Descartes (Meditaciones)

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

Text of Descartes (Meditaciones)

  • COMENTARIO DE TEXTODESCARTES (MEDITACIONES)

  • LA SEPARABILIDAD DE MENTE (ALMA) Y CUERPO

    Pero ahora, una vez que empiezo a conocerme mejor a m mismo y al autor de mi origen, no creo, desde luego, que se haya de admitir indistintamente todo lo que me parece poseer por los sentidos, pero tampoco que se haya de dudar en absoluto sobre todo. Ya s que todas las cosas que concibo clara y distintamente pueden ser producidas por Dios tal y como las concibo. De ah que me baste con poder concebir clara y distintamente una cosa sin otra para estar seguro de que la una es diferente de la otra, pues, al menos en virtud de la omnipotencia de Dios, pueden darse separadamente. Y la cuestin de cul sea el poder requerido para producir esa separacin no afecta al juicio de que las dos cosas son distintas.Por tanto, como s de cierto que existo y, sin embargo, no advierto que convenga necesariamente a mi naturaleza o esencia otra cosa que ser cosa pensante, concluyo rectamente que mi esencia consiste slo en ser una cosa que piensa, o una substancia cuya esencia o naturaleza toda consiste slo en pensar. Y aunque acaso (o mejor, con toda seguridad, como dir en seguida) tengo un cuerpo al que estoy estrechamente unido, con todo, puesto que, por una parte, tengo una idea clara y distinta de m mismo, en cuanto que yo soy slo una cosa que piensa -y no extensa-, y, por otra parte, tengo una idea distinta del cuerpo, en cuanto que l es slo una cosa extensa -y no pensante-, es cierto entonces que ese yo (es decir, mi alma, por la cual soy lo que soy), es enteramente distinto de mi cuerpo y que puede existir sin l.

    Descartes, Meditaciones metafsicas, Meditacin Sexta

  • Cuestiones para el comentario: 1.- Explique brevemente el significado de los trminos substancia e idea en la teora cartesiana y/o en la doctrina de algn filsofo occidental del periodo moderno. (2 puntos)2.- Comente el contenido del texto indicando cules son las razones que alega Descartes para afirmar la posibilidad de que exista el sujeto pensante con independencia del cuerpo. (3 puntos)3.- Relacione el contenido del texto con la doctrina cartesiana sealando la valoracin que hace Descartes del conocimiento obtenido a travs de los sentidos y el papel que juegan la duda y la claridad y distincin en el mtodo que emplea el autor para llegar a la certeza de la existencia del sujeto pensante, de Dios y del mundo externo. (3 puntos)4.- Utilice un esquema, mapa conceptual u otra frmula alternativa para poner de manifiesto la estructura conceptual y argumentativa del texto. (2 puntos)

  • LA SEPARABILIDAD DE MENTE (ALMA) Y CUERPO

    Pero ahora, una vez que empiezo a conocerme mejor a m mismo y al autor de mi origen, no creo, desde luego, que se haya de admitir indistintamente todo lo que me parece poseer por los sentidos, pero tampoco que se haya de dudar en absoluto sobre todo.

    Descartes, Meditaciones metafsicas, Meditacin Sexta

  • LA SEPARABILIDAD DE MENTE (ALMA) Y CUERPO

    Pero ahora, una vez que empiezo a conocerme mejor a m mismo y al autor de mi origen, no creo, desde luego, que se haya de admitir indistintamente todo lo que me parece poseer por los sentidos, pero tampoco que se haya de dudar en absoluto sobre todo. Ya s que todas las cosas que concibo clara y distintamente pueden ser producidas por Dios tal y como las concibo. De ah que me baste con poder concebir clara y distintamente una cosa sin otra para estar seguro de que la una es diferente de la otra, pues, al menos en virtud de la omnipotencia de Dios, pueden darse separadamente. Y la cuestin de cul sea el poder requerido para producir esa separacin no afecta al juicio de que las dos cosas son distintas.

    Descartes, Meditaciones metafsicas, Meditacin Sexta

  • LA SEPARABILIDAD DE MENTE (ALMA) Y CUERPO

    Pero ahora, una vez que empiezo a conocerme mejor a m mismo y al autor de mi origen, no creo, desde luego, que se haya de admitir indistintamente todo lo que me parece poseer por los sentidos, pero tampoco que se haya de dudar en absoluto sobre todo. Ya s que todas las cosas que concibo clara y distintamente pueden ser producidas por Dios tal y como las concibo. De ah que me baste con poder concebir clara y distintamente una cosa sin otra para estar seguro de que la una es diferente de la otra, pues, al menos en virtud de la omnipotencia de Dios, pueden darse separadamente. Y la cuestin de cul sea el poder requerido para producir esa separacin no afecta al juicio de que las dos cosas son distintas.Por tanto, como s de cierto que existo y, sin embargo, no advierto que convenga necesariamente a mi naturaleza o esencia otra cosa que ser cosa pensante, concluyo rectamente que mi esencia consiste slo en ser una cosa que piensa, o una substancia cuya esencia o naturaleza toda consiste slo en pensar. Y aunque acaso (o mejor, con toda seguridad, como dir en seguida) tengo un cuerpo al que estoy estrechamente unido, con todo, puesto que, por una parte, tengo una idea clara y distinta de m mismo, en cuanto que yo soy slo una cosa que piensa -y no extensa-, y, por otra parte, tengo una idea distinta del cuerpo, en cuanto que l es slo una cosa extensa -y no pensante-, es cierto entonces que ese yo (es decir, mi alma, por la cual soy lo que soy), es enteramente distinto de mi cuerpo y que puede existir sin l.

    Descartes, Meditaciones metafsicas, Meditacin Sexta

  • Pero ahora, una vez que empiezo a conocerme mejor a m mismo y al autor de mi origen, no creo, desde luego, que se haya de admitir indistintamente todo lo que me parece poseer por los sentidos, pero tampoco que se haya de dudar en absoluto sobre todo.A medida que se conoce a s mismo y a Dios, Descartes duda de la fiabilidad de los datos que nos proporcionan los sentidos, si bien sostiene que no todo conocimiento es objeto de la duda (que hay cosas ciertas).

  • Pero ahora, una vez que empiezo a conocerme mejor a m mismo y al autor de mi origen, no creo, desde luego, que se haya de admitir indistintamente todo lo que me parece poseer por los sentidos, pero tampoco que se haya de dudar en absoluto sobre todo.A medida que se conoce a s mismo y a Dios, Descartes duda de la fiabilidad de los datos que nos proporcionan los sentidos, si bien sostiene que no todo conocimiento es objeto de la duda (que hay cosas ciertas).Ya s que todas las cosas que concibo clara y distintamente pueden ser producidas por Dios tal y como las concibo. De ah que me baste con poder concebir clara y distintamente una cosa sin otra para estar seguro de que la una es diferente de la otra, pues, al menos en virtud de la omnipotencia de Dios, pueden darse separadamente. Y la cuestin de cul sea el poder requerido para producir esa separacin no afecta al juicio de que las dos cosas son distintas.Las cosas que se conciben de forma clara y distinta me permiten estar seguro de la diferencia entre una cosa y cualquier otra que sea diferente a esta (su opuesta), juicio que es cierto tanto si procede de Dios como si procede del ser humano.

  • Pero ahora, una vez que empiezo a conocerme mejor a m mismo y al autor de mi origen, no creo, desde luego, que se haya de admitir indistintamente todo lo que me parece poseer por los sentidos, pero tampoco que se haya de dudar en absoluto sobre todo.A medida que se conoce a s mismo y a Dios, Descartes duda de la fiabilidad de los datos que nos proporcionan los sentidos, si bien sostiene que no todo conocimiento es objeto de la duda (que hay cosas ciertas).Ya s que todas las cosas que concibo clara y distintamente pueden ser producidas por Dios tal y como las concibo. De ah que me baste con poder concebir clara y distintamente una cosa sin otra para estar seguro de que la una es diferente de la otra, pues, al menos en virtud de la omnipotencia de Dios, pueden darse separadamente. Y la cuestin de cul sea el poder requerido para producir esa separacin no afecta al juicio de que las dos cosas son distintas.Las cosas que se conciben de forma clara y distinta me permiten estar seguro de la diferencia entre una cosa y cualquier otra que sea diferente a esta (su opuesta), juicio que es cierto tanto si procede de Dios como si procede del ser humano.Por tanto, como s de cierto que existo y, sin embargo, no advierto que convenga necesariamente a mi naturaleza o esencia otra cosa que ser cosa pensante, concluyo rectamente que mi esencia consiste slo en ser una cosa que piensa, o una substancia cuya esencia o naturaleza toda consiste slo en pensar. Y aunque acaso (o mejor, con toda seguridad, como dir en seguida) tengo un cuerpo al que estoy estrechamente unido, con todo, puesto que, por una parte, tengo una idea clara y distinta de m mismo, en cuanto que yo soy slo una cosa que piensa -y no extensa-, y, por otra parte, tengo una idea distinta del cuerpo, en cuanto que l es slo una cosa extensa -y no pensante-, es cierto entonces que ese yo (es decir, mi alma, por la cual soy lo que soy), es enteramente distinto de mi cuerpo y que puede existir sin l.Tengo la certeza (evidencia) de que existo, y puesto que mi naturaleza consiste en ser una cosa pensante, concluyo rectamente que existo como substancia (esencia) que piensa, y que no es extensa: esta es la idea clara y distinta, la evidencia de la existencia de mi alma (por la cual soy) como distinta de mi cuerpo e independiente de ste (pues mi cuerpo depende de mi alma para existir, mientras que el alma existe por s misma).

  • Puedo conocerme a mi mismo?No creo en los datos que me proporcionan los sentidos SupuestoNo creo que se pueda dudar absolutamente de todo OntologaUna cosa sin otra, diferente de la otraLas cosas se dan separadamenteHay algo que sea cierto?YODIOSProduceConciboCOSASDISTINTASCLARAS

  • Puedo conocerme a mi mismo?No creo en los datos que me proporcionan los sentidos SupuestoNo creo que se pueda dudar absolutamente d