Click here to load reader

Villa Clara Santa Clara, 18 de noviembre ...ufdcimages.uflib.ufl.edu/AA/00/05/43/24/00182/11-18-2017.pdf · PDF file llos dentales, 120 paquetes de cereal de 1 kg, 210 bolsas de arroz

  • View
    2

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Villa Clara Santa Clara, 18 de noviembre...

  • www.vanguardia.cu Precio: 0.20Villa Clara Santa Clara, 18 de noviembre de 2017 Pág. 3

    Villa Clara se levanta El paso del huracán Irma por Villa Cla-

    ra entrará a la historia como uno de los momentos más difíciles y complejos para la provincia, atendiendo a sus efectos

    devastadores, que esta vez se extendieron a la totalidad del territorio, en especial, a aquellos municipios y poblados si- tuados en la costa norte.

    Para tener una idea de los daños provocados, baste decir que se reportaron 51 577 afectaciones a la vivienda, de ellas 3476 derrumbes totales y 5676 parciales, además de las cuantiosas pérdidas en los techos de hogares e instalacio- nes estatales, los cuales suman más de 40 000.

    A ello debe agregarse el derribo de más de 1200 postes eléctricos, cerca de 173 kilómetros de líneas primarias, unas 1130 crucetas y 254 transformadores, lo que provocó una afectación total en el suministro de energía eléctrica a la pro- vincia, situación que duró varios días.

    De igual manera, en la provincia más de 400 centros edu- cacionales, incluida la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, sufrieron enormes daños; al igual que el sector agrícola, que perdió toda la producción de plátano de Quema- do de Güines, Santa Clara y Caibarién, los principales pro- ductores, y en todos los municipios también los cultivos va- rios sufrieron pérdidas.

    Asimismo, en el arroz, café y tabaco hubo serios destro- zos, al igual que en las ramas porcina y avícola, en las que se afectaron decenas de naves, lo que obligó a sacrificar más de 112 000 aves, además de perder unas 5400 ponedoras y un nivel considerable de pollitas para el reemplazo.

    Esas resultan solo algunas cifras de los daños causados por el fenómeno meteorológico en Villa Clara, provincia que ha debido levantarse como Ave Fénix para tratar de recuperar- se en el menor tiempo posible.

    En ese empeño, contamos con la solidaridad de toda Cuba y varios países hermanos, que también brindaron su mano amiga, entre ellos la República Bolivariana de Venezuela.

    Gracias a esa ayuda, logró consumarse la hazaña de que en solo 18 días de labor el 99,6 % de los villaclareños reco- brara el servicio eléctrico, para lo cual se contó con la colabo- ración de unas 130 brigadas procedentes de Pinar del Río, Isla de la Juventud, La Habana, Artemisa, Mayabeque, Cienfuegos, Holguín, Sancti Spíritus y Santiago de Cuba, (ade- más de la Empresa de Servicios Ingenieros (ESIE), que tam- bién laboró aquí.

    La magnitud de los daños puso a prueba la capacidad organizativa de las estructuras de dirección a todos los nive- les, desde la provincia y el país, hasta la propia zona de defen- sa. A pesar de la lógica conmoción vivida en los primeros instantes, nada pudo impedir que hasta allí llegara, de forma inmediata, la asistencia solidaria en agua, comida, alimen- tos, grupos electrógenos y otros recursos vitales.

    Baste decir que solo al poblado de Isabela de Sagua, durante varios días se suministró a diario más de 2000 racio- nes de comida de manera gratuita, además de unos 4000 estuches de agua embotellada, y un tren con cuatro casillas que transportó hasta allí 200 000 litros del líquido.

    Otro dato revelador de la ayuda a ese poblado es que luego de las 72 horas del paso del huracán, los trabajadores de Copextel y de la Empresa de Servicios Técnicos y Especia- lizados lograron recuperar 174 televisores dañados, 455 refri- geradores, 85 lavadoras, 101 ollas, 180 cocinas eléctricas, 48 ventiladores y 14 cajas decodificadoras, además de ser entregado un teléfono a cada familia residente que tuviera ese servicio con anterioridad.

    Asimismo, fueron concedidos cuna y colchón a todas las

    Información del Consejo de Defensa Provincial

    madres que tuvieran niños entre uno y tres años, además de estar garantizadas esas facilidades a todas las embaraza- das que darían a luz en los próximos meses.

    Solo una Revolución como la nuestra es capaz de consu- mar tal proeza. En nuestro caso, «Irma» no ha sido más que un pretexto para hacer las cosas mejor. En muy poco tiempo el panorama comenzó a cambiar, gracias, en primer lugar, a un Estado que prometió que nadie quedaría desamparado y lo ha cumplido. También al concurso de muchas personas

    sumadas a las tareas de recuperación, que demostraron que sí se podían vencer las adversidades.

    Un ejemplo palpable de cuánto se ha logrado y lo mucho que aún resta por hacer, es que del total de viviendas afecta- das, ya se han solucionado 9513 casos, es decir el 18,4 %; lo cual impone el trabajo y el seguimiento sistemático de todos los implicados en esta tarea, una de las más complejas que tenemos por delante.

    A tal efecto, en la provincia se edifican hoy 486 viviendas de las tipologías V y VI, además de otras 225 del tipo I y II, las cuales beneficiarán a pobladores de comunidades muy afec- tadas como «Emilio Córdova», Isabela y Nazábal, por solo citar algunos ejemplos.

    También fluye la atención a los damnificados en los puestos de dirección y mesas de trámites, que funcionarán hasta el próximo 30 de noviembre, con más de 46 000 personas atendi- das hasta la fecha. De ellas, más de 12 000 solicitaron créditos, mientras un total de 1858 han sido subsidiadas por el Estado.

    En cuanto a la venta de materiales, hay que decir que hasta el momento, el importe de lo entregado supera los 60 millones de pesos, con una bonificación que sobrepasa los 29 millones, lo cual dice mucho de la ayuda recibida por los damnificados, a pesar de que esta vez el daño fue casi a todo el país.

    Asimismo, se distribuyen las donaciones recibidas en la provincia de acuerdo con las indicaciones del Consejo de Defensa Provincial y según el levantamiento y las propuestas de las zonas de defensa, las que se los hacen llegar a los damnificados mediante las unidades comerciales.

    Suministradas o en proceso están ya 250 carpas, 288 kits de herramientas y 200 mantas para techar temporalmente viviendas, cuyas cubiertas fueron perjudicadas por los fuertes vientos del meteoro más intenso de todos los formados en el Atlántico.

    También se completará la entrega en los próximos días de 9128 sábanas y 5760 sábanas cobertoras, 1500 colchas para taparse, 1008 catres, 3962 colchones personales, 12 876 toa- llas pequeñas y 11 mil grandes.

    Otros productos son fósforos, más de 28 000 velas, 236 recipientes de 10 litros para agua, 90 ventiladores, 630 cepi- llos dentales, 120 paquetes de cereal de 1 kg, 210 bolsas de arroz de 10 kg, 1299 bolsas de sopa, 210 estuches de 1 libra de harina de trigo, 864 litros de aceite, 2844 litros de agua, 360 litros de leche fluida.

    Se incluyen 22 680 pomos de repelente, 6688 culeros desechables, 500 kits de materiales higiénicos, 2129 almo- hadillas sanitarias; así como 219 pantalones, 97 shorts, 789 pulóveres y 92 camisas para hombres.

    Para mujeres llegaron 207 pares de calzado, 363 blusas, 536 licras, mientras que también se entregaron 49 chancle- tas y 3906 pares de calzado para niños y 90 ventiladores.

    «La Universal» espera en los próximos días el arribo de donativos para la construcción, que contemplan alambre, ca- jas e interruptores eléctricos, mangueras, caballetes, clavos, largueros, ventanas, puertas, pintura, lavamanos, juegos de baño y otros renglones.

    Estos datos demuestran que Villa Clara existe, está viva y dispuesta a rescatar la grandeza de la tierra que tiene el ho- nor de custodiar los restos del Che y sus compañeros de la guerrilla porque, como dijera Fidel, a través de la historia este ha sido un territorio vencedor de dificultades y obstáculos, y esta vez no será menos.

    «Irma» se llevó muchas cosas; mas, lo que no pudo arre- batar a este pueblo fue su fe y la confianza en que saldremos adelante. Para lograrlo están la magia de la solidaridad y todas las manos que se han juntado, para forjar el milagro de tener una Villa Clara más bella y hermosa.

    La prueba dinámica de maña- na significará una garantía para que no falle ni el más mínimo detalle cuando el próximo domingo 26 de noviembre se realice la primera vuelta de las elecciones de delega- dos a las asambleas municipales del Poder Popular.

    En la comprobación integral del sistema de trabajo serán activados los 1540 colegios electorales en las

    Mañana, minuciosa prueba dinámica electoral 987 circunscripciones, así como la totalidad de los medios, mecanis- mos y estructuras electorales en Villa Clara.

    También se incluye el examen de la infraestructura de comunicación, telefonía fija y móvil, y alternativas pre- vistas en áreas muy apartadas, don- de dependerán de radioaficionados, enlaces y las opciones de transporte que, además de los medios tradicio-

    nales, incorporarán mulos, bicicletas, embarcaciones y tractores.

    Al concluir la primera etapa de la prueba entre las 7:00 a.m y las 9:00 a.m., se emitirá un reporte cua- litativo y cuantitativo desde los cole- gios a todas las estructuras y se re- flejarán las principales incidencias.

    La comprobación será, en una se- gunda fase, con datos ficticios y bole- tas, como si ya los electores estuvieran

    votando por los mejores entre los 2128 candidatos propuestos por el pueblo.

    En esta dinámica, las autorida- des electorales deberán atender posibles situaciones que se pue- den presentar, lo cual contribuirá a una ejercitación que complemen- te los planes de capacitación, de manera que ningún imprevisto en- torpezca los comicios.

    Menos los electores y los pio-

    Universidad que irradia

    neros, el resto de los recursos humanos y materiales que cons- tituyen l

Search related