Libro PDF Despertando Conciencia Lilian

  • View
    64

  • Download
    18

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Despertando conciencia

Text of Libro PDF Despertando Conciencia Lilian

  • 1

    Despertando Conciencia Sabidura y Entendimiento

  • 2

    Introduccin:

    En este libro, usted podr acercarse y

    conocer, el relato de las experiencias de vida de una

    mujer, que como muchas, crea que se llevaba el

    mundo por delante. Viva su vida libremente.

    Sin esperarlo, un da su vida cambio. A raz

    de un accidente fatal, supo lo que era la muerte y

    con el tiempo aprendi lo que era la vida despus de

    la muerte.

    Este libro le ayudar a despertar conciencia,

    conociendo el mundo que lo rodea, entendiendo y

    comprendiendo otra realidad, otras dimensiones.

    Solamente el nombre de la protagonista Lilin

    Kellemberg y quien lo escribe Vernica Noguez son

    originales. Los otros nombres que aparecen en el

    libro son ficticios. Los hechos que aqu se relatan

    son verdicos.

    Hace 4 aos la vida me llev a consultarla.

    Ella me ayud, me ense y me orient, en el

    camino de la vida, en el entendimiento. Hoy

    agradezco por haberla conocido, por todas las

  • 3

    enseanzas que me ha dado. Por ser una persona,

    totalmente transparente, honesta, humilde, saba,

    que comparte todo lo que sabe, para el crecimiento

    de los dems.

    Actualmente trabajamos juntas una vez al

    mes en Santiago de Chile, escribiendo libros y

    ayudando personas.

    Le agradezco por confiar en mi, para escribir

    el libro sobre su increble vida. Una vida que llegar

    a miles de personas, tocndoles el corazn,

    llegndoles hasta el alma. Viviendo, sintiendo y

    aprendiendo sobre la vida. Descubriendo lo

    maravilloso que es vivir y motivando a cada uno a

    buscar su verdadero camino. A despertar conciencia,

    sabidura y entendimiento.

  • 4

    CAPITULO I:

    Mi nuevo despertar.

  • 5

    A diez aos de mi accidente, cmo

    consecuencia de mi nuevo despertar y de mi cambio

    de vida, me siento hoy capaz de poder compartir con

    usted, las experiencias vividas. Emergiendo del lado

    ms oscuro y penoso, pero encontrando al fin la luz,

    que me permite tener hoy la capacidad de entender,

    el por qu y para qu, de esa situacin vivida.

    Hace diez aos, estaba casada, madre de

    tres hijos, dos varones y una mujer. Tena un buen

    trabajo, en un negocio de herramientas como

    vendedora, con muy buen sueldo. Aparentemente

    gozaba de buena salud. Que ms poda pedir, de

    que me poda quejar. Era todo lo que cualquier

    persona puede soar. Pero indudablemente, no me

    alcanzaba, algo no estaba bien en mi vida. Descubr

    que no era feliz con mi pareja. En ese entonces, era

    de las personas, que viven la vida loca, corra de un

    lado a otro. Estaba muy segura de mi, siempre deca:

    hago lo que quiero, cuando quiero y como quiero.

    Busque el amor, fuera de mi hogar, me

    refugie en los brazos de un hombre, cuyo trabajo

    quedaba prximo al mo, vivimos una intensa vida

  • 6

    de amantes. No nos importaba nada, solo brillaba un

    profundo amor, que nos una y nos cegaba. No

    dimensionamos el dao que estbamos haciendo a

    nuestras familias; para nosotros lo nico que vala

    era encerrarnos en ese cuento maravilloso, dnde el

    amor era mgicamente egosta, solo los dos.

    Una noche decidimos pasarla juntos. Llame a

    mi esposo, le dije que tena una despedida y que

    dormira en casa de una amiga. l dijo que trabajara

    en su oficina. Nos creyeron. Estbamos repletos de

    amor y alegra. No sabamos lo que el destino tena

    reservado, jams lo imaginamos.

    l hacia dos semanas haba tenido un

    accidente con su auto. Por ese motivo haba

    alquilado otro, que tambin haba chocado la noche

    anterior, estaba abollado en un guardabarros. Me

    pidi que lo fuera a buscar a la automotora, as

    entregaba el auto daado. Me dijo que l manejara

    antes de ir al hotel. Entr contramano en una calle y

    vena una camioneta de frente, viendo la situacin

    desesperada, tom el volante y lo gire al cordn de

    la vereda. Paramos. Estbamos los dos en un shock.

  • 7

    Le pregunt que le pasaba, me respondi que no

    saba, que se senta sin fuerzas, poco lcido y dijo:

    creo que estoy enamorado. Yo le respond que esa

    no era una excusa, que tampoco entenda porque le

    estaba pasando esto.

    Finalmente nos fuimos al hotel que

    frecuentbamos dado que esta relacin llevaba un

    ao y medio. Fue una noche que jams olvidar en

    mi vida, nos amamos y nos dijimos todo lo que hasta

    ese momento nunca nos atrevimos a decirnos. A la

    maana siguiente l llam a mi madre (slo se

    conocan telefnicamente), para conocerla

    personalmente. En una hora estaramos en mi casa

    de soltera. Era un 23 de diciembre de 1997, le dije

    que se fuera a su casa, que era lo mejor, dado que

    su hija cumpla 5 aos ese da. Me dijo no, maana

    es navidad y vamos a estar separados, mejor voy a

    conocer a tu madre. Al salir me pidi que manejara,

    ya que conoca el camino. Salimos y cuando avance

    a penas cuatro cuadras sufrimos un brutal y mortal

    accidente, chocamos violentamente con un camin

    de residuos. Fue un segundo, todo pas

  • 8

    rpidamente. l falleci en el acto, yo qued

    inconsciente sobre el volante.

    Horas despus despert en una clnica. A mi

    lado estaba una amiga, que haba venido de Italia y

    estaba de vacaciones. Con ella fuimos y somos

    grandes amigas, siempre fue una persona muy

    querida para m. Era de las pocas personas que

    saba de nuestra relacin. Fue ella quien me dio la

    noticia. Manuel haba fallecido en el accidente, en

    forma instantnea. Al enterarme me dio una crisis

    nerviosa, no poda parar de llorar y me inyectaron un

    calmante. Estaba totalmente confundida, todava

    tenia las nauseas por la perdida de conocimiento,

    me daba vueltas la cabeza. Horas despus tome

    conciencia que lo haba perdido para siempre, nunca

    ms lo volvera a ver. El dolor fue terrible, solo

    quera morir, peda por favor mi muerte, no quera

    seguir viviendo. La culpa que cargaba era terrible,

    me senta totalmente responsable de la muerte de

    Manuel.

    Por primera vez pens en el suicidio, crea

    que era mi nica salida. Para ese entonces ya haba

  • 9

    transcurrido el da eran las dos de la maana, pens

    cmo matarme. Iba a dejar entrar aire por el suero a

    mis venas, pensaba que si hacia eso en unas horas

    no estara all me ira con el. No estaba preparada

    para lo que me esperaba, no poda enfrentar a mi

    familia y a la familia de l. A mis hijos y a los hijos de

    l. Ya haba tomado la decisin no estaba dispuesta

    a que me condenaran por esa situacin.

    En un momento, mir hacia mi derecha,

    estaba mi hija que se haba dormido por el

    cansancio y pens, qu pasara cuando ella

    despierte y me vea muerta. Sera otra tragedia ms

    para todos. No poda hacer ms dao. Ese

    sentimiento de dolor me super no pude hacerlo,

    llor, llor y llor. No par hasta agotar mis lgrimas,

    toque fondo.

    A la maana siguiente, ped que me firmaran

    el alta mdica, no quera seguir all. Fsicamente

    estaba intacta, ni una ua rota, ni un raspn. En el

    impacto, mi cabeza se golpe con la de l, y perd el

    conocimiento, me realizaron una tomografa

    computada y estaba todo bien. Solo estaba en

  • 10

    observacin por la perdida de conocimiento. Firm

    mi alta por voluntad propia, hacindome responsable

    si algo me pasaba.

    Me lamentaba todo el tiempo por estar viva,

    por qu l y no yo?. Por momentos senta rabia,

    pensaba que a l le toc la parte ms fcil, se haba

    ido y no recordara nada. Yo no entenda lo que

    significaba la muerte. Para mi entendimiento su vida

    haba terminado ah.

    Ese da 24 de diciembre, era noche buena,

    era la peor noche de mi vida, pens que nunca ms

    festejara una navidad. No tena consuelo, quera

    que la tierra me tragara. Mi marido y mis hijos no

    podan creer la situacin que estbamos viviendo. El

    festejo de esa noche, donde debera reinar la paz, el

    amor y la alegra, se transform en un silencio

    donde primaba el dolor y la tristeza. Pensaba en el

    sufrimiento que sentiran en ese momento la esposa

    de Manuel y sus hijas. El festejo de cumpleaos de

    su hija haba terminado en un velorio, el de su padre.

    Todo mi entorno y mi vida se haban destruido

    completamente.

  • 11

    Fueron pasando los das, las semanas y no

    encontraba consuelo, cada da era una tortura llena

    de recuerdos. Fui entrando de a poco en una

    depresin, pero segua trabajando, nunca par de

    hacerlo, eso me mantena con la cabeza ocupada,

    no estaba atenta, siempre con la mirada perdida. Se

    poda ver la tristeza que llevaba en el alma. Me

    decan que fuera al psiclogo o al psiquiatra, que as

    no poda continuar, y siempre me negaba. Crea que

    nadie hara por m, lo que yo no estaba dispuesta a

    hacer; a perdonarme.

    Todas las noches me acostaba llorando y me

    despertaba con lgrimas en los ojos. Ya haban

    pasado casi siete meses. Una noche estaba muy

    angustiada, tuve un pensamiento muy fuerte sent

    que me quedaban dos opciones, morir o seguir

    viviendo. Haba pasado mucho tiempo con un dolor

    muy fuerte en