Velazquez las meninas la trascendencia de un lienzo

  • View
    5.937

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Velazquez las meninas la trascendencia de un lienzo

  • La trascendencia de un lienzo.

    Conocida popularmente desde el siglo XIX como Las Meninas, La familia de Felipe IV es, probablemente, la obra ms importante del pintor espaol Diego Velzquez, realizada en el ao 1656 y expuesta en el Museo del Prado de Madrid.

  • Las Meninas o la familia de Felipe IV de Diego Velzquez.

  • La estancia en la que se desarrolla la escena sera el llamado Cuarto del Prncipe del Alczar de Madrid, estancia que tena una escalera al fondo y que se iluminaba por siete ventanas, aunque Velzquez slo pinta cinco de ellas al acortar la sala. El Cuarto del Prncipe estaba decorado con pinturas mitolgicas, realizadas por Martnez del Mazo copiando originales de Rubens, lienzos que se pueden contemplar al fondo de la estancia. Pero el verdadero misterio est en lo que no se ve, en el cuadro que est pintando Velzquez.

  • En la composicin, el maestro nos presenta a once personas, todas ellas documentadas, excepto una. La escena est presidida por la infanta Margarita y a su lado se sitan las meninas Mara Agustina Sarmiento e Isabel de Velasco. En la izquierda se encuentra Velzquez con sus pinceles, ante un enorme lienzo cuyo bastidor podemos observar. En la derecha se hallan los enanos Mari Brbola y Nicolasillo Pertusato, este ltimo jugando con un perro de compaa. Tras la infanta observamos a dos personajes ms de su pequea corte: doa Marcela Ulloa y el desconocido guardadamas. Reflejadas en el espejo estn las regias efigies de Felipe IV y su segunda esposa, Mariana de Austria. La composicin se cierra con la figura del aposentador Jos Nieto.

  • La infanta Margarita, la primognita de los reyes (Felipe IV y Mariana de Austria, es la figura principal. Tiene cinco aos y est acompaada de sus meninas y de otros personajes. Va vestida con el guardainfante y la basquia gris y crema. Es la alegra de sus padres como nica superviviente de los varios hijos que fueron naciendo y muriendo. La infanta Margarita fue la persona de la familia real ms retratada por Velzquez. Se conservan de ella sobresalientes retratos en el Museo Kunsthistorisches de Viena. La pint por primera vez cuando no haba cumplido los dos aos de edad. Ese cuadro se encuentra en Viena y se considera como una de las joyas de la pintura infantil.

  • Doa Isabel de Velasco, hija del conde de Fuensalida que contrajo matrimonio con el duque de Arcos, la otra menina, est al otro lado, en pie, vestida con la falda o basquia de guardainfante, en actitud tambin de hacer una reverencia

  • Doa Mara Agustina Sarmiento de Sotomayor, menina de la infanta, hija del conde de Salvatierra y heredera del Ducado de Abrantes por va materna de su madre Catalina de Alencastre, que contraera matrimonio ms tarde con el conde de Pearanda Grande de Espaa. Agustina pleiteara por sus derechos a suceder en el Condado de Monterrey. La Infanta ha pedido un poco de agua para beber y doa Mara Agustina le ofrece sobre una bandeja, un bcaro, es decir, una vasija hecha de arcilla porosa y perfumada que refrescaba el agua. La menina inicia el gesto de reclinarse ante la real persona, gesto propio del protocolo de palacio.

  • Mari Brbola es la enana hidrocfala que vemos a la derecha. Entr en Palacio en 1651, ao en que naci la infanta y la acompaaba siempre en su squito. Nicolasito Pertusato, italiano, est a su lado y aparece golpeando con su pie a un mastn pintado en primer trmino, con aire tranquilo. Nicolasito lleg a ser ayuda de cmara en Palacio.

  • Doa Marcela de Ulloa est detrs de doa Isabel. Va adornada con tocas de viuda. Era la Camarera Mayor (o guarda mayor de la princesa) viuda de don Diego de Portocarrero y madre del famoso cardenal Portocarrero y antes haba servido a la condesa de Olivares. El personaje que est a su lado, medio en penumbra, es un guardadamas pero no lo menciona Palomino en su relato, aunque los estudios recientes aseguran que se trata de don Diego Ruiz Azcona, prelado vasco de familia hidalga que fuera obispo de Pamplona y arzobispo de Burgos, ostentando el cargo de Ayo de los Infantes de Espaa.

  • Don Jos Nieto Velzquez (tal vez pariente del pintor) es el personaje que se ve al fondo del cuadro, en la parte luminosa, atravesando el corredor por un vano cuya puerta abierta nos muestra los tpicos cuarterones tan de moda en aquellos tiempos. Este seor fue jefe de la Tapicera y Aposentador de la reina. Como dice el crtico de arte Harriet Stone no se puede estar seguro si su intencin es salir o entrar de la sala.

  • A la izquierda del cuadro, se encuentra el pintor delante de una gran tela; se considera que este es el mejor autorretrato de Velzquez. Sobre su pecho se encuentra, pintada posteriormente, el emblema de la orden de Santiago. Est de pie y mantiene en sus manos la paleta y el pincel, en una actitud pensativa, como si examinase a sus modelos antes de aplicar otra pincelada. Est trabajando rodeado de unos personajes cuya identidad se conoce totalmente.

  • Felipe IV y su esposa Mariana de Austria, en la lejana del cuadro, se reflejan en un espejo detrs del pintor. Con el espejo, se desvela qu pinta Velzquez: pinta a los reyes, que posan "fuera del cuadro", ms o menos en el lugar donde est el espectador. Es un truco que nos integra en la pintura, fusionando realidad y apariencia.

  • Las opiniones sobre qu pinta Velzquez son muy diversas. Soehner, con bastante acierto, considera que el pintor nos muestra una escena de la corte. La infanta Margarita llega, acompaada de su corte, al taller de Velzquez para ver como ste trabaja. Nada ms llegar ha pedido agua, por lo que Mara Sarmiento le ofrece un bcaro con el que paliar su sed. En ese momento, el rey y la reina entran en la estancia, de ah que algunos personajes detengan su actividad y saluden a sus majestades, como Isabel de Velasco. Esta idea de trnsito se refuerza con la presencia de la figura del aposentador al fondo, cuya misin era abrir las puertas de palacio a los reyes, vestido con capa pero sin espada ni sombrero. La pequea infanta estaba mirando a Nicolasillo, pero se percata de la presencia de sus regios padres y mira de reojo hacia fuera del cuadro. Marcela Ulloa no se ha dado cuenta de la llegada de los reyes y contina hablando con el aposentador, al igual que el enano, que sigue jugando con el perro. Pero el verdadero misterio est en lo que no se ve, en el cuadro que est pintando Velzquez. Algunos autores piensan que el pintor sevillano est haciendo un retrato del Rey y de su esposa a gran formato, por lo que los monarcas reflejan sus rostros en el espejo.

  • Tcnicamente el cuadro es insuperable. El conjunto de perspectivas utilizadas es nico y produce un efecto atmosfrico en el ambiente representado, como si el pintor hubiese pintado el aire entre las figuras. Vamos a analizarlo: la primera perspectiva que observas es la lineal, diversas lneas imaginarias o no (lnea del techo-pared; cuadros colgados, el suelo) guan nuestra vista hacia el fondo y nos hacen creer en una fuerte tridimensionalidad. Este asombroso efecto se refuerza con un suelo neutro, de moqueta, que avanza hacia nuestra posicin y, sobre todo, con unos espacios alternativamente iluminados y en penumbra que subrayan el efecto de alejamiento. La otra perspectiva es la area, la difuminacin progresiva de los contornos y la degradacin de las gamas tonales con el aumento de la distancia y el alejamiento. Como remate, Velzquez pone un agujero iluminado en el centro (la puerta abierta) que da a una estancia donde no vemos el fin, es decir, el cuadro tiene una perspectiva ilimitada.Esta combinacin de perspectiva area y lineal es lo que ha fascinado a todos, expertos o no, desde el siglo XVII.La gama cromtica empleada por Velzquez en esta obra es limitada y contenida, predominan los grises y los ocres, no obstante, aplica colores fuertes como el rojo fuego en pequeos detalles de la vestimenta de las nias como lacitos, pasadores de pelo y adornos florales. De este modo rompe la monotona de colores y atrae nuestra atencin. La calidad de representacin de las sedas brillantes con grises y blancos muy luminosos resultan de una belleza deslumbrante.

  • Las Meninas o la familia de Felipe IV antes y despus de Diego Velzquez.

  • Antecedentes Probablemente Las Meninas han estado influidas por la tela de Jan van Eyck, El matrimonio Arnolfini. Cuando Velzquez estaba pintando Las Meninas, el cuadro de Van Eyck formaba parte de la coleccin de palacio de Felipe IV y Velzquez, sin duda, conoca muy bien esta obra. En El matrimonio Arnolfini de manera similar, hay un espejo en la parte posterior de la escena pictrica, que refleja dos personajes de cara y una pareja de espalda. Aunque estos personajes son muy pequeos para poder ser identificados, una hiptesis es que una de las imgenes corresponde al pintor, justo en el momento de entrar a pintar.

  • El recurso del espejo fue una constante en la pintura de los primitivos flamencos como en esta obra de Robert Campin de 1438, San Juan Bautista con donante (perteneciente a un trptico) En este caso, los dos personajes tambin se encuentran en el interior de una habitacin con una ventana sobre el paisaje. Destaca el juego espacial que realiza el autor mediante un espejo convexo que refleja el interior de la habitacin, implicando la mirada del espectador en un camino doble de ida y vuelta.

  • Un efecto similar est presente en la Venus del espejo, el nico desnudo que Velzquez realiz; la cara del personajes es visible, se desvanece en el espejo, ms all de todo realismo. El ngulo del espejo es tan fuerte que "aunque normalmente sea descrita como que se est mirando en l, est de manera desconcertante mirndonos."

  • La influencia de Las Meninas

    El primer seguidor de Velzquez fue sin duda su yerno Jua