Megaminería, el nuevo delirio del Dorado.

  • Published on
    30-Jul-2015

  • View
    126

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

1. Megaminera, el nuevo delirio del Dorado. La sombra de laColosa sobre Cajamarca, Tolima|Por Jos Antonio Gutirrez D.|www.rebelin.org|Se vende pas, barato. Esa debiera ser la consigna que mejor define alos sucesivos gobiernos de Uribe Vlez y ahora de Juan ManuelSantos. Su poltica minera se fundamenta en la poltica colonial decambiar oro por baratijas. El caso de La Colosa, en Cajamarca, esuno de los casos ms emblemticos del actual modelo minero-extractivista que se busca imponer en Colombia en beneficio del granCapital. Con este proyecto, se est militarizando y atropellando a lapoblacin campesina, mientras se posterga la soberana alimentariadel pueblo colombiano para que una multinacional se lleve el monte ycontamine con cianuro los cursos de agua. Este proyecto esparadigmtico de la insostenibilidad social y ambiental del modelo dedesarrollo dependiente y atrofiado imperante en Colombia.Megaminera, la locomotora descarriadaDesde el 2006 que el gobierno colombiano viene desarrollando unapoltica agresiva en la cual se define la minera como un pilar deldesarrollo nacional: estatus que queda consagrado en el Plan deDesarrollo Nacional del gobierno de Santos [1]. La inversinextranjera en la explotacin de minas y canteras ha aumentadoexponencialmente, pasando de US$ 466 millones en el ao 2002, aUS$1.789 millones en el ao 2008, y a USD$ 3.094 millones en el 2. 2009 [2]. Si el 2001 existan 1.889 ttulos mineros en Colombia,hacia el 2010 se haba dado un salto hacia los 8.928 ttulos, queabarcaban 4.839.149 hectreas de tierra. El 40% del territorionacional, de hecho, se encuentra actualmente cedido o solicitado parala exploracin minera [3].Este proceso se da en un contexto de revitalizacin de un modeloeconmico neo-extractivista en Amrica Latina de la mano de losprecios rcords alcanzados por minerales como el carbn, el oro o elpetrleo en la ltima dcada. Mientras el gobierno dice que laexplotacin de los recursos minero-energticos darn bienestar ybonanza a la poblacin en general, en la prctica, casos como el deCerro Matoso o El Cerrejn, as como mucho otros, evidencian queeste tipo de explotacin, hecha con toda clase de incentivos ybeneficios para las multinacionales, enriquece solamente a una nfimalite nacional y extranjera. Las comunidades locales son excluidas delos beneficios y deben hacerse cargo de los costos sociales yambientales de estas explotaciones recientemente, la multinacionalDrummond, bot 500 toneladas de carbn al mar, hecho que hacausado indignacin y perplejidad, ya que la Agencia Nacional deLicencias Ambientales le levant la sancin.Otro ejemplo es Puerto Gaitn, en el Meta, que ha sido el municipiode Colombia que ms regalas ha recibido por concepto de laexplotacin del petrleo. Sin embargo, los nios se mueren dehambre (13 apenas en el primer semestre del 2011) y se registra unade las tasas de mortalidad infantil ms altas del pas, con 61 niospor cada 1.000 nacidos, triplicando el promedio nacional. Por suparte, la poblacin carece de servicios esenciales como acceso seguroy estable a agua potable o a electricidad, y los caminos que se hanconstruido son solamente para permitir la salida del oro negro [4].Algo no muy diferente ocurre con el Cerrejn en la Guajira: pese a lasinmensas riquezas que ha generado en ms de dos dcadas deexplotacin de carbn, la poblacin local sigue sufriendo niveles muypor encima del promedio nacional en cuanto a analfabetismo,desnutricin, desigualdad, falta de servicios bsicos [5]. 3. Estos son los elementos que permiten entender el porqu de lacreciente resistencia popular en contra de los megaproyectos minerosque se viene adelantando por todo el territorio nacional colombiano.El nuevo delirio del DoradoEntre todas las reas de la minera, es la del oro la cual estexperimentando una de las ms importantes actividades, con un grandinamismo, pero que a la vez representa uno de los mayores peligrospara la biodiversidad, la sostenibilidad ambiental y la vocacinagropecuaria del pas. Existen actualmente alrededor de 89 proyectosde megaminera aurfera en Colombia, la mayora de ellos en la fasede prospeccin; se estima que, al menos, existen 2.015 toneladas deoro en el pas (60 millones de onzas). Antioquia se lleva la medallade oro concentra 47 de estos proyectos [6]. Municipios comoRemedios, Caucasia o Segovia, han visto aumentar de manerabastante preocupante la violencia, asociada al avance de losparamilitares que operan en consorcio con el Ejrcito, acosando a losmineros artesanales en la disputa por el metal precioso (se estimaque unos 40.382 mineros artesanales trabajan el oro). [7]Hoy en da se producen 40 toneladas de oro anuales y el proyecto delgobierno es intensificar la produccin hasta alcanzar las 80 toneladashacia el 2019 [8]. La pelea no es slo por el control de la produccindel oro, sino tambin por el control de los ttulos mineros. Segn elanalista Mario Valencia El negocio es obviamente extraer el oro, pero 4. tambin lo es vender acciones de las empresas que poseen los ttulosmineros. Es casi lo mismo tener el oro en lingotes en los bancos queen una montaa [9]Las principales empresas poseedoras de ttulos de explotacinaurfera son la AngloGold Ashanti (por lo menos 410 ttulos -391directos, 19 a travs de Exploraciones Choc Colombia S.A.S.-,controlando, al menos, una extensin de 821.087 hectreas) y laContinental Gold (por lo menos 135 ttulos, controlando unaextensin de 111.000 hectreas); es de destacar que estas cifras sontentativas, pues estas corporaciones operan bajo distintos nombres,filiales, razones sociales, etc. Ambas empresas son socias en laexplotacin de La Colosa, en el municipio de Cajamarca, Tolima,siendo la AngloGold Ashanti la socia principal. Todas estasconcesiones son a 30 aos, prorrogables por otros 30 [10]. Se esperaque la explotacin de La Colosa comience en el 2019, ao en que elgobierno se ha puesto por meta duplicar la produccin aurfera; esteslo hecho da cuenta de que La Colosa no es un proyecto ms, sinouna pieza clave en el proyecto del bloque dominante.Se calcula que La Colosa producira unos 24 millones de onzas deoro; el costo ambiental de esta explotacin puede calcularse si setoma en consideracin que hay que remover ms de 100 toneladasde roca para producir apenas una onza de oro La Colosa, segndiversas estimaciones, producira, adems, 100.000 toneladas deresiduos mineros al da, ms 8 toneladas de cianuro, 500 toneladasde dixido de carbono, y utilizara 70.000.000 de litros de agua todoeso para producir apenas 50 kilos de oro [11]. Personalmente, no ssi el precio del mercado justifique, an en trminos estrictamenteeconomicistas, el tremendo dao ambiental y social que estoproducira. La AngloGold hoy tiene totalmente ocupado el municipio:tiene 21 ttulos mineros que copan prcticamente el 60% delmunicipio de Cajamarca (30.440 hectreas), con lo cual el dao quese prev en la zona, de iniciarse esta explotacin, sera irreversible[12] 5. Militarizacin y MineraLa fuerza pblicaprotegela graninversinprivada y losparamilitaresevitan laprotesta social ypresionaneldesplazamiento(CODHES, Consolidacin de qu?, Febrero 2011[13])Militarizacin y minera van estrictamente de la mano en el marco delconflicto colombiano: no es casual que ah donde se incrementan lasacciones contrainsurgentes, haya intereses de carcter econmico. El30% de la Fuerza Pblica (unos 100.000 uniformados), est puesta alservicio de las empresas minero-energticas, resguardando susinversiones en infraestructura, a sus ejecutivos y contratistas,acallando las protestas de las comunidades, y muchas veces de manode paramilitares, limpiando el terreno.Tambin los soldados se dedican a erradicar cualquier forma decompetencia para las megamineras transnacionales. Siguiendo unapoltica estricta al servicio de los grandes capitales, toda forma deproduccin campesinaoartesanal est siendo ilegalizada enColombia: lo mismo ocurre con la minera artesanal, la cual de untiempo a la fecha, es llamada por los medios y funcionarios degobierno, minera ilegal. Dejando muy en claro que la leycolombiana est en lado del capitalista, de preferencia si esextranjero, se han aprobado decretos para atacar a los minerosartesanales y se les seala frecuentemente en los medios de serfinanciadores de la insurgencia para justificar as este ataque en 6. nombre de la contrainsurgencia. As, el Estadoviolenta lasubsistencia de ms de 300.000 familias (cinco millones de personas)que dependen de la minera artesanal, a fin de mejor servir a lasempresas mineras multinacionales [14].En este marco de creciente militarizacin, 573 minas de las llamadasilegales han sido intervenidas [15]. Esta militarizacin, y laconsecuente presencia de bandas paramilitares al alero del ejrcitopara que realicen el trabajo sucio, redunda en crecientes atropellos yviolaciones en contra de las comunidades. En los ltimos diez aos,segn las Brigadas de Paz Internacionales, el 80% de las violacionesa los derechos humanos y el 87% de los desplazamientos enColombiahanocurrido en regionesdonde se desarrollanmegaproyectos de explotacin minera (existen 42 distritos mineroscompuestos por 328 municipios); as mismo, el 78% de los atentadoscontra sindicalistas fueron contra aquellos que trabajan en el reaminero-energtica [16].En la zona de Anaime, Cajamarca, desde la llegada de la AngloGoldse ha incrementado notablemente la militarizacin de la vida de lacomunidad, afectando al tejido social. Un lder comunitario de laregin, YesidMuoz, delComit Ambientaly Campesino deCajamarca, nos dice del ambiente de militarizacin que se vive enAnaime que:La AngloGold tiene a mucho campesino trabajando para ellos. Lospocos muchachos que quedan en el campo el ejrcito los persigue losdas domingo y los recluta a las malas. Quiero que el gobiernocolombiano explique cul es la diferencia cuando critican que laguerrilla recluta muchachos de 16 aos, cuando ellos los persiguencomo locos para reclutarlos () El ejrcito tiene una base militar acen La Colosa, es para proteger a los empresarios, a los directivos y alpersonal de la AngloGold, protegen el dao que estn haciendo ()La militarizacin ac usted la ve a lo largo de toda la carreterapanamericana, en los ramales. Al borde de esos caminos usted vecasas miserables de invasin qu es lo que cuida el ejrcito? Ac no 7. hay ni ricachones ni terratenientes, lo que buscan es intimidar alcampesino, al pueblo.Cuando las personas de la comunidad se han pronunciado en contrade la AngloGold, ha comenzado la estigmatizacin: toda forma deoposicin es asimilada a expresiones civiles de la insurgencia, y portanto reciben trato militar.El da 22 de Febrero, se celebr una Mesa Ciudadana Ambiental enIbagu (en la cual el rechazo de la comunidad al proyecto fueevidente) y los peridicos captaron los intercambios de mensajesentre el vicepresidente de sostenibilidad de la AngloGold, RafaelHertz, y el encargado de comunicaciones de La Colosa, Ivn Malaver,en el que uno deca: identificaron en el pblico de los opositores avarios guerrilleros de Anaime. A lo que el otro contest: Entendidoperfectamente [17].Ante estas acusaciones, Yesid Muoz, sencillamente se encoge dehombros: A m me consideran revolucionario, pero eso no especado, Cristo fue un revolucionario, y yo quiero la revolucin queCristo nos ense.Una dirigenta de una Junta de Accin Comunal (JAC) de la regin, nosexplicaba en Noviembre, en base a su experiencia directa, estarelacin entre el ejrcito y la multinacional:Yo entiendo que el ejrcito trabaja con la AngloGold, les pagan paraque los custodie y as nos han venido metiendo esto de lamilitarizacin. Si uno no est de acuerdo con la empresa, pues ahmismo a uno la tildan de guerrilla. Hay muchos abusos de autoridad,lo miran a uno y como hay gente que soplonea que una ha estadocontra la AngloGold, entonces ah llegan a joderle la vida a uno. Peroes que uno tiene que mirar al futuro, y estamos dispuestos a todocon tal de que el proyecto no se d porque nos va a afectar mucho ya las generaciones que siguen. 8. Carlos Gmez, de la Unin Campesina de Los Alpes, Tolima (UCAT)explica el giro orwelliano de la militarizacin en Cajamarca: Elejrcito tiene un batalln all a favor de ellos, para atajar a lascomunidades y que ya no transiten por los caminos que antestransitaban. Estn imponiendo un control muy tenaz sobre laspersonas, poniendo cmaras por todos lados, cosa que si uno hablaquedatodograbadoen cmara. FernandoPrez Snchez,coordinador de OSADA (Organizaciones Sociales del Can deAnaime), ratifica estas mismas aseveraciones El ejrcito les dio unbatalln al servicio de ellos y los lderes estamos supervigilados, noshan grabado a todos.Aunque ahora los ejecutivos de la AngloGold salgan con cara de yono fui a decir que ellos jams han tratado a nadie de guerrillero, yaen Noviembre, corran rumores entre los campesinos de la comunidadque directivos de la empresa andaban diciendo que el ejrcito ira aabrirle campo a la AngloGold Ashanti, corriendo a esos guerrillerosy revoltosos de Anaime. Y cuando el ro suena, es porque piedrastrae.El oro no se comeA mi llegada a Anaime, un campesino me explicaba que el Tolima eracomo el paraso, y que Cajamarca era el vergel del Edn. No es envano que Cajamarca ha sido llamada la despensa agrcola deColombia. Las laderas de los montes de esta regin rebozan deverdor, en ellos prospera casi cualquier cosa que se cultive, el caf,los pltanos, la arracacha.Cajamarca, sin ir ms lejos, provee el 10% de la comida que seconsume en Bogot [18], con lo cual el impacto que tiene el cambiarla vocacin productora de alimentos de esta regin para reorientarlahacia la explotacin aurfera, es de carcterpotencialmentecatastrfico. 9. Los campesinos dicen que ya se estn viendo los efectos de lamegaminera en detrimento de la produccin de alimentos. La mismadirigenta de la JAC seala:AngloGold le ofrece a los campesinos sueldos de hasta 800.000pesos al mes, con lo cual han dejado de labrar la tierra. Pero lamayora de esta plata es como un espejismo, porque se les va enpagar transporte y comida. Hay que pensar a ms largo plazo que enla plata que le pagan en un mes, porque nos estn afectando el agua,estn robando el agua y eso est afectando nuestro medio ambiente.Y aunque quizs ahora no veamos todas las consecuencias tarde otemprano las tendremos que ver.Carlos Gmez, de la UCAT explica:Se nos va a daar el agua, nos van a afectar los terrenos de cultivonos est generando desplazamiento andan comprando tierras ysacando campesinos que producen alimentos para el pas. Estngenerando enemistad y contrariedad entre los vecinos, estnejerciendo presin sobre la gente que est en desacuerdo para tratarde voltear la forma de pensar de la gente que lidera procesos ainforma a los campesinos por ac. Andan diciendo a la gente que esaspersonas son mentirosas, que elproyecto es lo mejor paraCajamarca.Fernando Prez Snchez, de OSADA, corrobora el impacto de laAngloGold no slo en la misma produccin de alimentos, sino quetambin sobre el tejido social de las comunidades campesinas que esel que, en ltima instancia, sustenta este modo de pr...