06 Compasi³n por los maltratados

  • View
    232

  • Download
    2

Embed Size (px)

Text of 06 Compasi³n por los maltratados

Apresentao do PowerPoint

La parbola del Buen samaritano es la segunda ms conocida de las que mencionan las caractersticas de los que pertenecen al reino de Dios. Ha sido motivo de inspiracin para la fundacin de muchas instituciones de caridad en el mundo, especialmente de hospitales.

En la puerta de nuestra casa tenemos oportunidades para ejercer compasin. Cada necesitado es una oportunidad para probar si nuestra religin es slo terica o se hace prctica.

CUNTO SABES Y CUNTO PRACTICAS?

Haciendo qu cosa heredar la vida eterna?

Qu est escrito en la ley? Cmo la interpretas?.

Amars al Seor tu Dios con todo tu corazn, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y a tu prjimo como a ti mismo (Deut. 6:5; Lev. 19:18).

Jess aprob la respuesta del escriba, pero insisti en que haba ms entre manos que una respuesta terica correcta; la interpretacin correcta de un pasaje nunca asegura de por s una vida correcta dentro del pacto. Por esto Jess agrega Haz esto y vivirs (v. 28).

QUIN ES MI PRJIMO?

El judo comn y corriente viva en un mundo concntrico: en el centro estaba la persona juda rodeada por sus parientes ms cercanos; en los crculos siguientes estaban sus parientes ms distantes, luego todos los compatriotas judos, tanto por nacimiento o por conversin.

No se le pide a Jess una definicin del compaero, sino que debe decir dnde se encuentran los lmites del deber del amor dentro de la comunidad y del pueblo Hasta dnde alcanza mi obligacin? (Las parbolas de Jess, p. 246) (Roberto Fricke, Las parbolas de Jess, 164).

HASTA DNDE ALCANZA MI OBLIGACIN?

En la historia no se muestra si el herido era pobre o rico. Se describe simplemente a alguien que necesitaba ayuda. La historia no describe si el herido le prometi pagar todos los gastos y el tiempo invertido. Este actu simplemente por compasin.

Cristo en esta parbola nos est diciendo que respondamos a una necesidad que pudiera no ser oportuna. Hay riesgos en ser compasivo.

El samaritano saba que el hombre que estaba medio muerto no era capaz de expresar agradecimiento ni de devolver la ayuda que haba recibido. Cuando llegara el momento de su recuperacin, el desconocido que lo ayud se habra marchado hace tiempo.

Los lderes religiosos solo vieron a un hombre indigno, que poda trastocar sus vidas o causarles dao, mientras que el samaritano vio a otro ser humano que mereca ser tratado con dignidad.

POR QU NO CAMBIAR DE PREGUNTA?

Si no me detengo a ayudar a este hombre, qu le pasar a l?. En esencia, lo que Jess quiere es que invirtamos la pregunta, para que podamos poner a otros antes que a nosotros mismos.

A QUIN REPRESENTA EL MALTRATADO?

Pero en un sentido ms profundo, el hombre que cay entre ladrones es el representante de Cristo, el prjimo que necesita de mi ayuda. Es a Cristo, quien qued desnudado, golpeado y dejado por muerto, a quien el samaritano ayud.

El necesitado que est delante de m es la oportunidad de devolver un poco la compasin que Cristo tuvo por m.

Esta es la verdadera compasin: esplagnzomai, un verdadero amor, un amor que viene de las entraas y que no tiene lmites, un amor que tenemos que aprender.

Seor, no quiero pasar de lejos ante el hombre herido en el camino de la vida. Quiero acercarme y contagiarme de tu compasin para expresar tu amor y tu ternura...

... T, Jess, buen samaritano, acrcate a m, herido por las flechas de la vida,por el dolor de tantos hermanos, por los misiles de la guerra,S, acrcate a m,buen samaritano...

... y llvame en tus brazos; Ven, buen samaritano, y hazme a m tener tus mismos sentimientos, para no dar nunca ningn rodeoante el hermano que sufre, sino hacerme compaero de sus caminos...

... amigo de sus soledades, cercano a sus dolencias,para ser, como T, "ilimitadamente bueno"y pasar por el mundo "haciendo el bien"y "curando las dolencias".