Montoneros emplumados

  • View
    222

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Relatos sobre el pasquin ecuatoriano El Perico.

Text of Montoneros emplumados

  • Montoneros emplumados

    Sandra Gonzlez Donoso

    Lleg Francisco Martnez a Quito con su sonrisa

    de comercial de Colgate y derrochando suspiros

    de damiselas por doquier. Era el partido completo

    para cualquier seorita. Un doctor graduado de la

    Universidad de Pensilvania en Filadelfia, donde adems

    trabaj como profesor de obstetricia. Se le consideraba

    el introductor de la ciruga moderna en el Ecuador.

    En el ao de 1877 regresa a su pas natal, al saber

    del asesinato del presidente Garca Moreno. Retorna

    para apoyar al partido liberal, con el cual se senta

    identificado.

    El siglo XIX, en Latinoamrica y especficamente en

    Ecuador, puede parecer un siglo de mucha inestabilidad

    o de construccin, dependiendo del punto desde donde

    se lo vea. Tal vez las distintas revoluciones no son tan

    legendarias y mticas como la que estaba por suceder

    aos despus de la llegada de Martnez Aguirre al

    Ecuador. La Revolucin Liberal fue defendida por un

    ejrcito de campesinos y montubios que peleaba con

    1 El 10% de esta historia es producto de mi imaginacin. No s realmente si era tan guapo, pero s tena una carrera envidiable.

    2 Fue presidente del Ecuador de 1861 a 1865 y de 1869 a 1875. Recalci-trante conservador y religioso. Ases-inado por querer quitarle la mujer a otro seor.

    3 A veces creo que se exagera mu-cho la historia, incluso la Revolucin Liberal.

    1

    2

    3

  • amorfinos y machetes. Tal vez por esto se consideraba distinta a las otras revoluciones: sta inclua al pueblo

    directamente y no slo a la gente culta que saba usar

    un arma. Pero cul fue el papel del brillante cirujano

    Martnez dentro de la revolucin?

    Si no haba montoneras, haba en cambio escritores,

    como aquellos que redactaban El Perico, peridico

    satrico que desde haca tiempo rompiera los fuegos

    contra la argolla. Lo diriga un reputado cirujano,

    Francisco Martnez Aguirre.

    De pronto es mucha informacin y no queda claro an

    todo el asunto, a menos que ya nos sepamos la historia

    de memoria. Qudense conmigo, es una historia catica

    y no del todo lineal. Empecemos a ponernos un poco en

    contexto sobre lo que estaba pasando en el Ecuador y por

    qu se daban todas estas revoluciones, por qu este doctor,

    adems de tener una carrera envidiable en medicina,

    tambin decide dedicarse al periodismo satrico poltico,

    etctera, etctera.

    En el ao de 1884 sube a la presidencia quien segn

    algunos curas era un liberal incomprendido, aunque a los

    liberales no les gustaba para nada lo bien que trataba a la

    Iglesia: el doctor Jos Mara Plcido Caamao. En 1883

    particip en la conspiracin para acabar con la dictadura

    del general Ignacio Veintimilla. Fue parte del llamado

    pentavirato , y luego se le otorga la presidencia mediante

    unas elecciones dudosas. Una vez en el poder, empieza

    a perseguir a todos los que se pusieran en su contra,

    4

    4 Alfredo Pareja Diezcanseco, La Hoguera Brbara I Vida de Eloy Al-faro (Lima: Biblioteca Digital Andina, 2003), p. 192.

    5 Gobierno provisional conformado por Jos Mara Sarasti, Jos M. Plcido Caamao, Agustn Guerrero, Luis Cordero y Pedro Carbo.

    5

    Francisco Martnez Aguirre, Ilus-tracin de artculo en El Perico, poca 3 - vuelo 2.12 de diciembre, 1903. Archivo histrico del Guayas.

  • principalmente miembros del Partido Liberal, por lo que

    tuvo que enfrentar la Revolucin de los Chapulos. sta era

    una especie de fraccin de la Revolucin Liberal defendida

    por campesinos y montubios, como dije anteriormente;

    tomaron ese nombre porque se reunieron cerca de un

    estero llamado Chapulo, en la provincia de los Ros, y

    adoptaron el nombre de Hsares de Chapulo, que luego

    se redujo solamente a chapulos. A los militantes de esta

    revolucin les tocaba vivir bajo un rgimen donde le deban

    mucho dinero a su patrn, y sta era la oportunidad para

    dejar de tener aquellas deudas.

    En un primer momento los montoneros son

    campesinos costeos que como pago de las deudas

    contradas con el patrn se ven obligados a ir a la

    lucha, con el objeto de descargar sus deudas (Ayala

    1994). La Montonera para estos campesinos era

    la posibilidad de acabar con sus deudas y a la vez

    convertirse en campesinos autnomos, por tanto sin

    sujecin a la hacienda y al patrn. Son pueblos que

    se arman para la lucha, no es un ejrcito que lucha

    por el pueblo, sino un pueblo que decide luchar por

    s mismo, nadie va a poner los muertos por ellos.

    Los montubios, que han participado en varias

    revoluciones apoyando al partido liberal, han tomado

    algunos nombres entre los que estn chapulos o

    montoneros. Es bueno retener este dato porque ellos son

    algunos de los hroes o personajes principales de nuestra

    historia (la del Ecuador y la de este ensayo).

    Los chapulos se pusieron bajo el mando del guerrillero

    Nicols Infante, y no mucho despus de conformarse

    tomaron Palenque y Vinces. Levantaron su acta

    revolucionaria y desconocieron el gobierno del Dr.

    Caamao. Nombraron jefe supremo al general Eloy Alfaro,

    ese seor de corta estatura que era lder de los montoneros,

    los chapulos y, esencialmente, la figura mxima de los

    liberales, el viejo luchador que en el 2005 gan el concurso

    del mejor ecuatoriano.

    6

    6 Efrn Avils Pino, Enciclopedia del Ecuador, consultada 12 de sep-tiembre, 2014, http://www.enciclo-pediadelecuador.com/temasOpt.php?Ind=1927&Let=.

    7 La Montonera Radical: Eloy Alfaro y la revolucin, Revista Rupturas, abril 2012, consultada 12 de sep-tiembre, 2014, http://issuu.com/revistarupturas/docs/revista_rup-turas_7_final.

    8 Al mejor ecuatoriano de la historia le sobran mritos, El telgrafo, 5 de junio, 2011, consultado septiembre 13, 2014, http://www.telegrafo.com.ec/noticias/informacion-general/item/al-mejor-ecuatoriano-de-la-historia-le-sobran-meritos.html.

    7

    8

  • Esto no le gusta para nada al presidente Caamao, as

    que enva represalias y, despus de algunas batallas y

    algunas traiciones, sus fuerzas militares logran encontrar

    a Nicols Infante y lo fusilan en Palenque el 1 de enero de

    1885. Esto fue un poco la gota que derram el vaso para

    nuestro ken de la historia, el Dr. Francisco Martnez, que funda el 7 de noviembre de ese mismo ao el semanario

    satrico El Perico. Martnez no se encontraba slo en

    esta tarea, otro rompecorazones lo acompaaba: Jos de

    Lapierre, acusado por Wilfrido Loor de ser un vicioso por

    las mujeres. Pero esos son chismes de farndula poltica.

    As como tena muchas habilidades con el bistur, el

    doctor Martnez tena un notable talento para el dibujo, la

    ilustracin y el grabado stas fueron sus principales y ms

    recordadas tareas en el semanario. Lapierre lo acompa

    haciendo coplas y dcimas; bajo el hermoso encabezado

    hecho por Francisco Martnez, anunciaban en forma de

    lema: Cada pjaro taje su pluma y enristre, refirindose

    al periodismo poltico que se trataba en la publicacin. En

    la poca probablemente se escriba con plumas de pjaro,

    9

    9 Un historiador, escritor y bigrafo.

    10 Rodolfo Prez Pimentel, Diccion-ario biogrfico Ecuador, consultada septiembre 13, 2014, http://www.diccionariobiograficoecuador.com/tomos/tomo4/m4.htm.

    10

    Francisco Martnez, encabezado de El Perico, poca 3 - vuelo 2.12 de diciembre,1903. Archivo histrico del Guayas.

    Derecha: Francisco Martnez, Lluvia de candidatos municipales, El Perico, poca 1 - vuelo 4. 28 de noviembre, 1885. Archivo histrico del Guayas.

  • entonces, una posible interpretacin es que el pjaro se

    arranca una pluma y apunta o ataca con ella, en este caso

    el periodista en vez del pjaro o el perico. Pues que utilicen

    su pluma como un arma.

    Bajo este lema, advierte de manera graciosa lo

    siguiente: A nadie se ofender lo menos sabiendas;

    de nadie bosquejaremos retratos. Si algunas caricaturas

    se pareciesen alguien, en lugar de nosotros corregir el

    retrato, aconsejamos al orijinal que se corrija: en su mano

    estar, pues, que deje de parecrsele (sic.). Las ediciones

    no se marcaban por nmeros, sino como vuelos. En el

    semanario se critic fuertemente el rgimen poltico de

    Caamao, la Iglesia, la existencia de La Argolla y los intereses

    de todos ellos.

    Algunos frailes abrieron campaa contra El Perico. El

    inquieto humor de esa gente no les daba paz. Seccin

    especial mantena abierta para el clero: Sermones del loro Predicador. All un viejo loro con sotana, la pata derecha levantada; la izquierda sobre el apoyo del

    plpito. Y qu sermones!

    Lapierre haca coplas que acompaaban las caricaturas;

    stas eran similares a las que escriba el amorfino montubio, lo que de alguna forma debi pensarse no slo

    como registro de dicha costumbre, sino para simpatizar

    con los principales personajes de esta revolucin. El propio

    Alfaro era considerado como uno de llos. Incluso en el

    vuelo nmero 12 (1886) aparece representada una pareja

    de pericos humanizados, haciendo el baile que acompaa

    la tradicin del amorfino. Segn William Ordoez Iturralde, el amorfino se puede definir como un verso de amor o doble sentido. Msica para baile tradicional montubio, sirve para

    conquistar, ocultar algn hecho o demostrar antipata

    con un semejante. De esta manera, el hombre o la mujer

    montubios exp