Zaira Nofal - Mil Doscientos Kil³metros

  • View
    34

  • Download
    9

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Elemento Disruptivo Editora

Text of Zaira Nofal - Mil Doscientos Kil³metros

  • zaira.indd 1 27/11/14 20:52

  • Mil doscientoskilmetros

    zaira.indd 2-3 27/11/14 20:52

  • Mil doscientoskilmetros

    Zaira Nofal

    Elemento Disruptivo Editora

    zaira.indd 4-5 27/11/14 20:52

  • ZAIRA NOFALMil doscientos kilmetros.1a ed. Elemento Disruptivo Editora, 2014.50 pp.; 11x18 cm.

    1. Poesa Oral

    Contacto con el autor:zaira.nofal@gmail.commildocientoskm.blogspot.com

    Todo lo publicado por Elemento Disruptivo le pertenece a sus autores. Nuestro nico fin es el de crear difusin de obras pertenecientes a la poesa oral. Creemos en que la palabra tiene que ser difundida y tambin creemos en pedir permiso. Somos una editorial sin fines de lucro, la ganancia para nosotros est en cumplir nuestro objetivo de ser el spam de la poesa oral. Con cada libro que usted fotocopia cumple una parte de esa meta, pero con cada libro que usted compra esa meta crece.

    Edicin:Elemento Disruptivo Editoraelementodisruptivoeditora@gmail.com

    Un vaso de leche tibia en el escritorio de tu jefe.Un catlogo de colores en braille.

    La zunga acartonada del novio rastafari de tu hermana.El novio de tu hermana, en zunga, en las vacaciones familiares.

    Todas tus fotos escolares en la pared de un telo en Constitucin.Tu historial de bsqueda de google en el muro

    de facebook de tu vieja.Un billete de veinte dlares con la cara de Nelson Mandela.

    El pibito que pide que dejen en paz a Britney Spears.Una flauta dulce en un mingitorio de un bao pblico.

    Un juego de esposas en la mesa de luz de tus viejos.Una mancha roja. Un pantaln blanco.

    Un elemento disruptivo.Un libro de poesa oral.

    Elemento Disruptivo EditoraEsta obra est bajo una Licencia Creative Commons Atribucin-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

    zaira.indd 6-7 27/11/14 20:52

  • COLECCIN DE LOS NIOS DE LOS 90

    Una generacin entera pegada al televisor,los muros cayeron,

    las redes se ampliaron.Estamos en todos lados,

    nadie nos para. Los muros se levantan,

    y seguimos en todos lados:nadie nos para.

    Porque nosotros somos de los noventamascotas virtuales sobrevivientes del reset,

    MIAMI BITCH,Can-cn,

    todas las remeras de las que habla Mana.Pizza y shampn

    Que viva el derroche!Un millar de promesas con dficit de atencin,

    un puado de poetas intentando gritar toda una generacin,haciendo llegar el sonido lo ms lejos que podamos:

    MIREN BIEN, NO SE DISTRAIGAN

    NO NOS DISTRAIGANPORQUE A NOSOTROS

    NADIE NOS PARA.

    zaira.indd 8-9 27/11/14 20:52

  • A Paulita porque cree en este libro desde mis nueve aos.A Euge que me dio la mano para poder pararme.

    A mis hermanos y mis viejos por todo.A los Catarchos por ellos mismos.A Clara, Fer y Male por lo mismo.

    A Diego Arbit y Ale Bern por ser el link a este universo

    zaira.indd 10-11 27/11/14 20:52

  • 13

    En tiempos de Nubeluz

    Tararea primer amor de Nubeluzhttp://youtu.be/NjAinph-0uI

    Me arrancaron de la guardera perfecta a los cuatro porque ya estaba en edad de escuela pblica del ba-rrio. El bolso nube, la remera nube, el jogging nube se volvieron intiles. A pesar de fingir a la perfeccin llanto y malestar estomacal termin con guardapol-vo azul camino a mi nueva vida.En la nueva vida el pasto estaba largo, las hamacas oxidadas y uno deba proveerse de su propio alimen-to en un kiosco de lata de altura inconveniente a un comprador de metro diez.Eso, no fue lo peor, lo peor fue separarme de l (si tens nombre de emperador, tu pap franquicia de una heladera y un autito con ojos gigantes pintado en la pared de tu casa de la infancia; pods darte por aludido porque fuiste el novio perfecto para una chi-ca de prejardn).Convenc a pap de salir en busca del logo de la Mon-tevideana para hacer entrega de mi invitacin sireni-ta de cumpleaos nmero cinco. Nos reencontramos puntualmente en el portn ver-

    zaira.indd 12-13 27/11/14 20:52

  • 14 15

    de a la hora acordada. Yo, con mi mejor vestido (el de los racimos de uvas que odiaba mi mam) l, car-gando mi regalo que sera atesorado aos ms tarde (pollo a cuerda que sube la escalera... Solo!).No pas una hora de la fiesta para que advirtiera que estaba profundamente enamorado de "La Sole", mi vecina. Lo encontr buscndola desesperado en el placard de una de las habitaciones (ella hua leal de su cortejo descarado).Ni siquiera se me nubl la vista, el desamor a esa edad es raro porque uno se asume perfecto y el fra-caso es inaceptable. En defensa de mi honor, herida, orgullosa, en un justificado ataque de celos lo empu-j contra el elefante azul de mi hermana.No llor, l s.Haba cado de espaldas en frente de todos, destroc su hombra frente a su amada y la ma qued intacta.Ese fue el fin de nuestra relacin. Ms o menos.Yo segu en la fiesta y l tuvo que esperar a que lo vinieran a buscar.

    Foto

    Como agua fra en invierno, como un flechazo, no de cupido, de los comunes.Es un poco ms arriba que en la mitad del cuerpo, en donde tengo el ibuprofeno ahora.Como cuando te cae la pelota en la cara y quers lagrimear, pero todos se ren.Como perder. No estoy jugando ya s, no quedan fichas de ese color y no me gusta cuando estn des-ordenadas.

    zaira.indd 14-15 27/11/14 20:52

  • 17

    nica vez

    Et in terra pax hominibus bonae voluntatis laudamus te1997Diez aos es de nia an, se autoriza juego de casi-ta y armado de hbitat de barbies, Tamies, Sandys o Teresas.

    Guard el secreto de mis comienzos biolgicos de seorita hasta los doce. La crisis de los 90 me dej sin niera y empec el colegio mixto privado catlico con la mitad del uniforme, una mochila de Mickey usada y zapatos heredados (me gustaba ser la nue-va). En ese colegio azul haba una iglesia en la que yo juro haber escuchado un acorde en voces de mujeres cada vez que entraba.

    Adoramus te, glorificamus te

    Estar ms cerca de imgenes religiosas no le garanti-za bondad a nadie. Las pruebas residen en malficos, desproporcionados y creativos pberes de once aos.

    zaira.indd 16-17 27/11/14 20:52

  • 18 19

    No voy a poder ejercer venganza... al cabo que ni quera... "La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena".

    A quince aos y a mil doscientos kilmetros de ellos, se despega la planta de los borcegos que remiendo con La Gotita. Cuando uno tiene cierta edad y cierta estatura elije amigos, los mos

    no miran mis zapatos.

    Al cabo de unos meses ya haban apodado a F como "La hija del churrero" a MN como "Acn" y a m como la "India Cacuy" a razn de un da de trenzas, apodo que dur hasta una maana en particular...

    Mis zapatos heredados lucan como zapatos de mon-taa, tenan la caa un poquito ms alta de lo normal y quedaban notablemente mal con medias tres cuarto.

    Lunes, primera hora:

    Por qu te dicen ladrona de vecindad?

    Es que le robas las botas al chavo Y estallan en risa! Cmulo de demonios.

    Jur venganza, practiqu ritos de brujera que lea en unas revistas A5

    (canta una oracin a Xango. Kao Cabecile! Salve Orix da Justia!)

    No surtieron efecto. Decid esperar a ser ms alta que ellos, ms fuerte, ms mala.

    Yo no saba que 1998 era el ltimo ao de mi creci-miento vertical y que hoy despus de quince aos mis nicas armas seran un aerosol pimienta y una facilidad adquirida para ridiculizar al prjimo. Dos desventajas, la primera, una crianza catlica que viene con culpa y piedad de regalo. La segunda, los nios demonio son ahora hombres irreconocibles.

    zaira.indd 18-19 27/11/14 20:52

  • 21

    Automtico

    Piensa y gana;

    pierde y rueda;rebana, hilvana.

    Constelan en das festivos, rugiendo como gatitos

    que parten de un lugar

    que suena como un vidriecito cayendo

    al vaco y vuelven a rugir

    Que se callen!

    En la calle recogen hojas verdes de naranjo,

    juegan como vos

    y piensan...No!

    Penss y gans!

    Parate!

    Segu!

    Callate!

    Soltame!

    zaira.indd 20-21 27/11/14 20:52

  • 22 23

    Fugate lejos, escapate;

    no quiero saber de vos, nunca ms, nunca.Ponete un gorro

    sal a jugar al agua sin botas.

    Salgo

    Sals?

    La incredulidad te tapa como una mscara

    y los crdulos no te creen tan IN

    tan NO.Y yo no soy negadora.

    Yo creo en lo que profeso y jams profeso lo que no creo.

    Par!

    Rugir es IN

    Solt!

    Sos parecido a alguien que conozco...

    No quiero, odio el tabaco

    Piso ac?

    No hay piso (No hay piso?)

    Balanceate.

    Exitmetro

    El xito siempre me cost mucho, no s si medir en tiempo o en esfuerzo.En tiempo, esforzarme se me dificulta tambin.

    Ejemplo:Segundo grado, actividades prcticas de escuela de seoritas "bombones de chocolinas".Corto las galletas en los cuadrados ms pequeos que me permiten la motricidad correspondiente a mi edad y herencia paterna. Corto por no rallar, no por rebelda a la receta y tarea sexista de primaria femenina, solo por no rallar.Miro los perfectos redondos bombones de la compa-era castaa de bucle espolvoreados con coco.El coco no se adhiere bien a las mis superficies geomtricas angulosas resultadas de la unin de mltiples cuadrados. S, la compaera castaa tiene un solo bucle.

    La cosa es que se aproxima mi cumpleaos y dados los nmeros, tuve que empezar un conteo de logros.

    zaira.indd 22-23 27/11/14 20:52

  • 25

    Ejemplo: Tercer grado, actividad de expresin libre,mi eleccin: poema. El primero de mi vida.Tuvo gran aceptacin del pblico, maestra y padres. Excelente crtica, presentaciones en vivo, reconoci-mientos varios... Pero como a toda estrella infantil, el triunfo temprano me llev a la decadencia. No gan jams un concurso literario con mis escritos poste-riores. Sin contar el que gan Lourdes