La reforma imposible

  • View
    24

  • Download
    12

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Libro de contenido jurdico sobre las dificultades que representan las reformas constitucionales

Transcript

  • una reforma imposible. la justicia latinoamericana en el banquillo

  • instituto De inVestiGaciones jurDicas serie Estudios Jurdicos, nm. 255

    coorDinacin eDitorial

    lic. ral mrquez romero Secretario Tcnico

    lic. Wendy Vanesa rocha cacho Jefa del Departamento de Publicaciones

    leslie cuevas Garibay Hctor Yeraldo arias alamilla Cuidado de la edicin

    ana julieta Garca Vega jessica quiterio padilla Formacin en computadora

    edith aguilar Glvez Elaboracin de portada

  • Luis PsArA

    una reforma imposible.

    la justicia latinoamericana

    en el banquillo

    uniVersiDaD nacional autnoma De mXico instituto De inVestiGaciones jurDicas

    mxico, 2015

  • primera edicin: 7 de mayo de 2015

    Dr 2015. universidad nacional autnoma de mxico

    instituto De inVestiGaciones jurDicas

    circuito maestro mario de la cueva s/n ciudad de la investigacin en Humanidades ciudad universitaria, 04510 mxico, D. f.

    impreso y hecho en mxico

    isbn 978-607-02-6310-1

  • A la memoria de Guillermo O Donnell quien supo, como pocos, mirar el derecho

    desde fuera de s mismo

    En recuerdo de Volkman Gessner quien contribuy a este libro de su inters por Amrica Latina

  • IX

    conteniDo

    presentacin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Xi

    introduccin. la justicia como problema . . . . . . . . . . . . . Xiii

    cAPtuLo PrimEroLA JusticiA rEcibidA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1

    i. cuando los derechos no estn garantizados . . . . . . . . 1

    ii. una historia de subordinacin . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16

    iii. Distante, ininteligible, difcilmente accesible . . . . . . . . 36

    iV. un ejercicio (casi) intil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52

    cAPtuLo sEgundocLAvEs dEL sistEmA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55

    i. Herencia y tradicin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56

    ii. la pesada carga de la cultura jurdica . . . . . . . . . . . . 73

    iii. sociedad y justicia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110

    cAPtuLo tErcEroLos intEntos dE rEformA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131

    i. avances y lmites . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139

    ii. los obstculos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 185

    iii. el caso de la reforma procesal penal . . . . . . . . . . . . . . 204

  • CONTENIDOX

    cAPtuLo cuArtootros ActorEs, un mito y nuEvos dEsAfos . . . . . . . 223

    i. la buscada sociedad civil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 224

    ii. el papel de la cooperacin y los actores internacionales 231

    iii. el mito acerca del papel de la justicia en el crecimiento econmico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 250

    iV. el desafo de la pluralidad jurdica . . . . . . . . . . . . . . . 263 V. los jueces en la arena poltica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 278

    conclusiones. entonces, es posible hacer algo? . . . . . . . . . 289

  • 1cAPtuLo PrimEro

    la justicia recibiDa

    cmo es la justicia realmente existente en amrica latina? esta primera parte se propone reconocerla como ha sido y como es, incluidas las variaciones de las ltimas dcadas. se aborda el tema en tres niveles crticos que, ms all de la mera descripcin, son portadores de una interpretacin que busca explicar la justicia que tenemos. el primero corresponde a la insuficiencia, cuando no la inefectividad, de la ley en la vida social de la regin; una falta de eficacia que configura un estado de derecho dbil en el que se enmarca el funcionamiento del aparato de justicia. el segundo es la historia de subordinacin al poder que ha caracterizado al aparato de justicia durante la vida republicana de nuestros pases, haciendo que con demasiada frecuencia el control del ejercicio del poder, a cargo de los jueces, sea inexistente. el tercero consiste en el examen de los obstculos que se interponen entre la justicia y poblaciones masivas que carecen de los recursos educativos y eco-nmicos necesarios para comparecer ante ella de modo tal que sus derechos puedan ser reconocidos y respetados.

    i. cuAndo Los dErEchos no Estn gArAntizAdos

    en cualquier sociedad, sin importar cul sea su grado o for-ma de desarrollo, sus miembros tienen determinados derechos y deberes. ambos se hallan dentro de un conjunto de normas que quienes viven en esa sociedad deben obedecer para que de-rechos y deberes sean efectivos, con la intervencin ocasional de una autoridad encargada de obligar a que sean cumplidas o

    Este libro forma parte del acervo de la Biblioteca Jurdica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurdicas de la UNAM www.juridicas.unam.mx http://biblio.juridicas.unam.mx

    DR 2015. Universidad Nacional Autnoma de Mxico, Instituto de Investigaciones Jurdicas

    Libro completo en http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=3882

  • Luis psara2

    de sancionar su incumplimiento. ese principio, que se considera esencial para el funcionamiento de una sociedad, est en el n-cleo de lo que juristas y politlogos llaman estado de derecho.

    se oponen al estado de derecho tanto la imposicin de la fuerza, ejercida por particulares por sobre los derechos estableci-dos, como la arbitrariedad de la autoridad que ignore las normas y ejerza el poder sin ms lmites que la voluntad de quienes go-biernan. no basta entonces con que existan normas. es preciso que esas normas sean eficaces; esto es, que rijan efectivamente las relaciones entre todos, contando para ello con el respaldo de la autoridad.

    precisamente es la eficacia de las normas lo que en nuestros pases resulta cuestionado en la prctica. la endeblez del estado de derecho consiste en que los derechos de cada ciudadano de-clarados en textos constitucionales minuciosos y leyes abundan-tes no estn garantizados. Y constatamos que no lo estn cuan-do alguien acude a la justicia, para asegurar que sus derechos sean respetados, y no lo logra.

    en eso reside la debilidad central de la justicia latinoamerica-na: los jueces no garantizan el respeto y cumplimiento de derechos y deberes ciudadanos, pese a que estn escritos en la constitu-cin y las leyes. para que tales normas sean efectivas se necesita que los tribunales sean accesibles por cualquier persona, que los jueces procedan imparcialmente en los casos sometidos a su reso-lucin y que sus decisiones sean ejecutadas de manera pronta y efectiva. por cierto, adems, se requiere de ciertas garantas com-plementarias en el aparato administrador de justicia, como que las sentencias sean razonadas o que los juicios sean pblicos. cier-tamente, en lo que toca a los jueces, es preciso que stos busquen realizar su trabajo, en los casos a su cargo, de acuerdo a los prin-cipios que estn establecidos para ejecutar esa funcin, aunque en ocasiones esto les suponga cierto riesgo personal.1

    1 john V. orth, exporting the rule of law, North Carolina Journal of Inter-national Law and Commercial Regulation, vol. 24, 1998, pp. 79-81.

    Este libro forma parte del acervo de la Biblioteca Jurdica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurdicas de la UNAM www.juridicas.unam.mx http://biblio.juridicas.unam.mx

    DR 2015. Universidad Nacional Autnoma de Mxico, Instituto de Investigaciones Jurdicas

    Libro completo en http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=3882

  • la justicia recibida 3

    la justicia y los jueces que, en general, han conocido los pa-ses latinoamericanos no corresponden a esas caracterizaciones. el sistema de justicia en la regin es tradicionalmente ineficaz y lo es porque en l se ha separado de una manera llamativa lo que dicen las normas de su vigencia efectiva.2 los latinoamericanos sabemos, seguramente mejor que en otras partes del mundo, que no basta lo que diga la ley en ocasiones, lo que dice es mani-fiestamente intil porque entre la norma escrita y el derecho aplicado hay una distancia que a menudo es muy larga e inclu-so insalvable. esa distancia se manifiesta, como una enfermedad congnita, en el aparato de la justicia.

    en mxico, un estudio emprico sobre conflictos judicializa-dos, realizado en los aos sesenta constat que, tratndose de plei-tos entre desiguales el derecho no juega ningn papel, puesto que es el ms fuerte quien determina el desenlace del conflicto, pero no mediante la utilizacin de las normas sino de los mu-chos medios de influencia internos del sistema. en concordan-cia, el poder a travs de la justicia resultaba efectivo para pocos grupos de la poblacin, especialmente cuando las partes estn en la misma posicin social. De otro modo, las diferencias se resolvan segn el equilibrio real de fuerzas.3 en el caso venezo-lano, un estudio del periodo (1958-1999) constat el predominio de un sistema clientelar en el que las reglas tienen que ser fle-xibilizadas hasta el grado de su desnaturalizacin cuando no simplemente ignoradas, para lo cual un sistema de justicia que segua la misma lgica hizo que el estado no pudo nunca garantizar los derechos ciudadanos.4 en chile, ni las cortes or-dinarias ni el tribunal constitucional se hallaron histricamente

    2 alberto m. binder y jorge obando, op. cit., pp. 124, 320 y 331.3 Volkmar Gessner, Los conflictos sociales y la administracin de justicia en Mxico,

    mxico, unam, 1986, pp. 221, 246 y 247.4 rogelio prez perdomo, Venezuela 1958-1999: el derecho en una de-

    mocracia renqueante, en Hctor fix-fierro, lawrence m. friedman y roge-lio prez perdomo (eds.), Culturas jurdicas latinas de Europa y Amrica en tiempos de globalizacin, mxico, unam, 2003, pp. 648, 654 y 710.

    Este libro forma parte del acervo