of 158/158
CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC COMMISSION DE COOPÉRATION ENVIRONNEMENTALE COMISIÓN PARA LA COOPERACIÓN AMBIENTAL COMMISSION FOR ENVIRONMENTAL COOPERATION ESTADO DEL MANEJO DE BPCS EN AMÉRICA DEL NORTE

CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA ... · CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC ... CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC COMMISSION

  • View
    289

  • Download
    3

Embed Size (px)

Text of CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA ... · CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA...

CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CECCCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCECCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCACEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC CCE CCA CEC

COMMISSION DECOOPRATION ENVIRONNEMENTALE

COMISIN PARA LACOOPERACIN AMBIENTAL

COMMISSION FORENVIRONMENTAL COOPERATION

ESTADO DEL MANEJODE BPCS EN

AMRICA DEL NORTE

iiiEstado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

Precio al pblico $20.00 USDisponible en diskette $15.00 US

Para mayor informacin dirjase al:Secretariado de la Comisin para la Cooperacin Ambiental393, rue St.-Jacques ouest, bureau 200Montral (Qubec) H2Y 1N9Tel.: (514) 350-4300Fax: (514) 350-4314

Direccin en Internet: http://www.cca.cec.org

Correo electrnico: [email protected]

Documento de referencia editado por el Secretariado de la Comisin para laCooperacin Ambiental (CCA). Las opiniones que se expresan no sonnecesariamente las de la CCA ni las de los gobiernos de Canad, Mxico oEstados Unidos.

ISBN: 0-921894-30-9 Comisin para la Cooperacin Ambiental, 1996

Publicado por Prospectus Inc.Impreso en Canad.

Si desea copias adicionales, por favor dirjase a la casa editora en Canad:Prospectus Inc.Barrister House180 Elgin Street, Suite 900Ottawa, Ontario, Canada K2P 2K3Tel.: (613) 231-2727 1-800-575-1146Fax: (613) 237-7666Correo electrnico: [email protected]

Distribuidor en Mxico:InfomexNuevo Len No. 230-203Col. Hipdromo Condesa06140 Mxico, D.F.MxicoTel.: (525) 264-0521 Fax: (525) 264-1355Correo electrnico: [email protected]

Disponible en franais.Available in English.

iv Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

UN ENFOQUE DE AMRICA DEL NORTE SOBRE LASPREOCUPACIONES AMBIENTALES

Tres naciones trabajan unidas para proteger el medio ambiente

La Comisin para la Cooperacin Ambiental fue creada por Canad, Mxico yEstados Unidos en 1994 para tratar asuntos transfronterizos sobre medio ambienteen Amrica del Norte. Aunque la idea de crearla se origin durante las negocia-ciones del Tratado de Libre Comercio (TLC), la Comisin se deriva del Acuerdode Cooperacin Ambiental de Amrica del Norte (ACAAN).

El ACAAN refuerza y complementa las medidas ambientales del TLC. Crea unvnculo en Amrica del Norte mediante el cual los objetivos comerciales yambientales pueden lograrse a travs de la apertura y la cooperacin.

En trminos generales, el ACAAN se cre para proteger, conservar y mejorar elmedio ambiente en beneficio de generaciones presentes y futuras. Para dichopropsito, las Partes del Acuerdo se comprometen a lograr los siguientes objetivos:

Proteger el medio ambiente a travs de una cooperacin mayor.

Proteger el desarrollo sustentable con base en polticas econmicas yambientales de apoyo mutuo.

Apoyar los objetivos ambientales del TLC y evitar la creacin de tratadosque distorsionen o impongan nuevas barreras entre los pases participantes.

Fortalecer la cooperacin para desarrollar leyes que protejan el medioambiente e incrementar su aplicacin.

Promover la claridad y la participacin pblica.

Al firmar el ACAAN, los gobiernos de Canad, Estados Unidos y Mxico secomprometieron a llevar a cabo una serie de acciones que incluyen:

Presentacin de informes sobre el estado del medio ambiente.

Lucha por el mejoramiento de las leyes y los reglamentos ambientales.

Aplicacin efectiva de la legislacin ambiental.

Publicacin y difusin de la informacin.

Comisin para la Cooperacin Ambiental

Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

A travs de la cooperacin y la partici-

pacin del pblico, la CCA contribuye a

conservar, proteger y mejorar el medio

ambiente de Amrica del Norte. En el

contexto de los crecientes vnculos econ-

micos, comerciales y sociales entre Canad,

Mxico y Estados Unidos, trabaja para

beneficio de las generaciones presentes y

futuras.

Misin

v

Prefacio

viiEstado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

Los bifenilos policlorinados (BPCs) son una clase de compuestos que, si bienalguna vez fueron notables por su utilidad en equipos elctricos y otras aplica-ciones, en la actualidad son conocidos debido a que los tres pases de Amricadel Norte tienen regulaciones o polticas especficas para su control y manejo.

Durante casi cincuenta aos, hasta 1977, los BPCs fueron manufacturados poruna empresa estadounidense para usos tales como fluidos dielctricos en trans-formadores elctricos, capacitores y balastras lumnicas, as como en fluidoshidrulicos y plastificadores. Con el advenimiento de las regulaciones sobre losBPCs en Estados Unidos, a mediados de los 70, termin la manufactura de estoscompuestos en Norteamrica. Sin embargo, a pesar de que los BPCs ya no seproducen, gran parte del equipo que los contiene no ha llegado al final de suvida til y sigue en uso. La capacidad de almacenamiento no es uniforme en laregin, lo que tiene como resultado prcticas sumamente variables y unapotencial exposicin en el ambiente.

Durante 1995, a solicitud de Estados Unidos, Mxico y Canad, la CCA encargla elaboracin de informes sobre los antecedentes del manejo y control de losBPCs en cada uno de los tres pases, adems de un informe sumario para poneren relieve los problemas ms significativos del manejo en ese momento. Losobjetivos principales de este proyecto fueron determinar:

Qu cantidades de BPCs permanecen en cada pas.

Cules son las opciones de desecho que existen en cada pas.

Qu barreras y oportunidades para eliminacin de BPCs existen enNorteamrica.

La CCA espera que estos estudios continen siendo importantes para dirigir lasdiscusiones entre Canad, Estados Unidos y Mxico y para manejar aquellosaspectos determinados como prioridades nacionales o regionales.

Durante una junta en octubre de 1995, los ministros ambientales de Amricadel Norte acordaron una resolucin titulada Manejo Adecuado de SustanciasQumicas y decidieron la elaboracin de un programa de manejo y control dedeterminadas sustancias; los BPCs fueron especficamente sealados en la reso-lucin. Los tres gobiernos comenzaron a desarrollar un plan de accin regionalpara los BPCs y han utilizado esta serie de informes sobre los antecedentescomo material de referencia.

La CCA desea expresar su agradecimiento a las entidades gubernamentales quesiguen cooperando en esta tarea: el Ministerio del Medio Ambiente de Canad,la Agencia de Proteccin Ambiental de Estados Unidos y el Instituto Nacionalde Ecologa de Mxico; as como a los consultores que han trabajado en esteproyecto: Ross & Associates Environmental Consulting, Ltd., de Seattle,Washington; ERM-Mxico, S. A. de C. V., de la Ciudad de Mxico, y Proctor& Redfern, Ltd., de Hamilton, Ontario.

Estos documentos no necesariamente reflejan los puntos de vista de losgobiernos de Canad, Mxico o Estados Unidos.

Lisa NicholsJefe de Programa, Cooperacin Tcnica, CCA

ixEstado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

SECCIN I. ESTADO DEL MANEJO DE BPCS EN AMRICADEL NORTE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1

SECCIN II. ESTADO DEL MANEJO DE BPCS ENCANAD. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27

SECCIN III. ESTADO DEL MANEJO DE BPCS EN MXICO . . . . . . . 59

SECCIN IV. ESTADO DEL MANEJO DE BPCS ENESTADOS UNIDOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103

Informes

RESUMENESTADO DEL MANEJO

DE BPCS ENAMRICA DEL NORTE

COMISIN PARA LA COOPERACIN AMBIENTAL

MONTREAL, CANADJUNIO DE 1996

SIGLAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

I. GENERALIDADES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7

II. ANTECEDENTES: ESTADO DE LOS BPCS EN ESTADOS UNIDOS,CANAD Y MXICO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9

A. Estados Unidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11B. Canad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15C. Mxico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17D. Acuerdos Internacionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19

III. PERSPECTIVA DE AMRICA DEL NORTE EN EL MANEJO DE BPCS . . . . 21A. Marco de referencia para una estrategia de Amrica del Norte en

el manejo de BPCs . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21B. Observaciones sobre polticas para el manejo de BPCs

en Amrica del Norte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22C. Funcin de una poltica de fronteras abiertas . . . . . . . . . . . . . . . 24

IV. EN APOYO DE UNA ESTRATEGIA CONTINENTAL PARA EL MANEJODE BPCS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26

ndice

3Resumen

5Resumen

ACAAN Acuerdo de Cooperacin Ambiental de Amrica del Norte

BPCs bifenilos policlorinados

CCA Comisin para la Cooperacin Ambiental

CEPA Canadian Environmental Protection ActLey Canadiense de Proteccin Ambiental

CFE Comisin Federal de Electricidad

EPA Environmental Protection AgencyAgencia de Proteccin Ambiental

INE Instituto Nacional de Ecologa

LGEEPA Ley General del Equilibrio Ecolgico y la Proteccin al Ambiente

OCDE Organizacin para la Cooperacin y el Desarrollo Econmico

RCRA Resource Conservation and Recovery ActLey de Conservacin y Recuperacin de Recursos

Semarnap Secretara de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca

TLC Tratado de Libre Comercio

TSCA Toxic Substances Control ActLey de Control de Sustancias Txicas

Siglas

7Resumen

Estados Unidos, Canad y Mxico handesarrollado esquemas especficos paraproteger la salud humana y el medioambiente, a travs de una serie de leyesambientales que regulan los usos yemisiones de contaminantes, adminis-tran el tratamiento y la eliminacinde desechos y controlan las actividadespara el uso del suelo. Estas polticas hansido elaboradas de manera independiente,con base en las caractersticas particu-lares de cada pas.

Con la creacin del Tratado de LibreComercio de Amrica del Norte (TLC),las preocupaciones respecto a las dife-rencias potenciales en la administracinambiental entre los tres pases dieronorigen al Acuerdo de CooperacinAmbiental de Amrica del Norte(ACAAN) y a la Comisin para laCooperacin Ambiental (CCA) quetiene una misin multidisciplinariapara estudiar el medio ambiente enAmrica del Norte. Por primera vez,los problemas ambientales que cadapas haba enfrentado particularmentepueden ser analizados desde unaperspectiva norteamericana.

Cada pas miembro, Estados Unidos,Canad y Mxico, ha intentado, endiversos grados, proteger a sus pobla-ciones y ambientes de los riesgosasociados con los BPCs, pues stossiguen siendo utilizados y permanecenen el medio ambiente de cada pas.Sin embargo, los incentivos para laeliminacin de BPCs y la capacidadpara su manejo varan drsticamenteentre estos pases. Con este proyecto,

la CCA busca definir los aspectos quepodran, de manera potencial, conducirhacia una estrategia norteamericanapara el manejo de BPCs.

El estudio de BPCs se divide en dosfases: en la primera, la CCA generinformes sobre los antecedentesrelacionados con su manejo por pas,1a fin de contar con un conocimientoms detallado de la situacin de losBPCs en cada nacin, incluyendoreglamentos, inventarios y manejo, ascomo la capacidad de eliminacin. Estosinformes estn disponibles en la CCA.

Este documento constituye la segundafase del proyecto, que presenta losaspectos reglamentarios, de inventariosy de capacidad con el objeto de compararlos marcos de referencia de cada pas,incluyendo los estmulos y los obstculosque cada uno propicia para el manejoy la eliminacin adecuados de los BPCs.Esta informacin permite identificarlos aspectos ms importantes que debenconsiderarse en el desarrollo de unaestrategia para el manejo de BPCs enAmrica del Norte.

El documento trata sobre dos interro-gantes: primero, cul es la responsa-bilidad de cada pas en el manejo y laeliminacin de BPCs en Norteamrica?,y segundo, cul es la funcin de unapoltica de fronteras abiertas para lograrobjetivos de manejo compartidos? A lolargo del anlisis se presupone que lospases miembros vigilan el cumplimientode sus respectivas legislacionesambientales.2

I. Generalidades

1 Ross & Associates Environmental Consulting, Ltd., Estado del manejo de BPCs enEstados Unidos; agosto 1995; Proctor & Redfern, Limited, Estado del manejo de BPCs enCanad; septiembre 1995; ERM-Mxico, Estado del manejo de BPCs en Mxico; agosto1995 (borrador).2 Este reporte NO evala el grado en el que cada pas miembro hace cumplir su legislacincon respecto al uso, manejo y eliminacin de BPCs y no debe ser utilizado para elaborarconclusiones relacionadas con el grado de adecuacin de dicho cumplimiento en ningnpas.

8 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

Al lanzar este proyecto, la CCA estconsciente de que los asuntostransfronterizos la importacin yexportacin de BPCs para su manejoy/o eliminacin adecuados entre lostres pases pueden ser un factordeterminante para la creacin de unaestrategia en Amrica del Norte. Almismo tiempo, reconoce que dichaestrategia requerir el compromiso delos tres pases para trabajar hacia unameta comn, con una poltica defronteras abiertas como la nicaimprescindible entre las diversasherramientas polticas consideradas.La posicin de Estados Unidos conrespecto a la importacin de BPCspara su eliminacin es piedra angular

en la discusin integral del movimientotransfronterizo de BPCs. De los trespases, Estados Unidos posee la mayorcantidad de BPCs, as como la mayorcapacidad para eliminarlos. Susfronteras estn actualmente cerradas ala importacin y exportacin de BPCs,excepto a travs de un proceso deexencin regulatoria y caso por caso.La Agencia de Proteccin Ambiental deEstados Unidos (EPA) se encuentra enla etapa medular de un procedimientopara la elaboracin de reglas que puedanmodificar la actual reglamentacinsobre BPCs en Estados Unidos y suposible importacin y/o exportacinpara su manejo y eliminacin.3

3 La regla de 1996 de la EPA sobre importacin de BPCs ya no exige una exencinregulatoria o la aprobacin de cada caso para importar BPCs en concentracionesmayores a 50 ppm, siempre y cuando se cumplan determinados requisitos.

9

Los bifenilos policlorinados (BPCs)son una clase de compuestos qumicossumamente txicos, bioacumulablesen el medio ambiente y reconocidoscomo carcingenos potenciales. Hastalos aos 70, los BPCs se utilizaronampliamente en equipos elctricostales como transformadores, capacitoresy balastras de iluminacin, as como enfluidos hidrulicos, plastificadores yotros artculos.

En Amrica del Norte, solamenteEstados Unidos produca BPCs. Entre1929 y 1977, Monsanto Company, lanica empresa fabricante de BPCs enel pas, produjo 700,000 toneladas(1,400 millones de libras) de BPCs puros,de las cuales aproximadamente 75,000toneladas fueron exportadas y 625,000(1,250 millones de libras) se utilizarondentro de Estados Unidos. Aproximada-mente 44,000 toneladas (88 millonesde libras) se exportaron a Canad;Mxico import entre 11,000 y 22,000toneladas (de 22 a 44 millones de libras)de Estados Unidos y Europa. Dado quelos BPCs son utilizados en combinacincon otras sustancias en una ampliavariedad de equipos aislantes y elctricos,as como en otras aplicaciones industri-ales, es difcil determinar el volumentotal o la ubicacin del material enuso o contaminando el suelo que pudohaber tenido contacto con BPCs y quedebe ser muy superior a la cantidad deBPCs puros originalmente fabricada.

Para entender la problemtica de losBPCs desde una perspectiva de Amricadel Norte, se requiere un conocimientogeneral de los volmenes que original-mente estuvieron presentes en cadapas, as como del grado en que stoshan logrado limpiar su ambiente deBPCs. Adems, se requiere la compren-sin del marco regulatorio para conocerla capacidad de cada pas de manejar,tratar y destruir los BPCs remanentes.

Esta seccin describe la situacin delos BPCs en cada pas e incluye losreglamentos, el inventario de BPCsremanentes, las opciones de elimina-cin y de importacin y exportacinde estas sustancias para su eliminacin,as como observaciones sobre lasituacin de los BPCs en cada pas,obtenidas con base en la informacinde los antecedentes. Tambin se resumeel papel de los acuerdos internacionalesentre los tres pases que permiten elmovimiento transfronterizo de sustan-cias peligrosas, incluyendo BPCs.

Con el objeto de relacionar loscontextos de cada pas, el cuadro 1compara algunos de los aspectosprincipales sobre BPCs entre los trespases. Es importante mencionar, sinembargo, que la informacin delinventario en cada pas se calcula demanera diferente, lo que dificulta unacomparacin directa.

II. Antecedentes: estado de los BPCs en Estados Unidos,

Canad y Mxico

Resumen

10 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

Cuadro 1: Comparacin del estado del manejo de BPCs en Norteamrica

Estados Unidos Canad Mxico

Agencia Agencia de Environment Canada; Secretara del Medio Ambiente,Responsable Proteccin Ambiental ministerios provinciales Recursos Naturales y Pesca

(EPA) del ambiente (Semarnap), especficamente el Instituto Nacional de Ecologa (INE)

Ley/Leyes Ley de Control de Reglamentos para clorofenilos Reglamentacin para residuosbsicas para Sustancias Txicas reglamentos para exportacin, peligrosos de la Ley General deBPCs (e); y 40 CFR 761 almacenamiento, tratamiento Ecologa

y eliminacin de desechos deBPCs; reglamentos para laimportacin/exportacin deresiduos peligrosos; reglamentospara el transporte de bienes peli-grosos; reglamentos provinciales

Leyes/reglamentos S S No (en desarrollo)particulares para BPCs

Algunos artculos S S Nodescontinuados

Restricciones de uso S S No

Importacin permitida S* S (para destruccin) No

Exportacin permitida No, a menos que el S, para unidades de BPCs hacia Spas importador EU, con su consentimiento; no a otorgue su cualquier otro pas. (No aprobadoconsentimiento debida a disposicin provisional)

Opciones de Incineradores; Incinerador; Tratamiento Exportacineliminacin/manejo Tratamiento mvil e incineracin(permitidas y mvil/incineracin;disponibles) Rellenos sanitarios;

Trmica alternada

Capacidad de S S Noincineracin

Capacidad de S S No relleno sanitario

Instalaciones adicionales S S Spara eliminacinpendientes

Capacidades S S Sdescontaminantes

Requerimientos y S El almacenamiento comercial Notiempo lmite para no se permite normalmente;almacenamiento no hay tiempo lmite decomercial almacenamiento

Requerimientos de S S (voluntario) Noetiquetado para losBPCs en uso

Requerimientos para S S Stransportacin

Planeacin de S S Semergencia

Inventario No S No (en desarrollo)

Programas y S S Nomateriales deeducacin pblica

*A partir de marzo de 1996 esta regla fue modificada a fin de permitir la importacin de BPCs para su destruccin, bajo ciertascondiciones.

11Resumen

4 59 FR 62788-62877, diciembre 6, 1994.5 Corporacin de Planeacin de Recursos, Apndice A: Inventario estimado de equipoBPC en 1988 (Informe final), octubre de 1988.

A. ESTADOS UNIDOS

Estados Unidos ha elaborado unaestructura reglamentaria ms extensa ycompleja que cualquiera de los otrospases de Amrica del Norte. La Leyde Control de Sustancias Txicas(TSCA) tiene una seccin indepen-diente dedicada exclusivamente a BPCsy las reglas para BPCs abarcan ms de70 pginas del Cdigo de ReglamentosFederales. Bajo este rgimen, la manu-factura, importacin, exportacin yuso de BPCs estn prohibidos, exceptoen circunstancias determinadas. La EPAha determinado que no existe un riesgoexcesivo en los usos permitidos de losBPCs remanentes y cierto tipo de equiposBPCs han sido descontinuados.

Los BPCs estn regulados con base entres categoras, jerarquizadas de acuerdocon la concentracin presente en losequipos. Los BPCs en concentracionesmenores a 50 ppm prcticamente noestn reglamentados; el equipo conconcentraciones de 50 a 500 ppm debecumplir algunos requisitos reglamentarios,mientras que los equipos con BPCs enconcentraciones iguales o superiores a500 ppm tienen la reglamentacin msestricta que incluye opciones limitadaspara su eliminacin y almacenamiento,as como requisitos de etiquetado,ubicacin y mantenimiento de registros.

Los reglamentos definen los tipos deeliminacin permitidos para BPCslquidos y para el equipo contaminadocon BPCs. Existen lmites para lascantidades mximas de BPCs que lasindustrias pueden manejar, mismos quese especifican en las licencias o se basanen los lmites prcticos de operacin.

En todos los casos, la EPA ha determinadoque el lmite superior no representa unriesgo excesivo para la salud humana oel ambiente.

Actualmente, la EPA est en el procesode modificar las reglas para acelerar laeliminacin de BPCs en Estados Unidos.Las reglas propuestas, emitidas endiciembre de 1994, incluyen cambiosimportantes en los tipos de eliminacinexistentes y en los elementos bajocontrol reglamentario.4 El periodo decomentarios pblicos se cerr en mayode 1995 y la EPA sostuvo una audienciapblica adicional en junio para respondera los comentarios. Actualmente, la EPAest trabajando en la regla final.

Cuntos BPCs quedan? De los 1.4 milesde millones de libras de BPCs purosproducidos por Monsanto Company,Estados Unidos emple alrededor de625,000 toneladas (1,25 miles de millo-nes de libras) en fluido dielctrico paraequipo elctrico y otros usos. En 1976,la EPA calcul que 250,000 toneladas(500,000 millones de libras) ya habanentrado al ambiente y que 375,000toneladas (750 millones de libras)permanecan dentro del equipoelctrico. Para 1988, la EPA calcul que141,000 toneladas (282,000 millones delibras) de BPCs puros todava estabanen uso. Un inventario privado de equipoelctrico estim que aproximadamente28 millones de unidades, que contenanun total de 166 millones de libras deBPCs, permanecan en servicio en 1988.5Otros BPCs remanentes se encuentrantambin en balastras de lmparas fluo-rescentes fabricadas antes de 1979 y enuna gran variedad de otros equiposmanufacturados con BPCs. El inventario

de 1988 mostr los siguientes tipos deequipo elctrico con concentracionesde BPCs superiores a 50 ppm:

Adems de los BPCs que permanecenen uso, la EPA considera que 34 millonesde yardas cbicas de suelos estncontaminadas con estas sustancias.

La EPA no ha elaborado ningninventario completo de BPCs desdelos aos 80 y slo empez a rastrear losdatos de eliminacin en 1990. Por lotanto, es difcil determinar uninventario preciso de BPCs puros o deequipo con remanentes de BPCs en1995. Desde que la EPA inici el rastreode eliminacin de BPCs, aproximada-mente 5.7 miles de millones de librasde residuos de BPCs han sido eliminadesen instalaciones autorizadas por laTSCA. Esto incluye 104,000 transfor-madores y 280,000 capacitores de grantamao en un periodo de cuatro aos.Hacia finales de 1993, 57 millones delibras de residuos de BPCs estabanalmacenadas en espera de eliminacin.No se proporcionaron los datos sobreconcentracin de BPCs, por lo que lacifra de eliminacin refleja el peso totaldel material contaminado, no la cantidadde BPCs puros.

Qu opciones existen para la eliminacin?En Estados Unidos existen opcionesampliamente distribuidas. Cuatroincineradores fijos estn autorizadospara manejar BPCs y un incineradoradicional estar realizando pruebasdurante 1995. Otras opciones deeliminacin incluyen un incinerador

mvil, as como siete rellenos sanitariospara residuos qumicos. Tambin existenservicios de descontaminacin y reciclaje.

Cinco empresas estn autorizadas parala descloracin qumica mvil oestacionaria de unidades con un bajonivel de contaminacin; cuatro plantaslo estn para la separacin fsica; tresplantas para el desensamblado de trans-formadores y tres ms para el recicladode balastras de luz fluorescente. Elmapa 1 muestra la ubicacin de lasinstalaciones para el manejo y elimi-nacin de BPCs en Estados Unidos.En general, los costos de eliminacinen este pas son significativamentemenores que en Canad.

Existe una integracin importante entrela industria de la eliminacin y manejode BPCs y el resto de la industria deeliminacin de residuos peligrosos enEstados Unidos. Para las opciones detratamiento y eliminacin de BPCs,una empresa, Rollins EnvironmentalServices, opera tres de los cuatroincineradores existentes; el otro espropiedad de Chemical Waste Manage-ment que, adems, opera la mayora delos rellenos sanitarios que aceptanresiduos de BPCs.

Los volmenes de BPCs, as como lascantidades de equipos contaminadosque se destruyen, se incrementan cadaao. Sin embargo, las fluctuaciones enlos datos parecen estar ligadas a cambiosen los reglamentos que hacen de laeliminacin una opcin ms atractiva

12 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

Transformadores 74,300 unidades 500 ppm libras totales de BPCs = 121,000,000con askareles

Transformadores 2,590,000 unidades 50-500 ppm con aceite mineral 263,700 unidades 500 ppm libras totales de BPCs = 313,900

Capacitores de gran 1,460,000 unidades 500 ppm libras totales de BPCs = 45,500,000tamao con BPCs

13Resumen

que continuar con su uso. Por ejemplo,la eliminacin de contenedores de BPCsse increment a casi 5,000,000 deunidades en 1991, en comparacincon la eliminacin tpica anual de160,000 a 180,000 contenedores. LaEPA atribuy este incremento exponen-cial a las empresas que reclasificaronsus unidades en lugar de instalar mejorproteccin elctrica, lo que gener ungran volumen de aceite que debi seralmacenado en contenedores para sueliminacin.

Casi todas las instalaciones de trata-miento y eliminacin en Estados Unidosestn trabajando muy por debajo de

sus capacidades permitidas. A pesar deque no todas las instalaciones estndispuestas a proporcionar los datossobre las cantidades reales de residuosde BPCs que manejan, la sobrecapacidades reconocida dentro de la industria.En algunos casos, particularmente enel de los incineradores para manejarresiduos peligrosos de RCRA y BPCs,su capacidad disponible para laeliminacin de BPCs es utilizada paraotros residuos peligrosos, si no haysuficientes BPCs.

Est permitida la importacin/ exportacinde BPCs? Bajo las reglas actuales, lasimportaciones/exportaciones de BPCs

Mapa 1: Instalaciones comerciales para la eliminacin de BPCs en Estados Unidos

CLAVE: Tipo de DisposicinBiolgica (1 total)Rellenos sanitarios para qumicos (7 total)Reciclaje de balastras de flor (3 total)Desemblaje de transformadores BCP (3 total)Separacin fsica (4 total)Declorinacin qumica (7 total)Declorinacin Mvil (2 total)Tratamiento trmico alternado (0 total)Incineradores (4 total)Incineradores Mvil (1 total)Ms de un tratamiento en la misma instalacin

14 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

estn prohibidas a menos que la EPAotorgue una exencin. El 26 de octubrede 1995, la EPA acept una solicitudde S. D. Myers para la importacin deBPCs de Canad a Estados Unidospara su eliminacin, efectiva a partirdel 15 de noviembre de 1995 hasta lafecha de entrada en vigor de la reglafinal de importacin, 31 de diciembrede 1977. La EPA hizo notar que estaexencin se aplica solamente a S. D.Myers, la nica empresa que ha presen-tado tal solicitud, pero que otras empresassimilares tambin pueden solicitarla.

En 1979, la EPA permiti la importaciny exportacin temporal de BPCs parasu eliminacin como parte de su Polticade Fronteras Abiertas . Esta polticaexpir en 1980 con el objetivo dealentar a otros pases a desarrollar supropia capacidad de eliminacin.

Los cambios propuestos por la EPA enlo que respecta a los BPCs incluyenmodificaciones a las reglas actuales deimportacin y exportacin para eliminarla exencin reglamentaria. Bajo lasreglas propuestas, las importacionespara eliminacin seguiran siendoautorizadas solamente caso por caso,ya sea a iniciativa de la EPA o comorespuesta a una solicitud, con base enlos resultados de una nueva pruebadividida en dos partes: (1) que laactividad sea en beneficio de EstadosUnidos (lo que no ha sidoespecficamente definido), y (2) laactividad no debe constituir un riesgoexcesivo de dao a la salud o al medioambiente. Las decisiones de exportacinestaran fundamentadas en el hechode que el pas receptor tuviera unacuerdo internacional para el manejotransfronterizo de BPCs, a menos que

la EPA considerara que stos no seranmanejados adecuadamente en ese pas.6

Observaciones con respecto al manejode BPCs en Estados Unidos. Todoslos plazos lmite para los equipos quecontienen BPCs han expirado enEstados Unidos. A lo largo del pas,existe una capacidad de almacenamientoy eliminacin de BPCs adecuada; porlo tanto, el principal problema serefiere al ritmo de eliminacin. LaEPA est intentando modificar losreglamentos para hacer de la elimina-cin de BPCs una opcin ms atractivaque mantenerlos en servicio. Asimismo,est explorando incentivos pararecompensar a las industrias queretiren y eliminen BPCs ms rpida-mente. Cualquier nueva regla conrespecto al proceso de importaciny/o exportacin de residuos BPCstambin afectara el volumen, elritmo, la capacidad y el costo de laeliminacin en Estados Unidos.

B. CANADEn Canad, los BPCs estn controladospor una serie de reglamentos promul-gados bajo la Ley Canadiense deProteccin Ambiental (CEPA). LosReglamentos Federales para Clorobi-fenilos, emitidos en 1978, son similaresa las reglas promulgadas en EstadosUnidos para BPCs bajo la TSCA. LosReglamentos Federales para Clorobi-fenilos prohben la manufactura, ventae importacin de BPCs para cualquieruso (est permitida su importacincon fines de eliminacin); restringensu uso en productos, establecen unlmite regulatorio de 50 ppm yespecifican la concentracin ycantidad de BPCs que pueden serlegalmente emitidas al ambiente.

6 La decisin de la EPA para cambiar el procedimiento de importacin y exportacinpodra ser recusada por las partes que cuestionan su autoridad para realizar los cambiosregulatorios propuestos.

15Resumen

Los reglamentos federales paraalmacenamiento de BPCs imponenrequisitos a todos los propietarios deestas sustancias. Muchas provinciastienen, adems, requisitos especficospara el almacenamiento de BPCs. LaLey para el Transporte de BienesPeligrosos impone requisitos para eltransporte de BPCs, incluyendoespecificaciones para el empaque,declaraciones y entrenamiento yseguridad; algunas provincias imponenrequisitos adicionales.

Canad cuenta con pocas instalacionespara el almacenamiento comercial, loque se debe, en parte, a su renuencia aaprobarlas y a la oposicin pblicapara su establecimiento en lugaresespecficos. En consecuencia, no se hapermitido la creacin de opciones parala eliminacin de BPCs fuera de servicioy, como resultado, Canad tiene cercade 3,000 lugares de almacenamiento alo largo del pas; adems, la legislacinactual no establece lmites con respectoal tiempo que dichos materiales puedenpermanecer almacenados.

Cuntos BPCs quedan? A diferenciade Estados Unidos, Canad lleva a caboanualmente un inventario nacional deBPCs. La compilacin de los datos delinventario es una responsabilidadcompartida entre los gobiernos federaly provinciales. En general, EnvironmentCanada rastrea los BPCs en uso y lasprovincias rastrean los residuos deBPCs en almacenamiento. EnvironmentCanada ha publicado reportes anualesdel inventario de BPCs (en uso y enalmacenamiento) desde 1988. Al finalde 1993, el inventario nacional incluyaproximadamente 50,000 toneladas(101 millones de libras) de BPCs y dematerial con BPCs en uso (excluyendolmparas fluorescentes) y 140,000toneladas (280 millones de libras) deBPCs, material con BPCs y suelos

contaminados en almacenamiento. Alparecer, existe una gran cantidad,aunque relativamente desconocida, debalastras de lmparas fluorescentes enuso que el inventario nacional noincluye.

Qu opciones existen para la eliminacin?Hasta hace poco haba opcioneslimitadas para la destruccin otratamiento de BPCs disponibles enCanad. Varios intentos para ubicareste tipo de instalaciones han fracasadocomo resultado de una fuerte oposicinpblica. Se han concluido dos proyectosde incineracin mvil y un tercerproyecto para tres lugares en Quebecser instrumentado en breve. Launidad de Swan Hills en Alberta (conuna capacidad aproximada de 50,000toneladas anuales) es el nico incineradorfijo de BPCs en Canad. El gobiernode Alberta vendi recientemente susacciones de la instalacin. Hasta enerode 1995, Swan Hills slo poda aceptarBPCs generados en Alberta; sin embargo,la poltica cambi en febrero de 1995y en la actualidad puede aceptardesechos de todo Canad. Los preciosde la eliminacin en este lugar son engeneral superiores a los de EstadosUnidos y, hasta el momento, la plantaopera por debajo de su capacidad.

Las opciones para el tratamiento deaceites minerales contaminados conBPCs (para su reutilizacin) estnampliamente disponibles y son muyutilizadas en Canad, principalmentepor medio de unidades mviles dedescontaminacin operadas por empresasque manejan BPCs. Tambin se practicamucho la descontaminacin de lostransformadores que contenan aceitemineral contaminado con PBCs paraser reutilizados. Los servicios mvilesde descontaminacin para equipo conaltas concentraciones de BPCs estndisponibles pero no son muy populares

16 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

7 El 20 de noviembre de 1995, ante la inminencia de la decisin de la EPA de permitir laimportacin de BPCs de S.D. Myers de Canad a Estados Unidos para su destruccin, elministro canadiense del medio ambiente firm una orden provisional bajo la LeyCanadiense de Proteccin al Ambiente, para impedir la exportacin de desechos de BPCsa Estados Unidos durante dos aos. El futuro de dicha orden es incierto.

debido, en parte, a la falta de instala-ciones de incineracin para la destruc-cin de askareles lquidos. En la isla deMontreal existe un relleno sanitario querecibe tierra contaminada con BPCs.

Est permitida la importacin/ exportacinde BPCs? Los reglamentos de exporta-cin de residuos de Canad prohbenla exportacin de BPCs residuales atodos los pases, con excepcin deEstados Unidos. La exportacin aEstados Unidos est permitida solamentecuando la EPA ha dado su consenti-miento. La frontera de Alberta no estabierta a la importacin de BPCs delexterior hacia Swan Hills y los Regla-mentos Federales de Clorobifenilosprohben la importacin excepto conpropsitos de destruccin.7

Observaciones con respecto al manejode BPCs en Canad. Las opcionespara la eliminacin de BPCs enCanad cambiarn ahora que SwanHills, el nico incinerador comercialfijo en Canad autorizado para destruirBPCs, puede aceptar residuos detodo el pas. Aunque la apertura deSwan Hills le brinda a Canad lacapacidad suficiente para manejar susresiduos de BPCs, todava no seconoce el impacto que esta decisintendr sobre el ritmo de eliminacinen Canad. Este ritmo ser influen-ciado por el costo de eliminacin enSwan Hills, los incentivos para retirarlos BPCs de su almacenamiento a finde ser eliminados y el costo y lacomplejidad de transportarlos a travsde las provincias hasta Alberta. Losdos proyectos exitosos de incinera-cin mvil (Goose Bay y Smithville),as como los de Quebec, estn

localizados en zonas que tienen grandescantidades de BPCs derramadas oalmacenadas en o cerca de comuni-dades; esta contaminacin constituyel estmulo necesario para obtener elconsentimiento de las comunidadespara los proyectos temporales. Laoposicin pblica para ubicarinstalaciones incineradoras deresiduos txicos es muy fuerte enCanad, por lo que es poco probableque se abran nuevas instalaciones enel futuro cercano, con excepcin deunidades de tratamiento mviles.

C. MXICO

Mxico ha utilizado cantidades muchomenores de BPCs que Estados Unidosy Canad y no ha desarrollado unaestructura regulatoria para controlar sumanejo y eliminacin que sea indepen-diente de las disposicions generales parael manejo de residuos peligrosos. EnMxico, los BPCs estn legislados por elReglamento sobre Residuos Peligrososde la Ley General del EquilibrioEcolgico y Proteccin Ambiental.Estas sustancias son consideradas residuospeligrosos por las leyes mexicanas y,por lo tanto, todas las obligacionespara los generadores de residuostxicos son aplicables a los BPCs.

El manejo y eliminacin de BPCs esregulado por normas ecolgicas tcnicasespeciales y cualquier entidad queposea BPCs y eventualmente tengaque deshacerse de ellos, debe enviarun reporte al Instituto Nacional deEcologa (INE).8 Sin embargo, lamayora de las industrias no hancumplido con esto; adems, los talleresde reparacin de transformadores no

17Resumen

necesitan permisos especficos paramanejar BPCs y no existen requisitospara el etiquetado o control de derrames.Muchos funcionarios temen que losBPCs estn siendo almacenadosinadecuadamente y eliminados demaneras no controladas.

Durante las investigaciones se observque diversas estaciones de energaoperaban transformadores con fugas dePBCs y, dado que no existen requeri-mientos de etiquetado en Mxico, noes posible determinar con precisincuntas unidades se encuentran en estascondiciones, lo que genera interrogantescon respecto a las medidas de seguridadadecuadas para los BPCs que perma-necen en uso o en almacenamiento.

Cuntos BPCs quedan? De acuerdo conlos informes oficiales del INE, Mxicotiene 8,800 toneladas de BPCs lquidosalmacenados y en transformadores, yno existe informacin con respecto ala cantidad de material contaminadocon BPCs. La Comisin Federal deElectricidad (CFE), tiene aproximada-mente 2,400 toneladas (4.9 millonesde libras) de BPCs en equipo elctricodisperso en todo el pas. Mxico podratener alrededor de 10,000 transfor-madores o capacitores con PBCs dentrode sus complejos industriales.

Qu opciones existen para la eliminacin?Mxico no tiene instalaciones para laeliminacin final de BPCs, aunquecuenta con un incinerador que nuncafue autorizado para operar. La nicainstalacin de tratamiento en Mxico esuna unidad mvil para descontaminacin

de aceites con menos de 5,000 ppm de BPCs. Una sola empresa planeaintroducir una unidad mvil deincineracin en 1996, la cual podradestruir BPCs a un costo menor que laexportacin transocenica. Algunasotras empresas han mostrado intersen construir instalaciones para laeliminacin de BPCs en Mxico.

Est permitida la importacin/ exportacinde BPCs? Los BPCs pueden ser expor-tados para su eliminacin y existentres empresas autorizadas para hacerlo.Hace poco, 600 toneladas (1.2 millonesde libras) de BPCs fueron embarcadaspara ser incineradas en Finlandia.9 Laimportacin de PBCs a Mxico estprohibida. Recientemente, el presidentedel INE solicit que la EPA considerela autorizacin para importar BPCs deMxico a Estados Unidos para suincineracin, dado que los volmenesde BPCs en Mxico no justifican lainversin en equipo de incineracin,en particular debido a las dificultadesfinancieras del pas y con base en lasobrecapacidad de Estados Unidos.

Observaciones con respecto al manejode BPCs en Mxico. Mxico seenfrenta a un dilema con respecto asus esfuerzos para la eliminacin deBPCs. No ha realizado un inventarioexhaustivo de los BPCs remanentesy tampoco ha desarrollado capacidadesinternas para eliminarlos. Aunque elINE tiene como meta la destruccinde los BPCs, no existen instalacionesen Mxico; como resultado, pequeascantidades de BPCs son exportadashacia Europa para su eliminacin,

8 El INE es parte de la Secretara de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca(Semarnap), la institucin responsable de la proteccin ambiental en Mxico.9 Hasta el 31 de marzo de 1996, el INE haba otorgado permisos para la exportacin de1,528 toneladas mtricas de BPCs. De esta cantidad, 1,350 toneladas mtricas seexportaron a Finlandia y 178 a Inglaterra para su incineracin.

18 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

siendo este negocio una consecuenciadirecta de la carencia de opciones.En Mxico, los BPCs no han sidoobjeto de tanta atencin como enEstados Unidos y Canad, y existepoca informacin pblica disponiblepara evitar su manejo inadecuado.Actualmente, algunas empresas estnintentando desarrollar instalacionespara el tratamiento y eliminacin deBPCs dentro de Mxico, con el objetode superar la dependencia de la expor-tacin. Las autoridades mexicanasanalizan ahora un programa parareglamentar, muestrear, etiquetar ymanejar los BPCs.

D. ACUERDOSINTERNACIONALES

Diversos acuerdos multilaterales ybilaterales se refieren a los embarquestransfronterizos de residuos peligrosos,incluyendo BPCs. Estos acuerdosestablecen un marco de referenciapara la reglamentacin nacional detales residuos que reconoce el derechode un pas a prohibir su exportacin oimportacin, pero que permite losmovimientos transfronterizos sujetos a la notificacin y aceptacin delembarque por el pas importador. Elmarco reglamentario as establecidotambin reconoce el derecho soberanode cada pas a prohibir o negar laimportacin o exportacin de cualquierembarque de residuos. Por lo tanto, elestado de la reglamentacin nacionalen Canad, Estados Unidos y Mxicosobre la importacin y exportacin de

BPCs es crucial para cualquier polticaque pretenda permitir o fomentar elembarque transfronterizo de BPCs parasu eliminacin.

El principal acuerdo internacionalsobre el embarque transfronterizo deresiduos peligrosos es la Convencinde Basilea de 1989,10 en la que sedestaca que cada pas debe reducir lageneracin de desechos; debe, de serposible, contar con instalaciones parala eliminacin de los desechos queproduce y el manejo de los mismosdebe realizarse de modo que se evite lacontaminacin. De acuerdo con losartculos 4(5) y 11 de la Convencin,los embarques de residuos entre lospases miembros y no miembros estnprohibidos a menos que exista unacuerdo bilateral que los autorice.Aunque Canad y Mxico son miembrosde la Convencin de Basilea y EstadosUnidos todava no la ratifica, este ltimoha firmado un acuerdo bilateral indepen-diente con Canad y Mxico que regulael flujo de residuos peligrosos entre lostres pases. 11

Ambos acuerdos estn redactadosconforme el espritu de notificacinprevia y autorizacin del pas importadorpara cualquier embarque de residuospeligrosos. El acuerdo de 1986 entreCanad y Estados Unidos establece elaviso con 30 das de anticipacin, y lafalta de respuesta de las autoridadesregulatorias del pas importador dentrodel periodo de 30 das se considera unconsentimiento tcito. El Anexo III

10 Convencin de Basilea para el Control de Movimientos Transfronterizos de ResiduosPeligrosos y su Eliminacin, 22 de marzo 1989 (1992), C.T.S.19.11 Acuerdo entre el gobierno de Canad y el gobierno de Estados Unidos con respecto alMovimiento Transfronterizo de Residuos Peligrosos, octubre 28, 1986 (1986), C.T.S. No.39; Anexo III para el Acuerdo entre Estados Unidos de Amrica y los Estados UnidosMexicanos sobre Cooperacin para la Proteccin y Mejoramiento del Ambiente en laZona Fronteriza; Acuerdo de Cooperacin entre los Estados Unidos de Amrica yEstados Unidos Mexicanos con respecto a los Embarques Transfronterizos de ResiduosPeligrosos y Sustancias Peligrosas, noviembre 12, 1986, 26 I.L.M. 16-37 (1987).

19Resumen

de 1987, del acuerdo entre EstadosUnidos y Mxico, establece la obligacinde aviso al pas importador, el cual deberesponder dentro de un lapso de 45 das.Este acuerdo no autoriza el consenti-miento tcito si la respuesta no es dadaen dicho periodo.

Los tres pases son miembros de laOrganizacin para la Cooperacin y elDesarrollo Econmico (OCDE). Enseptiembre de 1995, durante la TerceraConferencia de las Partes de la Conven-cin de Basilea, se hizo una modifica-cin que prohbe la exportacin deresiduos peligrosos de miembros de laOCDE (incluyendo a Liechtenstein)hacia pases en desarrollo no miembros.Sin embargo, esta prohibicin no afectalos embarques de BPCs entre EstadosUnidos, Canad y Mxico, dado quelos tres son miembros de la OCDE.

Aunque el TLC est diseado parapromover el comercio libre y sinrestricciones entre los tres pases,tambin reconoce la supremaca de laConvencin de Basilea, del acuerdode 1986 entre Estados Unidos y Canad,y del Acuerdo de La Paz de 1993 entreEstados Unidos y Mxico, en el casode cualquier inconsistencia entre elTLC y estos acuerdos ambientales.12De hecho, los acuerdos sobre residuospeligrosos entre Estados Unidos yMxico y Estados Unidos y Canadestn fundamentados en el libremovimiento de residuos peligrosos entrelas partes, sujetos a previa autorizaciny consentimiento por parte del pasimportador. Los principios de laConvencin de Basilea, con respecto

a las instalaciones de eliminacin quedeben establecerse dentro del pas quegenere los residuos y, que los movi-mientos transfronterizos de residuosdeben reducirse al mnimo y no sonaplicables en los movimientos bilateralesde residuos entre Canad, EstadosUnidos y Mxico, debido a que stosse regirn por el principio de libertadde movimiento, sujeto a notificacin yconsentimiento del pas importador.

Las reglas de la legislacin internacionalconvencional permiten el estableci-miento de un mercado comercialregulado para la eliminacin deBPCs en Amrica del Norte. Losnicos requisitos que limitan el librecomercio de residuos peligrosos son losprocedimientos de notificacin yconsentimiento previos. Estas reglasestn incorporadas en las leyesnacionales de las tres partes del TLC.El consentimiento discrecional haconducido al surgimiento de leyes ypolticas nacionales que prohben orestringen la importacin de BPCs en Estados Unidos. Si las partes delTLC acuerdan abrir fronteras para la eliminacin de BPCs, tendrn que reemplazar estas prohibiciones orestricciones discrecionales, permitidaspor los instrumentos antes men-cionados, con normas para la admi-nistracin, manejo y eliminacin deBPCs, emitidas por las agenciasregulatorias responsables. Cada pasdebe entonces dar su consentimientoa la importacin de BPCs para prop-sitos de eliminacin, siempre y cuandocada embarque cumpla con estasnormas.

12 Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte, diciembre 17, 1992, Artculo 104(1)(c) y (d); y Anexo 104.1.

21Resumen

El volumen de BPCs existente enAmrica del Norte constituye unacantidad fija, debido a que ya no sefabrican ni se importan. Dado que losBPCs son persistentes y bioacumulables,su adecuado almacenamiento evitaque penetren al medio ambiente, perono representa una solucin permanente.Los tres pases disponen de por lo menosuna opcin para la eliminacin de BPCs.Si cuentan con el tiempo suficiente yutilizan las opciones que tienen a sudisposicin, cada pas podr destruirtodos sus BPCs. Las metas para elmanejo de BPCs podran alcanzarsems fcilmente mediante una estrategianorteamericana coordinada, cuyo efectoglobal sera la reduccin de la cantidadde BPCs que ingresan al medio ambiente.

Una estrategia de Amrica del Nortepara el manejo de BPCs requerir elcompromiso conjunto de los tres pasespara trabajar con polticas compartidas.Lo que se requiere inicialmente es ladefinicin de una meta para desarrollaruna estrategia norteamericana de manejode BPCs que cubra las necesidades yobjetivos de los tres gobiernos. Esposible desarrollar esa estrategia conbase en las observaciones obtenidas encada pas y en los problemas generaliza-dos que surgen al analizar la problemticade los BPCs desde una perspectivacontinental.

Esta seccin plantea las preguntasclave que deben regir la definicin dela meta norteamericana para el manejode los BPCs y la subsecuente estrategia.Las observaciones previas con respectoal manejo de BPCs en cada pas tienenimplicaciones obvias para el desarrollode una estrategia regional compartida.Conjuntamente, estas preguntas yobservaciones pueden servir de guapara decidir las acciones adecuadaspara el logro de este objetivo y, enparticular, proporcionarn el marco

para una poltica de fronteras abiertascomo parte de esas acciones.

A. MARCO DE REFERENCIAPARA UNA ESTRATEGIA DEAMRICA DEL NORTE EN ELMANEJO DE BPCS

Cuatro preguntas principales moldeanel desarrollo de una estrategia norte-americana para el manejo de BPCs,incluyendo sus objetivos y las obliga-ciones de cada pas para alcanzarlos.

1. Cul es la meta deseada para elmanejo de BPCs en Amrica del Norte?Por ejemplo, algunas metas podranincluir: Remover y destruir todos los BPCs

para una fecha determinada. Eliminar todos los BPCs en uso y

trasladarlos a un lugar de almacena-miento seguro para su posteriordestruccin, al ritmo que fije elmercado.

Inventariar todos los BPCs en usoy desarrollar una estrategia para su remocin, almacenamiento ydestruccin al final de la vida tildel equipo.

Inventariar todos los BPCs enalmacenamiento y garantizar suseguridad hasta que puedan sereliminados.

Otros?

2. Qu ritmo de eliminacin essatisfactorio? Por ejemplo, diferentesritmos podran incluir: Destruir los BPCs remanentes en

fechas determinadas. Facilitar la remocin y destruccin

al ritmo que fije el mercado, cono sin estmulos u obstculos que loafecten.

Remover los BPCs de las localidadessensibles.

Autorizar que los BPCs permanezcanen uso durante el tiempo de vidatil que le quede al equipo.

Otros?

III. Perspectiva de Amrica delNorte para el manejo de BPCs

22 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

3. Cul es la responsabilidad de cada paspara estimular y fortalecer la eliminacindentro de sus propias fronteras? y, elobjetivo de eliminacin de BPCs debeser el mismo para cada pas? Por ejemplo,la asignacin de las responsabilidadesindividuales y compartidas podraincluir: Cada pas tiene su propia responsa-

bilidad, as como un ritmo deeliminacin propio.

Partir de la capacidad existente yde las tendencias del mercadorespecto a las decisiones sobrecapacidad futura, con base en unapoltica de fronteras abiertas.

Fijar un espacio de tiempo limitadopara establecer una poltica defronteras abiertas.

Compartir la capacidad con baseen acuerdos recprocos, tales comoque los tres pases deberan contarcon alguna capacidad, o solamenteentre pases con capacidad y pasesque no la tienen, o entre pases quetienen capacidad.

Determinar la apertura de fronterascaso por caso.

Otros?

4. Qu acciones ayudaran a lograr losobjetivos de una estrategia transcontinentalpara el manejo de BPCs?

Qu otras acciones podran sernecesarias para complementar elcambio en el control de las fronteraspara asegurar que la meta en elmanejo de BPCs sea alcanzadarealmente? Por ejemplo, las accionesadicionales podran incluir untiempo lmite de almacenamientoo un impuesto sobre los BPCsalmacenados o en uso.

Si la frontera de Estados Unidospermanece cerrada y slo se abrecaso por caso, qu criterios debeaplicar Estados Unidos para definirsus intereses?

Estas preguntas, junto con las observa-ciones sobre el manejo de BPCs, debenguiar el desarrollo de una estrategiaque reconozca y fortalezca la capacidadde cada pas para cubrir su responsa-bilidad en el manejo adecuado de BPCs.Esa responsabilidad puede o no incluiruna poltica de fronteras abiertas parala eliminacin, dependiendo de la maneraen la que los pases decidan combinaro compartir sus responsabilidades.

B. OBSERVACIONES SOBREPOLTICAS PARA EL MANEJODE BPCS EN AMRICADEL NORTE

Al observar el manejo de los BPCsdesde una perspectiva norteamericanay no desde el interior de las fronterasde cada pas, surge un panoramacomplejo. Es un panorama que requierela concertacin entre los tres pases,especialmente si se han identificadoalgunas responsabilidades compartidasentre ellos para alcanzar cualquierobjetivo comn en el manejo de BPCs.Si bien la cuestin primordial querequiere de un dilogo evidente entrelos tres pases estriba en saber si unapoltica de fronteras abiertas es necesariapara lograr cualquiera de los objetivoscompartidos, existen otras que merecenser consideradas. A continuacin sepresentan algunas de las principalesobservaciones y cuestiones respecto apolticas.

Escenario inicial: las diferencias entrelos tres pases en trminos de las canti-dades de BPCs originalmente en uso,las cantidades puestas fuera de servicio,la inversin en tratamiento y la capacidadde eliminacin, as como el alcance dela legislacin, son evidentes.

Tema de discusin: Cmo deberarepresentar una estrategia norte-americana compartida los diferentes

23Resumen

niveles de inversin y consideracionesreglamentarias que cada pas harealizado para desarrollar su manejoy capacidad de eliminacin de BPCs?

Ritmo de eliminacin: en Canadexisten pocos incentivos para descon-tinuar el uso de BPCs o terminar consu almacenamiento. En Estados Unidosactualmente no existen fechas lmitepara la descontinuacin obligatoria.En Mxico, el uso de BPCs no estprohibido y la eliminacin y almacena-miento no son regulados estrictamente;si bien se han exportado pequeascantidades para su eliminacin. A laluz de estas situaciones, no es seguroque una poltica de fronteras abiertaspudiera por s misma incrementar elritmo de la eliminacin de BPCs oasegurar que todos los BPCs disponiblesseran enviados allende las fronteraspara su eliminacin en instalacionesque cuentan con la capacidad disponible.

Tema de discusin: En qu condi-ciones una poltica de fronterasabiertas incrementara realmente elritmo de eliminacin de BPCs desdeuna perspectiva norteamericana?;qu otras acciones, tales como unimpuesto sobre los BPCs quepermanecieran en uso o almacenados,seran necesarias para fortalecer elritmo de eliminacin de BPCs?

Capacidad disponible: con base en lainformacin disponible, parece quelas instalaciones para eliminacintienen capacidad suficiente para manejartodos los BPCs que permanecen enAmrica del Norte. Desde una perspec-tiva norteamericana, el problema de lacapacidad se convierte en un asuntode abastecimiento de los volmenesque se eliminan actualmente: qu tanrpido podran concentrarse los BPCspara ser eliminados gracias a una

poltica de fronteras abiertas?, y dequ modo afectara este cambio en elvolumen para eliminacin al actualexceso de capacidad?

Tema de discusin: Estara un pasnorteamericano dispuesto a aceptaro a promover la importacin deresiduos de BPCs de los otros pasescon base en su exceso de capacidad?,de qu manera deberan manejarselos cambios de volumen que pudieranreducir desordenadamente el excesode capacidad?

Ubicacin de las instalaciones paraeliminacin: los cambios propuestos alas reglas de importacin y exportacinde Estados Unidos establecen un sistemapara el beneficio de Estados Unidosa fin de legislar respecto a decisionesde importacin, mientras que la exporta-cin depende de un acuerdo interna-cional y de la capacidad del pas receptorpara manejar adecuadamente los BPCs.Con base en la situacin actual, es pocoprobable que Estados Unidos exporteBPCs a Mxico, dado que este pas nocuenta con instalaciones para sueliminacin. Estados Unidos tampocopodra exportar BPCs a Canad, ya quela frontera de Alberta est cerrada a losresiduos no canadienses y los reglamentossobre clorofenilos prohben la importa-cin. Por tanto, cualquier flujo deresiduos entre pases sera en un solosentido: hacia Estados Unidos, si steabre sus fronteras.

Tema de discusin: Cualquier decisincon respecto a un cambio en lapoltica de fronteras abiertas en unpas debera tomarse con base enuna consulta entre los tres gobiernospara asegurar que cumpla con unameta norteamericana compartidapara el manejo de BPCs?

24 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

C. FUNCIN DE UNA POLTICADE FRONTERAS ABIERTAS

Como se describi a lo largo de estedocumento, la poltica de fronterasabiertas es una de las mltiples polticasque podran usarse potencialmentepara alcanzar las metas norteamericanasen el manejo de BPCs. Sin embargo,la cuestin de fronteras abiertas por smisma no parece ser suficiente paralograr un incremento sostenido en elritmo de eliminacin de BPCs, nisera tampoco el nico problema depoltica digno de ser considerado en eldesarrollo de una estrategia norte-americana compartida.

Cualquier decisin para abrir lasfronteras debe tomarse con base en elimpacto que dicha apertura tendrapara alcanzar los objetivos de manejode BPCs, en el entendido de que unapoltica de este tipo podra originarpercepciones de ganadores yperdedores. Con la ausencia denuevas instalaciones, la eliminacinde gran parte si no es que de latotalidad de los BPCs remanentesen Amrica del Norte tendra lugar enEstados Unidos. Con la competenciadel mercado, algunas de las instalacionesexistentes en Estados Unidos o Canadpodran ver reducidos sus nivelesactuales de negocio, mientras que otraspodran crecer. Adems, como resultadode la poltica de fronteras abiertas, lascomunidades cercanas a las instalacionespara la eliminacin de BPCs podranenfrentar niveles mayores de actividadde BPCs, aunque al parecer estosvolmenes no rebasaran los original-mente autorizados para cada instalacin.

Los siguientes ejemplos ilustran lasdiferentes maneras en las que unapoltica de fronteras abiertas podraestructurarse en caso de que los tres

pases determinarn que este tipo depoltica ayudara a alcanzar los objetivosen el manejo de BPCs:

una poltica de fronteras abiertasno restringida;

una poltica de fronteras abiertascon duracin limitada;

una poltica de fronteras abiertassin lmite de tiempo, pero conotras restricciones tales como: restricciones a la cantidad de

residuos que podran serimportados o exportados;

importaciones solamente depases que han desarrollado supropia capacidad;

importaciones slo de pases queno tienen capacidad.

Una poltica de fronteras abiertas podraacoplarse con polticas adicionales enlos tres pases a fin de proporcionarincentivos suficientes para una elimi-nacin ms rpida. Por ejemplo, lassiguientes actividades podran ayudara incrementar la efectividad de unapoltica de fronteras abiertas:

tiempos lmite especficos para laremocin y destruccin en los trespases;

impuestos sobre almacenamiento, y/o esfuerzos iguales para inventariar y

garantizar condiciones seguras paralos BPCs en uso o almacenados.

Las rutas y los riesgos asociados con eltransporte de BPCs tambin deben serestudiados en el caso de que se decidierauna poltica de fronteras abiertas. Silas fronteras de Estados Unidos fueranabiertas a los embarques de residuos deBPCs, mayores volmenes de stos yde productos contaminados con ellosseran transportados a travs del pas.Este incremento en el transporte seraponderado contra la prueba de riesgoexcesivo de la TSCA, dado el riesgopotencial de derrames. Debido a que

25Resumen

los BPCs han sido objeto de tantaregulacin, la percepcin pblica delos riesgos relativos a stos es muchomayor que para otros residuos peligrosos,aun cuando una evaluacin seria de latransportacin demostrara que existepoco riesgo en el movimiento deresiduos si se compara con otrasfuentes de exposicin potenciales .

Una poltica de fronteras abiertas afec-tara a cada pas de manera diferentecon respecto a su capacidad y est-mulos para manejar sus propiosBPCs, as como a su habilidad paraconstruir instalaciones dentro de suspropias fronteras. Las siguientespreguntas ilustran el impactopotencial que una poltica de fronterasabiertas podra tener en cada uno delos tres pases.

Estados Unidos: Una poltica de fronterasabiertas ocasionara que los BPCstranscontinentales llegaran a EstadosUnidos a un ritmo lo suficientementerpido como para incrementar el preciode la eliminacin de BPCs a los clientesestadounidenses o como para ocasionarproblemas de capacidad interna? SiEstados Unidos abre sus fronteras, cmoequilibrar la tasa de eliminacin de losBPCs internacionales con la destruccinde los BPCs nacionales?

Canad: Cul sera el impacto de unapoltica de fronteras abiertas sobre lasinstalaciones existentes y futuras enCanad? Qu conjunto de circuns-tancias, adems del precio, ocasionaraque los propietarios canadienses de BPCsno embarcaran sus residuos a EstadosUnidos para su eliminacin, dadas lasdiferencias actuales entre los preciosestadounidenses y canadienses?

Mxico: De qu manera una poltica defronteras abiertas afectara el desarrollode instalaciones para la eliminacinde BPCs en Mxico? Una poltica defronteras abiertas debera depender deotras condiciones si Mxico nuncadesarrolla una capacidad importante?

Cada pas tiene un inters en el resultadode la decisin de los otros respecto a lapoltica de fronteras abiertas. Por lotanto, es necesario que los tres sostengandilogos especficos sobre a una estrategianorteamericana para el manejo de BPCs.Estos dilogos deben enfocarse hacia lanecesidad y la conveniencia de definirmetas compartidas para el manejo deBPCs, as como a las implicaciones decualquier estrategia resultante respectoa la capacidad de cada pas para manejaradecuadamente los BPCs, y tambinrespecto a los incentivos para la elimina-cin, si no para las instalaciones.

Existen diversas oportunidades paraestimular acciones positivas y, si fueseconveniente, apoyar una estrategianorteamericana para el manejo de BPCs.Dicha estrategia deber considerar,cuando menos, el deseo de que cadapas acuerde una equivalencia dedesempeo con respecto al manejo de BPCs. Esto es, que cada pas secomprometa a trabajar para lograr losmismos resultados de manejo utilizandosus propios y probablemente nicosenfoques de administracin. Dichameta no implica que cada pas tuvieranecesariamente las mismas reglas o lamisma capacidad de administracin;sin embargo, s podra ayudar a unificarlos esfuerzos de manejo de BPCs encada pas.

Un punto de partida lgico es lograrque los tres pases se enfoquen especfica-mente en los pasos necesarios paraestablecer una estrategia norteamericana.A continuacin se discuten dos rutaspara el desarrollo de dicha estrategia:

Dilogo sobre polticas: Podra esta-blecerse un dilogo sobre polticasentre los tres pases a fin de apoyar eldesarrollo de metas comunes. Dadoque la decisin de Estados Unidossobre su poltica fronteriza tendrefectos potenciales en el manejo deBPCs en cada pas, un dilogo entrelos tres pases permitir que esa decisinse tome a la luz de sus respectivos puntosde vista en relacin con la estrategia.

Apoyo tcnico: Podra establecerse unmecanismo para compartir abiertamente

informacin y apoyo tcnico. Lanaturaleza de dicho apoyo variarentre los tres pases. Mxico ya hasolicitado el apoyo de la CCA para elmanejo de BPCs. Hay, por lo tanto,una excelente oportunidad para facilitarapoyo tcnico y cooperacin a fin deque Mxico cubra sus necesidadesidentificadas, con base en algunas delas experiencias obtenidas de losesfuerzos de Estados Unidos y Canadpara controlar los BPCs dentro de susterritorios. Las caractersticas especficasde dicho apoyo debern desarrollarsecuidadosamente y en conjunto entrelos tres pases.

Con este esquema en dos partes, undilogo sobre polticas y el desarrollode un programa de apoyo tcnico entrelos tres pases, la CCA cumplira condos importantes componentes de sumisin: 1) servir como un foro para ladiscusin de los asuntos ambientales y2) promover y facilitar la cooperacinentre las partes con respecto a losasuntos ambientales.

La informacin contenida en estedocumento podra, entonces, usarsepara ayudar a dirigir el dilogo, msque para apoyar cualquier recomenda-cin especfica sobre polticas. Dada sucomprensin de los aspectos msimportantes involucrados en el desarrollode un estudio para el manejo de BPCsen Amrica del Norte, la CCA estarbien ubicada para avanzar en su objetivode lograr una estrategia para el manejode BPCs en Amrica del Norte.

26 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

IV. En apoyo de una estrategiacontinental para el manejo de BPCs

INFORME NACIONALESTADO DEL

MANEJO DE BPCSEN CANAD

PREPARADO PARA LACOMISIN PARA LA COOPERACIN AMBIENTAL

POR

PROCTOR & REDFERN LIMITEDSEPTIEMBRE DE 1995

29Estado del manejo de BPCs en Canad

SIGLAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31

I. INTRODUCCIN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33

II. PANORAMA GENERAL DE LA SITUACIN DE LOS BPCS EN CANAD. . . . 35

III. PANORAMA GENERAL DEL RGIMEN REGULATORIO . . . . . . . . . . . . . . . 39A. Impulsos regulatorios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39B. Reglamentos federales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40C. Reglamentos provinciales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41D. Lineamientos del Consejo Canadiense de Ministros del

Medio Ambiente (CCME) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42E. Otras iniciativas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43F. Efectos ambientales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43

IV. INVENTARIOS DE BPCS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45A. Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45B. Resumen del inventario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45C. Distribucin geogrfica de los BPCs . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46

V. OPCIONES PARA EL MANEJO DE BPCS EN CANAD . . . . . . . . . . . . . . . 49A. Almacenamiento de residuos de BPCs . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49B. Aceite mineral contaminado y transformadores asociados . . . . . . . . . . . . 49C. Askarel y equipo con askareles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50

1. Askareles lquidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 502. Equipo con askareles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50

D. Otros BPCs slidos (suelos, concreto, etc.) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51E. Centro para el manejo de residuos especiales de Alberta . . . . . . . . . . . . . 51F. Incineracin mvil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52G. Nuevas tecnologas para el mercado canadiense. . . . . . . . . . . . . . . . . . 53

VI. BARRERAS PARA LA ELIMINACIN DE BPCS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55A. Antecedentes de la situacin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55B. Posibilidades futuras. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55

VII. BIBLIOGRAFA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57

ndice

Aceite mineral contaminado Aceite mineral para transformador contaminadocon BPCs de baja concentracin, generalmentemenos de 1 por ciento de BPCs.

Askarel Fluido para equipo elctrico con altaconcentracin de BPCs, generalmente entre un 40 y un 80 por ciento.

ASWMC Alberta Special Waste ManagementCorporation

BPC Bifenilos policlorinados. Los clorobifenilos obifenilos policlorinados se definen en la LeyCanadiense de Proteccin Ambiental comoaquellos compuestos que tienen la frmulamolecular C12H10-nCln, donde n es mayor que 2.

BPC lquido Cualquier lquido que contenga ms de 50miligramos de BPCs por kilogramo (50 ppm por peso) de lquido (i.e., aceite mineralcontaminado con BPCs, suspensiones acuosas y askarel).

BPC slido Cualquier slido que contenga unaconcentracin BPCs mayor a 50 miligramos de slido (50 ppm por peso).

CCME Canadian Council of Ministers of the EnvironmentConsejo Canadiense de Ministros del MedioAmbiente.

CCREM Canadian Council of Resource and EnvironmentMinistersConsejo Canadiense de Ministros de Recursos yMedio Ambiente.

CEAA Canadian Environmental Assessment ActLey Canadiense de Evaluacin Ambiental.

CEPA Canadian Environmental Protection ActLey Canadiense de Proteccin Ambiental.

Descontaminacin La remocin de BPCs de una sustancia slida o lquida.

Descontinuacin La remocin permanente del servicio yalmacenamiento del equipo BPC.

EPA Environmental Protection AgencyAgencia de Proteccin Ambiental (EU).

Equipo de BPC Cualquier artculo manufacturado, incluyendocualquier transformador o capacitor, que contieneuna sustancia de BPC slida o lquida.

31Estado del manejo de BPCs en Canad

Siglas

MOE Ontario Ministry of EnvironmentMinisterio del Medio Ambiente de Ontario(Canad).

NRBC Natural Resource Conservation BoardComit para la Conservacin de los RecursosNaturales (Alberta, Canad).

OCDE Organizacin para la Cooperacin y elDesarrollo Econmico.

Reciclaje Recoleccin de las partes de un transformadorpara fundicin posterior y para la recuperacinde metales.

Residuo de BPCs Cualquier equipo con BPCs, lquido o slido,para el que ya no existe posibilidad de uso.

Reso Retornar los transformadores al servicio.

TDGA Transportation of Dangerous Goods ActLey sobre el Transporte de MercancasPeligrosas (EU).

TSCA Toxic Substances Control ActLey de Control de Sustancias Txicas (EU).

32 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

33Estado del manejo de BPCs en Canad

Como parte del Acuerdo para laCooperacin Ambiental de Amricadel Norte (ACAAN) celebrado entrelos gobiernos de Canad, Mxico yEstados Unidos (1994), se establecila Comisin para la CooperacinAmbiental (CCA), la cual reconocela importancia del apoyo para descon-tinuar y destruir sustancias peligrosas.Los bifenilos policlorinados (BPCs)son reconocidos en Amrica del Nortecomo una sustancia peligrosa y sueliminacin adecuada es establecidapor ley en los tres pases.

Si bien los tres pases tienen diferentesreglamentos, inventarios e infraestructuracon respecto a los BPCs, existe la posi-bilidad de compartir recursos para unadestruccin ms eficiente de estassustancias.

Para investigar las oportunidades decooperacin entre los tres pases, laCCA ha encargado un estudio quedebe ser preparado conjuntamente portres firmas consultoras, una por pas.

Proctor & Redfern fue comisionado porla CCA para preparar este informe deantecedentes del manejo de BPCs enCanad; Ross & Associates Environ-mental Consulting Ltd. y ERM-Mxicoprepararn los informes para EstadosUnidos y Mxico, respectivamente.Ross & Associates es tambin respon-sable de coordinar los esfuerzos delequipo de estudio (las tres firmasconsultoras) y de elaborar el resumendel informe, que proporcionar unaperspectiva norteamericana sobre elmanejo de BPCs.

I. Introduccin

35Estado del manejo de BPCs en Canad

Aunque nunca fueron producidos enCanad, cerca de 40,000 toneladasmtricas de BPCs lquidos de altaconcentracin fueron importadas al pasdesde Estados Unidos (CCREM, 1986).Debido a su baja conductividad, los BPCslquidos han sido utilizados principal-mente como fluidos dielctricos enequipos elctricos cerrados, tales comotransformadores y capacitores. Enconjunto, las aplicaciones elctricascontienen aproximadamente el 70 porciento de todos los BPCs que han sidousados en Canad (CCREM, 1996).

Los BPCs tambin han sido utilizadosen otra gran variedad de productostales como plastificadores, fluidos detransferencia de calor, fluidos hidrulicos,bombas de vaco y compresoras, ascomo en la manufactura de tintas,lubricantes, retardadores de flama,adhesivos especiales y papel sin carbn.Todos stos pueden ser consideradosusos finales parcial o totalmente abiertos,que resultan en emisiones de BPCs alambiente (CCA, 1995).

A mediados de los 70, el gobierno deCanad, junto con otros pases desar-rollados, se dio cuenta de la magnitudde los problemas potenciales para lasalud humana y el ambiente asociadoscon la exposicin a los BPCs. En 1976,en virtud de la nueva Ley Canadiensede Contaminantes Ambientales, estegrupo de sustancias fue investigadoextensivamente por el Grupo sobreBPCs (Environment Canada, 1988).El Grupo encontr niveles significativosde BPCs en huevos de gaviota, peces,sedimentos, productos lcteos y tejidohumano.

El gobierno respondi a estas preocupa-ciones ambientales y de salud emitiendo,a partir de 1977, una serie de tres reglassobre clorobifenilos. Bsicamente, estasreglas prohiban la manufactura, venta

e importacin de BPCs para cualquieruso y especificaban las concentracionesy cantidades que podan ser legalmenteemitidas al ambiente.

En abril de 1995, el derrame de untransporte de BPCs lquidos quecontamin la autopista y los automvilesque circulaban, ocurrido en la partenorte de Ontario, cerca de la comunidadde Kenora, atrajo una considerableatencin del pblico y los medios. Elincidente de Kenora fue uno de losmomentos determinantes para la con-ciencia pblica canadiense sobre losBPCs. Irnicamente, el gobierno federalestaba a punto de aprobar la Ley deTransporte de Productos Peligrosos(julio 1, 1985). Rpidamente seelaboraron y emitieron modificacionesa fin de fortalecer los requerimientospara BPCs, incluyendo el transporteen contenedores a prueba de fugas,drenado de transformadores, as comoel anclaje apropiado del vehculotransportador.

Tambin a mediados de los 80, variasprovincias impusieron restriccionesreglamentarias a las actividades relacion-adas con residuos de BPCs (manejo,almacenamiento y eliminacin). Afinales de 1985, el Ministerio del MedioAmbiente y Energa de Ontario descu-bri que el nico sitio para el almacena-miento comercial de BPCs en laprovincia, localizado en Smithville(Mapa 1), tena serios problemas decontaminacin. Hasta la fecha se hangastado 35 millones de dlares parareparar el lugar.

A finales del verano de 1988, unincendio en un gran almacn comercialde BPCs en St. Basile-le-Grand, Quebec,atrajo nuevamente la atencin delpblico y los medios. El gobierno federalrespondi rpidamente emitiendo unaorden provisional para el almacenamiento

II. Panorama general de lasituacin de los BPCs en Canad

36 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

adecuado de los BPCs y anunci elPrograma Federal de Destruccin deBPCs. Este programa estableceravarios sitios temporales, comenzandoal este de Canad, para la destruccinde BPCs mediante tecnologas deincineracin mvil.

Desde hace tiempo se ha reconocidoque si bien Canad ha actuado rpida-mente para restringir el uso de los BPCs,carece de las instalaciones para su des-truccin o de los medios para cons-truirlas A mediados de los 80, el aceitemineral estaba siendo descontaminadocon xito por medio de la tecnologamvil de declorinacin qumica; sinembargo, no se dispona de medios

para la destruccin de los BPCs lquidosde alta concentracin (askareles) y ladescontaminacin del equipo elctricoasociado. La incineracin a alta tem-peratura se usa para destruir BPCslquidos de alta concentracin y paradescontaminar otros materiales difcilesde limpiar, tales como suelos y concreto.El xito comercial y/o tcnico de lastecnologas alternativas todava debeprobarse.

Los esfuerzos de los gobiernos provin-ciales y de las entidades privadas paraubicar instalaciones permanentes deincineracin de residuos peligrososcapaces de destruir BPCs se han enfren-tado a una considerable oposicin

Mapa1: Distribucin de askarel lquido (toneladas). Total usado yalmacenado (hasta diciembre de 1993)

37Estado del manejo de BPCs en Canad

pblica, excepto en Alberta donde, en1987, se abri una instalacin en SwanHills (Mapa 1). Los esfuerzos de Ontario,a travs del Ontario Waste ManagementCorporation, por establecer una instala-cin permanente para la destruccin/tratamiento de residuos cerca deSmithville fracasaron en 1995, despusde 15 aos de trabajos y un gasto de140 millones de dlares (Critteden, 1995).

El propsito del gobierno federal deutilizar la destruccin mvil de BPCs(Programa Federal de Destruccin deBPCs, 1988) se basaba, en parte, en elhecho de que las instalaciones temporalesseran ms aceptables para las comuni-dades que un sitio permanente.

El primer lugar seleccionado para esteprograma fue la base de las FuerzasCanadienses en Goose Bay, Labrador(Mapa 1). Este fue el destino de aproxi-madamente 2,500 toneladas mtricasde suelos y equipo elctrico contaminadoscon BPCs. Otras 1,000 toneladas mtricasde suelos contaminados fueron embar-cadas, para su destruccin, desde dosremotas localidades sobre la costa deLabrador hacia Goose Bay. El proyectopropuesto pas con xito el EstudioAmbiental Federal y el Proceso deRevisin a mediados de 1989. El acuerdopblico para liberar a la comunidad delas pilas de BPCs fue clave para el xitodel estudio ambiental del proyecto ydel proyecto en s. La destruccin delos residuos de BPCs mediante unainstalacin mvil de incineracin aalta temperatura, proveniente de EstadosUnidos, se termin a mediados de 1990.Con base en estos resultados, el gobiernofederal inici planes para programassimilares en la regin atlntica deCanad, Quebec y Ontario.

Mientras tanto, en Ontario, el Ministeriodel Medio Ambiente de Ontario (MOE)haba adelantado sus planes de un

incinerador mvil de BPCs para ladestruccin de 18,000 toneladas mtricasde suelos y equipo elctrico contaminadocon BPCs y askareles lquidos en elalmacenamiento comercial de BPCsen Smithville. Nuevamente, el apoyolocal para la limpieza de las pilas deBPCs fue determinante para decidir larevisin ambiental de este proyecto. Ladestruccin de los residuos concluy endiciembre de 1992, utilizando una instala-cin mvil de incineracin a alta tempe-ratura de propiedad estadounidense.

Los esfuerzos conjuntos del gobiernofederal y de los gobiernos provinciales,de 1991 a 1995, por encontrar un lugaradicional para un sistema mvil dedestruccin de BPCs en la costaAtlntica de Canad (adems deGoose Bay) fueron infructuosos debidoa la fuerte oposicin de las comunidadesprximas a los dos lugares. Aun cuandoel residente ms prximo a uno de lossitios se encontraba a ms de seiskilmetros, el comit de revisinindependiente rechaz la propuestadebido a la oposicin pblica local.Esta se debi, sin duda, a la carenciade beneficios tangibles (e.g., no habapilas de BPCs locales) y al sentimientode injusticia social por hospedar ladestruccin de BPCs de otrascomunidades (y provincias).

Los esfuerzos federales de 1990 a 1995para trabajar con un grupo de ciudadanosde London, Ontario, con el fin deencontrar un sitio aceptable paraestablecer un sistema de destruccinmvil tampoco tuvieron xito. El grupociudadano, Londoners for the Safe Elimina-tion of All PCBs (LEAP), Londinensespara la Eliminacin Segura de Todoslos BPCs, trabaj mucho para convencera los habitantes de London de los bene-ficios de la destruccin local de BPCs,pero al final prevaleci la fuerteoposicin pblica.

38 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

En Quebec, el gobierno provincial hapropuesto destruir los BPCs de propiedadprovincial o privada con tecnologa dedestruccin mvil en diversos lugares.Se han seleccionado tres sitios en Quebecque libraron el proceso de estudio en1994. Los planes actuales son iniciar ladestruccin a finales de 1995.1

El Programa Federal de Destruccin deBPCs termin oficialmente en marzode 1995, con Goose Bay como el nicoproyecto acabado. Una de las influenciasprincipales para el cierre de este programadebe haber sido el reciente anuncio dela apertura de la frontera de Alberta aotras provincias canadienses para ladestruccin de residuos peligrosos,incluyendo BPCs. Esto dar acceso alos propietarios de BPCs de otrasjurisdicciones a la instalacin de SwanHills. En mayo de 1995, el gobiernofederal propuso que los BPCs depropiedad federal fueran trasladados aSwan Hills para su destruccin.

Tambin ha habido inters en la aperturade la frontera estadounidense para la

importacin de residuos de BPCscanadienses. Estados Unidos cerr susfronteras a la importacin de BPCs en1980. En 1992, Canad emiti un Regla-mento para (prohibir) la Exportacinde BPCs de Canad excepto a EstadosUnidos, si la Environmental ProtectionAgency (EPA) autoriza la importacin.Antes de que se aprobara este reglamento,los BPCs haban sido embarcados desdeCanad hacia dos instalaciones incinera-doras de Europa: Tredi en Francia yRechmen en Gales.2

Varias firmas estadounidenses dedestruccin y manejo de BPCs juntocon grupos de propietarios de BPCs enCanad estn a favor de la apertura dela frontera; en contra estn los propie-tarios de la instalacin de Swan Hillsy la firma de Quebec (Cintec) progra-mada para destruir los BPCs del gobiernode Quebec. A la fecha, los precios dela destruccin de BPCs en EstadosUnidos son menores que los ofrecidospor Swan Hills y existe un exceso decapacidad de destruccin tanto enEstados Unidos como en Quebec.

1 A fines de mayo de 1996 ya casi se haba terminado el ensayo elctrico y mecnico delequipo de destruccin, es decir, dentro de poco tiempo se comenzar la destruccin de losBPCs.

2 La regla de la EPA de marzo de 1996 sobre la importacin de BPCs ya no exige una exencino una aprobacin caso por caso de parte de la EPA para las importaciones de BPCs enconcentraciones de ms de 50 ppm, siempre que se cumplan ciertas condiciones. Sin embargo,el Ministerio del Medio Ambiente de Canad firm, en virtud de la Ley Canadiense deProteccin Ambiental, una Ordenanza de Urgencia por la cual se prohbe la exportacin dedesechos de BPCs a Estados Unidos. El futuro de la Ordenanza de Urgencia es incierto.

39Estado del manejo de BPCs en Canad

A. IMPULSOS REGULATORIOS

Si bien los BPCs fueron reconocidosdesde hace tiempo como fuente depreocupacin por la salud de lostrabajadores en el contexto de laseguridad industrial, su presenciaextensiva en el ambiente no fuedescubierta hasta que se desarrollarontcnicas de deteccin y anlisis mssofisticadas despus de la SegundaGuerra Mundial. En el curso de lainvestigacin de pesticidas cloradostales como el DDT en el ambiente, loscientficos en Suecia y Gran Bretaaencontraron trazas de BPCs.

Las investigaciones internacionalesposteriores han revelado que los BPCsse encuentran tanto en sistemas vivientescomo no vivientes desde el Ecuadorhasta los polos (MOE, 1984). Adiferencia de los pesticidas, los BPCsno tenan una ruta obvia para haberpenetrado en el ambiente en forma tanextensa, excepto como resultado deprcticas irresponsables en su manu-factura, uso y eliminacin.

En 1972, Monsanto, el nico fabricantenorteamericano de BPCs, ces volun-tariamente la venta para usos diversos(e. g., productos comerciales comopapel sin carbn, tintas para impresin,selladores, pinturas, etc.). La manufac-tura de BPCs para todos los dems usosse detuvo en 1977.

Los primeros impulsos del gobiernocanadiense para actuar sobre los BPCsse originaron con la decisin de laOrganizacin para la Cooperacin y elDesarrollo Econmico (OCDE) del 13de febrero de 1973, que recomendaba alas naciones miembro restringir el usode BPCs en fluidos dielctricos paratransformadores y capacitores, equipo detransferencia de calor (diferente al utili-zado en el procesamiento de alimentos),

fluidos hidrulicos, operaciones minerasy pequeos capacitores. Adems, laOCDE pidi a sus miembros queproporcionaran medios seguros para laeliminacin del exceso de BPCs y desus residuos; que establecieran un sistemacomn para el etiquetado; desarrollaranmedios de transporte seguro para losBPCs, y que limitaran su exportacin(Environment Canada, 1988).

Como respuesta al reconocimientointernacional de la existencia de BPCsen el medio ambiente y a la decisinde la OCDE, se estableci un Grupode Estudio sobre BPCs en Canad, envirtud de la Ley de ContaminantesAmbientales de 1975. El Grupo deEstudio en 1976 inform haberencontrado residuos de BPCs enhuevos de gaviotas, particularmenteen aqullas del Lago Ontario, ascomo en peces, sedimentos, mamferosdel rtico, tejido humano y productoslcteos. Aunque las concentracionesms altas se encontraron en las regionesms industrializadas, los BPCs se hallarona todo lo largo del pas. Este estudio yotros ms instigaron al gobierno federala tomar medidas reglamentarias paracontrolar el uso de los BPCs (Reglamen-tos sobre Clorobifenilos No. 1, 2 y 3).

En los 80, esta tendencia fue seguidapor los reglamentos federales y provin-ciales para controlar el manejo, transporte,almacenamiento y destruccin deresiduos de BPCs. Los impulsores deestos reglamentos fueron la publicidady la difusin sobre accidentes y eventosrelacionados con BPCs, entre los quese incluyen:

El derrame de BPCs sobre laautopista Transcanadiense enKenora, Ontario, en abril de 1985.

La instalacin de Smithville enOntario, donde en 1985 se descubrila extensa contaminacin del suelo

III. Panorama general del rgimen regulatorio

40 Estado del manejo de BPCs en Amrica del Norte

y el agua subterrnea, poralmacenamiento inadecuado de BPCs.

El incendio de un almacn deBPCs en St-Basile-le-Grand,Quebec, en 1988.

El rechazo, en los muelles de GranBretaa, de un embarque canadiensede residuos de BPCs generados araz de la limpieza del incendio deSt-Basile-le-Grand, su devolucina Canad y las subsecuentes protestaslocales por su almacenamiento enBaie Comeau, Quebec, en 1989.

La OCDE tambin tom variasdecisiones e hizo recomendacionessobre los movimientos transfronterizosde residuos peligrosos, con el objeto decontrolar la exportacin de residuos yminimizar el dao ambiental.

Este trabajo de la OCDE y otrasorganizaciones internacionales sobrela exportacin de residuos peligrososculmin en la Convencin Globalsobre el Control de Residuos Trans-fronterizos firmada el 22 de marzo de 1989 (Saxe, 1991).

Canad ratific este convenio, conocidocomo la Convencin de Basilea sobreel Control de los MovimientosTransfronterizos de Residuos y suEliminacin (Acuerdo de Basilea), enagosto de 1992. En ese entonces ya,Canad haba emitido sus propiosReglamentos para la Exportacin deResiduos de BPCs, en julio de 1990.

B. REGLAMENTOS FEDERALES

La proteccin general del medioambiente canadiense es vigilada por la Ley Canadiense de ProteccinAmbiental (CEPA) de junio de 1988.Los BPCs estn considerados por laCEPA como sustancias txicas, y las

secciones 36 a 48 del la Ley enumeranlos poderes federales y las responsabili-dades de los propietarios respecto asustancias txicas en general. La Leycontiene diversas reglas que tratanespecficamente sobre actividades demanejo de BPCs, tales como almace-namiento, importacin y exportacin.

La creacin de reglamentos para limitarsu uso ha sido el primer paso hacia elcontrol de los BPCs en Canad. Elgobierno federal aprob tres Regla-mentos para Clorobifenilos, a partir de1977, en el marco de la Ley de Conta-minantes Ambientales. Desde entonces,estos reglamentos han sido revisadospor la CEPA como se indica acontinuacin:

Reglamentos para Clorobifenilos(SOR/91-152, 21 de febrero, 1991)

Prohben el uso de BPCs en laoperacin de cualquier producto,maquinaria o equipo, excepto enlos transformadores y capacitoreselctricos, equipo hidrulico o detransferencia de calor, electro-magnetos y bombas de difusin devapor.

Prohben la manufactura decualquier producto, maquinaria oequipo que contenga BPCs.

Prohben la im