of 11/11
“Restauraré la casa... Reconstruiré sus ruinas y la Restauraré” HECHOS 15:16 r 52 DIAS DE RESTAURACION r 52 DIAS DE RESTAURACION A través de Nehemías. 52 DÍAS DE RESTAURACIÓN SEMANA: 01

A través de Nehemías. r 52 DÍAS DE RESTAURACIÓN · devocional y práctica que por 52 días nos acompañará en un precioso tiempo de Re- construcción y Sanidad para nuestras

  • View
    349

  • Download
    5

Embed Size (px)

Text of A través de Nehemías. r 52 DÍAS DE RESTAURACIÓN · devocional y práctica que por 52 días nos...

Restaurar la casa... Reconstruir sus ruinas y la

RestaurarHECHOS 15:16

r52 DIAS DE RESTAURACION

r52 DIAS DE RESTAURACION

A travs de Nehemas.

52 DAS DE RESTAURACIN

SEMANA: 01

[R52] 52 DAS DE RESTAURACIN

Restaurar la casa... Reconstruir sus ruinas y la

RestaurarHECHOS 15:16

Bienvenidos a R52 52 Das de Restauracin. Una Gua devocional y prctica que por 52 das nos acompaar en un precioso tiempo de Re- construccin y Sanidad para nuestras vidas, relaciones y reas de influencia. Un recurso didctico y pedaggico que nos har reflexionar en la importancia que tiene la Reconstruccin de nuestras murallas. Una ayuda que nos permitir reconocer que definitivamente necesitamos la intervencin de Dios en nuestras vidas, matrimonios y familias, adems de su presencia en nuestros trabajos, relaciones y ministerios. Esto nos permitir entender que el tiempo de la Reconstruccin para nuestras vidas ha llegado, y que la urgencia de embarcarnos en una travesa personal, social y ministerial de Restauracin simplemente ya no puede esperar.

Es por ello que, por 7 semanas nos sumergiremos en las aguas del Libro de Nehemas, donde encontraremos maravillosos principios espirituales para la tarea de reconstruccin. Viviremos encuentros diarios con Dios donde aprenderemos a usar herramientas bblicas y practicas en la tarea de Reconstruccin. Cada da apartaremos 52 minutos en nuestra agenda donde leeremos el libro de Nehemas, reflexionaremos en el devocional diario, y oraremos por nuestra Lista de Restauracin.

Equipo R52

r52 DIAS DE RESTAURACION

QU SIGNIFICARESTAURACIN?

POR QU DEBEMOSSER RETAURADOSY RESTAURADAS?

QUIN NOSRESTAURA?

POR QU52 DAS?

La Palabra restauracin proviene del hebreo arukah: sanidad, medicina, salud, curacin, restauracin. Regresar las cosas a su origen. Volver a estar como al principio. Por ello que la Restauracin de Dios tiene como propsito final regresarnos al Diseo Original, es decir, al Plan que l siempre ha tenido desde el principio para nuestras vidas.

Porque hay muchas reas de nuestra vida que no estn de acuerdo al Plan Original de Dios para nosotros. Esto nos lleva a vivir vidas infelices e insatisfechas, y no vidas en abundancia como dice Juan 10:10. Dios nos ha creado para vivir vidas plenas y satisfactorias en todos los sentidos, y si de alguna forma no nos encontramos as en cada una de las reas en las que nos desenvolvemos, es porque el sueo de Dios para nosotros se ha quebrantado, y por lo tanto necesitamos Restauracin.

Es Dios quien nos restaura a travs de su Hijo Jesucristo y por medio del poder del Espritu Santo. La Biblia dice en Hechos 4;12 que: Y en ningn otro hay Salvacin, por ello necesitamos conocer a Jess como salvador y entregarle nuestra vida a su seoro. Haciendo esto seremos sellados por el Espritu Santo (Efesios 1:13) quien nos dar las herra- mientas necesarias para caminar en el proceso de Restauracin para nues- tras vidas. R52 es solo una gua didctica para encontrarnos a diario con el Dios Restaurador.

As como le tomo 52 das a Nehemas y al pueblo reconstruir las murallas de la ciudad de Jerusaln, nos tomar a nosotros 52 das reflexionar sobre las reas que deben ser reconstruidas en nuestras vidas. Sin embargo, el camino de restauracin es un camino que debemos transitar de forma per-manente y constante todos los das. de nuestra vida.

r52 DIAS DE RESTAURACION

DA UNO: REPOSARVino Hanani, uno de mis hermanos, con algunos varones de Jud, y les pregunt por los judos que haban escapado, que haban quedado de la cautividad, y por Jerusaln.

Nehemias 1:2.

Muchas veces en la vida no nos percatamos de las cosas que estn mal debido a que estamos muy ocupados para notarlo. Familia, trabajo, estudios, ministerio, reuniones, compromisos y actividades no nos dejan tener un tiempo a solas con Dios, y con nosotros mismos para ver cmo estamos. La vida se nos va demasiado rpido, y el tiempo pareciera no tener consideracin, dejndonos sin espacios para ver los muros quebrantados que estn a nuestro alrededor. No podemos escuchar a Dios si estamos tan ocupados, incluso en labores espirituales. No podemos ver el quebranto, sino nos detenemos para revisar nuestros muros. Es por eso que, se nos hace necesario tener tiempos de Reposo y quietud donde podamos analizar cmo estamos.

El verso 2 del captulo 1 de Nehemas nos dice que ste se tom un tiempo especial para saludar a su hermano y preguntarles sobre algunos asuntos. Recordemos que, Nehemas como funcionario de Gobierno, deba estar siempre sirviendo en las labores de Palacio. Sin embargo, y debido a la visita de su hermano, decidi tener un tiempo de reposo para ver cmo estaban las cosas. Nehemas se detuvo y descanso para estar con su familia.

Al igual que Nehemas, debemos intentar tener cada da un tiempo especial de reposo. Un tiempo especfico donde podamos tener comunin con Dios. Conversar con l y revisar nuestro corazn para ver cmo estn los muros de la vida, matrimonio, trabajo y Familia. Ahora bien, Recuerda que los tiempos de reposo, al igual que todo tiempo, debe agendarse y planearse. Nunca tendrs un tiempo de reposo a menos que lo programes, y es en esos momentos donde el Seor comienza a mostrarte como est tu vida, y como estn los muros que te rodean.

Palabra: Reposo Proviene del verbo en latn repausare, que significa volver a hacer una pausa. En el Hebreo Bblico reposar es nuaeaj descansar, asentar, permanecer, estar quieto.

Principio : Los tiempos de Reposo nos muestran cmo estn nuestros muros.

Versculo: Sin embargo, finalmente la tierra est en reposo y tranquila. Ahora puede volver a cantar! Isaas 14:7

Desafos 1. En este da programa un tiempo para estar a solas con Dios y contigo.2. Aprtate en algn lugar especial. Evita las distracciones como las redes sociales, telfono y tv.

Desafos1. Tienes tiempos para ti y reposar?2. Tienes Tiempos diarios con Dios para escuchar su voz?

r52 DIAS DE RESTAURACION

Sin embargo, finalmente la tierra est en reposo y tranquila. Ahora puede volver a cantar!

Isaas 14:7

DA DOS: REVISARY les pregunt por los judos que haban escapado, que haban quedado de la cau- tividad, y por Jerusaln.

Nehemias 1:2.

Debemos aprender a analizar nuestras vidas. No solo es necesario tener tiempos de reposo, sino que debemos usarlos para hacer las preguntas correctas. Muchas veces hacemos tiempos de pausas sin preguntarnos nada. Sin analizar nuestras vidas. Sin interrogarnos acerca de cmo estn las cosas. Por ello es que debemos preguntarle a Dios como l cree que est nuestra vida. Miremos a nuestro alrededor y comencemos a revisar cada cosa que hacemos. El reposo no es solo para detenernos, sino tambin para preguntarnos qu est pasando a nuestro alrededor.

Por eso es necesario aprovechar el tiempo para volver a ver nuestra vida. Debemos aprovechar el tiempo para preguntarnos qu pasa. Ver cmo estamos en cada rea en donde nos desenvolvemos. Tal vez, muchas cosas necesitan seguir como estn, y otras sencillamente ser fortalecidas. Algunas necesitan ms trabajo; en cambio otras que les pongamos cierta atencin. Sin embargos, si nos hacemos las preguntas correctas, vamos a encontrar algunas reas que necesitan un trabajo ms especializado. Nos encontraremos con ciertas grietas que pudiesen causa grandes catstrofes. Por lo cual, en algunos casos nos encontraremos abiertamente con muros derrumbados que han estado all por mucho tiempo, y que sencillamente hemos postergado. Muros que al revisar se nos muestran en estado de deterioro que necesitan atencin urgente.

Nehemas no solo se tom un tiempo de reposo para estar con su hermano Hanani, sino que adems hizo la pregunta correcta. Reviso cmo se encontraba la situacin en Jerusaln, y a causa de su pregunta se mostr el verdadero estado de la ciudad a la cual l amaba. En este da, no solo aparte- mos un tiempo de reposo para estar con Dios, sino que adems, hagamos las preguntas correspondi- entes para ver cmo estn nuestras murallas. No te asombres si tu respuesta te muestra muchas grietas, en reas que estn olvidadas detrs de una vida sin pausa y sin preguntas.

Palabra: Revisar en su raz latina significa literalmente volver a ver. Examinar una cosa para comprobar si esta correcta o completa.

Principio : Preguntas correctas nos llevarn a determinar si nuestros muros necesitan Restauracin.

Versculo: Sabrs que tu hogar est seguro; cuando revises tus posesiones, no te faltar nada. Job 5:24

Desafos 1. Tmate un tiempo para revisar tus muros2. Pregntale a alguien cercano a ti como ve tu vida

Preguntas1. Cmo estn los muros de tu vida?2. Cules son las razones del por qu tus muros estn derrumbados?

r52 DIAS DE RESTAURACION

Sabrs que tu hogar est seguro; cuando revises tus posesiones, no te faltar nada. Job 5:24

DA 03: RECORDARY les pregunt por los judos que haban escapado, que haban quedado de la cautividad, y por Jerusaln. Nehemias 1:2.

Para determinar cmo se encuentran nuestros muros es necesario recordar. No podemos solo revisar lo que tenemos hoy, sino que nos es necesario revisar lo que un da tuvimos para determinar el estado de nuestras murallas. Traer de vuelta al corazn y a la memoria recuerdos e imgenes de las murallas de nuestras vidas cuando an estaba intacto. Cuando todo pareca estar en su lugar. Pensemos en lo que tenemos hoy, y recordemos lo que tuvimos ayer. Tal vez muchos de nuestros recuerdos nos llevarn a situaciones mucho peores de lo que tenemos hoy. Eso es maravilloso, debido que nos daremos cuenta de cuan fiel a sido Dios con nuestras vidas, y de cmo nos ha dado ms de lo que podemos merecer. Sin embargo, al recordar no solo debemos pensar en lo que tuvimos un da, sino en lo que queramos ser y tener en el futuro.

Recordemos los sueos y planes que tenamos para nuestros matrimonios, familias y ministerios. Recordemos las ilusiones y anhelos que un da invadieron nuestro corazn. Que ellos sean nuestros espejos hoy. Que sean ellos los que midan como se encuentran nuestros muros hoy. Pensemos en lo que un da tuvimos o en lo que queramos tener, y veamos lo que somos y tenemos hoy. En con siguiente, si al medir nuestro presente con el pasado, notamos que hay algunas reas de nuestras vidas que estn olvidadas o en ruinas, pensemos que ha llegado el momento de la Restauracin de Dios sobre ellas.

Nehemas nunca olvid Jerusaln ni sus races. Lo ms probable es que l no hubiera nacido all, sin embargo senta un tremendo compromiso con su pueblo. Su necesidad de restauracin naci, no solo de un tiempo de reposo o de hacer la pregunta correcta, sino de un profundo recuerdo por su patria y fe. Al igual que Nehemas, debemos aprender a volver al corazn las imgenes y recuerdos que un da nos llenaron de felicidad y plenitud. En este da, pensemos en los momentos maravillosos que el Seor nos permiti vivir y en las ilusiones que un da tuvimos, para determinar si realmente necesitamos un tiempo de reconstruccin sin precedentes en nuestras vidas, y en cada una de las murallas de vida que nos rodean.

Palabra: Recordar en su raz latina significa literalmente volver a pasar por el corazn (Re:de nuevo cordis: corazn). Del hebreo Zajar: Devolver a la memoria.

Versculo: Se me destroza el corazn al recordar cmo solan ser las cosas Sal 42:4

Principio : La necesidad de restauracin del Presente se puede medir al recordar el Pasado.

Desafos1. Recuerda como estuvo tu vida en el pasado en cada una de las reas donde hoy te desenvuelves.2. Recuerda las ilusiones y sueos que un da envolvieron tu corazn.

Preguntas1. Cules son las cosas de Dios que has dejado de hacer y que necesitan ser restau-radas?2. Cules son los sueos de Dios que un da queras hacer y que todava no concretas?

r52 DIAS DE RESTAURACION

Se me destroza el corazn al recordar cmo solan ser las cosas Salmos 42:4

DA CUATRO: RELACIONARY les pregunt por los judos que haban escapado, que haban quedado de la cautividad, y por Jerusaln. Nehemias 1:2.

La restauracin de las murallas en nuestras vidas no debe ser un acto personalista o individual, sino un proceso de sanidad que debe vivirse en comunidad. Muchas veces al reposar, preguntar, y recordar puede que evaluemos que nuestra vida no necesite entrar en un tiempo de Restauracin. Sin embargo, cuando comenzamos a ver la reedificacin como un camino relacional. nos encontraremos con muchas sorpresas. Veremos como muchas de nuestras relaciones estn totalmente deterioradas, las cuales necesitan ciruga divina urgente. Relaciones que son el reflejo de nuestra relacin con el Todopoderoso. Pues es imposible estar bien con Dios y quebrantado con los hombres.

Por otro lado, puede que nuestras relaciones interpersonales estn bien. Tal vez no tengamos problemas con nadie. No obstante, puede que sea que las personas que nos rodean estn habitando ciudades con muros arruinados. Tal vez, son ellas las que necesiten con urgencia entrar al Taller del Maestro para experimentar restauracin. Por lo mismo, debemos aprender a levantar nuestro rostro y no solo mirar al Cielo, sino al lado. Mirar a aquellos que por distintas razones estn quebrantados y que necesitan con urgencia la restauracin de Dios en sus vidas.

Nehemas nunca olvid a las personas que se encontraban en Jerusaln. Muchas de ellas podan haber sido sus familiares, sin embargo la mayora de ellas no lo eran, pero compartan su tradicin y confianza en el nico Dios. En este cuarto da, no solo debemos tener un tiempo de reposo, preguntas y recuerdos, sino que adems debemos mirar a los que estn a nuestro alrededor y contemplar sus muros. Puede que los nuestros estn bien, no obstante, habr murallas destruidas en algunos integrantes de nuestra familia, compaeros de trabajos, amigos y conocidos. Personas con las que nos encontramos a diario que necesitan la restauracin en sus vidas. Personas que tal vez no comparten muchas cosas con nosotros, pero que sin duda el Seor se ha encargado de ponerlas en nuestros caminos para ser canales de Restauracin Divina.

Palabra: Relacionar del Latn volver a lazar o atar.

Principio : Los tiempos de Reposo nos muestran cmo estn nuestros muros.

Versculo: Cuando l ore a Dios, ser aceptado y recibir con alegra y lo restaurar a una relacin correcta. Job 33:26

Desafos 1. Piense en aquellas relaciones que necesitan restauracin2. Pdale a Dios que le muestre a personas que usted conoce que necesitan restauracin.

Preguntas1. Cmo enfrenta la vida teniendo relaciones deterioradas?2. Que ha intentado hacer para que sus relaciones puedan restaurase? 3. Conoce a personas con las que se relaciona que tengan murallas derrumbadas en sus vidas?

r52 DIAS DE RESTAURACION

Cuando l ore a Dios, ser aceptado y recibir con alegra y lo restaurar a una relacin

correcta. Job 33:26

DA CINCO: REFLEJARY me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, all en la provincia, estn en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusaln derribado, y sus puertas quemadas a fuego.Nehemias 1:3

Para determinar si las murallas de nuestras vidas necesitan restauracin, debemos analizar si stas reflejan la Gloria de Dios. Muchas veces no sabremos si alguna rea de nuestra vida necesita sanidad divina, hasta que comenzamos a preguntarnos si realmente ellas son la expresin de la presencia del Todopoderoso. Es decir, debemos observar nuestros matrimonios, trabajos y ministerios, y determinar si ellos son un reflejo de lo que Dios siempre ha anhelado. Meditemos si son un reflejo de su amor, santidad y gracia. Evaluemos si responden a los propsitos que Dios siempre ha pensado para nosotros. Si la respuesta no es del todo afirmativa, ha llegado el momento de reconocer que realmente necesitamos la intervencin del Seor en cada muro que nos rodea. No podemos caer en el orgullo, y pensar que nosotros no necesitamos un tiempo de restauracin, solo porque nuestras vidas estn bien a nuestros ojos y criterios. Pues no se trata de solo estar bien, sino de reflejar el diseo del Padre en cada aspect de nuestra vida.Ahora bien, Cmo vamos a determinar si las reas de nuestra vida reflejan la Presencia de Dios? Muy sencillo, a travs de la Palabra de Dios. Es la Biblia y sus principios la que determinan si estamos reflejando la Gloria de Dios en nuestras murallas. Desde el Gnesis hasta el Apocalipsis podemos encontrar un espejo donde mirar cada uno de los ladrillos de nuestras murallas. Espejo que nos har ver si estamos respondiendo como debiramos responder. Es el Texto Sagrado la principal fuente de medicin. No lo es una persona, o una religin en especial, sino la enseanza espiritual, moral y social que podemos desprender desde los 66 libros del Canon Bblico.

Nehemas - como buen judo- conoca la tradicin y las pequeas porciones de la Palabra que en ese entonces existan. Fue a travs de ellas, que se dio cuenta que la Ciudad de sus padres no reflejaba la Gloria de Dios que siempre debi reflejar. Recordemos la visin de ese entonces era Murallas derrumbadas, Dios derrumbado. Fue este entendimiento lo que le llev a entender la necesidad de Restauracin para Jerusaln. En este da, meditemos si las reas de vida en las que nos desenvolvemos reflejan la Gloria de Dios. Sino lo hacen, no lo veas como una crisis sin remedio, ya que podras estar en la antesala de un gran tiempo de Restauracin en tu Vida.

Palabra: Reflejar, del latn reflectere, volver hacia atrs.Principio : Si las murallas de nuestra vida no reflejan a Dios, sin duda necesitamos un tiempo de restauracin.

Versculo: Oh, cunto deseo que mis acciones sean un vivo reflejo de tus decretos. Sal 119:5

Desafos 1. Evalu si cada rea de su vida refleja la Gloria de Dios2. Pdale a Dios que le perdone si hay murallas en su vida que no muestran su amor, Santidad y Gloria.

Preguntas1. Cules son las reas de su vida que no reflejan la Presencia de Dios? 2. Qu est dispuesto a hacer para que esas reas sean restauradas?

r52 DIAS DE RESTAURACION

Oh, cunto deseo que mis acciones sean un vivo reflejo de tus decretos. Sal 119:5

DA SEIS: REPERCUTIR

r52 DIAS DE RESTAURACION

Hagas el mal o hagas el bien, lo nicos afectados sern tus semejantes.

Job 35:8 NVI

Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, all en la provincia, estn en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusaln derribado, y sus puertas quemadas a fuego.Nehemias 1:3

Para determinar si las murallas de nuestras vidas necesitan restauracin, debemos analizar si stas No conoceremos la necesidad de Restauracin hasta que entendamos las repercusiones que tienen los muros quebrantados. Muchas veces pensamos que tener gritas en nuestras vidas no es algo preocupante. Es ms, tendemos a decir que no hay que exagerar y concluimos que todas las personas tienen cosas en sus vidas. Pensamos que es algo normal, y que est bien mientras lo tengamos ms o menos bajo control. Vivimos la vida como si nada pasara, o peor an, vimos como si las fisuras de nuestro camino no tuvieran repercusiones en el futuro. No obstante, las aberturas existenciales en nuestros muros tienen grandes repercusiones. Sino hacemos algo ahora, cada una de las rendijas en nuestras vida producirn consecuencias que lamentaremos para siempre. Puede que hoy por hoy los boquetes en nuestros muros no sean tan graves, sin embargo estos podran agrandarse y llevarnos a circunstan- cias desastrosas.

Es por eso que hoy debemos hacer algo. Pensar en las repercusiones y efectos que las pequeas crisis del hoy pueden producir maana. Ya hemos visto en das anteriores que, para determinar la necesidad de tener un tiempo de restauracin es necesario mirar hacia el pasado. Con todo ello, tambin es necesario mirar hacia el futuro. Pensar en nuestras familias, matrimonios, trabajos y ministerios, y ver si las rajaduras de sus muros tendrn consecuencias irreparables el da de maana. Ver si la ausencias del hoy sern llenas con cosas nocivas ms adelante. Si los problemas de comunicacin hoy con nuestros cnyuges, o la falta de atencin hacia nuestros hijos en este tiempo, por el trabajo o ministerio, definitivamente nos pasarn la cuenta.

Nehemas saba que la situacin de Jerusaln actual iba a traer repercusiones eternas. Saba que si l no haca algo ahora por restaurar la ciudad, las futuras generaciones se lamentaran para siempre. Esto es debido a que, no solo la ciudad estaba en juego sino su fe. Recordemos que en ese tiempo ellos tenan una perspectiva de fe regionalista. Es decir, su Dios habitaba en su regin y ciudades. Entonces, si su ciudad estaba devastada, tambin su fe y su Dios. Es por ello que Nehemas entiende que debe restaurar la ciudad para restaurar la fe de generaciones. Gracias a ello, casi 500 aos despus nuestro Seor Jess muri en la Cruz en esa misma ciudad, no tan solo para restaurar la fe de Israel, sino las murallas de toda la humanidad.

Palabra: Repercutir, del latn re-hacia atrs y percutio-golpear herir. Volver a herir.Principio : Las grietas del hoy destruirn las murallas del maana. Versculo: Hagas el mal o hagas el bien, lo nicos afectados sern tus semejantes. Job 35:8 NVIDesafos 1. Haga una lista de las posibles grietas que usted ve en sus relaciones y reas donde se desenvuelve.2. Converse con su esposo (a) o alguien cercano, y pregntele acerca de las grietas que ve en nuestra vida.Preguntas1. Cules son las grietas que ve en su familia?2. Cmo podran estas grietas repercutir en el maana?

DA SIETE: REPERCUTIR

r52 DIAS DE RESTAURACION

Regresen a m, y yo regresar a ustedes. Zacaras 1;3

Cuando o estas palabras me sent y llor, e hice duelo por algunos das, y ayun y or delante del Dios de los cielos.Nehemias 1:4

Cuando vemos la necesidad de Restauracin en las Murallas de Nuestras Vidas lo nico que nos queda es regresar a Dios. Por 6 das hemos reflexionado sobre la necesidad de entrar en un tiempo de Reconstruccin. Hemos hablado de reposar, revisar, recordar, relacionar, reflejar y repercutir, palabras que se transformaron en un sinnimo de la urgencia de entrar a un proceso de reparaciones profundas en nuestras vidas. Reparaciones que tal vez nunca imaginbamos que necesitbamos, pues siempre es mucho ms fcil negar las crisis y esconder los quebrantos. No obstante, hemos determinado que un tiempo de restauracin en nuestros muros de fe, familia, trabajo y ministerio son indispensables para lo que Dios quiere hacer con nosotros. Por lo mismo, este tiempo de Restauracin nos llevar de regreso hacia los brazos de nuestro Padre. Pues de alguna manera hemos aprendido que los grandes quebrantos en nuestros muros, o las pequeas grietas en nuestros ladrillos, no provienen de otra razn que no sea el haber abandonado la genuina comunin con Jesucristo.

Ha sido la perdida de una relacin honesta con El Dios en Sandalias lo que nos ha llevado hacia murallas en cenizas. Ocupados y desinteresados, no hemos dejado que nuestra fe se haga vida en cada una de las reas en las que nos desenvolvemos. Pues una fe sin accin es irrelevante, de la misma forma que una accin sin fe se torna en imperdurable. Por ello, ha llegado el momento de reconocer que muchos de los muros derrumbados que hoy tenemos se deben a que de alguna forma hemos perdido nuestra comunin con el Espritu Santo y la Palabra de Dios. Puede que no hayamos sido nosotros mismos los que hemos provocado las gritas en nuestras paredes, sin embargo, stas han provenido de personas con una innegable carencia relacional con Pap. Muchas de ellas tal vez nunca lo conocieron. Otras nunca traspasaron la lnea de la religiosidad y el fanatismo. Ahora bien, ya sea por desconocimiento de Dios o malinterpretacin del mismo, sus acciones o ausencias causaron profundas fisuras y agujeros en las paredes de nuestra identidad y visin de vida.

Nehemas saba que el problema del quebranto en sus murallas se basaba en el quebranto de su fe. Es por eso que, antes de acudir a cualquier persona o estrategia para reconstruir la ciudad, decide orar y postrarse del Dios del Universo. Este da pensemos en cuan cerca o alejados estamos de Dios. No me refiero a las actividades de Dios, sino al Dios de las actividades. Evaluemos cuanto tiempo pasamos en oracin genuina y estudio serio de la Palabra. Puede que al terminar el anlisis, concluyamos al igual que Nehemas, que todo este mal se nos ha venido por abandonar al Dios de nuestros Padres.

Palabra: Regresar: Volver al lugar de partida. Del hebreo Teshuv volver a la fuentePrincipio : Si regresamos a Dios las murallas regresarn.Versculo: Regresen a m, y yo regresar a ustedes. Zacaras 1:3.Desafos 1. Determine cuanto tiempo invierte en comunin genuina con Dios. 2. Prepare un plan de encuentro Diario con el Padre.Preguntas1. Cules son los muros de su vida que se han derrumbado por perder la comunin con Dios? 2. Est dispuesto a arrepentirse y regresar a Dios con todo su corazn?

Restaurar la casa... Reconstruir sus ruinas y la

RestaurarHECHOS 15:16

r52 DIAS DE RESTAURACION