Pueri Cultura tesina

  • View
    11

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

tesina sobre resiliencia y crianza humanizada

Text of Pueri Cultura tesina

IntroduccionEl ser humano es un suprasistema altamente complejo, pero ms o menos integrado. El nivel de integracin armnica determina el grado de desarrollo y madurez de su personalidad. Todo esto impone a la educacin una tarea o misin sumamente ardua y difcil, en la cual frecuentemente fracasan muchos educadores y otros profesionales que trabajan en el desarrollo humano. La superacin de dichas dificultades estriba en un conocimiento terico-prctico de los diferentes niveles de las reas a desarrollar en las profesiones de ayuda. sta es la labor que trata de ilustrar este breve estudio asumiendo un enfoque psicolgico y pedaggico.El nio nace con una cuna psquica y cultural, que influye en las interacciones comportamentales, emocionales con su madre, con su padre, con sus hermanos y hermanas y progresivamente con el mundo. Crecer es un movimiento complejo que presupone que se haga simultneamente la inscripcin en su propia filiacin y en sus afiliaciones aqu, plurales y mestizas. Por esto, partamos de la importancia de nuestra manera de pensar sobre nios y de la pluralidad de estos pensamientos. Por esto, el llevar a un ser humano a su pleno desarrollo y madurez, en su realidad integral, constituye la empresa ms difcil y ambiciosa que pueda proponerse una persona, una institucin e, incluso, una sociedad completa. Sin embargo, caminar en esa direccin, abriendo horizontes e iluminando caminos, es la meta que se propone, en general, toda verdadera educacin y desarrollo pleno del ser humano.

El cerebro de un simple animal est formado por reas perfectamente delimitadas y circunscritas: son reas comprometidas con un desempeo genticamente determinado para mantener su vida en perfecto estado y propagar la especie. El cerebro del ser humano, en cambio, est compuesto prevalentemente por reas no comprometidas, disponibles para el desempeo y funciones que adquiere a travs de la formacin familiar y social; y es un hecho desafiante el que slo una mnima parte de estas reas no comprometidas (inferior, quiz, a un 10%) se desarrolle plenamente. Esta diferencia y situacin sealan los alcances y posibilidades sin lmites que se le ofrecen al ser humano por su misma estructura gentica cerebral. Indica, asimismo, la magnitud de las metas y el nivel de los objetivos de su posible desarrollo futuro. Por ello, todo desarrollo del ser humano deber tener en cuenta, en su programacin, primero, las posibilidades del mismo y, en un segundo lugar, los medios ms adecuados que faciliten y conviertan en realidad ese posible desarrollo.En este sentido, el concepto mismo de desarrollo, cuando est referido al ser humano, debe ser bien entendido. Deber ser entendido en sentido estricto (como despliegue o desenvolvimiento) en los niveles de las estructuras fsicas, qumicas y biolgicas; pero deber ser entendido en sentido slo metafrico al referirse a la configuracin de estructuras psquicas, sociales, culturales, ticas, espirituales u otras de nivel superior, ya que, en este nivel, no existe una sola meta prefijada genticamente, como es el caso de las estructuras inferiores, sino mltiples posibilidades, entre las cuales se deber escoger basndose en criterios u opciones y alternativas, unas veces de naturaleza ideolgica y otras, incluso, con trasfondo tico. Este trabajo busca lograr un enlace para el desarrollo integral del ser humano mediante la implementacin de conceptos clave como son : Resiliencia, crianza humanizada, autoestima, vulnerabilidad y como estos a su vez son de vital importancia para el adecuado desempeo de la Puericultura actual.Hiptesis

La amplitud y complejidad del desarrollo humano ha propiciado que mltiples disciplinas se hayan abocado a estudiar y tratar de desentraar su realidad y enigmtica naturaleza. La filosofa de la educacin, la pedagoga, la biologa gentica, la psicologa del desarrollo, la sociologa educativa y muchas otras han dado aportes muy valiosos para guiar la accin prctica de las profesiones de ayuda. Qu lneas matrices se derivan de estos esfuerzos e investigaciones interdisciplinarias que aseguren un desarrollo pleno e integral dentro de un modelo educativo idneo? Si los responsables del desarrollo y educacin infantiles pudieran atender eficazmente este solo problema, movilizando, para conseguirlo, los entes institucionales y privados que la situacin requiera, pudieran sentirse ampliamente satisfechos y orgullosos, porque con ello pondran las bases para el fcil logro de innumerables objetivos en muchas otras reas y campos de la vida humana. Son muchos los autores e investigadores que han demostrado que la falta de desarrollo estructural lleva luego a una incapacidad funcional.Por eso es de vital importancia tener presente que los procesos cognitivos, en general, como el pensamiento original creativo y productivo, no son acciones aisladas en las personas, sino que impregnan toda la personalidad; es decir, no son algo que se toma o se deja, que se entrena o se adquiere en un momento, como en un taller para ensear a pensar, en un taller de creatividad, en una semana de la creatividad y cosas por el estilo. El verdadero proceso cognitivo, la verdadera creatividad, son procesos favorecidos y propiciados por un clima permanente de libertad mental, una atmsfera general, integral y global que estimula, promueve y valora el pensamiento original, divergente y autnomo, la discrepancia razonada, la oposicin lgica, la crtica fundada. Como podremos constatar, todo esto es algo que se proclama mucho de palabra, pero que se sanciona severamente de hecho en todos los niveles de nuestras estructuras educativas. Para evitar esta clara pero garrafal omisin dentro de la formacin es pertinente incluir y retomar a la crianza resiliente como columna vertebral de una formacin plena , integral y proactiva. Para acercarnos al menos de manera tangencial a lo que ya en la vida adulta conoceremos como Inteligencia emocional. El Premio Nobel de medicina Szent-Gyrgyi dice que el pensamiento creador consiste en ver lo que todo el mundo ve y pensar lo que nadie piensa. De esta manera, la realizacin creativa tendra un carcter novedoso y original, podra ser ms o menos extraordinaria y, de alguna manera, enriquecera con su aporte a la sociedad y a la cultura. Es plenamente natural al ser humano el comportarse en forma creadora. An ms, sta es la nota ms distintiva y especfica que lo contra distingue del animal. La actividad creadora no es algo reservado a personas ricamente dotadas o excepcionales: todo ser humano normal puede desempearse creativamente en mayor o menor grado. Torrance (1971) puntualiza que el pensamiento creativo consiste en el proceso de percibir elementos que no encajan o que faltan, de formular ideas o hiptesis sobre esto, de probar estas hiptesis y de comunicar los resultados, tal vez modificando y volviendo a probar la hiptesis. Quiz, la falla mayor de nuestra educacin, en la cultura occidental, haya consistido en cultivar, bsicamente, un solo hemisferio, el izquierdo, y sus funciones racionales conscientes, descuidando la intuicin y las funciones holistas y gestlticas del derecho, e, igualmente, marginando la componente emotiva y afectiva y su importancia en el contexto general. As, mientras en un nivel llevamos una existencia que parece racional y cuerda, en otro nivel estamos viviendo una existencia rabiosa, competitiva, miedosa y destructiva. La armona entre las tres partes del cerebro, entre sus tres estructuras fundamentales, su equilibrio y sabia orquestacin, deber ser un objetivo fundamental de nuestra educacin moderna.

Por este camino, nos enfrentamos a dos conceptos: la inteligencia y la sabidura; y es importante puntualizar algunos de sus aspectos para mayor clarificacin: la sabidura, se distingue de la inteligencia. La inteligencia se centra mucho en el uso del conocimiento; la sabidura, en cambio, es muy consciente de los supuestos que acepta y de sus propios lmites. La persona inteligente cae fcilmente en la automatizacin y la valora; la persona sabia se resiste a la automatizacin del pensamiento y trata, ms bien, de contrarrestarla. Es posible, por otra parte, ser dogmtico e inteligente al mismo tiempo, pero no dogmtico y sabio; los asesores dogmticos tienden a ser ineficaces. Es ms, muchos aspectos de la inteligencia, cuando no van guiados por la prudencia, pueden incluso tener un efecto nocivo en el proceso de ayuda. Asimismo, la inteligencia, en general, se desentiende de los sentimientos y su funcin, mientras que la sabidura tiende a integrar el pensamiento y los sentimientos en un todo ptimo, como sealan los recientes estudios de Goleman (1996) sobre lo que l llama inteligencia emocional.En el campo de la profesin docente, por ejemplo, es muy grande el dao que podemos hacer a nuestros estudiantes basndonos en una racionalidad endiosada (la diosa razn del siglo de las Luces), que, ms que una autntica razn, est constituida por hbitos y rutinas mentales, repetidos sin mucha conciencia de su origen, como hacen los repetidores de oficio.

Popper clarifica esta posicin, al decir: En los aos veinte comprend lo que la revolucin einsteniana signific para la epistemologa: si la teora de Newton, que estaba rigurosamente probada, y que se haba corroborado mejor de lo que un cientfico nunca pudo soar, se revel como una hiptesis insegura y superable, entonces no haba ninguna esperanza de que cualquier teora fsica pudiese alcanzar ms que un estatus hipottico, o sea una aproximacin a la verdad (en: Rivadulla, 1986, p. 297).

Desarrollo Psicolgico, Afectivo y Social

Pero, al lado de todo esto, necesitamos, paralelamente, un apropiado desarrollo psicolgico, afectivo, social y cultural. Precisamente, este desarrollo es el que se va a instalar en las reas no comprometidas del cerebro humano. Pero, cmo lograr esta empresa y hacerlo en forma eficiente y admirable?

De un examen y anlisis de las ciencias humanas antes mencionadas y de otras que se han preocupado de alguna faceta rel