of 9/9
Época primitiva La Química debió nacer con la conquista del fuego por el hombre primitivo. Posteriormente, el hombre primitivo se interesaría por los meta- les por ser materiales resistentes y duraderos a los que podía dárseles forma con mayor o menor facilidad. Su utilización constituye las sucesivas edades del Oro y Plata, del Bronce y del Hierro. Los objetos más antiguos conocidos son de oro, situándose en una época anterior a los 5000 años a.C. Por su color, su inalterabili- dad y su rareza ha sido siempre el metal precio- so por excelencia. Para los chinos tenía incluso propiedades sobrenaturales al creer que al co- mer en un plato de oro se llegaba a una edad avanzada, y el que absorbía oro se hacía inmor- tal. En la Edad del Oro y de la Plata se conoció también el cobre. La Edad del Bronce se sitúa sobre los 4000 años a.C. En las primeras di- nastías de Egipto y en la Grecia de Homero, el bronce ocupó el lugar del hierro en nuestra época. Los fenicios adquirieron una gran reputación en el trabajo del bron- ce y, aunque pueblo poco belicoso, fa- bricaba las mejores armas. La Edad del Hierro inicia 200 años a.C. Las dificultades en su pre- paración y su trabajo en los primeros tiempos, ocasionó su escaso uso. En la Edad del Hierro se aprendió a fabricar acero, se conoció que su resistencia aumenta con el temple y se llegó a protegerlo de la corrosión. La metalurgia fue, más que una técnica, un arte sagrado encomen- dado a los sacerdotes. Los metales ob- tenidos fueron relacionados con el Sol y los planetas: el oro con el Sol, la pla- ta a la Luna, el cobre a Venus, el hierro a Marte, el estaño a Júpiter, el plomo a Saturno y el mercurio a Mercurio. Esta extraña y singular clasificación de los metales se mantuvo durante siglos. Los siete metales indicados, junto con el carbón y el azufre, incluían todos los elementos conocidos al principio de la era cristiana. De las civilizaciones antiguas, la egipcia fue la más avanzada en las artes químicas y la más relacionada con la Química europea moderna. Los egipcios fue- ron maestros en la fabricación de vidrios y esmaltes; imitaban a la perfección los metales nobles, así como el rubí, el zafiro y la esmeralda; utilizaron ampliamente Los egipcios y persas uti- lizaban el oro, el cobre y compuestos de plomo para realizar alfarería. Bloque I Reconoces a la Química como una herramienta para la vida

Lectura para línea del tiempo química I

  • View
    586

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Material para elaborar una línea del tiempo

Text of Lectura para línea del tiempo química I

  • poca primitivaLa Qumica debi nacer con la conquista del fuego por el hombre primitivo. Posteriormente, el hombre primitivo se interesara por los meta-les por ser materiales resistentes y duraderos a los que poda drseles forma con mayor o menor facilidad. Su utilizacin constituye las sucesivas edades del Oro y Plata, del Bronce y del Hierro.

    Los objetos ms antiguos conocidos son de oro, situndose en una poca anterior a los 5000 aos a.C. Por su color, su inalterabili-dad y su rareza ha sido siempre el metal precio-so por excelencia. Para los chinos tena incluso propiedades sobrenaturales al creer que al co-mer en un plato de oro se llegaba a una edad avanzada, y el que absorba oro se haca inmor-tal. En la Edad del Oro y de la Plata se conoci tambin el cobre.

    La Edad del Bronce se sita sobre los 4000 aos a.C. En las primeras di-nastas de Egipto y en la Grecia de Homero, el bronce ocup el lugar del hierro en nuestra poca. Los fenicios adquirieron una gran reputacin en el trabajo del bron-ce y, aunque pueblo poco belicoso, fa-bricaba las mejores armas.

    La Edad del Hierro inicia 200 aos a.C. Las dificultades en su pre-paracin y su trabajo en los primeros tiempos, ocasion su escaso uso. En la Edad del Hierro se aprendi a fabricar acero, se conoci que su resistencia aumenta con el temple y se lleg a protegerlo de la corrosin.

    La metalurgia fue, ms que una tcnica, un arte sagrado encomen-dado a los sacerdotes. Los metales ob-tenidos fueron relacionados con el Sol y los planetas: el oro con el Sol, la pla-ta a la Luna, el cobre a Venus, el hierro a Marte, el estao a Jpiter, el plomo a Saturno y el mercurio a Mercurio. Esta extraa y singular clasificacin de los metales se mantuvo durante siglos. Los siete metales indicados, junto con el carbn y el azufre, incluan todos los elementos conocidos al principio de la era cristiana.

    De las civilizaciones antiguas, la egipcia fue la ms avanzada en las artes qumicas y la ms relacionada con la Qumica europea moderna. Los egipcios fue-ron maestros en la fabricacin de vidrios y esmaltes; imitaban a la perfeccin los metales nobles, as como el rub, el zafiro y la esmeralda; utilizaron ampliamente

    Los egipcios y persas uti-lizaban el oro, el cobre y

    compuestos de plomo para realizar alfarera.

    Bloque I Reconoces a la Qumica como una herramienta para la vida

  • el cuero y usaron la lana, el algodn y el lino que saban blanquear y teir con n-digo y prpura; prepararon perfumes, blsamos, productos de belleza y venenos, cuya qumica fue muy floreciente en la antigedad; obtuvieron jabones y diferen-tes sales de sodio, potasio, cobre, aluminio y otros metales; y utilizaron el betn en embalsamamientos y en decoracin. Pero todas estas prcticas eran fundamen-talmente empricas y no constituan una ciencia ni siquiera en forma rudimentaria.

    Doctrinas qumicas antiguasEl hombre prehistrico, al buscar el origen y la naturaleza de todo lo que le rodea-ba cre los mitos, en los que cada fuerza natural era un dios o una figura humana; de aqu las teogonas y las cosmogonas de los pueblos primitivos, en las que los fenmenos se imaginan producidos por la accin de agentes sobrenaturales cuya intervencin explica todas las anomalas aparentes del universo. Este estado teo-lgico de la ciencia se mantuvo hasta el siglo VI a.C., en que apareci en Grecia un poderoso movimiento intelectual y sus ms grandes filsofos especularon sobre el mundo y sobre la naturaleza de la materia, y plantearon claramente muchos de los problemas fundamentales de la ciencia. La idea de la existencia de un principio permanente, origen de todo fue ya un principio tangible; para TalesdeMileto (624-565 a.C.) fue el agua; Anaxmenes (585-524 a.C.) sostuvo que era el aire, y para Herclito de Efeso (540-475 a.C.) era el fuego. Ms tarde, Empdo-cles de Agrigento (500-430 a.C.) acept los elementos de sus antecesores, a los que agreg uno ms, la tierra, surgiendo la teora de los cuatro elementos: tierra, agua, aire y fuego, que servan de alguna manera de soporte a las cualidades fun-damentales de caliente y fro, y seco y hmedo, y dos fuerzas csmicas, el amor y el odio, que son las races de todas las cosas. Esta teora de los cuatro elementos fue aceptada por Aristteles de Estagira (384-322 a.C.), gran pensador griego que por su fama hizo que la teora perdurase durante unos dos mil aos.

    Tierra

    Aire

    Agua Fuego

    Fro Seco

    Hmedo Caliente

    En realidad, los cuatro elementos no eran ms que la generalizacin y re-presentacin de una observacin familiar, pues un cuerpo es slido (tierra), lquido (agua) o gaseoso (aire), o bien se encuentra en estado de incandescencia (fuego).

    Por la misma poca, Leucipo y su discpulo Demcrito de Abdera (460-370 a.C.) ensearon la discontinuidad de la materia formada de tomos, el ser, y de vaco, el no ser, resultante de los intersticios entre aquellos, y permitiendo su movimiento. Los tomos son eternos, indivisibles (de donde deriva su nombre), y de la misma naturaleza, pero difieren en forma, por el orden en que estn co-locados en el cuerpo, por su posicin relativa y por su magnitud. A pesar de la tendencia positiva de las ideas de Demcrito, sus seguidores no desarrollaron su pensamiento que ofrece una estrecha relacin con las teoras cientficas moder-nas. Epicuro de Samos (342-270 a.C.) cre la palabra tomo y le asign un peso esencial. El atomismo de Demcrito est construido totalmente por conceptos fi-

    Demcrito

    Qumica I

  • losficos, y no es hasta 1677 en que Boyle establece el concepto y Dalton en 1803 lo desarrolla como resultado de observaciones cientficas.

    Puede parecer sorprendente que los grandes pensadores griegos no bus-casen una confirmacin experimental de sus abstracciones, pero ellos aceptaban que todo conocimiento deba adquirirse nicamente mediante especulacin y que el experimento no slo era innecesario sino que incluso disminuira su dignidad. Este error del empleo del razonamiento sin experimentacin mantuvo estacionado el progreso de la ciencia durante muchos siglos.

    A partir del ao 300 a.C., la ciencia griega se desplaza a Alejandra, en cuya escuela florecieron grandes matemticos, astrnomos y bilogos, si bien fue decayendo hasta apagarse hacia el ao 400 de nuestra era. En el siglo II a.C., las ideas cientficas llegaron a Roma, pero los romanos, guerreros y constructores, poco abiertos a las cosas del espritu y estoicos frente a la naturaleza, no prosi-guieron la herencia cientfica de los griegos.

    La AlquimiaEn la Edad Media, periodo del 400-1000 conocido como la Edad Oscura, es domi-nada por creencias religiosas y hacia el siglo VII, entre los rabes, empieza a ad-quirir la ciencia una cierta importancia. Los conocimientos qumicos aprendidos de los egipcios y las ideas filosficas heredadas de los antiguos dieron a la alquimia en manos de los rabes y despus en toda Europa, una significacin especial.

    Los alquimistas consideraron los metales como cuerpos compues-tos formados por dos cualidades-principios comunes: el mercurio, que re-presentaba el carcter metlico y la volatilidad, y el azufre, que posea la propiedad de combustibilidad. Posteriormente se uni un tercer principio, la sal, que tena la propiedad de la solidez y la solubilidad. Estos tres principios o elementos, llamados tra prima de los alquimistas sustituye-ron en la Edad Media a los elementos aristotlicos, y aunque al principio tuvieron un carcter abstracto, fueron considerados ms tarde como ma-teriales. Exista para los alquimistas la posibilidad de la transmutacin de los metales innobles en nobles y concretamente, la conversin del plomo, mercurio u otros metales corrientes en oro.

    Esta transmutacin, conocida como la Gran Obra, deba reali-zarse en presencia de la piedra filosofal cuya preparacin fue la tarea de los alquimistas. En el siglo XIII se extendi el objetivo de la alquimia al buscar el elixir filosofal o de larga vida, para eliminar la enfermedad, devolver la juventud, prolongar la vida e incluso asegurar la inmortalidad. La alquimia fue una prctica secreta debido a que la relacionaban con la magia, y los alquimistas eran elegidos para ser depositarios de la verdad y no deban divulgar sus conocimientos. Escribieron en un lenguaje her-mtico describiendo operaciones y haciendo uso de signos y smbolos. Un libro de alquimia, el Liber Mutus, no contiene ningn texto sino quince grabados, en su mayora ininteligibles, para hacer conocer la preparacin de la piedra filosofal. Los trabajos de los alquimistas, aunque infructuosos en el descubrimiento de la piedra filosofal y del elxir de larga vida, produ-jeron indudables progresos a la Qumica del laboratorio, al preparar gran nmero de nuevas sustancias, perfeccionaron aparatos tiles y desarrollaron tcnicas que constituyen la base de la incipiente ciencia qumica.

    La alquimia fue una mez-cla de Qumica prctica y

    misticismo.

    Bloque I Reconoces a la Qumica como una herramienta para la vida

  • El ms brillante cultivador de la alquimia rabe fue Geber (Abou Moussah Diafar al Sofi Geber), vivi y muri en Sevilla (finales del siglo VIII), fue uno de los sabios ms grandes de la poca. Escribi numerosas obras como Perfectionis, el tra-tado de Qumica ms antiguo que se conoce. Posteriores a Geber son Rhass (siglo X), Avicena (siglo XI), cuyo prestigio fue inmenso como alquimista, filsofo, astrno-mo, matemtico y mdico; Averroes (1126-1198), clebre por sus comentarios sobre Aristteles, ejerci gran influencia en el pensamiento medieval. Se reconoce a los rabes el preparar la sal amonaco, el aceite de vitriolo (cido sulfrico), el agua fuerte (cido ntrico), el agua regia, ciertos sulfuros metlicos, varios compuestos de mercurio y arsnico, y la preparacin del espritu de vino (alcohol).

    Hasta las Cruzadas, el rabe fue la lengua exclusiva de la ciencia, y Cr-doba el foco de la cultura. Los siglos X, XI y XII fueron los ms florecientes para la ciencia espaola (arbiga-judaica-cristiana), que al difundirse a toda Europa, origin en el siglo XIII un poderoso resurgimiento cientfico en el que la alquimia adquiri una extensa significacin. Entre los alquimistas de Occidente destaca por su sabidura SanAlbertoMagno (1193 o 1206-I280), dominico alemn, llamado el Doctor Universal y considerado como el Aristteles de la Edad Media. A l se debe la preparacin de la potasa custica mediante la cal, procedimiento que an se practica en los laboratorios. Describe con exactitud la afinacin del oro y de la plata mediante copelacin con plomo, seala el efecto del calor sobre el azufre y emplea por vez primera la palabra afinidad en el sentido usado hoy da. Expone la accin del agua fuerte (cido ntrico) sobre los metales, como su accin en la sepa-racin del oro y de la plata en las aleaciones preciosas. En su tratado De Alchimia expone las condiciones que debe reunir un alquimista y que casi en su totalidad pueden aplicarse a los qumicos actuales.

    Contemporneo de SanAlberto es el ingls Roger Bacon (I2I4-I294), fraile franciscano que profes en Pars y en Oxford. En su obra Speculum alchi-miae alude a un aire que es alimento del fuego y otro que lo apaga, habla de una llama producida al destilar las materias orgnicas y vulgariza el empleo de la plvora. Defendi la experimentacin y combati con tesn a Aristteles. Fue tambin un gran fsico cuyos trabajos en el campo de la ptica fueron notables.

    SantoTomsdeAquino (1225-I274) discpulo de SanAlberto, escribi un tratado sobre la esencia de los minerales y otro sobre la piedra filosofal.

    El renacimiento cientficoAunque la transmutacin de los metales fue creda hasta el siglo XIX, la alquimia fue perdiendo su carc-ter ideal, llegando a ser prohibida por reyes y papas. A principios del siglo XVI los esfuerzos de muchos al-quimistas se dirigen a preparar drogas y remedios, al sealar Paracelso (1493-1541) que la misin de la alquimia era la curacin de la enfermedad. Apare-ce una transicin entre la Alquimia y la verdadera Qumica, que se conoce como iatroqumica o qumica mdica. Paracelso, cuyo verdadero nombre es Felipe Aureolo Teofrasto Bombast de Hohenheim, mdico y alquimista suizo, dict la primera ctedra de Qumica creada en Basilea en 1527, la que abandon para via-jar por toda Europa, ejerciendo una gran influencia.

    Paracelsobuscla piedra filosofal, que los templarios atesoraban, porque pensaba que era capaz de convertir el

    plomo en un metal con ms virtudes.

    Qumica I

  • El ms brillante cultivador de la alquimia rabe fue Geber (Abou Moussah Diafar al Sofi Geber), vivi y muri en Sevilla (finales del siglo VIII), fue uno de los sabios ms grandes de la poca. Escribi numerosas obras como Perfectionis, el tra-tado de Qumica ms antiguo que se conoce. Posteriores a Geber son Rhass (siglo X), Avicena (siglo XI), cuyo prestigio fue inmenso como alquimista, filsofo, astrno-mo, matemtico y mdico; Averroes (1126-1198), clebre por sus comentarios sobre Aristteles, ejerci gran influencia en el pensamiento medieval. Se reconoce a los rabes el preparar la sal amonaco, el aceite de vitriolo (cido sulfrico), el agua fuerte (cido ntrico), el agua regia, ciertos sulfuros metlicos, varios compuestos de mercurio y arsnico, y la preparacin del espritu de vino (alcohol).

    Hasta las Cruzadas, el rabe fue la lengua exclusiva de la ciencia, y Cr-doba el foco de la cultura. Los siglos X, XI y XII fueron los ms florecientes para la ciencia espaola (arbiga-judaica-cristiana), que al difundirse a toda Europa, origin en el siglo XIII un poderoso resurgimiento cientfico en el que la alquimia adquiri una extensa significacin. Entre los alquimistas de Occidente destaca por su sabidura SanAlbertoMagno (1193 o 1206-I280), dominico alemn, llamado el Doctor Universal y considerado como el Aristteles de la Edad Media. A l se debe la preparacin de la potasa custica mediante la cal, procedimiento que an se practica en los laboratorios. Describe con exactitud la afinacin del oro y de la plata mediante copelacin con plomo, seala el efecto del calor sobre el azufre y emplea por vez primera la palabra afinidad en el sentido usado hoy da. Expone la accin del agua fuerte (cido ntrico) sobre los metales, como su accin en la sepa-racin del oro y de la plata en las aleaciones preciosas. En su tratado De Alchimia expone las condiciones que debe reunir un alquimista y que casi en su totalidad pueden aplicarse a los qumicos actuales.

    Contemporneo de SanAlberto es el ingls Roger Bacon (I2I4-I294), fraile franciscano que profes en Pars y en Oxford. En su obra Speculum alchi-miae alude a un aire que es alimento del fuego y otro que lo apaga, habla de una llama producida al destilar las materias orgnicas y vulgariza el empleo de la plvora. Defendi la experimentacin y combati con tesn a Aristteles. Fue tambin un gran fsico cuyos trabajos en el campo de la ptica fueron notables.

    SantoTomsdeAquino (1225-I274) discpulo de SanAlberto, escribi un tratado sobre la esencia de los minerales y otro sobre la piedra filosofal.

    El renacimiento cientficoAunque la transmutacin de los metales fue creda hasta el siglo XIX, la alquimia fue perdiendo su carc-ter ideal, llegando a ser prohibida por reyes y papas. A principios del siglo XVI los esfuerzos de muchos al-quimistas se dirigen a preparar drogas y remedios, al sealar Paracelso (1493-1541) que la misin de la alquimia era la curacin de la enfermedad. Apare-ce una transicin entre la Alquimia y la verdadera Qumica, que se conoce como iatroqumica o qumica mdica. Paracelso, cuyo verdadero nombre es Felipe Aureolo Teofrasto Bombast de Hohenheim, mdico y alquimista suizo, dict la primera ctedra de Qumica creada en Basilea en 1527, la que abandon para via-jar por toda Europa, ejerciendo una gran influencia.

    Contemporneo de Paracelso es Georg Agricola (1496-1555), su verda-dero nombre Landmann, mdico sajn, que en su obra De Re Metallica expone en forma clara todos los conocimientos metalrgicos de la poca. La metalurgia haba adquirido en los distritos mineros de Bohemia, un gran desarrollo, lo que condujo a la fabricacin industrial de cidos y a practicar el ensayo de minerales, inicio del anlisis qumico.

    Seguidores de Paracelso, pero ms claros son Libavius (1540-1616), m-dico alemn que prepara el cloruro estnnico, estudia los fundentes en metalurgia y obtiene muchos medicamentos; VanHelmont (1577-1644), mdico belga, gran investigador es notable su investigacin acerca del crecimiento de un pequeo sauce, que dur cinco aos que combate la teora griega de los cuatro elementos, eliminando el fuego y la tierra; inventa la palabra gas y hace estudios sobre el gas silvestre (gas carbnico); y Lemery (1645-1715) describe las distintas operaciones de la Qumica.

    En esta poca se haba creado en Europa un nuevo clima intelectual. En el siglo XIV se haba producido en Italia un movimiento humanista que al volver al pensamiento de la antigedad clsica hizo posible la reconstruccin del espritu griego. El Renacimiento, primero en el campo de la literatura y despus en el de las artes, pas pronto al pensamiento cientfico, y al unirse observacin y teora se inicia la ciencia experimental que sustituye a las especulaciones filosficas de la Edad Media. LeonardodaVinci (I452-1519) introduce en el dominio cientfico los principios del Renacimiento y abre el camino a FrancisBacon (1561-1628), terico del mtodo experimental, que en 1620 en su obra Novum Organum erige la obser-vacin en sistema filosfico; Descartes (1596-1650), filsofo francs que en su Discurso del mtodo publicado en 1637 establece claramente las bases del mtodo cientfico.

    Las nuevas ideas consiguieron grandes progresos en Matemticas, Fsica y Filosofa, y despus en la Qumica. Se comunican los resultados de las observaciones de sus estudios y se crean Academias Cientficas en mu-chos pases. Slo se precisa disponer de una tcnica de medicin para que la Qumica pueda desarrollar su carcter de verdadera ciencia.

    El irlands RobertBoyle (1627-1691) es el primer qumico que rompe abiertamente con la tradicin alquimista. En su famosa obra The Sceptical Chymist (El qumico escptico) establece el concepto moderno de elemento al decir que son ciertos cuerpos primitivos y simples que no estn formados de otros cuerpos, ni unos de otros, y que son los ingredien-tes de que se componen inmediatamente y en que se resuelven en ltimo trmino todos los cuerpos perfectamente mixtos, y supone que el nmero ha de ser muy superior a los tres de los alquimistas o a los cuatro de los aristotlicos. Boyle es el primer hombre de ciencia que adopta la teora atmica para explicar las transformaciones qumicas, y sus investigaciones en el campo de la Fsica y de la Qumica permiten considerarle como el precursor de la Qumica moderna al hacer de ella el estudio de la naturale-za y composicin de la materia en vez de ser, como hasta entonces, un sim-ple medio de obtener oro o de preparar medicamentos. Entre sus notables descubrimientos estn: la ley que lleva su nombre de la compresibilidad de los gases, el efecto de la presin sobre el punto de ebullicin de un lquido, la clara distincin entre mezclas y combinaciones, el empleo de muchos reactivos (como el nitrato de plata, el gas amonaco adquirieron gran importancia en Qumica ana-ltica, la utilizacin del jarabe de violeta como indicador para distinguir los cidos y bases, y la obtencin de nuevos compuestos.

    RobertBoyle.

    Bloque I Reconoces a la Qumica como una herramienta para la vida

  • La teora del flogistoLos qumicos de la poca de Boyle estaban poco preparados para aceptar sus ideas, pero en cambio, atrados por sus experimentos acerca de los gases, investigaron con estas nuevas sustancias y estudiaron el problema de la combustin. Se debe a GeorgErnstStahl (1660-1734), qumico y mdico alemn, la teora del flogisto que, aunque falsa, tiene no obstante el mrito de ser la primera teora capaz de coordinar el conjunto de los fenmenos esenciales de la combustin y de la reduc-cin. Stahl basa su teora en las ideas del alquimista alemn J.J.Becher (1635-1682), el cual, al admitir el elemento terroso, el elemento combustible y el ele-mento metlico no hace ms que desarrollar la vieja nocin de los tres elementos cuyo origen debe buscarse en las exhalaciones de Aristteles; un claro ejemplo de la pervivencia de las ideas.

    JohannBechery Georg Stahl explican que existe una sustancia llamada flogisto, que hace posible que los objetos se quemen.

    La teora del flogisto, conocida tambin como sublime teora, supone que toda sustancia combustible, tal como un metal, contiene un principio infla-mable, denominado posteriormente, flogisto; en la combustin se desprende el flogisto con acompaamiento de luz y calor y queda un residuo, la ceniza o cal del cuerpo combustible. Cuanto ms inflamable es un cuerpo tanto ms rico es en flogisto. El principal inters de la teora est en que explica el fenmeno inverso de la combustin, la reduccin, pues si se calienta la cal (las cenizas metlicas) con una sustancia rica en flogisto, tal como el carbn, sta cede su flogisto a la cal y el metal se revivifica. Varios metales tratados por diversos cidos desprenden el mismo gas, el aire inflamable (hidrgeno), que era considerado como el flogisto comn a todos los metales. El negro de humo era imaginado como flogisto puro. La teora del flogisto, ejemplo claro del carcter provisional de las teoras cien-

    Qumica I

  • tficas, pudo servir de gua a los grandes investigadores del siglo XVIII cuya labor experimental constituye la base de la Qumica como ciencia. Citaremos unos pocos nombres:

    RenAntoineRaumur (1683-1757), naturalista, qumico y fsico fran-cs, sus investigaciones sobre la fundicin del hierro permiten considerarlo como el fundador de la siderurgia cientfica y uno de los instauradores de la industria moderna.

    Andreas SigismundMarggraff (1709-1782), qumico alemn, descubri un nuevo procedimiento para obtener el fsforo y el cido fosfrico, obtuvo el cinc a partir de sus minerales y distingui, por la coloracin a la llama, las sales sdicas de las potsicas. Sus estudios acerca de la extraccin del azcar a partir de la re-molacha hicieron posible su fabricacin industrial desde 1796.

    M.W.Lomonossoff (1711-1765), qumico ruso, realiz experimentos so-bre la calcinacin de los metales en vasos cerrados, con empleo sistemtico de la balanza; establece la constancia de la materia en los procesos naturales, atribuye la combustin a una combinacin del cuerpo con el aire y explica las propiedades de los cuerpos a partir de la existencia de tomos y molculas (1743).

    Joseph Black (1728-1799), profesor de Qumica e investigador ingls, descubre el gas carbnico al que llam aire fijo por ser fijado por la cal y el pri-mer aire artificial identificado por los qumicos. Sus estudios cuantitati-vos acerca de los carbonatos son modelo de lgica y unidad y sirvieron para dar al mundo cientfico una idea clara de la naturaleza de la combinacin qumica.

    T.OlafBergmann (1734-1784), qumico, matemtico y mineralo-gista sueco, edifica las bases del anlisis qumico, reconoce el carcter cido de una disolucin de gas carbnico y tiene del aire una concepcin exacta al considerarlo una mezcla de tres fluidos, el cido areo (gas carbnico), el aire viciado (nitrgeno) y el aire puro (oxgeno).

    KarlWilhelm Scheele (1742-1786), qumico sueco, sus experi-mentos con el dixido de manganeso le llevan al descubrimiento del ox-geno y del cloro; estudi cidos como el fluorhdrico, tartrico, oxlico, cianhdrico y molbdico, aisl el gas sulfhdrico e investig la naturaleza de numerosos compuestos. Al arsenito de cobre se le conoce como verde de Scheele. Sostiene que el aire es una mezcla de dos gases distintos, el aire gneo y el aire viciado.

    JosephPriestley (1733-1804) ingls, hbil experimentador, de-sarroll y perfeccion la tcnica de preparacin, recogida y manipulacin de los gases. Demostr que las plantas verdes convertan el aire respirado en aire respi-rable, prepar y estudi numerosos gases, investig el nitrgeno, y al concentrar mediante una potente lente los rayos solares sobre el xido mercrico obtuvo el oxgeno, su mayor descubrimiento.

    Henry Cavendish (1731-1810) ingls, fue el primero que utiliz la cuba de mercurio y descubri el hidrgeno y al quemarlo en el aire ordinario y en el oxgeno encontr que se formaba agua. La sntesis del agua realizada en 1781 cons-tituye una fecha sealada en la historia de la Qumica. En su anlisis del aire hall un 20.8% de oxgeno, valor muy prximo al verdadero, y sospech la existencia del argn.

    Joseph Black.

    Bloque I Reconoces a la Qumica como una herramienta para la vida

  • Lavoisier y la revolucin qumicaEs AntoineLaurentLavoisier (1743-1794) el que destruye la teora del flogisto al establecer la naturaleza verdadera de la combustin, y que en su obra Tratado ele-mental de Qumica, aparecido en 1789, crea las bases de la Qumica moderna que, en consecuencia, ha podido ser considerada como una ciencia francesa. Emplean-do la balanza muestra que toda combustin en el aire resulta de una calcina estao en un vaso cerrado y comprueba que el peso total del vaso no ha cambiado con la calcinacin, que el metal transformado en su cal (el xido) ha aumentado de peso, que el peso del aire contenido en el vaso ha disminuido y que el aumento de peso del metal es igual a la disminucin de peso del aire. El flogisto ha recibido el golpe de gracia. Repite el experimento con otros metales, y en I777 con mercurio, que le lleva al anlisis del aire, estableciendo su composicin que fija en 27% de aire res-pirable, que llam despus oxgeno, y 73% de aire no respirable que llam azote (el nitrgeno). La composicin verdadera es 21% de oxgeno y 79% de nitrgeno.

    Lavoisier establece la nocin precisa de cuerpo puro al demostrar que la destilacin repetida del agua no cambia sus propiedades, adopta el concepto de elemento de Boyle, pero lo basa en el resultado experimental, establece la composicin del agua, no slo por sntesis sino por anlisis, y da al aire inflamable de Cavendish el nombre de hidrgeno (engendrador de agua) y piensa que todos los cidos contienen oxgeno (que significa engendrador de cidos), pues si bien se conoce el cido muritico (el cido clorhdrico) se le cree un cido oxigenado. En todas sus investigaciones utiliza sistemticamente el principio de la conservacin de la materia, nada se pierde, nada se crea, del que en realidad no fue autor ya que era aceptado implcitamente por otros qumicos y que debe atribuirse al m-dico y qumico francs JeanRey (1583-1645), que estudi tambin la calcinacin de los metales y, al atribuirla al aire, fue un precursor de Lavoisier.

    La revolucin qumica producida por las ideas de Lavoisier condujo a una nueva nomenclatura, que hoy nos parece tan natural, en la que los nombres de los cuerpos dan idea de su constitucin. Esta labor se debe junto a Lavoisier, a GuytondeMorveau, Berthollet y Fourcroy, que publicaron en 1787 su obra Mtodo de nomenclatura qumica, en la que se introducen nombres que an se utilizan. Los nombres antiguos desaparecen. El aceite de vitriolo pasa a ser el cido sulfrico; el espritu de Venus, el cido actico; el azafrn de Marte, el xido frrico; la lana filosfica, el xido de cinc; el vitriolo de Chipre, el sulfato cprico, etctera, y si el poeta desconoce el nuevo lenguaje, el qumico encuentra en l el suyo propio.

    La obra de Lavoisier, extenssima en el campo qumico, invadi otras ciencias y, por sus estudios acerca de la respiracin, puede tambin considerarse como el fundador de la Fisiologa. Lavoisier es el primero que realiza con ver-dadero mtodo cientfico sus investigaciones en las que su gran capacidad como experimentador es superada por la claridad de su pensamiento y por el rigor de las deducciones que saca de los hechos investigados.

    La Qumica como ciencia. Desde Lavoisier hasta nuestros dasEl progreso de la Qumica en los ltimos 160 aos constituye en realidad el con-tenido de un tratado moderno de Qumica. No obstante, mencionaremos aqu lo ms importante. Los qumicos, guiados por las nuevas ideas adquiridas, las aplican al anlisis cuantitativo y descubren muy pronto las leyes ponderales de las com-binaciones qumicas. La teora atmica de Dalton (1808) explica estas leyes y da origen a la notacin qumica desarrollada por Berzelius (1835), tan til y fecunda en el progreso subsiguiente. El Principio de Avogadro (1811) permite establecer y diferenciar los conceptos de tomo y de molcula y crea las bases para la de-

    Antoine Lavoisier.

    terminacin de pesos moleculares y atmicos (1858). El descubrimiento de la pila elctrica por Volta (1800) da origen a la Electroqumica, con los descubrimientos de nuevos elementos (cloro, sodio, potasio) por Davy, y de las leyes de la electr-lisis por Faraday (1834).

    La Qumica Orgnica se desarrolla ms tarde con los trabajos de Liebig sobre el anlisis elemental orgnico, los conceptos de isomera y de radical intro-ducidos por Liebig y Berzelius (1823), la representacin de edificios moleculares por Kekul (1858) y Berthelot (1853 al 1859) al obtener por sntesis numerosos compuestos orgnicos.

    La Termoqumica, con la medida de la energa calorfica, ad-quiere un significado especial a par-tir de los estudios de Hess, Thomsen y Berthelot (1840) al querer medir los qumicos las afinidades entre los cuerpos reaccionantes. Para expli-car el comportamiento de las sus-tancias gaseosas resurge a mediados del siglo pasado la teora cintica de los gases y del calor, la cual afianza la creencia en la naturaleza atoms-tica de la materia y extiende su uti-lidad al suministrar una imagen n-tima del mecanismo de los procesos qumicos. El carcter incompleto de muchas reacciones qumicas, ob-servado por Berthollet, condujo al concepto de equilibrio qumico, el cual, estudiado experimentalmente

    por Sainte-ClaireDeville (1857), encuentra su interpretacin terica en los estu-dios de Gibbs (1876), de VantHoffydeLeChatelier (1880).

    El estudio de la velocidad de las reacciones qumicas tiene su base te-rica en la ley de accin de masa de Guldberg y Waage (1867) y una significacin industrial importante en el descubrimiento de los catalizadores, sustancias que, permaneciendo inalteradas, aceleran por su sola presencia la velocidad de las re-acciones qumicas. De gran importancia han sido la teora de las disoluciones, obra maestra de VantHoff (1886), y la teora de la disociacin electroltica de Arrhenius (1887), perfeccionada en los ltimos aos.

    La clasificacin peridica de los elementos establecida por Mendeleiev y por Lothar Meyer (1869) llev a pensar que los tomos deban ser complejos, mo-dificando profundamente las ideas que se tenan acerca de los cuerpos simples, fue comprobado en los estudios acerca de la conductividad elctrica de los gases y en los fenmenos de radiactividad. En el siglo XX se conoci la estructura del tomo con la interpretacin de la valencia y de las propiedades fsicas y qumicas de los elementos, y en los ltimos aos, el desarrollo de la Qumica nuclear ha conducido a la obtencin de nuevos elementos no existentes en la naturaleza y a liberar la energa nuclear, puesta de manifiesto en forma dramtica en la explosin de las primeras bombas atmicas.

    Tomado de: http://encina.pntic.mec.es/~jsaf0002/p14.htm (resumido)

    Qumica I

  • terminacin de pesos moleculares y atmicos (1858). El descubrimiento de la pila elctrica por Volta (1800) da origen a la Electroqumica, con los descubrimientos de nuevos elementos (cloro, sodio, potasio) por Davy, y de las leyes de la electr-lisis por Faraday (1834).

    La Qumica Orgnica se desarrolla ms tarde con los trabajos de Liebig sobre el anlisis elemental orgnico, los conceptos de isomera y de radical intro-ducidos por Liebig y Berzelius (1823), la representacin de edificios moleculares por Kekul (1858) y Berthelot (1853 al 1859) al obtener por sntesis numerosos compuestos orgnicos.

    La Termoqumica, con la medida de la energa calorfica, ad-quiere un significado especial a par-tir de los estudios de Hess, Thomsen y Berthelot (1840) al querer medir los qumicos las afinidades entre los cuerpos reaccionantes. Para expli-car el comportamiento de las sus-tancias gaseosas resurge a mediados del siglo pasado la teora cintica de los gases y del calor, la cual afianza la creencia en la naturaleza atoms-tica de la materia y extiende su uti-lidad al suministrar una imagen n-tima del mecanismo de los procesos qumicos. El carcter incompleto de muchas reacciones qumicas, ob-servado por Berthollet, condujo al concepto de equilibrio qumico, el cual, estudiado experimentalmente

    por Sainte-ClaireDeville (1857), encuentra su interpretacin terica en los estu-dios de Gibbs (1876), de VantHoffydeLeChatelier (1880).

    El estudio de la velocidad de las reacciones qumicas tiene su base te-rica en la ley de accin de masa de Guldberg y Waage (1867) y una significacin industrial importante en el descubrimiento de los catalizadores, sustancias que, permaneciendo inalteradas, aceleran por su sola presencia la velocidad de las re-acciones qumicas. De gran importancia han sido la teora de las disoluciones, obra maestra de VantHoff (1886), y la teora de la disociacin electroltica de Arrhenius (1887), perfeccionada en los ltimos aos.

    La clasificacin peridica de los elementos establecida por Mendeleiev y por Lothar Meyer (1869) llev a pensar que los tomos deban ser complejos, mo-dificando profundamente las ideas que se tenan acerca de los cuerpos simples, fue comprobado en los estudios acerca de la conductividad elctrica de los gases y en los fenmenos de radiactividad. En el siglo XX se conoci la estructura del tomo con la interpretacin de la valencia y de las propiedades fsicas y qumicas de los elementos, y en los ltimos aos, el desarrollo de la Qumica nuclear ha conducido a la obtencin de nuevos elementos no existentes en la naturaleza y a liberar la energa nuclear, puesta de manifiesto en forma dramtica en la explosin de las primeras bombas atmicas.

    Tomado de: http://encina.pntic.mec.es/~jsaf0002/p14.htm (resumido)

    Bloque I Reconoces a la Qumica como una herramienta para la vida