KABBALAH EN Pأچ El idioma hebreo con su alfabeto, base de la kabbalah, pertenece al tronco lingأ¼أ­stico

  • View
    1

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of KABBALAH EN Pأچ El idioma hebreo con su alfabeto, base de la kabbalah, pertenece al tronco...

  • KABBALAH EN PÍLDORAS Una visión de la Sabiduría Secreta

    sobre lo Divino y lo Humano

    Jaime Villarrubia

  • © 2011 por Escuelas de Misterios Ediciones, S. L:

    Vía Laietana 59, Pral, 08003,Barcelona (España)

    Tel: +34 3 302 74 76 – Fax: +34 3 302 38 55

    E-mail: info@escuelasdemisterios.es

    Web: www.escuelasdemisterios.es

    Primera edición: septiembre 2011

    Asesor editorial: Enrique San Juan

    Diseño gráfico y maquetación: Community Internet S. L.

    Adquiera éste y otros libros publicados a través de:

    www.iniciatica.com.

    ISBN 978-84-961-66-52-3

    Depósito legal: B-35608-2011

    Impreso en España

    Toda forma de reproducción, distribución, comunicación publica o

    transformación de esta obra sólo podrá ser realizada con la autorización de

    sus propietarios, salvo en lo que atañe a las excepciones previstas por la Ley.

    Contacte con el editor si desea fotocopiar o escanear algón fragmento de este

    libro.

    mailto:info@escuelasdemisterios.es http://www.escuelasdemisterios.es/ http://www.iniciatica.com/

  • COLECCIÓN

    KABBALAH PRÁCTICA

  • Dedicado a Maribel García Polo y a todos

    los que alguna vez me llamaron

    terrorista espiritual

  • Introducción

    Esta obra trata de responder a la pregunta que me hacen

    muchos: ¿Qué es la kabbalah? Y lo hace mediante una serie de

    cuestiones variopintas tratadas a la luz de la propia kabbalah,

    pues considero que es más ilustrativo el ejemplo que la

    definición. Para ello he utilizado los procedimientos de temurá

    (combinación de letras hebreas en una palabra), guematria

    (valores numéricos de varias palabras, iguales entre sí, o sus

    relaciones) y notarikón, o valores simbólicos de las letras

    según la tradición kabbalística. En algún caso se utiliza

    también el procedimiento de atbash, convertir cada letra en su

    opuesta en el orden alfabético hebreo. Proceden de materiales

    aprovechados en parte, de conversaciones informales ante una

    taza de té, también de alguna que otra noche de insomnio, y

    hasta de momentos de aburrimiento o de solaz escuchando

    música. En un principio, envié resúmenes de algunos de los

    temas a diversos amigos, como prueba para verificar si el plan

    era bueno, y la verdad es que la reacción ha sido muy positiva.

    Incluso alguno llegó a augurarme que me quemarían en

    cualquier plaza, o me lanzarían una fatwa inmisericorde; lo

    cual, que me dio alas para lanzarme a la tarea de escribir este

    libro. Supongo que los temas elegidos y las conclusiones que

    de ellos se derivan a la luz de la kabbalah (según mi particular

    interpretación, por supuesto) molestarán a algunos: a ellos

  • debo decirles que se trata de temas que de alguna manera me

    duelen, por lo que, para mí al menos, son un grito de desahogo;

    una especie de confesión personal, vaya.

    El idioma hebreo con su alfabeto, base de la kabbalah,

    pertenece al tronco lingüístico semita, formado también por el

    árabe y el arameo. Sus 22 letras son consonantes, aunque cinco

    de ellas se consideran semivocales. En el hebreo moderno las

    vocales, marcadas por puntos o pequeños guiones al lado,

    debajo o encima de las letras, no se suelen indicar. Para

    simplificar la tarea al lector, en la presente obra no se indican

    los puntos vocálicos, que se sustituyen por la pronunciación

    figurada en español entre paréntesis y letra itálica o inclinada.

    El hebreo, como idioma del tronco semítico, se escribe y se lee

    de derecha a izquierda, lo contrario que los idiomas

    occidentales.

    Una información detallada de los significados de las

    diferentes partes del Árbol de la Vida puede encontrarse en la

    obra Séfer Ha Neshamá. El Programa de Vida y la

    Investigación del Tikún (Escuelas de Misterios Ediciones,

    2010); así como en las restantes que cito: Diccionario de

    Guematria Hebreo-Español (misma editorial, en preparación),

    heredero y ampliación del Diccionario Numérico Cabalístico

    Hebreo-Castellano; Los Diez Mandamientos a la luz de la

    Cábala. Propuestas para una clave interpretativa (Miraguano

    Ediciones, 2007); Las letras Hebreas y sus pruebas iniciáticas.

    Las tentaciones en los senderos del Árbol de la Vida (en

    colaboración con Mª Selene Camuñas, misma editorial, 2006);

    Sabiduría del color (en colaboración con Marta Tamar Looz,

    UniBook); y El Tarot de Tamar (misma colaboración y

  • editorial que la anterior).En algún capítulo se cita también mi

    libro de relatos mágicos El moai caído, escrito también con

    colaboración con Marta y publicado por la citada editora, por

    recoger algunos aspectos ilustrativos del tema tratado.

    La obra, en sus partes I, II y III, se presenta en forma de

    capítulos breves (algunos, algo más largos), en los que, según

    su complejidad, a veces se ofrecen primero las conclusiones,

    seguidas de las claves que para cada uno en particular

    proporciona la kabbalah, mientras que en otros las

    conclusiones se deducen de la propia lectura del capítulo. Al

    principio de cada parte, un pequeño texto sirve para

    introducir el carácter de los temas que comprende. En lugar de

    indicar la bibliografía en sentido general, he preferido recoger

    al final de determinados capítulos la que concretamente se

    aproxima más al tema tratado, con especial referencia al Séfer

    ha Neshamá, de donde se extractan bastantes de sus

    contenidos y significados; en otros casos, se trata de

    referencias a otros capítulos dentro de la propia obra o de

    textos de otros autores, así como libros sagrados como la Biblia

    o el Corán; también se encuentran diversas referencias

    bibliográficas, referidas a temas concretos, en determinadas

    notas a pie de página. Debo decir que la obra es también un

    homenaje de admiración al gran poeta sufí persa Omar

    Kheyyam, que vivió en la segunda mitad del siglo XI y

    principios del XII, y algunos de cuyos Rubaiyat reproduzco

    como apoyo del texto de la obra. El lector puede intentar

    completar por su cuenta las claves que cada capítulo aporta, lo

    que será sin duda un buen ejercicio para la mente y el espíritu.

    Hay referencia al Árbol de la Vida o a determinados aspectos o

  • partes suyos. Ello no originará dificultades a los conocedores

    de la kabbalah; a los que no lo sean les recomiendo alguno de

    los textos citados anteriormente, así como también bastantes

    de los publicados de otros autores, donde pueden encontrar

    cumplida información. Ciertos argumentos se mencionan en

    diversos capítulos, lo que es una clara indicación de que todo

    está relacionado entre sí, porque el Universo es holístico, y la

    separación que percibimos es sólo aparente e ilusoria. En

    bastantes casos, las notas a pie de página dan información

    complementaria sobre aspectos del capítulo en el que están

    incluidas. Van escritas en una fuente algo menor que el texto,

    pero perfectamente legibles.

    Es posible que esta obra disguste, e incluso escandalice, a

    más de un kabbalista; o tal vez no. También es posible el

    disgusto, incluso el escándalo, de devotos de diversas

    religiones; o quizá no. A todas esas personas debo advertirles

    que lo que aquí se dice son reflexiones personales mías

    basadas en lo que sé de los procedimientos kabbalísticos,

    aplicados a diversas cuestiones que considero importantes

    para mí mismo, sin ninguna pretensión, ni ortodoxa ni

    heterodoxa, de ajustarme a ninguna verdad oficial, y menos

    todavía, de justificar la veracidad de cualquier texto, por muy

    sagrado que sea, de los dogmas que en ellos se hayan

    inspirado, o de la verdad de ninguna religión, por muchos

    fieles devotos que la sigan. Si hay lectores que consideran

    importantes o útiles estas reflexiones, con gusto lo celebraré.

    Collado Villalba, abril — julio 2011

  • I – DEL VIVIR DE CADA DÍA

    En esta I Parte se incluyen capítulos que tratan de muchas

    de las cuestiones comunes en la vida ordinaria, si bien

    bastantes de ellas son esencialmente interiores: se trata sobre

    todo de sentimientos, de actitudes. Pues en realidad todo es interior, aquello que percibimos fuera de nosotros es una

    interpretación de nuestro cerebro a trenes de ondas

    electromagnéticas que, en forma de luz, de sonido y de

    estímulos gustativos, olfativos y táctiles, inciden en nuestros

    sentidos físicos y llegan a él a través de nuestro sistema

    nervioso. El espíritu, siempre presente, hace que, mediante el

    intermediario que es el alma, dé significado a todo lo

    percibido.

  • EL AMOR

    He elegido este tema para come