VEINTIÚN PASOS HACIA UN DESPERTAR ESPIRITUAL

  • View
    243

  • Download
    4

Embed Size (px)

Text of VEINTIÚN PASOS HACIA UN DESPERTAR ESPIRITUAL

  • VEINTIN PASOSHACIA UN

    DESPERTAR ESPIRITUALLA SABIDURA DEL LIBRO DE URANTIA

    DE HARRY MCMULLAN, III

    TRADUCCIN DE NGEL SNCHEZ-ESCOBAR

    Publicado porUversa Press P.O. Box 4583 Grand Central Station New York, NY 10163

    1-877-288-3772http://www.ellibro.org

  • CONTENIDO

    Prlogo................................................................................................................... 2Paso 1: Reconocimos nuestras necesidades........................................................... 3Paso 2: Cremos en Dios ........................................................................................ 6Paso 3: Aceptamos la gracia de Dios ..................................................................... 9Paso 4: Admitimos nuestros defectos .................................................................. 12Paso 5: Perdonamos a los dems ......................................................................... 15Paso 6: Pedimos a los dems que nos perdonaran ............................................... 18Paso 7: Aceptamos el perdn de Dios ................................................................. 21Paso 8: Vivimos una nueva vida .......................................................................... 24Paso 9: Nos comprometimos ............................................................................... 27Paso 10: Oramos .................................................................................................. 30Paso 11: Conseguimos un equilibrio entre lo fsico y lo espiritual ..................... 34Paso 12: Perseveramos en nuestra bsqueda ....................................................... 37Paso 13: Adquirimos perspectiva ........................................................................ 40Paso 14: Tuvimos fe ............................................................................................ 44Paso 15: Sentimos seguridad ............................................................................... 47Paso 16: Profundizamos en nuestra comunin con los dems ............................ 50Paso 17: Servimos a los dems ............................................................................ 54Paso 18: Compartimos nuestras vivencias espirituales con los dems ................ 57Paso 19: Amamos a los dems ............................................................................. 60Paso 20: Amamos a Jess .................................................................................... 63Paso 21: Amamos a Dios ..................................................................................... 66

    1

  • PRLOGO

    La idea de estos 21 pasos tiene su origen en el programa de 12 pasos de Alcohlicos Annimos,considerados por este autor como un vlido instrumento de crecimiento espiritual. Las citas estntomadas de The Urantia Book (El libro de Urantia), una obra que ha tenido un gran impacto en lavida de este escritos. El libro de Urantia no especifica ningn programa, pero el inmensobeneficio del mtodo paso a paso de Alcohlicos Annimos le dio la idea de realizar unprograma similar basado en El libro de Urantia. A partir de esta idea, en cada paso se disponen yseleccionan las citas de acuerdo con la apreciacin que el autor de este documento tiene de lasprincipales enseanzas del libro.

    Nota del traductor: Hay una doble numeracin en las citas de los Escritos de Urantia. En primerlugar, aparece el nmero de pgina y prrafo dentro de esa pgina, y, en segundo lugar, elnmero del Escrito, de la seccin y del prrafo dentro de esta seccin. Por ejemplo, si vemos (p.1384; 12:7.9), la numeracin p.1384 se debe interpretar como nmero de pgina (p.138) yprrafo (4); mientras que la numeracin 12:7.9 como Escrito o Documento 12, seccin 7 yprrafo 9 dentro de esa seccin. Si lo buscamos, veremos que el prrafo comienza con El amordel Padre... Por otro lado, las citas de prrafos no completos estn especificadas o bien por trespuntos suspensivos encerrados en corchetes o bien por el no sangrado al principio de dicha cita.

    2

  • PASO 1: RECONOCIMOS NUESTRAS NECESIDADES

    Reconocimos el vaco espiritual en que seencontraban nuestras vidas y admitimosnuestra impotencia para corregir, por nosotrosmismos, nuestros defectos personales.

    Nuestra propia bsqueda nos demuestra queno nos bastamos con nosotros mismos.Nuestra alma tiene una sed que las cosas nosacian, porque es la sed de saberse incompletacuando est apartada de Dios. La vida, con sudiversidad y obligaciones impuestas, nosofrece una distraccin continua, pero a vecesla tragedia nos deja solos frente a las msprofundas necesidades de nuestras almas,empujndonos a buscar la ayuda de algosuperior.

    La vanidad, las ambiciones, las posesiones, lassensaciones y las filosofas de vida quepueblan nuestras mentes parecen quererconvencernos de que son todo lo quenecesitamos, pero no nos dejan sino un malsabor de boca. Dentro de nosotros hay algoque nos hace saber lo que necesitamos, aQuin necesitamos, porque cuando estamultitud de cosas empieza a desvanecerse,nuestro yo interior alza su voz parapreguntarnos si eso era todo, y nosencontramos solos en la noche hacindonosesa misma pregunta. A menudo nos sentimosatrados por los tesoros y el reconocimientodel mundo, pero para qu sirven? Pretendervanamente ganar la enmaraada respetabilidadde nuestro yo pblico enmascara un pozo sinfondo de temores obsesivos y de deseos rotos,que apenas podemos esconder tras nuestracuidada fachada.

    En el dolor, en la desgracia, en la angustia oen la adversidad, nuestras propias deficienciasnos impulsan a buscar la fortaleza ms all de

    nosotros mismos. Pero, cmo es que noevitamos ese sufrimiento? por que noshacemos de provisiones antes de que llegue elcrudo invierno y el hielo haga que noencontremos ni caza ni refugio? por qu nollenamos de vveres nuestras despensas ahoraque las necesitamos?

    Quin no ha sido prisionero de su propiotemperamento? Quin no se ha sentidoforzado, atrapado, a andar caminos nodeseados empujado por oscuros deseos ymiedos hasta llegar a sentir odio de smismo? Cuando caminamos mal,comenzamos a cruzar frenticos tneles cuyasparedes se desmoronan a nuestro paso, peroson pocos los que buscan ayuda hasta que nose han convencido de que son incapaces depilotar la nave de su propia vida. Condemasiada frecuencia nuestra nave naufraga yqueda atrapada en el fro hielo, haciendo quenuestros sueos tambin se hundanentumecidos por las fras aguas.

    Es natural que queramos que todos nuestrosanhelos personales y nuestros sueos se haganrealidad, pero eso no es posible. En laconfusin de miles de almirantes y de tcticasdiferentes no se puede ganar la batalla. Esmejor que se haya Uno slo a cargo detodo, alguien que conozca cmo somos mejorque nosotros mismos, y en cuyo destinoencontremos nuestro mayor bien. Peromientras que nuestras metas personalesprevalezcan sobre lo dems y creamos que nosbastamos con nosotros mismos, no sentiremosese impulso de buscar la voluntad de Dios. Lavida nos tiene que ensear esas lecciones quenos negamos a aprender.

    El camino espiritual comienza con nuestro

    3

  • Citas de El libro de Urantia

    El Padre no se oculta espiritualmente, pero muchas de sus criaturas se han ocultado en las brumas de la obstinacinde sus propias decisiones y, por el momento, se han separado de la comunin con su espritu y con el espritu de suHijo; criaturas que han elegido sus propios caminos de perversin y han consentido la arrogancia de sus mentesintolerantes y de sus naturalezas no espirituales.(p.641; 5:1.10)

    Las llaves del reino de los cielos son: sinceridad, ms sinceridad y ms sinceridad. Todos los hombres poseen estasllaves. Los hombres las usan -avanzan en estado espiritual- mediante decisiones, ms decisiones y ms decisiones.(p.4357; 39:4.14)

    El progreso espiritual se basa en el reconocimiento intelectual de la pobreza espiritual junto con la conciencia delansia de perfeccin, del deseo de conocer a Dios y de ser como l, el propsito de hacer de todo corazn la voluntaddel Padre en los cielos. El crecimiento espiritual significa, en primer lugar, despertar a las necesidades, despuspercibir el sentido de las cosas y luego descubrir los valores. (p.1095 - 5-6; 100:2.1-2)

    Ganid, este hombre no tena sed de verdad. No estaba insatisfecho consigo mismo. No estaba listo para pedirayuda, los ojos de su mente no estaban abiertos para recibir luz para su alma. Ese hombre no estaba maduro paracosechar la salvacin; hay que darle ms tiempo para que las pruebas y las dificultades de la vida le preparen pararecibir sabidura y un conocimiento superior. (p.14662; 132:7.2)

    Slo los que se sienten pobres de espritu tienen sed de rectitud. Slo los humildes buscan la fortaleza divina yanhelan el poder espiritual. (p.15741; 148:6.3)

    [Job] ascendi a esas alturas espirituales en las que poda decir con sinceridad: yo me aborrezco; entonces puesse le concedi la restitucin de la visin de Dios.(p.16631; 148:6.3)

    Nunca vaciles en admitir el fracaso. No intentes ocultar el fracaso bajo sonrisas engaosas y falso optimismo. Suenabien pretender tener siempre xito, pero los resultados finales son atroces. Proceder as conduce directamente a lacreacin de un mundo de irrealidad y al choque inevitable del desencanto final.El xito quizs infunda valor y fomente confianza, pero la sabidura slo se consigue cuando asimilamos elresultado de nuestro propio fracaso. Los hombres que prefieren las vanas ilusiones a la realidad nunca llegaran a sersabios. Slo los que se enfrentan a los hechos y los asimilan junto a sus ideales pueden adquirir sabidura. Esastmidas almas que slo pueden mantener la lucha de la vida hacindose continuamente falsas ilusiones de xito estndestinadas a sufrir el fracaso y a experimentar la derrota, cuando por fin se despierten del mundo de ensueo de supropia imaginacin. (p.17795-6; 160:4.7-8)

    Lo que yo os digo e