Valoraci³n econ³mica Biscarru©s

  • View
    405

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Valoraci³n econ³mica Biscarru©s

Consideraciones ante el nuevo proyecto de embalse de Biscarrus, complementarias al informe de Alternativas a Biscarrus, pre

Valoracin del nuevo Proyecto de Embalse de Biscarrus, complementaria al informe de Alternativas a Biscarrus, presentado en su da ante la Comisin del Agua.

Pedro Arrojo Agudo Prof. del Dpto. de Anlisis Econmico de la Univ. de Zaragoza

I- Antecedentes y estudios anteriores

Los documentos y estudios que sirven de referencia al presente documento son los siguientes:

Informe sobre Alternativas a Biscarrus, elaborado por D. Pedro Arrojo Agudo y D. Jos Javier Gracia para la Comisin del Agua

Dictamen de la Comisin del Agua sobre Biscarrus.

Estudio Socioeconmico de la zona del Reino de los Mallos: anlisis del impacto de las actividades de rafting en la economa local elaborado por IDEMA.

La tesis doctoral de Javier Fernndez Comuas, dirigida por el Profesor Arrojo, leda en la Facultad de CC. Econmicas y Empresariales de Zaragoza en 1999.

Estudio Econmico del nuevo proyecto de embalse de Biscarrus elaborado por Iberinsa que aparece en la memoria del proyecto como anexo n 18.En su momento se present a la Comisin del Agua el informe de Alternativas a Biscarrus, elaborado por D. Pedro Arrojo Agudo y D. Jos Javier Gracia. A pesar de que en dicho informe se ofrecan alternativas que no requeran ni prevean ningn nuevo embalse sobre el cauce del ro Gllego, la citada Comisin acab aprobando por mayora un Dictamen que prevea la construccin de un embalse en Biscarrus, de dimensiones menores a las previstas inicialmente.

El Dictamen fue rechazado por la Coordinadora Biscarrus- Mallos de Riglos y por Coagret, que desde entonces vienen insistiendo en que la presa, aunque no inunde el casco de Ers, ni la zona alta del Can de los Mallos de Riglos, si inundara la zona baja del tramo usado para actividades de aguas bravas, afectando al 30% de la actividad empresarial vinculada a este tipo de actividades. Por ello, las citadas asociaciones, con el apoyo de los ayuntamientos y de las asociaciones empresariales de la zona, vienen oponindose al nuevo proyecto de embalse. Entre las razones presentadas destaca el argumento de que no es necesaria tal infraestructura para los objetivos que la propia Comisin del Agua estableci, con lo que el presupuesto previsto, de ms de 138 millones de Euros, debera tener mejor destino.

Es de notar que el informe sobre Alternativas a Biscarrus fue en su momento validado tcnicamente por la comisin mixta formada con expertos de la FNCA y de la CHE que estudi las posibles alternativas al proyecto de presa grande de Biscarrus. De hecho, buena parte de las opciones de regulacin en trnsito acordadas en el Dictamen de la Comisin se basaron en ese documento de Alternativas. En lo que se refiere al embalse menor sobre el eje del Gllego, la nica razn que se present por parte de la CHE fue que brindara la posibilidad de captar puntas de crecida en aos de sequa, lo que permitira aliviar el dficit hdrico en RRAA en tales circunstancias.

En 2005 la Coordinadora Biscarrus-Mallos de Riglos public un estudio sobre los impactos econmicos directos e indirectos que se habran generado en la comarca, si se hubiera construido la presa de Biscarrus. El estudio, elaborado por IDEMA, Estudio Socioeconmico de la zona del Reino de los Mallos: anlisis del impacto de las actividades de rafting en la economa local, conclua que el volumen de negocio facturado por la empresas de aguas bravas, gracias a los 80.000 descensos contratados en 2004, se elevaba a 1.140.405 /ao; a esta cantidad haba que sumar una facturacin en hostelera y restauracin de 3.496.522 /ao. La suma de ambas cantidades supone una facturacin de 4.636.927 /ao.

La tesis doctoral de D. Javier Fernndez Comuas, dirigida por el Profesor Arrojo, leda en la Facultad de CC. Econmicas y Empresariales de Zaragoza en 1999 con la calificacin de sobresaliente cum laude, valoraba el excedente del consumidor que se habra sacrificado, si se hubiera construido la presa grande, en unos 33,5 millones de Euros de finales de los 90. La tcnica empleada en aquel estudio fue la del Coste de Viaje. Teniendo en cuenta que entonces el nmero de bajadas contratadas era de 40.000 y que actualmente es del doble, unas 80.000, estaramos ante un excedente del consumidor de unos 67 M.

El presente documento, ms all de ratificar la validez actual, tanto del documento de Alternativas a Biscarrus, como de la tesis doctoral de Javier Fernndez Comuas y del estudio elaborado por IDEMA citado anteriormente, aporta una valoracin crtica del Estudio Econmico de Iberinsa (Anexo 18 de la memoria del proyecto), para acabar haciendo una valoracin propia del nuevo proyecto de presa de Biscarrus.

II- Valoracin crtica del Estudio Econmico Anexo 18- del nuevo proyecto de Biscarrus.

El trabajo de Iberinsa parte de una loable introduccin en la que se presenta la necesidad de realizar un anlisis econmico para determinar en qu medida la construccin del embalse de Biscarrus cumplir con el principio de recuperacin de costes de los servicios de agua que promulga la Directiva Marco del Agua. El trabajo incluso se propone en ese primer apartado de Objetivos y Metodologa estimar e integrar los costes ambientales a la hora de considerar el nivel de cumplimiento de dicho principio.

Los datos base de los que parte el anlisis son los siguientes:

Previsiones presupuestarias: sitan la inversin a realizar en 127.649.911 (incluida la turbina), es decir 8,6 M menos que los presupuestos que se estn barajando en la actualidad.

Proceso de amortizacin: se asumen 50 aos y una tasa de descuento del 4%, lo que parece razonable.

Costes de mantenimiento: se asumen unos costes anuales del 3% de la inversin. Volmenes que regular la presa: tal y como se dice en el trabajo: con el aprovechamiento de las avenidas ordinarias se podr derivar al sistema un volumen total anual de 30,831 hm3 para el regado. Caudales usados para la produccin hidroelctrica: la central turbinar en rgimen constante todo el caudal circulante, en media 14,15 m3/s durante las 24 horas del da los 365 das del ao, lo que supone unos 446 hm3/ao, producindose 17 millones de Kwh/ao, con un valor de 1,4 M/ao, del que se derivara un margen neto de 280.000 /ao.Con estos datos Iberinsa presenta un balance de costes actualizados a cubrir de 5.201.842,8 /ao. Tales costes, repartidos entre los 30.800.000 m3/ao regulados por el embalse dan un coste por metro cbico regulado de 0,168891 /m3.

Llegados a este punto resumiremos en los siguientes apartados los graves errores cometidos en el estudio. Errores que en algunos casos resultan tan injustificables que entran, a mi entender, en el mbito de lo que debera calificarse como prevaricacin tcnica.1 Costes por metro cbico a asignar al regado y a la produccin elctrica para calcular lo que llama cnones tericos para la recuperacin de costes.

Iberinsa considera que, no slo se turbinarn los caudales circulantes, es decir 446 hm3/ao, sino adems los casi 31 hm3/ao derivados para riego, con lo que el total de caudales turbinados sern 477.065.400 m3/ao. Con ello el canon medio sera 0,010915 /m3.

A continuacin calcula cnones tericos ponderados para el regado y para produccin hidroelctrica, en funcin del margen neto generado por dichas actividades. Estima el margen neto total de la produccin elctrica en 281.119 /ao y el margen neto total generado por el regado en 3.880.473 , lo que supone respectivamente el 6,76% y el 93,24% del margen neto total. Sobre la base de estos datos, Iberinsa pretende ponderar un reparto del canon. Calcula, mediante una errnea ponderacin, un canon terico para el regado de 0,010178 /m3, que se debera aplicar a 30.800.000 m3/ao; y un canon terico para la produccin hidroelctrica de 0,000737 /m3, que se debera aplicar a 477.065.400 m3/ao.

El estudio considera que tales cnones tericos garantizaran la recuperacin ntegra de coste. Sin embargo, tal recuperacin de costes en absoluto se produce, en la medida que la ponderacin de esos cnones, que se aplican sobre volmenes de agua muy diferentes, ha sido incorrecta. Basta calcular lo que se recuperara a travs de estos cnones tericos, pretendidamente ponderados desde los correspondientes mrgenes netos:

0,010178 * 30.800.000 + 0,000737 * 446.000.000 = 642.184 /ao.Tan slo se recuperara por tanto 665.364 /ao, lo que supone un 12,8 % de los costes totales estimados por el propio estudio de Iberinsa, que recordemos eran 5.201.842,8 /ao.En estas condiciones, el nivel de recuperacin de costes que se derivara del cobro de los cnones y tarifas que operan actualmente sera del 45 % segn Iberinsa. Este resultado es errneo, en la medida que la pretendida recuperacin de costes se hace contando que con los cnones tericos calculados se conseguira una recuperacin ntegra de costes. De lo explicado anteriormente se deduce, por tanto, que slo se recuperara el 45% del 12,8%, es decir tan slo se recuperara el 5,7% de los costes reales calculados por Iberinsa.

2 - Por otro lado, se pasa a considerar el margen neto de las actividades tursticas basadas en las aguas bravas, estimado en 2.000.000 /ao, como otra componente de beneficio del embalse, bajo el argumento de que este proyecto, al sustituir al anterior de 192 hm3, evita el coste que supondra acabar con esas actividades empresariales. Con ello, Iberinsa llega a la conclusin que el cobro de los cnones y tarifas actualmente vigentes llevara a un nivel de recuperacin de costes del 97,4% (pg 17). El hecho de que en un robo nos puedan robar 1000 no significa que ganemos 900 si slo nos roban 100

Resulta evidente que lo correcto sera contabilizar como costes los impactos sobre este sector empresarial y sobre los valores ambientales en los que se apoyan esas actividades empresariales. Para ello se deben considerar, cuando menos