forneos, como el apstol Pablo que en origen era de Tarso pero que lleg a Jerusaln a estudiar en la escuela de Gamaliel. Otros que llegaron fueron doctores gentiles, tal es el caso de Lucas. En otras palabras, tenemos aqu una biblioteca de libros inspirados por el Espritu Santo, escritos en un perodo de ms de mil aos y sera una pobre simplificacin referirse a estas recopilaciones como Antiguo y Nuevo Testimonio.

    S! El Libro al cual llamamos Antiguo Testamento o en Hebreo Tanaj, incluye la Torah, Neviim UKtuvim que significa Torah, Profetas y Escritos.

    Estas son las tres divisiones principales del Libro al que llamamos Antiguo Testamento, en el cual podemos encontrar tipos diferentes de literatura. No es slo cuestin de un documento pactante legal sino que tambin contiene poesa, como el Cantar de los Cantares, bellos poemas de amor. Contiene la cancin de Dbora, la cual es un monumento de guerra a la victoria de Deborah y Barak sobre los caananitas. Tambin estn Los Salmos de David que son himnos con profundidad devocional y emocional, himnos de alabanza y de ruego por el auxilio de Dios. Contiene documentos histricos como las porciones del Libro de Samuel I y II de Reyes y I y II de Crnicas. Hay profecas, como los profetas clsicos Isaas, Jeremas, Ezequiel, Miqueas, Ams y Habakuk. Este libro es una amplia gama de literatura que tiene que ver con todo, desde documentos legales hasta las historias narradas desde el campo de batalla, la poesa y los escritos histricos.

    Uno no puede simplemente resumirlo todo y decir entonces, todo lo que existe es slo el Antiguo Testamento y luego decir: bueno, esto es la ley. En el Nuevo Testamento tenemos por igual una variedad de tipos literarios.

  • Algunos son legales, hay leyes en el Nuevo Testamento. Pablo hace mencin en muchos casos al igual que los apstoles en Hechos Cp. 15, refirindose en realidad a requerimientos legales, leyes que deben ser respetadas, tanto por la Iglesia como por parte de los seguidores de Jess Cristo, sean judos o gentiles, teniendo cada una de ellas con un requerimiento especfico hecho por los apstoles bajo el poder del Espritu Santo.

    Por lo tanto, uno no puede decir como se ha dicho tradicionalmente dentro del cristianismo- que el Antiguo Testamento es ley y el Nuevo Testamento es gracia. No! Hay gracia en la ley y ley en la gracia que recibimos de Jess Cristo. Resumir todas estas cosas y decir Antiguo y Nuevo Testamento nos hace errar el objetivo principal.

    Esta no es una terminologa bblica. Esta es una terminologa que proviene del cristianismo tradicional atribuida a los libros a los cuales llamamos Biblia, el libro, Biblia significa libro. El libro de todos los libros. Ahora, cuando hablamos del Nuevo Testamento, la pregunta que debemos formular es si se trata de un libro de cristianismo o si es un libro judaico. Cuando escudriamos el cristianismo del siglo dos o incluso el del S. XX, nos damos cuenta de inmediato que los temas expuestos en el Nuevo Testamento, no son netamente cristianos. No estn relacionados con problemas eclesisticos, ni con asuntos relacionados con la Santa Sede, o con el Papa, arzobispos u otras cosas por el estilo, puesto que stas son caractersticas meramente cristianas. Tampoco las festividades, polticas o dogmas del cristianismo estn mencionadas concretamente en el Nuevo Testamento. Todos los temas aludidos en el Nuevo Testamento estn involucrados con el mbito judo del primer siglo. Por ejemplo, uno de los principales tpicos a los que Pablo hace referencia en casi todas sus epstolas fue qu hacer con los gentiles. Deban ellos guardar la Ley de Moiss o no? Deban circuncidarse o no? Esto no es un problema de la iglesia, los judos hicieron estas preguntas y los judos las respondieron bajo la inspiracin de Dios y del Espritu Santo. La estructura del Nuevo Testamento es la estructura del judasmo, la Iglesia Primitiva era una iglesia juda. En realidad Dios, con su visin toda poderosa convenci al apstol Pedro para que fuera a predicar a los gentiles, a Cornelio y toda su casa en Cesrea. Dios no mostr claramente esa visin a los apstoles, que los gentiles eran parte de su misin. Esto tena que darse al final del Ministerio de Yeshua, antes de ascender al cielo y despus de su resurreccin. Entonces l envi a los apstoles a todas las naciones. En otras palabras, durante los tres aos en los cuales ense a sus discpulos, el pueblo de Israel discuta con los fariseos y los saduceos. Durante estos tres aos no tenemos ningn registro bblico en el cual nos seale que Yeshua les dijera: Od, el profeta de Israel, Isaas dice: Mi casa ser casa de oracin para todas las naciones. Lo que s tenemos es una historia totalmente diferente, la de una mujer sirio-fenicia que viene a Yeshua para ser sanada. l le dice que no se debe dar la comida de los hijos a los cachorros de los perros. Slo despus de presionarlo y de convencerlo con su humildad y con su anhelo de ser sanada en nombre del Dios de Israel, Yeshua cura a su hija. No hay ningn signo en su ministerio de que los gentiles sean parte en el campo de la salvacin. Y ese campo o mbito de salvacin es para Yeshua y para los apstoles el mundo judo, el mundo de la Torah, el mundo de la tierra de Israel en el siglo primero, del cual Yeshua nunca se alej. Jams asisti a una escuela en Roma ni tampoco se gradu en Harvard.

    La cuestin es, el Nuevo Testamento es un libro judo, s o no? Si es un libro judo, para poder entenderlo, entonces, necesitamos colocarlo en su lugar en la vida real, regresarlo a su entorno histrico, lingstico, cultural y religioso. Creo que sta es la nica forma por la cual podamos entender el Nuevo Testamento y su significado verdadero para nosotros hoy en da. Si lo regresamos a su contexto de primer siglo y en ese contexto que es un concepto judo, usted podra decir que tiene matices de judasmo helnico, pero no es helnico en s mismo sino que es judasmo helnico, una de las tantas limitaciones culturales en las que est sumergida la tierra de Israel en esa poca, de cualquier manera, sigue siendo un libro judo, un mensaje judo.

    Da inicio con las palabras: ste es el libro de la generacin de Yeshua el Mesas, hijo de David, hijo de Abraham. Este verso por s solo coloca todo el contexto del Evangelio directamente dentro del judasmo. En primer lugar el es