Ramón María del Valle-Inclán - IES Don ?· (del Colegio San Antonio de Padua, Carcaixent, Valencia)…

  • Published on
    13-Oct-2018

  • View
    213

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • Ramn Mara del Valle-Incln

    Luces de bohemia

    Edicin escolar realizada por el

    Departamento de Lengua Castellana y Literatura

    IES Maese Rodrigo

    Carmona 2012

  • Departamento de Lengua Castellana - 2012

    2

  • Luces de Bohemia

    3

    NDICE

    ESTUDIOS CRTICOS

    1. Biografa 5

    2. Valle-Incln y Luces de bohemia.... 14 (del Colegio San Antonio de Padua, Carcaixent, Valencia)

    3. Gua de Lectura 36 (por Joaqun del Valle-Incln)

    Luces de bohemia.. 53 Vocabulario til... 111

  • Departamento de Lengua Castellana - 2012

    4

  • Luces de Bohemia

    5

    RAMN MARA DEL VALLE-INCLN (1866-1936)

    BIOGRAFA

    No existe, por el momento, una biografa rigurosa y bien documentada del escritor, aunque en los ltimos

    aos se estn consiguiendo importantes avances en este terreno. Las primeras biografas que se le dedicaron

    abundaban en ancdotas ms o menos legendarias, a partir de las cuales surga el perfil de un Valle-Incln

    genial, extravagante y provocador, pero tambin arbitrario en sus ideas estticas y en sus convicciones

    ideolgicas. Lo cierto es que el propio escritor contribuy, en gran medida, a esta visin poco objetiva y

    mistificada, puesto que siempre eludi las confidencias sobre s mismo y

    cuando se refiri a su vida lo hizo en clave fabulosa. Al mismo tiempo quiso,

    como otros artistas de su poca, presentar una apariencia singular e

    inconfundible, para lo cual se visti de forma atpica y se dej crecer barbas y

    melena. Los quevedos y su manquedad, as como su extrema delgadez y su

    declarada aficin al ocultismo, la mstica y el haschis, completaron la imagen de

    un dandy pobre pero aristocrtico con tintes de fakir. El broche en la

    construccin del personaje consisti en la sustitucin del nombre civil, Ramn

    Valle Pea, por otro apellido familiar ms sonoro y distinguido, el de Valle-

    Incln. Todo ello, sumado a un talante radicalmente inconformista y a una

    insobornable vocacin literaria, posibilit que el personaje y su leyenda se

    impusieran a la realidad histrica. En todo caso, esta imagen era mucho ms que

    una pose: a travs de ella, Valle-Incln manifestaba su voluntad de distanciarse

    en todos los sentidos de la clase dominante, la burguesa.

    Tras finalizar el Bachillerato, Ramn Valle Pea se haba matriculado, a instancias paternas, en la

    Universidad de Santiago de Compostela para cursar Derecho. A la muerte de su padre, se haba visto liberado

    de unos estudios que no le interesaban en absoluto y, despus de una breve estancia en Madrid, se embarc

    con rumbo a Mxico. En esa primera estancia mexicana, que se prolongar desde marzo de 1892 hasta

    principios de 1893, se afirmar la vocacin literaria del joven escritor. All se dedicar a malvivir de la prensa,

    a travs de colaboraciones periodsticas de desigual valor que, no obstante, le permitirn ejercitar su estilo. All

    se nutrir de las nuevas corrientes estticas, asentadas en Latinoamrica a partir la publicacin de Azul (1888),

    de Rubn Daro. Y all, como prueba palpable de una personalidad literaria que empezaba a definirse, firmar

    por primera vez sus escritos con el nombre de Ramn del Valle-Incln.

    A su vuelta de Mxico, Valle-Incln se instala en Pontevedra, donde escribe algunos cuentos que se

    publican en revistas literarias. En 1895 sale a la luz su primer libro,Femeninas, que pasa prcticamente

    desapercibido para la crtica y del que apenas se venden unos pocos ejemplares. El libro presenta seis historias

    protagonizadas por mujeres y en l son visibles las huellas del Modernismo literario: el erotismo complaciente

    que recorre todas las narraciones; unas protagonistas sensuales y seductoras cuyos amantes son nobles, artistas

    o bohemios; la elaborada descripcin de interiores seoriales o de espacios exticos; el empleo del simbolismo

    religioso o pagano asociado a la sensualidad; el uso de referentes artsticos, particularmente pictricos, para

    ambientar la narracin; la inclusin de elementos mgicos o misteriosos; y, finalmente, el recurso a una lengua

    literaria que pretende, ante todo, provocar sensaciones y distinguirse por su novedad.

    Un ao ms tarde, el escritor se traslada a Madrid, donde frecuenta la compaa de jvenes artistas como

    Azorn, Benavente o los hermanos Baroja. En la capital, tendr la oportunidad de acudir a las tertulias de caf -

    una aficin que habra de perdurar a lo largo de toda su vida- y conocer las penurias de una bohemia

    autoimpuesta. En efecto, a partir de estas fechas Valle-Incln tomar una decisin que habr de condicionar su

    futura trayectoria: dedicarse de forma exclusiva a la literatura. En aquellos momentos, la mayora de escritores

    colaboraban en la prensa peridica como modo de subsistir dignamente, pero ello implicaba una serie de

    servidumbres a las que Valle-Incln no quera someterse. Los trabajos periodsticos ponan en juego dos

    valores que para el escritor eran incuestionables: su independencia espiritual y su voluntad de estilo. Una vez

    anulada su disposicin a trabajar para los diarios, slo publicar en la prensa algunas crticas literarias y

    pictricas, o bien fragmentos de sus propias creaciones. En este contexto aparece su segundo

    libro, Epitalamio (1897), afn en la temtica y en el estilo a Femeninas y cuya edicin ser costeada por el

    propio autor.

  • Departamento de Lengua Castellana - 2012

    6

    Entre 1898 y 1899 empezar a ponerse de manifiesto la atraccin del escritor por el teatro, que se hace

    patente, en un principio, con su participacin como actor en un par de estrenos teatrales. Asimismo, prosiguen

    sus contactos con el mundillo artstico de la capital y es en estos momentos

    cuando tiene lugar el incidente con el escritor Manuel Bueno, una pelea

    trivial que tendr consecuencias dramticas para Valle-Incln, puesto que se

    saldar con la amputacin de su brazo izquierdo. El escritor afrontar este

    hecho con su caracterstico aristocratismo, y, lejos de evidenciar su

    desgracia, lo convertir en motivo literario a travs del hroe de las Sonatas,

    el Marqus de Bradomn, cuya manquedad responder, en la serie narrativa,

    a gloriosas hazaas. Con el fin de procurarle un brazo ortopdico -que, dicho

    sea de paso, Valle-Incln no usara nunca-, sus amigos (Benavente, Martnez

    Sierra, Rosario Pino, entre otros) deciden representar la primera obra

    dramtica del escritor, Cenizas. El estreno, a pesar de que este drama no

    contena los elementos innovadores de sus obras teatrales posteriores,

    constituir su primer fracaso de pblico.

    Entre 1902 y 1905, Valle-Incln publica varias colecciones de relatos -

    Jardn umbro (1903), Corte de amor (1903) y Jardn novelesco (1905)-,

    pero, sobre todo, hay que destacar cinco novelas que irn viendo la luz de forma sucesiva: por un lado, la serie

    narrativa constituida por Sonata de otoo (1902), Sonata de esto (1903), Sonata de primavera (1904)

    y Sonata de invierno (1905), y por otro, la novela Flor de santidad (1904). Con estas creaciones, el escritor

    empezar a gozar de la celebridad e inaugurar su entrada en la narrativa moderna.

    Las Sonatas se presentan como las Memorias amables de su protagonista y narrador, el Marqus de

    Bradomn, un aristcrata afecto a la Causa carlista que, desde la vejez, evoca con nostalgia los lances

    amorosos de su vida. Bradomn es, en rigor, un nuevo Don Juan, cuya originalidad se desprende de rasgos

    aparentemente contradictorios: por un lado, feo, catlico y sentimental y, por otro, cnico, descredo y

    galante como un cardenal del Renacimiento. De esta forma, el personaje se opone a las caractersticas

    tradicionales del Don Juan espaol, a la vez que incorpora trazos del Casanova italiano.

    En abierto contraste con el ambiente aristocrtico y palaciego de las Sonatas, la accin de Flor de

    santidad transcurre en una Galicia rural y arcaica, poblada de mendigos, pastores y leyendas milagreras. El

    propio subttulo, historia milenaria, nos advierte de la intencin de Valle-Incln al componer esta novela: lo

    que se pretende es narrar una historia fijada en un tiempo inmemorial, a medio camino -dir el autor- entre los

    libros de la Biblia, las epopeyas homricas y las leyendas populares galicas. Con esta historia milenaria,

    Valle-Incln configura una imagen mtica de su Galicia natal, que habr de reiterar en algunas de sus

    creaciones inmediatamente posteriores, como el libro de poemas Aromas de leyenda (1907) o el ciclo

    dramtico de las Comedias brbaras.

    En 1905, Valle-Incln va a encabezar la protesta contra el homenaje a Echegaray, un clebre dramaturgo de

    la poca al que acababa de concedrsele el Premio Nobel. Este autor, con sus dramas efectistas y de un neo-

    romanticismo trasnochado al servicio de una moral conservadora, tipifica, para los intelectuales ms

    destacados del momento, la degradacin del panorama teatral espaol de finales del siglo XIX y principios del

    XX. Mientras en Espaa se perpetuaba esta situacin, abonada por unos empresarios teatrales que no estaban

    dispuestos a arriesgar sus ganancias, en Europa el teatro haba experimentado, como las dems artes, una

    renovacin que alcanzaba a todos los niveles del hecho teatral. En este contexto, las Comedias brbaras van a

    ser la primera muestra, en el teatro espaol del siglo XX, de una dramaturgia radicalmente innovadora, afn en

    sus propuestas a las ms novedosas creaciones europeas coetneas.

    Las Comedias brbaras forman una triloga cuya organizacin argumental no se corresponde con el orden

    en que se compusieron las obras. As, la que encabeza la serie, Cara de plata, se escribi en 1922, en tanto que

    las dos siguientes, guila de blasn y Romance de lobos, fueron publicadas en 1907 y 1908 respectivamente.

    Sin embargo, Cara de plata se integra a la perfeccin en el universo dramtico que se recreaba en las dos

    primeras Comedias. guila de blasn fue estrenada en Barcelona en 1907, con la asistencia del dramaturgo a

    la representacin. Como era de esperar, el pblico no supo apreciar esta obra extremadamente innovadora y el

    estreno fue un fracaso.

    En agosto de 1907, Valle-Incln se casa con Josefina Blanco, una actriz a la que conoca desde unos aos

    antes y que, segn se desprende de las crticas de la poca, era una excelente intrprete. Un ao despus, y tal

    vez impulsado por el fracaso del estreno de guila de blasn, publica una obra mucho menos innovadora, El

  • Luces de Bohemia

    7

    yermo de las almas, una nueva versin de aquel drama primerizo titulado Cenizas. Aunque tal vez el escritor

    escribi esta obra con la idea de aproximarse a los gustos imperantes, el estreno no tendr lugar hasta 1915 y

    tampoco merecer el aplauso del pblico.

    En cualquier caso, por estas mismas fechas inicia Valle-Incln la publicacin de una nueva serie de novelas,

    cuya temtica ser la guerra carlista. Hay indicios para suponer que el plan original era muy ambicioso y

    contemplaba la creacin de un ciclo ms extenso, pero finalmente se concretar en una triloga: Los cruzados

    de la Causa, de 1908, y El resplandor de la hoguera y Gerifaltes de antao, ambas de 1909. En este mismo

    ao se publicarn dos colecciones de relatos, Cofre de sndalo e Historias perversas.

    Aunque la temtica carlista ya haba aparecido en obras anteriores, es en esta triloga donde se convierte en

    tema central. De hecho, entre 1909 y 1911 va a producirse la aproximacin del escritor al carlismo, una opcin

    poltica cuyo programa se sintetizaba en la divisa Dios, Patria, Fueros y Rey. El carlismo era, por tanto, la

    doctrina tradicionalista por antonomasia, y aunque tena escasa relevancia en el panorama poltico de la poca,

    en la primera dcada del siglo hubo de experimentar un cierto auge. Valle-Incln, hasta entonces

    tradicionalista a secas, se declarar carlista militante, si bien su talante inconformista y sus desviaciones de la

    ortodoxia le distanciarn a menudo de sus correligionarios. Lo cierto es que el carlismo supona la oposicin a

    los nuevos valores de la sociedad industrial, a la clase burguesa, al sistema parlamentario y al centralismo

    poltico, y, en este sentido, sus planteamientos coincidan con los del escritor. De todas formas, Valle-Incln

    proceder, a partir de una visin idlica de la sociedad agraria tradicional, a una reelaboracin muy personal de

    la doctrina carlista.

    Si la militancia carlista es, en Valle-Incln, inseparable de esta imagen utpica del mundo arcaico, tampoco

    puede obviarse su permanente atraccin por los movimientos de dimensin popular y colectiva. El inicio de la

    Primera Guerra Mundial supondr la escisin de los carlistas en dos bandos irreconciliables, aliadfilos y

    germanfilos. Si la mayora de los carlistas, y con ellos los intelectuales ms conservadores, se declararn

    germanfilos, Valle-Incln -movido sobre todo por su afinidad con Francia, una nacin cristiana que, en su

    opinin, mostraba en la guerra una conciencia ms fuerte que la conciencia individual- se proclamar

    partidario de los aliados.

    Como ya se apunt anteriormente, la pasin por el teatro fue constante en Valle-Incln, pero su dramaturgia

    era tan innovadora, que sus obras se vean condenadas al fracaso. Sin embargo, entre 1910 y 1913, antes de

    perder definitivamente la esperanza de conectar con el pblico, el escritor intentar llevar a la escena su nueva

    produccin teatral. Ya vimos que, por el momento, se haban estrenado con escaso xito tres obras

    suyas, Cenizas, El Marqus de Bradomn y guila de blasn. Ahora se estrenarn cuatro obras ms: Farsa

    infantil de la cabeza del dragn (1910) -publicada en 1914 e incorporada en 1926 a la triloga Tablado de

    marionetas para educacin de prncipes-, La Marquesa Rosalinda, Cuento de abril (1910) -representada el

    mismo ao de publicacin en Madrid y en Buenos Aires- y Voces de gesta. Una quinta obra cuyo estreno

    ilusionaba especialmente al autor, El embrujado, tendr que esperar hasta 1931 para subir al escenario.

    En 1910 Josefina Blanco inicia una gira por Latinoamrica a la que se sumar Valle-Incln en calidad de

    director artstico. En Buenos Aires el escritor pronunciar un ciclo de conferencias, tarea que reiterar a lo

    largo de su vida en muy diversos foros y que le servir para aumentar sus exiguos ingresos. En este mismo

    viaje otra compaa teatral, la de Mara Guerrero y Fernando Daz de Mendoza, contratar a Josefina Blanco

    para una larga gira por varios pases. Ya en Espaa, esta compaa pondr en escena dos obras de Valle-

    Incln: Voces de gesta, estrenada en Barcelona en 1911, y La Marquesa Rosalinda, que subir al escenario en

    Madrid un ao despus.

    A mediados de 1912, Valle-Incln decide trasladarse con su familia a Galicia, dispuesto a vivir como

    agricultor. Sin embargo, tiene todava puestas sus esperanzas en el teatro, y por estas fechas escribe a una

    clebre actriz, Matilde Moreno, para ofrecerle una nueva obra. Se trata de El Embrujado, una tragedia que

    cabe situar en la rbita de las Comedias brbaras, aunque con el pesimismo aadido que supone la destruccin

    de aquel mundo idlico. En ella se percibe un esfuerzo de adaptacin a la escena, por cuanto se han reducido

    los espacios dramticos. En todo caso, la actriz no se mostrar entusia...

Recommended

View more >